ATG – Capítulo 903 – Miasma del Diablo Celestial de la Noche Eterna

(3/16)

“Muy bien, esto es muy bueno en verdad. Debería ser tan animado como esto. ¡Solo cuando es así se convierte verdaderamente en la Conferencia del Soberano Celestial, jajajajajaja!”

Xuanyuan Wentian echó la cabeza hacia atrás y soltó una gran carcajada. Era como si sintiera que mientras más personas se rebelaran contra él, mejor.

Feng Hengkong, este soberano realmente desea que tu Dios Fénix todavía estuviera vivo hoy. ¡Si ese fuera el caso, entonces este soberano podría disfrutar personalmente de la emoción de matar a un dios!” Mientras se reía salvajemente, Xuanyuan Wentian repentinamente dejó escapar un rugido bajo. “¿¡Hay alguien más!? ¿Quién más desea rebelarse contra este soberano? ¡Todos salgan ahora!”

¡¡Clang!!

Todos los miembros de la Secta Divino Fénix que estaban presentes blandían espadas hechas de Llamas de Fénix. Más de dos mil grupos de Llamas de Fénix fuertes y débiles comenzaron a arder, irradiando un poder opresivo que hacía dificultoso respirar a cualquiera que estuviera presente en la Arena del Dios del Mar. Feng Zukui se adelantó primero, la punta de su palabra apuntó en dirección a Xuanyuan Wentian. Su vieja voz sonó en todo el Palacio del Océano Supremo: “¡Aquellos que temen a la muerte pueden largarse ahora! ¡Xuanyuan Wentian, no importa si nuestra sangre pinta el suelo el día de hoy, porque nunca esclavizarás a nuestra Secta Divino Fénix!”

La Secta Divino Fénix acababa de tener su mayor caída en toda su historia hace solo unos años… y esta caída había sido causada por las manos de Yun Che. Dio la casualidad de que Feng Xue’er tenía sentimientos muy arraigados por Yun Che, por lo que al final, Feng Hengkong, Feng Tianwei y Feng Zukui, los Maestros de la Secta Divino Fénix de las últimas tres generaciones, todos terminaron aceptando este asunto, incluso aunque esto significaba que la mayoría de la Secta Divino Fénix caería en las manos de Yun Che después de casarse con Feng Xue’er.

No habían aceptado esto netamente por los sentimientos de Feng Xue’er hacia Yun Che. También fue porque ellos y el resto de los discípulos de la secta, aunque resentían y temían a Yun Che, también sentían una sensación de admiración y asombro hacia él en lo más profundo de sus corazones. A pesar de que habían derribado las puertas de su secta y renunciado a la Princesa Snow, y aunque aún tenían resentimiento hacia Yun Che en lo más profundo de sus corazones, se había vuelto más y más fácil aceptar lo que había sucedido.

Al menos él era una persona, y él era una persona que tenía muchas más agallas que un hombre promedio.

Xuanyuan Wentian, por otro lado… No era más que un perro loco que incluso había perdido toda apariencia de humanidad una vez obtuvo un gran poder.

¡Incluso si la resistencia significara básicamente la muerte, definitivamente no permitirían que la Secta Divino Fénix se volviera esclava de Xuanyuan Wentian!

Los practicantes profundos reunidos del Santuario del Monarca Absoluto también se habían elevado en el aire. Inmediatamente, miles de abrasadores y gélidas intenciones asesinas se fijaron firmemente en Xuanyuan Wentian, mientras miles de individuos poderosos liberaban sus auras al mismo tiempo, causando que el flujo de energía en la Arena del Dios del Mar se desorganizara a medida que su entorno se deformaba ferozmente.

Aquellas personas cuya fuerza profunda era un poco más débil, especialmente las de las varias grandes familias reales o gremios mercantiles, estaban tan asustadas que se encogían en sus asientos, mientras sus cuerpos temblaban y se estremecían.

La mirada indiferente de Xuanyuan Wentian los barrió, sus ojos eran tan despectivos que parecía como si estuviera mirando a un montón de insectos que no conocían su propia fuerza. Sus ojos se inclinaron hacia Qu Fengyi mientras hablaba en un tono indiferente. “Qu Fengyi, ¿has logrado solucionar los problemas de tu casa?”

