Invincible – Capítulo 170 – Batalla de la Ciudad Imperial (2)

(5/5)

Chen Bailu mostró una expresión fea cuando se encontró cara a cara con Xie Puti en el escenario.

¡No esperaba alcanzar el ‘premio mayor’ en la primera ronda, pero no estaba dispuesto a marcharse sin luchar!

Un brillante resplandor de luz verde destelló, procedente del cuerpo de Chen Bailu, y detrás de él surgió una serpiente verde gigante.

Esta serpiente verde gigante tenía un grueso cuerpo circular, pero lo más extraño era el par de alas en su espalda. Era un tipo de Espíritu Marcial de una serpiente variante llamada Serpiente Floreada de Dos Alas.

Sobre la cabeza de la serpiente crecía una vívida corona roja en forma de flor.

Chen Bailu utilizó su Transformación de Alma inmediatamente después de invocar a su Espíritu Marcial en un estallido cegador de luz verde. Dos largas alas verdes brotaron de su espalda y repentinamente dejó escapar un estruendoso rugido. Con un batir de sus alas, se acercó a Xie Puti antes de que uno pudiera siquiera parpadear.

Mientras la gente observaba de cerca la lucha, pudieron ver que los ojos de Chen Bailu brillaban de un rojo escarlata mientras atacaba el pecho de Xie Puti con un golpe. Su puño silbó en el aire, perforando hacia Xie Puti mientras la energía fluctuaba violentamente y estaba acompañada por una extraña niebla verde que salía a borbotones.

El ataque de Chen Bailu llegó tan rápido y tan repentinamente que sorprendió a los que estaban debajo del escenario.

Viendo cómo Xie Puti estaba a punto de ser golpeado por Chen Bailu, muchos dentro de la multitud espectadora tenían sus corazones apretados nerviosamente.

Pero, justo en ese momento, la figura de Xie Puti se desvaneció, desapareciendo justo en frente de Chen Bailu.

Al darse cuenta de que su puño cayó sobre el aire, Chen Bailu se congeló.

“Tu velocidad de ataque es demasiado lenta.” Una voz fría y cínica sonó detrás de Chen Bailu, sorprendiéndolo enormemente. Justo cuando estaba a punto de darse la vuelta, un golpe aterrador de palma golpeó su espalda, extendiendo una temperatura abrasadora desde su espalda al resto de su cuerpo, como si quisiera asar todos sus órganos internos.

Llorando en un dolor espantoso, Chen Bailu fue derribado del escenario.

La gente debajo del escenario vio llamas rojas bailando a cada centímetro del cuerpo de Chen Bailu cuando aterrizó en el piso de la plaza, incinerando cada hilo de su túnica en cenizas.

Gritos desgarradores salían de la garganta de Chen Bailu mientras giraba en el suelo.

La escena hizo que los genios debajo del escenario se pusieran mortalmente pálidos.

Esto también incluyó a Yanggang, quien actualmente tenía una expresión grave porque había afirmado arrogantemente que derrotaría a Xie Puti no hace mucho tiempo.

En este punto del tiempo, varios guardias del Imperio Duanren se adelantaron y arrojaron cubos de hielo sobre Chen Bailu, pero pareció enfurecer las llamas rojas que envolvían su cuerpo, haciéndolos arder más vigorosamente.

Momentos después, el olor a carne carbonizada llenó el aire, intensificando el miedo dentro de cada uno de los genios espectadores.

Huang Xiaolong se mantuvo plácido.

Pero, Cui Li, que estaba sentada a su lado, dijo: “No esperaba que Xie Puti fuera tan salvaje y despiadado. Si alguna vez me encuentro con él, ¿también me convertiría en un cerdo asado debido a su fuego de fénix?” Incluso mostraba una expresión de terror cuando terminó, ambas manos palmeando exageradamente su pecho regordete.

Con sus constantes palmadas, dos orgullosos picos fueron presionados hacia abajo, estirando la tela de su ropa hacia abajo y mostrando claramente el contorno inferior de dos grandes pechos redondeados.

¡Esos pechos tan voluptuosos!

Se escucharon fuertes sonidos de saliva siendo tragada por genios participantes cercanos.

¿Salvaje? ¿Ser asado como un cerdo?

Recogiendo las palabras clave de Cui Li, Huang Xiaolong negó en secreto con la cabeza.

Sin embargo, él permaneció atento. Esta Cui Li podía parecer crédula con su sonrisa dulce y encantadora que se asemeja a un ángel, pero estaba seguro de que no era carente de fuerza en absoluto. Por lo menos, no era tan dulce como se proyectaba en la superficie: era una mujer poderosa.

Hermano Menor Xiaolong, si me encuentro contigo en el escenario, debes tener lástima del sexo débil. Debes ser gentil conmigo ohh ~.” El tono de Cui Li cambió repentinamente, implorando con la voz más suave. Sus ojos chispeantes hicieron eco del mismo sentimiento mientras miraban a Huang Xiaolong, especialmente cuando ella estaba diciendo las palabras ‘ser gentil’.

Una vez más se oyeron sonidos excitados de saliva al tragar.

¿Hermano Menor? Huang Xiaolong miró a Cui Li; esta mujer, sacando temas sin sentido. Francamente hablando, Huang Xiaolong se estaba enojando con ella.

Pero no podía entender, ¿por qué había este repentino ‘interés’ en él?

¿Era simplemente porque él era un Guerrero en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden a los diecisiete años de edad?

“Una vez en el escenario, en mi opinión, todos son mis oponentes.” Huang Xiaolong miró hacia otro lado, dando una respuesta distante.

