Invincible – Capítulo 161 – Sin Escapatoria para Huang Xiaolong

(2/6)

“Así es”. La admisión de Huang Xiaolong fue distante.

Sun Qing se estremeció al oír esto. Frente a los guardias y el Mayordomo Liu Wen, Sun Qing repentinamente cayó de rodillas. “¡Este pequeño merece la muerte! ¡Fue por un momento de confusión, y no me di cuenta de que era el Joven Maestro Huang! ¡Debería morir! ¡Debería morir!” Empezaba a hablar incoherentemente, incapaz de decir una oración adecuada.

Mientras continuaba, Sun Qing se golpeó ferozmente el lado izquierdo de su propia cara.

Momentos después, la sangre corría por la esquina de su boca.

Los guardias de la Mansión del Castellano estaban estupefactos viendo lo que sucedía con el Castellano Sun Qing.

¡¿Joven Maestro Huang?!

Todos los guardias y el Mayordomo Liu Wen miraron a Huang Xiaolong.

Sin embargo, ninguno de ellos pudo reconocer quién era Huang Xiaolong. ¡Aun así, la reacción de su Castellano explicó lo suficiente como para decirles que estaban en un gran problema!

Liu Wen y el resto de los guardias se arrodillaron rápidamente como Sun Qing, sin atreverse siquiera a respirar ruidosamente.

Huang Xiaolong miró a Sun Qing arrodillado en el suelo y dijo: “No estás equivocado, ponte de pie.”

Solo entonces Sun Qing dejó de castigarse a sí mismo, agradeció a Huang Xiaolong profusamente antes de levantarse.

“Todos ustedes regresen ahora, solo estoy pasando por este lugar y no quiero llamar la atención”. Huang Xiaolong habló.

“¡Sí, sí, Joven Maestro Huang!” Sun Qing asintió vigorosamente con la cabeza, luego se inclinó ante Huang Xiaolong y se apresuró a salir. Todos los guardias de la Mansión del Castellano rápidamente lo siguieron con inquietud en sus caras.

La noche estaba tranquila nuevamente.

El amanecer iluminó gradualmente el cielo, y el grupo de cuatro de Huang Xiaolong salió de la Ciudad del Acantilado Meridional, cruzó la frontera del Reino Luo Tong y entró en el Reino Baolong.

Al ingresar a la tierra del Reino Baolong, Huang Xiaolong, Zhao Shu, Yu Ming y Fei Hou no perdieron el tiempo y se dirigieron directamente a la sede de la Secta Gran Espada.

En el camino, Fei Hou le explicó las ‘conexiones’ a Zhao Shu y Yu Ming entre Huang Xiaolong y Secta Gran Espada, la Familia Marcial Ning y el Pabellón de Nubes Claras.

El Condado del Dragón Violento estaba ubicado en el punto más al norte del Reino Baolong, y estaba lleno de colinas serpenteantes y montañas. Encima de esta cordillera se levantaba un enorme edificio parecido a un palacio. Esta era la sede de una de las sectas prominentes del Reino Baolong: la Secta Gran Espada.

Salón principal de la sede de la Secta Gran Espada.

Yu Chen estaba escuchando un informe de un discípulo sobre asuntos en la Ciudad del Acantilado Meridional, y después de eso, preguntó: “Wei Xiaodong realmente fue asesinado, ¿cuál es la opinión de todos sobre esto?”

Wei Xiaodong era uno de los discípulos principales de la Secta Gran Espada, y esta vez fue el propio Yu Chen el que lo envió a la Ciudad del Acantilado Meridional. No esperaba que Wei Xiaodong encontraría su final allí, junto con todos los demás discípulos de la Secta Gran Espada que también fueron asesinados.

“Según el informe, la persona que salvó a Sun Lin era un joven de unos diecisiete o dieciocho años, y había cuatro en total en su grupo. El Castellano Sun se refirió a él como ‘Joven Maestro Huang’ con gran respeto. ¿Podría ese Joven Maestro Huang ser Huang Xiaolong?” En el asiento principal, la voz hosca de Lin Zhiren preguntó.

Alguien que podría despertar el temor de Castellano Sun con el apellido Huang, y junto con la descripción de esa persona, no fue difícil adivinar la identidad de Huang Xiaolong.

“Debería ser Huang Xiaolong. Ganó el campeonato general de la Academia Estrella Cósmica y probablemente viaje al Imperio Duanren para participar en la Batalla de la Ciudad Imperial. Lo más probable es que estuviera cruzando la Ciudad del Acantilado Meridional en el camino.” El Anciano de la Secta Gran Espada estuvo de acuerdo.

Huang Xiaolong quiere dirigirse al Imperio Duanren para participar en la Batalla de la Ciudad Imperial, pero debe viajar a través de nuestro Reino Baolong. En mi opinión, pasará por el territorio de nuestra Secta Gran Espada dentro de uno o dos meses. ¡Antiguo Líder de la Secta, en ese momento deberíamos asediar y matar a Huang Xiaolong!” Sugirió otro Anciano de la Secta Gran Espada.

“¡Así es, Antiguo Líder de Secta, esta vez debemos matar a Huang Xiaolong! De lo contrario, si se le permite crecer, ese monstruo irrumpirá en el Reino Xiantian dentro de los próximos dos años. ¡Una vez que haya entrado en el Reino Xiantian, será difícil para nuestra Secta Gran Espada aniquilarlo en ese momento!”

“Y esta vez, no tendrá al Mariscal Haotian protegiéndolo, solo que Fei Hou está a su lado. ¡Esta es una oportunidad de oro!”

Los Ancianos de la Secta Gran Espada expresaron sus opiniones.

