ATG – Capítulo 907 – Espada del Diablo, Poder del Profundo Divino

(7/16)

Aunque Xuanyuan Wentian fue uno de los Cuatro Maestros Sagrados del Continente Profundo Cielo, cuando era joven, era una persona con talento mediocre.

Además, en un lugar como la Poderosa Región de la Espada Celestial, su aptitud ni siquiera podía considerarse mediocre. Si no fuera por el apellido ‘Xuanyuan’ que tenía, habría sido expulsado de la Poderosa Región de la Espada Celestial como el progenitor de la Villa de la Espada Celestial debido a su mala aptitud.

El Continente Profundo Cielo era un mundo donde el reino profundo tenía la supremacía y un lugar como Poderosa Región de la Espada Celestial incluso tenía una clara distinción de niveles… Niveles de fuerza profunda, representaban las posiciones absolutas dentro del lugar. No fue expulsado debido a la línea de sangre Xuanyuan que corría por sus venas, pero de manera similar porque llevaba la línea de sangre Xuanyuan, su aptitud se había convertido en la vergüenza de la Familia Xuanyuan. En la Poderosa Región de la Espada Celestial, se enfrentó a innumerables miradas frías, ridículo, desprecio, humillación e incluso sus padres biológicos estaban completamente decepcionados de él, haciendo vista ciega de él. Tenía seis hermanos biológicos, pero ninguno de ellos solía darle otra mirada.

Había soportado demasiado desprecio y humillación y había sumado el odio que albergaba hacia sí mismo, en un día en particular, finalmente estalló completamente. Como el despertar de un demonio, su ansia de poder aumentó frenéticamente…

¿Talento mediocre? Luego lo compensaría con desesperación… Otros cultivaban durante ocho horas todos los días, mientras que él cultivaba durante dieciséis horas e incluso hasta veinte horas al día. Para obtener aún más recursos de entrenamiento, recurrió a todos los medios posibles e incluso dañó maliciosamente a un miembro del clan tras otro en secreto… incluidos dos de sus hermanos.

Cuando su fuerza aumento rápidamente, superando a más y más personas de la misma edad, comenzó a ser reconocido, alabado e incluso adulado por algunas personas. La diferencia entre el cielo y la tierra en el trato entre los débiles y los fuertes había llevado su búsqueda de poder a extremos aún más grandes y las acciones en su búsqueda de fuerza se volvieron aún más salvajes y más inescrupulosas. El día en que finalmente llegó a la cima de la Región de la Espada y se convirtió en el Maestro de la Espada, cambió su nombre a ‘Xuanyuan Wentian’.

Que un día desafiaría los cielos, era el significado detrás del nombre.

Debido a que ya no podía reprimir el deseo de poder en su corazón, especialmente cuando descubrió la existencia del Reino Divino en los registros antiguos, incluso se había vuelto como un demonio en su búsqueda de ese mundo.

Para convertirse en el Maestro de la Espada Xuanyuan, asesinó a su propio hermano mayor.

Para la Espada Divina del Pecado Celestial, el corrió el riesgo de ser sancionado por los otros tres Terrenos Sagrados, exterminando a la enorme Familia Real de la Noche Eterna.

Para liberar el sello de la espada del diablo, atravesó todo el Continente Profundo Cielo, utilizando varios cientos de años para buscar innumerables objetos místicos y piedras místicas… Para la sangre diabólica, selló el alma de Ye Mufeng y persiguió la reencarnación de Ye Huang… Para el día de la Alineación de las Trece Estrellas, esperó amargamente durante mil años… Para el Espejo de Samsara, planeó y utilizó a los otros Terrenos Sagrados para lanzar un ataque combinado al Reino Demonio Ilusorio… Para el sello final de la Espada del Diablo, conspiró contra todo el Continente Profundo Cielo.

Finalmente, debido a un pequeño error de cálculo, rechinó los dientes y abandonó su propio cuerpo y línea de sangre.

Finalmente, ganó el poder que tenía hoy y realmente tenía el mundo a su alcance.

La tenacidad, la obsesión, la paciencia, el ingenio, la malicia, la crueldad… y añadiendo un poco de suerte, habían convertido a Xuanyuan Wentian en lo que era hoy.

Con el poder que actualmente poseía, siempre había creído que era algo que merecía y que era el único en el mundo. El día en que refinó por completo la sangre diabólica, aparte de él, lo que quedaba del Continente Profundo Cielo no eran más que simples hormigas.