La dulce sonrisa en la cara de Cui Li no titubeó, y en cambio, se profundizó. “Hermano Menor Xiaolong, ¿qué tipo de mujer te gusta? ¿El tipo suave y gentil, o el tipo lindo y alegre?”

Huang Xiaolong frunció el ceño. Él no respondió ni habló, ignorando por completo a la mujer.

En este momento, la primera ronda de batallas terminó. Xie Puti bajó lentamente del escenario, regresó al mismo lugar y se sentó.

Con la primera ronda de combate terminada, la segunda ronda comenzó con las personas que tenían los números del once al veinte.

Ronda tras ronda comenzó y terminó, y muy pronto, llegó el turno de Huang Xiaolong. El número sesenta y uno al setenta tenía que batallar en el escenario.

Huang Xiaolong se levantó de su asiento y caminó lentamente hacia la plataforma número dos.

De pie frente a Huang Xiaolong, estaba un joven de unos veinticinco años. Tenía la piel extremadamente oscura y una contextura mediana, y tenía media cabeza más corta en comparación con la altura de Huang Xiaolong de 1,80 metros.

¡Reino Mo’er, Bai Shou!

Esta persona era el primer oponente de Huang Xiaolong.

Tal vez se debía a la influencia de Cui Li, pero la mayoría de los genios debajo del escenario estaban viendo la plataforma en la que estaba Huang Xiaolong.

Sus ojos no se apartaban de la figura de Huang Xiaolong.

Después de descubrir que Huang Xiaolong había llegado al pico de la etapa tardía del Décimo Orden a los diecisiete años, su interés y curiosidad hacia él excedían a los de Xie Puti.

Su instinto decía que el chico no era tan simple como parecía en la superficie.

“Este Bai Shou es un Experto Xiantian en el Primer Orden; ¡En mi opinión, Huang Xiaolong será eliminado en la primera ronda!”

“¿El Espíritu Marcial de este Huang Xiaolong es uno de los doce mejores, el Dragón Negro Divino Primordial? ¡Heihei, si eso es cierto, entonces él es la primera persona en la historia que posee un Espíritu Marcial de talento excelente que será eliminado en la primera ronda, sin poder ingresar al Instituto Duanren!”

Genios de varios reinos comenzaron a ridiculizar y a burlarse de Huang Xiaolong.

Al escuchar estos insultos, las delicadas cejas de Cui Li se arrugaron levemente mientras miraba severamente a aquellos genios que pronunciaban palabras burlonas. Como resultado, esos genios estaban tan ‘asustados’ que rápidamente bajaron la voz.

En el escenario de batalla, Bai Shou estaba de pie con las manos juntas a la espalda. Mirando a Huang Xiaolong, Bai Shou negó con la cabeza con una sonrisa en su rostro. “No esperaba que mi primer oponente fueras tú. Eres ese Huang Xiaolong, ¿verdad? ¡Invoca a tu Espíritu Marcial de talento excelente, el Dragón Negro Divino Primordial, y tal vez después de usar tu Transformación de Alma serás elegible para recibir un ataque de mi parte!”

Un experto en el Reino Xiantian era realmente diferente en comparación con un guerrero del Reino Houtian, existía una pared insuperable. Independientemente del hecho de que poseía un espíritu marcial de talento excelente, a los ojos de Bai Shou, Huang Xiaolong nunca podría ser su oponente.

Huang Xiaolong permaneció calmado, no se escuchó un rastro de ira en su voz cuando dijo: “Contra ti, no es necesario.”

Bai Shou se quedó atónito por un segundo, luego estalló en carcajadas. “Como no valoras la oportunidad que te di, no seré misericordioso.” Después de que terminó de decir eso, Bai Shou no convocó a su Espíritu Marcial, en lugar de eso dio un paso hacia adelante ligeramente y toda su persona pareció flotar hacia Huang Xiaolong. “¡Esta es una Habilidad de Batalla de grado medio de rango tierra, el Paso de la Persecución del Viento!”

“Esta habilidad de Paso de la Persecución del Viento ha desaparecido hace muchos años. ¿Cómo sabe Bai Shou esa habilidad?”

“Según los rumores, el Paso de la Persecución del Viento es muy extraño, y su patrón de ataque es impredecible. ¡Es casi imposible defenderse, y no mucha gente puede romper esta habilidad!”

Debajo del escenario, resonaban gritos de sorpresa y exclamación.

El corazón de Cui Li se tensó inexplicablemente.

Una luz parpadeó en los ojos de Xie Puti mientras observaba a Bai Shou mostrando el Paso de la Persecución del Viento, mientras que Yanggang se burlaba. Estaba deseando ver cómo recibiría Huang Xiaolong el ataque de Bai Shou.

En un abrir y cerrar de ojos, Bai Shou había llegado frente a Huang Xiaolong.

“¡Palma Rompehielos!”

Una luz cruel brilló y revoloteó rápidamente en los ojos de Bai Shou mientras ambas palmas apuntaban a golpear el pecho de Huang Xiaolong. Quería que Huang Xiaolong fuera derrotado miserablemente en un movimiento. Pensando que podía hacer que la persona que tenía delante, que poseía un Espíritu Marcial de Grado Doce superior, perdiera, la emoción corría por sus venas.

Por fin, la huella de palma de Bai Shou se estrelló contra el pecho de Huang Xiaolong.

¡Bang! Una fuerte explosión resonó en el escenario.

4 thoughts on “Invincible – Capítulo 170 – Batalla de la Ciudad Imperial (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s