La mirada de Yu Chen se agudizó. Levantó su mano para callar a los Ancianos, y cuando todos se calmaron, su voz fría sonó. “¡Pasen mi orden, todos los discípulos de la Secta Gran Espada se deben movilizar, y replantear las posibles rutas que podría tomar Huang Xiaolong – ¡córtenlas!”

Todos los discípulos de la Secta Gran Espada se movilizaron; ¡esta vez, Huang Xiaolong no podría escapar!

“¡Sí, Antiguo Líder de Secta!” Los Ancianos de la Secta Gran Espada respondieron.

Sin embargo, se escucharon varios aullidos dolorosos cuando se vio a los discípulos de la Secta Gran Espada volando hacia el salón principal.

Todos en el enorme salón se sobresaltaron y miraron rápidamente.

“¡Huang Xiaolong!” Los ojos de Yu Chen se entrecerraron y él saltó de su asiento. Lin Zhiren y los Ancianos también se levantaron de sus asientos.

“¡Huang Xiaolong, no esperaba que tuvieras las agallas para entrar en la sede de mi Secta Gran Espada!” Yu Chen salió lentamente del salón principal, y paso a paso, estaba liberando su qi de batalla mientras su mirada se cerraba en Huang Xiaolong.

Los Ancianos se dispersaron en el enorme salón, rodeando al grupo de cuatro de Huang Xiaolong en el medio.

Repentinamente, el sonido de una campana cortó la tensa atmósfera.

En ese momento, todos los discípulos de la Secta Gran Espada se precipitaron al salón principal.

Cien mil discípulos de la Secta Gran Espada llegaron silbando por el aire.

En poco tiempo, llegaron los cien mil discípulos, bloqueando todas las salidas del salón principal hasta un punto donde ni siquiera se podía filtrar el agua.

Lin Zhiren miró a Huang Xiaolong y se burló fríamente. “¡¿Huang Xiaolong, quiero ver cómo vas a correr esta vez?!”

“¿Correr?” Huang Xiaolong mostró indiferencia. “¿Quién dijo que quería correr?”

Yu Chen rápidamente echó un vistazo a las cuatro personas al lado de Huang Xiaolong. Al final, sus ojos se posaron en el cuerpo de Zhao Shu y Yu Ming. Él estaba lleno de dudas; ¿Podrían estas dos personas ser la carta de triunfo de Huang Xiaolong?

Tanto Zhao Shu como Yu Ming tenían su aura escondida. Por supuesto, Yu Chen no podía decir sus niveles de cultivación con su lastimoso nivel de fuerza.

Huang Xiaolong, ¿crees que solo los cuatro pueden ir en contra de la totalidad de mis discípulos de la Secta Gran Espada?” Lin Zhiren sonrió engreído, y miró por encima de las cuatro caras. “¿Crees que tienes un experto en el Reino Santo entre ustedes?”

Confiando en el poder de una persona para exterminar una secta prominente de un reino, solo un experto en el Reino Santo tenía la habilidad de hacerlo.

Pero, justo cuando la voz de Lin Zhiren terminó, Zhao Shu extendió la mano e hizo una acción de torsión. A lo largo de cientos de metros de distancia, incontables sombras de gigantescas manos se veían agarrando a Lin Zhiren, levantándolo en el aire.

Un aura devastadora estalló desde Zhao Shu.

El clima dentro de los cinco mil kilómetros de la sede de la Secta Gran Espada cambió cuando los cielos azules se oscurecieron sombríamente y los rayos comenzaron a caer simultáneamente. Una presión abrumadora se cerró en cada esquina de la sede de la Secta Gran Espada.

Lin Zhiren, Yu Chen, y los Ancianos de la Secta Gran Espada estaban cayendo como peces fuera del agua bajo la presión. Sus ojos sobresalían de sus órbitas, y sus bocas estaban abiertas como si estuvieran a punto de tomar su último aliento en cualquier momento.

¡Toda la energía espiritual dentro de esos cinco mil kilómetros se disipó!

“Santo… ¡Experto en el Reino Santo!” Lin Zhiren estaba asustado, temblando de los pies a la cabeza. Su garganta se movió con mucha dificultad para pronunciar esas palabras.

¡Experto en el Reino Santo!

Solo un experto en el Reino Santo podría liberar una presión tan aterradora. Solo un experto en el Reino Santo podría ignorar la distancia de espacio para controlar a un experto Xiantian como Lin Zhiren.

Solo un experto en el Reino Santo podría manipular la ley del espacio para controlar ciertas áreas espaciales.

Los fríos ojos de Zhao Shu miraron a Lin Zhiren y una inmensa presión barrió el espacio. El cuello de Lin Zhiren se rompió justo en frente de los ojos de todos. Después de eso, su cuerpo fue liberado y cayó al suelo sin fuerzas.

¡Un experto Xiantian murió!

Zhao Shu se giró, mirando a Yu Chen y los demás de la Secta Gran Espada.

Ma, Mayor, misericordia, misericordia, ¡ah!” El miedo y el pánico deformaron la cara de Yu Chen mientras suplicaba.

Zhao Shu resopló, y repentinamente Yu Chen escupió sangre de su boca como si le hubiera dado un fuerte golpe, y así, cayó al suelo. Fue entonces cuando los Ancianos de la Secta Gran Espada se dieron cuenta de que había una herida profundamente arraigada en el pecho de Yu Chen, pero nadie sabía cuándo se la habían hecho.

En un abrir y cerrar de ojos, Lin Zhiren y Yu Chen, dos de los expertos Xiantian más poderosos de la Secta Gran Espada, habían caído.

Una atmósfera plagada de muerte se extendió por todo el espacio circundante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s