Qu Fengyi rápidamente respondió: “Soberano Celestial, por favor calme su ira, le garantizo que ni una sola persona en el Palacio del Océano Supremo se atreverá a …”

“¡Xuanyuan Wentian!” Antes de que la Soberana de los Mares, Qu Fengyi, pudiera terminar de hablar, un rayo de luz púrpura había surgido de Zi Ji, mientras su espada perforaba en dirección a la garganta de Xuanyuan Wentian. “¡Muere!”

Estaba claro que Zi Ji se estaba enviando a su muerte cuando empujó su espada hacia Xuanyuan Wentian. Tal vez, este ataque no se debía tanto a su odio hacia Xuanyuan Wentian, sino a su desesperación y desilusión hacia Qu Fengyi.

“¡De…tente!”

Qu Fengyi gritó con gran conmoción, pero básicamente ya era demasiado tarde como para impedir que el ataque ocurriera.

“Hmph, ni siquiera puedes resolver un asunto doméstico tan simple como este, así que ¿para qué sigo necesitándote?” La boca de Xuanyuan Wentian se curvó cuando una de las manos ocultas dentro de sus voluminosas túnicas repentinamente se movió y se arqueó en una garra… Sin embargo, esta garra no apuntaba a Zi Ji, sino a Qu Fengyi.

¡¡Crack!!

Un haz de espada negro rasgó una gran abertura espacial, y antes de que Zi Ji pudiese acercarse a Xuanyuan Wentian, el aura que emanaba de este haz de espada negro ya le había enviado a volar. Cayó al suelo… y en el instante siguiente, el haz negro de espada ya había penetrado en el pecho de Qu Fengyi, quien apenas reaccionó.

Qu Fengyi, quien había sido perforada por este haz de espada, cayó al suelo como un cometa que tenía sus cuerdas cortadas. Incluso la sangre que salpicaba su cuerpo era de color roja negruzca.

Soberana de los Mares…”

“¡SOBERANA DE LOS MARES!!”

La escena actual había sorprendido a todos los presentes. Justo cuando estaban al borde de una feroz batalla que amenazaba con estallar en cualquier momento, la primera persona que Xuanyuan Wentian había decidido atacar fue Qu Fengyi, la persona que había preparado esta Conferencia del Soberano Celestial y que había expresado su ‘lealtad’ de una manera suficientemente sincera.

Tal vez, incluso Xuanyuan Wentian, un medio diablo cuya humanidad había sido deformada y distorsionada por la energía profunda de la oscuridad, había despreciado la decisión de Qu Fengyi en lo más profundo de su corazón.

“¡Soberana de los Mares!”

La expresión de Zi Ji cambió mucho y no se molestó en volver a atacar a Xuanyuan Wentian. Rápidamente se acercó al lado de Qu Fengyi. Un agujero redondo y negro había aparecido en su pecho después de haber sido atravesada por la oscuridad. Un charco de sangre había aparecido debajo de ella, creciendo con el paso de los segundos. La sangre que salía de su cuerpo se iba oscureciendo gradualmente.

Zi Ji apretó con fiereza sus dientes mientras su corazón era retorcido por un intenso dolor. A pesar de que él pensaba que Qu Fengyi estaba equivocada, al final, ella seguía siendo la Soberana de los Mares y ellos habían sido marido y mujer por milenios. También creía que ella no tomó esta decisión porque le temía la muerte como Ye Meixie. En vez de eso, él realmente creía que ella estaba haciendo esto para proteger forzosamente la fundación de diez mil años del Palacio del Océano Supremo.

Cuando todo estaba dicho y hecho, Qu Fengyi era todavía una Monarca de nivel diez. Sin importar cuán impotente fuese delante de Xuanyuan Wentian, no debería ser tan débil como para morir por un solo golpe de Xuanyuan Wentian. Era sólo que había estado ansiosa y distraída cuando vio a Zi Ji atacar Xuanyuan Wentian. Además, nunca habría soñado que Xuanyuan Wentian la atacaría repentinamente. Así fue como ella recibió una lesión tan grave de Xuanyuan Wentian… ¡De hecho, el golpe que Xuanyuan Wentian le había dado fue fatal!

