Invincible – Capítulo 167 – ¡Comienza la Batalla de la Ciudad Imperial!

(2/5)

Zhao Wuji estaba tan perplejo como el Joven Noble Descorazonado, Yao Fei. Sabía que la familia a la que pertenecía Yao Fei era muy buena: la red de inteligencia de la Familia Yao se extendía por todo el Imperio Duanren y era conocida como una entidad omnisciente, ¡pero no habían podido encontrar ninguna información sobre la identidad de esas dos personas!

“¡¿Estas dos personas no son del Imperio Duanren?!” Zhao Wuji repentinamente pensó en una posibilidad y las palabras volaron directamente de su boca.

Solo esta explicación podría justificar el motivo del fracaso.

Los ojos del Joven Noble Descorazonado, Yao Fei, parpadeaban a través de las posibilidades.

“¿Joven Maestro…?” Inquirieron los guardias.

“No tengo nada más que pedirles que hagan en este momento, retírate.” Yao Fei hizo un gesto con la mano para alejar al guardia. “¡Sí, Joven Maestro!” Respondió el guardia mientras se inclinaba y luego salía de la habitación.

Al mismo tiempo, en la habitación privada número tres, el dueño del restaurante estaba sirviendo cuidadosamente los platillos en la mesa él mismo. Solo después de que Huang Xiaolong y el resto abrieron las jarras de vino, las probaron y pronunciaron unas palabras de elogio, el dueño del restaurante salió de la habitación.

Huang Xiaolong, Zhao Shu, Yu Ming y Fei Hou brindaron cuando el aroma del vino fragante llenó la habitación.

De la introducción proporcionada por el propietario, el vino se llamaba Vino Belleza Seductora. A medida que el líquido se deslizaba por la garganta, recordaba el sabor de una hermosa mujer, cada gusto era diferente pero también similar.

Al probar el primer sorbo, Huang Xiaolong decidió que le gustaba mucho el vino.

Era comparablemente mejor que el Vino Ardiente o el Vino de la Luna Nieve; aunque ambos vinos no estaban mal, se sentía un poco monótono beberlos todo el tiempo.

El grupo de Huang Xiaolong dejó el Restaurante Intoxicación Inolvidable después de dos horas. Tal como estaba, Huang Xiaolong actualmente no tenía mucho en su anillo espacial aparte de un poco de vino.

Si Ren Wokuang supiese que Huang Xiaolong usaba el Anillo de Asura principalmente para almacenar vino, uno solo se podría imaginar cómo reaccionaría.

Dejando atrás el restaurante, el grupo de Huang Xiaolong encontró una posada llamada Anhelo Solitario. Decidieron quedarse allí, alquilaron cuatro habitaciones y fueron a descansar un poco.

El lugar de la competencia marcial de la Batalla de la Ciudad Imperial iba a ser en la plaza frente al Palacio Imperial dentro de diez días, y la Posada del Anhelo Solitario que habían elegido no estaba muy lejos.

Mientras Huang Xiaolong y el resto descansaban dentro de la posada, dentro del laberinto del Palacio Imperial, y en un profundo palacio subterráneo, estaba sentado un hombre de mediana edad que llevaba una túnica de dragón. El hombre de mediana edad no era ni alto ni delgado, y había una clara huella de carácter entre sus cejas. ¡Si uno mirara cuidadosamente, encontrarían que esta huella de un solo carácter era en realidad una pequeña espada rota!

“¡Su Alteza Imperial!” En este momento, un anciano vestido con las túnicas oficiales del Palacio Imperial entró en el palacio subterráneo, respetuosamente inclinándose ante el hombre que estaba sentado.

¡Su Alteza Imperial!

¡Este hombre de mediana edad era el Emperador Duanren!

En todo el Imperio Duanren, la única persona que podía ser recibida con el título ‘Su Alteza Imperial’ era el Emperador Duanren.

“Levántate”. Duanren Emperador habló. Su voz era suave y ligera, sin embargo, contenía una majestad insuperable.

“¡Muy agradecido, Su Alteza Imperial!” Respondió el Anciano con la túnica oficial en un tono humilde y respetuoso; solo entonces el Anciano se puso de pie. “Su Alteza Imperial, Xie Puti, Yanggang, Pang Yu, Cui Li, Dāishānnī, y Huang Xiaolong… estas seis personas han llegado a la Ciudad Imperial.”

Estos seis eran los individuos talentosos que participarían en la Batalla de la Ciudad Imperial de este año, genios que poseían Espíritus Marciales de talento excelente. Cada año, los participantes con Espíritus Marciales de talento excelente recibirían una atención especial.

El Emperador Duanren asintió. “Cheng Jian, según usted, ¿cuál de estos seis será el campeón de este año?”

El anciano con la túnica oficial, Cheng Jian, habló seriamente. “¡Muy probablemente, Xie Puti!”

El Emperador Duanren asintió. “De la misma manera, estoy de acuerdo.” Sin embargo, su tono cambió repentinamente. “Pero, ese Huang Xiaolong, dile a Wuya que le preste más atención.”

“¡¿Huang Xiaolong?!” Cheng Jian estaba sorprendido.

Por lo que él sabía, entre estas seis personas que poseían Espíritus Marciales de talento excelente, solo este Huang Xiaolong era un Guerrero Houtian en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden, mientras que los otros cinco habían ingresado al Primer Orden del Reino Xiantian o superior.

Este Huang Xiaolong podría tener un Espíritu Marcial de Grado Doce superior, pero su fuerza era limitada en este momento. Si él podía entrar entre los diez primeros era cuestionable, ¿sin embargo, el Emperador realmente quería que prestaran atención a Huang Xiaolong?