Sin embargo, cuando su gran título de Soberano Celestial acababa de nacer en el mundo, Yun Che apareció repentinamente y mostró un poder que no pudo reprimir… Y solo había transcurrido un mes desde la última vez que los dos intercambiaron golpes.

El poder de un dios diablo, que había sacrificado toda su vida para obtenerlo, realmente había sido arrebatado por Yun Che en tan solo un mes. ¡¿Cómo podría posiblemente aceptar eso?!

Yun Che dijo con una voz hundida. “¡Una gran parte de mi poder proviene de mi Maestra, mientras que obtuve la otra mitad apostando mi vida! ¡Por lo menos, definitivamente no soy como tú, que exterminarías a todo un clan, lanzarías el Reino del Demonio Ilusorio al caos y arrebataría el cuerpo de alguien, todo para satisfacer tu obsesiva búsqueda de poder!”

Maestra…” Hilos de sangre brotaron de los ojos de Xuanyuan Wentian, mientras esa chica increíblemente aterradora con un vestido rojo aparecía en su mente. Incluso cuando se había convertido en el Soberano Celestial, cada vez que recordaba a Jazmín, el miedo aún golpeaba su corazón. Gritó de mala gana. “¿Por qué? ¿Por qué este soberano no se encontró con una maestra como esa? ¿¡Por qué!? No es justo … ¡Esto no es justo! ¡¡AHHHH!!”

Envidia, era similarmente un tipo de emoción negativa. En el momento en que su envidia fue estimulada por la energía profunda de oscuridad, se volvería aún más intensa como pajillas arremetidas contra el fuego.

Con un fuerte rugido, Xuanyuan Wentian hizo una carga frontal, lanzándose hacia Yun Che como una bestia salvaje que se había vuelto loca. Dos enormes garras del diablo se materializaron al mismo tiempo y se precipitaron hacia el cuerpo de Yun Che forma cruzada.

Yun Che se levantó y su figura destelló instantáneamente a varias docenas de metros de distancia. Xuanyuan Wentian, que golpeó el aire vacío se detuvo en seco, temblaba constantemente. Sin embargo, no se dio la vuelta… Después de un largo tiempo, los escalofríos de su cuerpo se debilitaron gradualmente, hasta que se detuvieron por completo.

Incluso su energía profunda oscura previamente desorganizada también se había calmado completamente.

“Heh, Heheheh.” Xuanyuan Wentian se estaba riendo, sin embargo, ya no era esa risa salvaje e incontrolable. Por el contrario, su risa fue especialmente decaída. Lentamente se giró, sus ojos negros habían recuperado su terrorífica calma.

Yun Che. “…”

“Este soberano casi pasa por alto algo.” Levantó los ojos y se centró en Yun Che, mientras decía hoscamente. “Tus venas profundas estuvieron paralizadas antes de que tuvieras dieciséis años y desde entonces hasta ahora, a lo sumo has cultivado durante no más de ocho años. No más de ocho años… Je.”

“Para poseer tu nivel actual de fuerza en menos de ocho años, ¿cuántos secretos escondes en tu cuerpo?” La sonrisa de Xuanyuan Wentian se puso aún más hosca y los ojos con los que miraba a Yun Che, habían crecido repentinamente varias veces más peligrosos.

“¿Y?” Yun Che le devolvió una sonrisa fría.

“Al final, la suerte entre dos personas nunca se puede comparar. Para poseer tu nivel actual de fuerza en menos de ocho años, debes poseer la mayor cantidad de suerte en este continente también… Desafortunadamente, la mayor tribulación que enfrentarás en esta vida tuya es haberte encontrado con este soberano.”

“¡Este soberano cortará por completo tu suerte y tu vida! ¡Después de tu muerte, todos los secretos escondidos dentro de tu cuerpo pertenecerán naturalmente a este soberano también!” Los ojos de Xuanyuan Wentian instantáneamente se ampliaron, exudando un brillo ardiente y salvaje. “¡Entonces, toda tu suerte se convertirá en el trampolín para que este soberano ascienda al otro mundo!”

“Qué gran vergüenza. Incluso si muero, ni siquiera deberías pensar en arrebatar ni un poco de lo que tengo en mi cuerpo.” Yun Che tenía una expresión que parecía como si estuviera mirando a un idiota.