Dada la naturaleza extremadamente seria de esta herida y esa terrible energía profunda de oscuridad, la mayoría de las demás personas habrían muerto instantáneamente. Dada la fuerza profunda de Qu Fengyi, quizás podría aguantar otras cuatro horas, pero eso no era más que el último suspiro de una mujer moribunda.

La furia y la intención asesina de los cuatro Venerables del Palacio del Océano Supremo había llegado a su límite. Sus corazones ya no contenían ni siquiera una pizca de vacilación o ansiedad. Un relámpago crujió entre las palmas del Venerable Púrpura mientras rugía de rabia. “¡Santo Emperador del Santuario del Monarca Absoluto, Maestro de la Secta Divino Fénix, no importa qué agravios y resentimientos hayamos tenido unos contra otros en el pasado… ¡Hoy, actuemos juntos para matar al demonio conocido como Xuanyuan Wentian! ¡Aunque todos nosotros tengamos que morir hoy aquí, seamos compañeros mientras viajamos por el camino hacia el Manantial Amarillo!”

BOOM

Los once Maestros Espirituales del Santuario del Monarca Absoluto avanzaron hacia adelante, la liberación de sus energías profundas sacudió un área que tenía decenas de kilómetros de ancho.

“Tsk, tsk …” A pesar de enfrentarse a la ‘resistencia’ de tantas personas, Xuanyuan Wentian simplemente sacudió la cabeza arrepintiéndose: “Qué patéticas y risibles son todas tus luchas. A los ojos de este soberano, ¿a qué asciende su poder? Pero no puedo culparlos a todos. Después de todo, ninguno de ustedes puede entender las alturas del poder a las que este soberano ha ascendido.”

“No me importa contarles todo esto. Este soberano ya ha percibido claramente la existencia de todo un mundo completamente nuevo, un lugar donde ustedes no podrán soñar ni siquiera con alcanzarlo después de diez mil vidas. Comparado con ese lugar, todo lo que existe en el mundo es simplemente demasiado pequeño e insignificante.”

¿¡Un mundo completamente nuevo!?

El corazón de Yun Che latió ferozmente en su pecho.

Cuando la fuerza profunda de una persona entraba verdaderamente en el reino de lo divino, esa persona podría percibir las presencias de los mundos que existían en diferentes planos de existencia.

Esto era lo que Jazmín le había dicho entonces y el Espíritu del Cuervo Dorado también había dicho algo similar.

¡¿Esto quería decir que el actual Xuanyuan Wentian ya había entrado cabalmente en el reino que pertenecía al camino de lo divino?!

En el Continente Profundo del Cielo, sólo había sido una leyenda y nadie había entrado en contacto con ella antes…

¡¡El Reino Profundo Divino!!

Cuando Xuanyuan Wentian había invadido la Ciudad Imperial del Demonio, aunque había logrado derrotar al Yun Che, Feng Xue’ er y a la Pequeña Emperatriz Demonio, incluso cuando habían unido sus manos para luchar contra él, también había sufrido graves lesiones. Así que al menos, no había llegado a un reino de poder donde los pudiese suprimir por completo. Eso también quería decir que el Wentian Xuanyuan de aquel entonces sólo había dado medio paso hacia el Reino Profundo Divino, o quizás estaba justo al borde de entrar verdaderamente en el Reino Profundo Divino.

¡¡Sólo había pasado poco más de un mes desde entonces, pero realmente había logrado entrar en ese legendario reino!!

“Heh, tal vez sea verdad que no podemos matarte, pero puedes olvidarte de vernos arrastrarnos a tus pies.” Dijo Feng Hengkong con una gran carcajada. Como ya sabía que iba a morir, no sentía ningún miedo.

¡¡Whoosh!!

Feng Hengkong, que poseía la fuerza profunda más débil entre todas las grandes potencias, usó las Llamas de Fénix que estaban ardiendo a plena potencia para estimular el flujo de energía de todos. Después de eso, todas las energías profundas pertenecientes a los miembros del Santuario del Monarca Absoluto, el Palacio del Océano Supremo y la Secta Divino Fénix estallaron con todas sus fuerzas.

“¡Formación Estelar Ilimitada!”

“¡Dominio de la Bestia de Relámpagos Infinitos!”

“¡Dominio Fénix del Cielo Abrasador!”