Mientras estos pensamientos nadaban en la mente de Cheng Jian, el Emperador Duanren dijo. “Huang Xiaolong puede no ser un Guerrero Xiantian, pero su fuerza no es débil. ¡Una vez derrotó a un Anciano de la Academia de la Estrella Cósmica, un Experto Xiantian de Primer Orden! ¡Entrar en el top diez no será un problema para Huang Xiaolong, y no lo olvides, solo tiene diecisiete años!”

“Sí, Su Alteza Imperial, este ministro sabe qué hacer.” Respondió Cheng Jian respetuosamente.

“En, puedes retirarte.” El Emperador Duanren dijo: “En cuanto a asuntos relacionados con nuestra Batalla de la Ciudad Imperial, ven a informarme en cualquier momento.”

Cheng Jiang reconoció la orden respetuosamente y saludó adecuadamente antes de retirarse de la habitación.

Huang Xiaolong, por otro lado, no visitó a Zhao Shu ni a ninguna otra persona después de alojarse en la Posada del Anhelo Solitario. En cambio, activó el Anillo de la Vinculación Divina, ingresando al antiguo campo de batalla para cultivar.

Huang Xiaolong reanudó su intento de practicar las Tácticas de Asura y la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico simultáneamente. A medida que persistía en sus intentos, el flujo de fuerza interna y qi de batalla se hizo más suave con cada ronda de práctica.

Al intentar combinar el qi de batalla y la práctica de la fuerza interna, Huang Xiaolong comenzó a practicar el quinto movimiento de la Habilidad de la Espada Asura: Flor de la otra Orilla.

Huang Xiaolong había alcanzado una gran finalización en el cuarto movimiento de la Habilidad de la Espada Asura: Estado del Relámpago Abundante. Lo único que le faltaba ahora era un qi de batalla más poderoso. A medida que se volvía más fuerte, el poder de ataque de cada movimiento se multiplicaba paralelamente a su fuerza.

Huang Xiaolong estudió la descripción y la ruta del qi de batalla requeridas para realizar el quinto movimiento, Flor de la otra Orilla, a partir del fragmento de nota y luego la guardó en su memoria. Parado en el antiguo campo de batalla, los Sables de Asura se balancearon.

Cuando ambos sables se balancearon, múltiples rayos de brillantes haces de espada giraron en el aire, reuniéndose en dos flores violáceas oscuras, el color exacto del qi de batalla del inframundo de Huang Xiaolong.

Dos flores violáceas oscuras florecieron mientras giraban constantemente en el aire, vibrantes y vívidas.

Girando en flor, las dos flores flotaban en un radio de treinta metros frente a Huang Xiaolong, sin más acciones. Sin previo aviso, ambas flores desaparecieron, seguidas por un estruendo que llegaba de cien metros al frente, donde dos enormes rocas se convirtieron en polvo.

Huang Xiaolong cerró los ojos, imaginando el ataque y el flujo de su qi de batalla. Según la descripción de la nota, las dos flores se llamaban flores de la otra orilla.

Flor de la otra Orilla, en plena floración en el otro lado, tan lejos pero tan cerca, tan cerca y tan lejos. Sus ataques eran impredecibles, haciendo que el oponente sufriera una presión excesiva para defenderse de ellas. ¡Cuando la flor de la otra orilla desaparecía del otro lado, le quitaba la vida al oponente en un solo ataque!

Diez días llegaron y se fueron.

Huang Xiaolong casi podía circular su qi de batalla y su fuerza interna simultáneamente sin ninguna resistencia durante la práctica, y el quinto movimiento de la Habilidad de la Espada Asura tuvo un gran progreso.

Durante el ataque, a medida que las flores florecían, el tiempo de duración se podía acortar, pero al mismo tiempo, el poder de ataque era más fuerte. De vez en cuando, mientras practicaba Flor de la otra Orilla, Huang Xiaolong la mezclaba con la Tempestad del Infierno, las Lágrimas de Asura, la Ira del Rey del Inframundo y el Estado de Relámpagos Abundantes, haciendo todo lo posible para combinar estos cuatro movimientos.

Por ahora, Huang Xiaolong había combinado con éxito Tempestad del Infierno y Lágrimas de Asura, y la escala de potencia del ataque había aumentado significativamente.

Con su práctica diligente, el cultivo de qi de batalla de Huang Xiaolong había avanzado un poco más durante estos diez días.

Después de tomar un Dan Espiritual de Grado Cuatro y una Perla del Dragón de Fuego, además de absorber la energía espiritual en el antiguo campo de batalla, la fuerza de Huang Xiaolong aumentaba todos los días.

¡Diez días habían pasado, y el día de la Batalla de la Ciudad Imperial había llegado!

Al salir la luz de la mañana, se sintió como si toda la Ciudad Imperial se emocionara. Un mar de gente se podía ver en las calles en todas direcciones.

Esta época del año se había convertido en una gran ocasión para la Ciudad Imperial del Imperio Duanren. Los sujetos comunes que residían dentro de la Ciudad Imperial también irían a ver la batalla.

Huang Xiaolong salió de su habitación y vio que Zhao Shu, Yu Ming y Fei Hou ya lo estaban esperando.

“¡Soberano!” Al ver a Huang Xiaolong, los tres salieron rápidamente.

Huang Xiaolong asintió, respiró hondo y dijo: “Vamos a la Plaza Duanren de la Ciudad Imperial.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s