RTW – Capítulo 203 – Casa

(4/6)

El mar era como una tierra azul, solo que más plana.

Si Maggie hubiera estado allí, estaría piando constantemente y también podría preguntarle qué tan lejos estaba de la isla, hoy en día, el único sonido que se escuchaba era el de las olas rompiendo contra los costados del barco. Aunque escuchar esto durante mucho tiempo se volvía tedioso, para la tripulación, en realidad fue un golpe de suerte, significaba que hoy era un día bueno para la navegación.

Oh, ahora hay otro, pensó Ashes. Bajo la presión de un pie, el viejo tablero de teca emitió un ligero chirrido, diciéndole que alguien venía.

“No esperaba que en realidad vivieras en un lugar como la Isla Durmiente.” Un Anciano de cabello blanco se puso de costado, con las manos apoyadas en la barandilla. “Ese lugar, aunque se ve muy bien, una vez que llega la marea, la mayor parte de la tierra es inundada por el mar, no es adecuada para un asentamiento. ¿Por qué no vivir en la Bahía de la Luna Creciente? Es la segunda isla más grande de los Fiordos, todavía hay muchos espacios deshabitados allí.”

Jack Un Ojo, el Capitán de ‘la Encantadora Belleza’, como su nombre lo indicaba, tenía una venda en los ojos que ocultaba por completo su ojo izquierdo. También era uno de los pocos capitanes que estaban dispuestos a transportar mercancías para las brujas, a pesar de que las personas en los fiordos no odiaban a las brujas, a diferencia de los habitantes del continente, tampoco les encantaba tratar con extraños.

“No todos están dispuestos a tratar con brujas como tú lo haces.” Ashes sonrió. “El mar ciertamente inundará la Isla Durmiente, pero es precisamente por eso, que como la tercera isla más grande de los Fiordos, sigue siendo una isla desierta.”

“La tercera isla más grande no significa que también ofrezca la tercera área habitable más grande.” El Capitán Jack simplemente se encogió de hombros. “Si no puedes vivir en él, su tamaño no importa, por ejemplo, la Isla de la Llama Ardiente.”

“Lo que las brujas hacen mejor, es alterar la naturaleza.” Dijo con seriedad. “Además, ahora que la isla se ha convertido en nuestro hogar. Mientras no tengamos que enfrentar la supresión de la Iglesia, podemos crear un mundo completamente diferente allí, un… ‘Nuevo Mundo’.” Se detuvo por un momento. “¿Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que estuviste en la Isla Durmiente?”

El Capitán se quitó el sombrero y se rascó la parte posterior de la cabeza. “Ha pasado casi un mes. La última vez tuve que entregar un lote de brujas y un almacén lleno de perla de arroz. A decir verdad, cuando vieron al grupo de mujeres jóvenes retozando en el barco, la expresión en los rostros de mis marineros era demasiado absurda. Ya sabes lo difícil que es para una joven navegar sobre el mar, son similares a un volcán que puede entrar en erupción en cualquier momento, pero afortunadamente ellos no pueden beber. De lo contrario, mi querido barco podría haberse encontrado con un desastre.”

Ashes automáticamente ignoró la segunda mitad de sus palabras. “Un mes es tiempo suficiente para hacer cambios radicales, Capitán. Apuesto a que cuando vuelva a ver la Isla Durmiente, será bastante diferente de la isla que recuerda.”

“¿Es eso así?” Jack silbó. “Entonces lo esperaré… Espera un momento, ¿qué es eso?” Se inclinó sobre el costado del barco, tratando de mirar hacia adelante. “¡Mono! ¡Hay algo delante del mástil!”

El marinero, conocido como Mono, usó sus manos y pies para subir ágilmente al nido de cuervos en la parte superior del mástil, y luego levantó el espejo de observación. “¡Capitán, debería ser una isla!

“¿Isla? ¿Qué tonterías estás diciendo?” El Capitán sacó su brújula y la miró-” Todavía no estamos cerca de la Isla Durmiente, pero a excepción de eso, ¿qué otra isla podría ser?”

“Pero realmente es una isla, Capitán, ¡lo juro!”

“Para mí, tu voto es tan útil como un pedo, déjame echar un vistazo.” Dijo Jack, quitándose el sombrero.

“No, no, Capitán, no venga aquí arriba, el viento es muy fuerte.” después de observar durante un rato, Mono continuó. “¡Por los Tres Dioses!” Gritó incrédulo. “¡Sé lo que es, realmente es la Isla Durmiente! ¡Se ha vuelto más alta!”

La Encantadora Belleza se acercó lentamente al muelle de la Isla Durmiente, y el barquero apenas podía creer lo que veía.

La isla elevada era similar a una pequeña montaña que se destacaba sobre el nivel del mar. La pared de la montaña era perfectamente recta y escarpada, distanciando la parte superior de ella por lo menos a varios pies del nivel del mar.