“¿Es eso así?” Sacrificio de Sangre de la Rueda del Diablo, la técnica diabólica prohibida, que la Espada del Diablo había activado en aquel entonces con la energía de Fen Juechen para devorarse a sí misma, brilló en la mente de Xuanyuan Wentian. Las comisuras de su boca se curvaron poco a poco. Aunque activarlo por segunda vez en tan poco tiempo resultaba un poco agotador, si pudiera obtener todos los poderes de Yun Che… Este loco estaría dispuesto a sufrir incluso los mayores precios.

“Yun Che, ser capaz de alcanzar ese nivel ciertamente ha asombrado enormemente a este soberano. No solo lograste que este soberano perdiera el control de sus emociones, incluso has hecho que este soberano sintiera miedo en ese breve momento.” Dijo Xuanyuan Wentian con suavidad mientras levantaba lentamente la mano que estaba contaminada con luz negra. “Sin embargo, es hora de que todo termine.”

¡¡Crack!!

Las chispas de un rayo negro centellearon de abajo hacia arriba como si fueran relámpagos oscuros que provenían del purgatorio. Xuanyuan Wentian agarró una gran espada negra en su mano, y en la empuñadura de la espada, un par de ojos diabólicos estaban exudando una aterradora luz negra.

En un instante, el aura oscura en el cuerpo de Xuanyuan Wentian surgió. La luz negra que era totalmente oscura en primer lugar, se había vuelto aún más profunda. Lo que era aún más aterrador, era que el poder oscuro en su cuerpo se estaba extendiendo rápidamente a un ritmo horrible. Bajo este poder oscuro, el cielo y la tierra se atenuaron rápidamente. El implacable y tumultuoso océano que había debajo, como si estuviera siendo arrastrado por una montaña, se volvió incomparablemente inmóvil.

Cuando esta oscuridad pudo aumentó hasta cierto punto, se debilitó de repente. Sin embargo, el sentido de presión que estaba exudando sobre Yun Che no se había debilitado en lo más mínimo, sino que, repentinamente, sacudió su alma por un momento. Después, bajo el aura de Xuanyuan Wentian, una intensa sensación de inferioridad nació rápidamente dentro de Yun Che e incluso se incrementó en intensidad.

Esto es…

¿El aura profunda de Xuanyuan Wentian… está experimentando un cambio cualitativo?

Bajo el poder indescriptiblemente enorme y aterrador, varios cientos de kilómetros del océano quedaron en silencio. El cielo se volvió siniestro y oscuro y el espacio ya no temblaba en lo más mínimo, como si hubiera sido sellado. Bajo el poder envolvente del cielo, innumerables practicantes profundos en el Palacio del Océano Supremo inconscientemente se arrodillaron ante el inmenso temor, sin atreverse a pararse después de un largo tiempo.

Bajo este poder, era como si estuvieran enfrentando el descenso de un ser divino.

“…” El cuerpo de Yun Che se puso rígido. Él rechinó levemente los dientes y luego respiró hondo. Su pecho, que había sido sofocado por un largo tiempo, finalmente se sacudió fuertemente por un momento y esa abrumadora sensación de supresión también se aligeró levemente.

¡¡Grieta!!

 

¡¡Crack!!

El cielo se había oscurecido por completo. Especialmente en la región en la que los dos estaban, ya no era posible ver los dedos de uno cuando los estiraban. Incluso el agua del océano se había vuelto de un negro intenso. Rayos de relámpagos profundos de oscuridad caían, su campo de batalla parecía como si se hubiera convertido en un oscuro purgatorio.

“¿Ves esto? ¿Lo sientes? Este es el verdadero poder de este soberano.”

Con la Espada del Diablo en la mano, con la sangre y el alma interconectadas, la fuerza de Xuanyuan Wentian había experimentado mucho más que un cambio estremecedor. En aquel entonces, en la Región de Nieve del Hielo Extremo, Xuanyuan Wentian sin su Espada del Diablo fue derrotado por la Pequeña Emperatriz Demonio, pero en el momento en que reveló su espada, instantáneamente remontó contra la Pequeña Emperatriz Demonio.

Ahora, el aumento en la fuerza de Xuanyuan Wentian proporcionado por la Espada del Diablo se había vuelto aún más evidente.

“Este es el poder del camino divino, el poder del Reino Profundo Divino. En el Continente Profundo Cielo, no era más que una mera leyenda antigua. Sin embargo, debido a este soberano, se ha convertido en una realidad.”

Xuanyuan Wentian levantó lentamente la Espada del Diablo de la Noche Eterna. Su hoja cortó una larga y negra senda… Esa rasgadura espacial, sin embargo, no se dispersó ni siquiera después de un largo rato.