Ashes, que había llegado a la isla por primera vez, mostró una reacción mucho más tranquila que la mayoría de las otras personas, lo que a los ojos del Capitán Jack era el verdadero símbolo de calma y confianza en sí mismo.

“Tú ganas.” Suspiró. “Nunca esperé que pudieran hacer que una isla se levantara. No es sorprendente que el grupo de locos en la Iglesia odie a sus brujas después de todo, sus habilidades les hacen casi comparable a los dioses.”

Tío Jack, no es como dijiste, que la isla se ha levantado.” Dijo una niña que estaba parada en el muelle para darles la bienvenida. “Acabamos de construir un ‘muro’ alrededor de la Isla Durmiente, si esperas un momento, puedes venir con nosotros y echar un vistazo para entenderlo.” Terminó de hablar, se volvió hacia Ashes e inclinó la cabeza en modo de saludo. “Finalmente has regresado, la Señorita Tilly ha estado hablando de ti durante mucho tiempo.”

Ashes le tocó la cabeza. “No necesitas ser tan educada, Molly. Tendré que molestarte con llevar mis cosas.”

“Déjamelo a mí.” Dijo la niña, dándose palmaditas en el pecho.

Después de que los marineros habían movido el grano de la bodega de carga al muelle, Molly convocó a su sirviente mágico, una esfera azul clara con dos brazos que podía transformarse a voluntad. Cogió una docena de bolsas de grano con su brazo. Poco después, el brazo se convirtió en una red, y fue agarrado firmemente por el otro brazo mientras la esfera flotaba en el aire. Luego, ella dijo con orgullo: “Vámonos.”

“Oh, esa es realmente una habilidad útil.” El capitán golpeó su puño en la palma de su mano. “Hombres, ¿lo han visto? Un trabajo para el que tantos de ustedes se necesitan, fue hecho por una niña pequeña.”

El muelle construido de la Isla llegaba a la mitad de la altura de la pared, si alguna vez quisieran subir a la cima y entrar a la isla, todo el grupo de personas tendría que subir la escalinata que rodeaba la pared. Ashes comprendió al instante la idea detrás de ‘construir un muro que rodea la isla’.

En lugar de elevar la isla, habían levantado el contorno de la isla, convirtiendo toda la Isla Durmiente en una cuenca rodeada por un borde grueso. Y este borde, que rodeaba la isla, era el llamado muro del que Molly había hablado. En el lado interior de la pared, habían muchas escaleras que bajaban por ella y debajo de ellas se encontraba la Isla Durmiente.

“Esto… es increíble.” El Capitán Jack chasqueó los labios. “Has convertido esta isla en una ciudad, imagínate cómo se vería con la marea alta, dios mío, estarían viviendo bajo el nivel del mar.”

Al llegar al centro de la isla, encontraron todo tipo de casas. A diferencia de las casas tradicionales de madera o ladrillo, estos edificios se parecían a las paredes, como si acabaran de salir de la tierra, fusionando el cuerpo de la casa con el suelo.

No había duda de que, junto con la pared, contaban como obras maestras de Lotus.

Hermana Ashes, la casa en el extremo más al norte es el palacio de la Señorita Tilly, llevaré al capitán conmigo para completar la entrega, no es necesario que vengas para esto, lo mejor sería si primero vas a ver a la Señorita.” La pequeña niña estiró su mano en la dirección del camino.

Ashes asintió y se despidió de los dos, siguiendo rápidamente el camino hacia el norte. En el camino vio muchas caras conocidas, todas se inclinaron en señal de saludo o la saludaron con una sonrisa. La tierra natal de las brujas, la palabra se hizo más y más brillante dentro del corazón de Ashes, llenando todo su cuerpo con fuerza.

“De hecho, como dijiste.” Molly no pudo ocultar su sonrisa. “Debido a esto, también tenemos dos muelles, uno en el fondo del océano y uno al nivel del mar. Por supuesto, también puedes decir que uno está al nivel del mar y el otro está en el aire.”

El fundador de la tierra natal era Tilly Wimbledon, la Reina de las Brujas.

Y a diferencia del Palacio Real, su espaciosa casa no tenía guardias, y tampoco había cerraduras en las puertas. Permitiendo que Ashes caminara a través del vestíbulo y entrara directamente en el salón, solo para ver a un familiar detrás de ella.

Caminó en silencio de puntillas hasta detrás de su contraparte y vendó los ojos de la mujer de pelo gris con las manos.

“Te percibí tan pronto como llegaste a la puerta.” El otro lado rió. “No olvides cómo te escogí desde la multitud para empezar.”

Los extraordinarios tenían la capacidad de sentir la magia en otros, y entre dos extraordinarios este sentimiento era aún más fuerte. Esto era porque su magia estaba conectada entre sí, como un collar invisible, conectando firmemente a Tilly y a ella.

“He vuelto.” Dijo Ashes en voz baja.

“En.” Respondió Tilly alegremente. “Bienvenido a casa.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s