“Esto podría ser un poco malo…” Yun Che suavemente murmuró para sí mismo. Realmente nunca había esperado que la fuerza de Xuanyuan Wentian hubiera llegado a tal grado de asombro. Aunque su corazón se apretaba, no reveló la más mínima inquietud en su rostro. En cambio, dijo con considerable desprecio. “¿Reino Profundo Divino? Heh, es una broma.”

“¿Mn? ¿Qué quieres decir?” La voz de Xuanyuan Wentian repentinamente se volvió sombría, como si estuviera furioso con Yun Che por dudar de su poder.

“Aunque mi poder todavía está lejos del Reino Profundo Divino, mi comprensión del Reino Profundo Divino es mucho mayor que la tuya. ¡Porque el poder de mi maestraes el verdadero poder del camino divino!” Los labios de Yun Che se curvaron lentamente en una mueca burlona. “Mi maestra dijo una vez que, para verdaderamente entrar al camino divino, no solo debe haber un avance en la fuerza profunda, sino que la vitalidad, la energía del alma y el sentido espiritual también deben alcanzar un reino adecuado antes de poder verdaderamente entrar en el Reino Profundo Divino. Y, en el momento en que uno ingrese al camino divino, todo su ser renacerá, permitiéndole a uno percibir un mundo diferente y sus leyes, permitiéndole a uno poseer un alma que puede existir por sí misma, además de poseer una vida extremadamente larga.”

“En cuanto a ti, aunque tu fuerza profunda ha alcanzado el nivel del Reino Profundo Divino, desafortunadamente, tu vida y energía del alma…”

“¡Cállate!” Xuanyuan Wentian de repente tembló, la luz oscura que rodeaba su cuerpo y la espada se retorció intensamente también. “En realidad te atreves… De hecho, te atreves a dudar del poder del camino divino de este soberano.”

“Oh-” Yun Che se rió. “Al ver cuán agitado estás, parece que también eres muy consciente de ello.”

“A pesar de que solo posees una pequeña cantidad de sangre del diablo y un alma diabólica dañada, con el fin de perseguir el poder, con fuerza guías toda tu energía en un corto período tiempo. Este es exactamente el mayor tabú del camino profundo… Oh, no, más bien, una acción tan imprudente es un tabú en cualquier plano.” Dijo fríamente Yun Che. “Aunque ahora ejerces un poder extremadamente fuerte que se puede comparar con el Reino Profundo Divino, este será el pico de tu poder para toda tu vida. A partir de hoy, solo se debilitará y ya no aumentará ni un poco. En cuanto a su vida útil, jejejeje, lo más probable es que solo podrás vivir hasta mil años como máximo, lo que no puede ni siquiera compararse con un Overlord de etapa temprana.”

“¡¡Tú!!!” La luz oscura que rodeaba el cuerpo de Xuanyuan Wentian se había vuelto completamente caótica y todo su cuerpo incluso estaba liberando un aire extremadamente intenso de hostilidad. Porque las palabras de Yun Che habían desgarrado implacablemente el lugar más doloroso bajo su apariencia externa arrogante y orgullosa.

“¡Sin mencionar!” Sin embargo, las palabras de Yun Che no se detuvieron allí, ya que gritó aún más fuerte que antes. “Tu vitalidad y tu energía del alma incluso se están debilitando en lugar de volverse más fuertes y ¿cómo es posible que tu sentido espiritual también mejore? Xue’er y yo nos habíamos escondido a solo diez kilómetros de la Arena del Dios del Mar, pero no lograste percibirnos hasta el final, ¿cómo es posible que percibas la existencia de otro mundo? Heh, evidentemente, eso es solo una imaginación lastimosa que estás usando para mentirte a ti mismo…”

“¡¡Tú!! ¡¡Este soberano te destrozará en decenas de miles de piezas!!” Xuanyuan Wentian rugió salvajemente mientras se abalanzaba hacia Yun Che y llevaba un aura oscura que podía arremolinar todo el cielo y la tierra. La Espada del Diablo de la Noche Eterna lanzó una tenue luz que parecía como si hubiera venido del mismo purgatorio.

Los ojos de Yun Che se entrecerraron. No se atrevió a tomarlo de frente y, en cambio, lo esquivó rápidamente, retirándose lejos. Mientras estaba en ello, no olvidó apuñalar con otro golpe despiadado. “¡No sólo no has entrado en el Reino Profundo Divino, definitivamente no serás capaz de entrar en el verdadero camino divino en toda tu vida!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s