Miles de personas se elevaron en el aire mientras tres dominios gigantescos se levantaban rápidamente alrededor de Xuanyuan Wentian. Sin embargo, Xuanyuan Wentian no movió ni un solo músculo. En vez de eso, dijo con una sonrisa alegre: “¡Qué espectáculo más magnífico, qué determinación tan firme e inquebrantable! Ah, realmente es una verdadera lástima… Parece que ya es hora de que todos ustedes entiendan cuán patéticas y risibles son sus luchas.”

“Si les permitiera a todos morir tan simples muertes, simplemente sería demasiado aburrido. Al menos dejen que este soberano se deleite con sus rostros desesperados y descontentos cuando mueran.”

Las tres grandes potencias atacaron con todas sus fuerzas, mientras los tres dominios, que contenían los límites del poder y que pertenecían a miles de individuos fuertes se extendió hacia Xuanyuan Wentian. Pero Xuanyuan Wentian se comportó como si no les hiciera caso. La luz negra en sus ojos destelló cuando sus dos manos aplaudieron repentinamente y un racimo de luz negra estalló en el aire, disparando instantáneamente haces de luz negra que cubrieron el cielo y la tierra.

“¡Miasma del Diablo Celestial de la Noche Eterna!”

Estos rayos de luz negra penetraron fácilmente los tres dominios que se acababan de formar, atrapando dentro a todos los miembros de las tres grandes potencias.

Mientras la energía oscura envolvía todo, Ye Meixie dejó salir un grito ahogado mientras corría a toda prisa hacia atrás, pero inmediatamente después, respiró un fuerte suspiro de alivio al descubrir que la energía oscura no había tocado al Salón Divino Sol Luna.

Esta energía oscura se movía demasiado rápido, estaba a una velocidad que desafiaba todo el conocimiento. Cada uno de los miembros pertenecientes a las tres grandes potencias, desde los discípulos más humildes hasta los nobles Maestros Espirituales y Venerables, había sido atrapado por esta energía oscura. Ninguno de ellos había escapado. Todos sus rostros se volvieron oscuros, pero después de eso, gritos miserables, que sacudieron los cielos, repentinamente surgieron de entre ellos mientras la mayoría instantáneamente caía al suelo como moscas y comenzaban a retorcerse agonizantemente en el suelo.

Esto era especialmente cierto para la Secta Divino Fénix. Además de Feng Zukui y Feng Tianwei, todos ellos habían caído al suelo. Todos soltaban gruñidos de dolor y tristeza mientras la energía oscura se enrollaba alrededor de sus cuerpos, administrando un castigo purgatorio que aumentaba la agonía que estaban experimentando hasta sus límites.

Incluso Feng Zukui, Feng Tianwei, los once Maestros Espirituales del Santuario del Monarca Absoluto y los cuatro Venerables del Palacio del Océano Supremo se retorcían en el aire, luciendo en sus rostros expresiones de extrema agonía. Los tres grandes dominios que acababan de formarse también se estaban debilitando a un ritmo extremadamente rápido.

“¡Padre real… abuelo!” Feng Xue’er jadeó en estado de shock, el color desapareció de su hermosa cara.

“¡Ese es un veneno diabólico!” Dijo Yun Che mientras tomaba la mano de Feng Xue’er. Estaba a punto de precipitarse cuando repentina y rápidamente retrocedió, sus ojos disparando hacia el este.

Xuanyuan Wentian, tú … ¿Qué hiciste?” Preguntó Zi Ji con una voz llena de dolor.

“Naturalmente, este es un favor que este soberano les ha dado a todos ustedes.” Xuanyuan Wentian dijo mientras reía en voz alta. “Este es el veneno diabólico que este soberano ha preparado para todos ustedes. Sin embargo, no necesitan tener miedo. Mientras sean afligidos por este veneno diabólico, no morirán inmediatamente, e incluso vivirán dos horas más. Sin embargo, en el transcurso de estas dos horas, soportarán noventa y nueve tipos diferentes de dolor y cada tipo de dolor se grabará en sus recuerdos tan profundamente que no lo olvidarán, aunque reencarnen cientos de veces. Después de eso, todos ustedes morirán siendo reducidos a charcos de sangre de color negro. Jajajaja … ¿Qué están esperando? ¿Por qué no le han dado las gracias a este soberano por la gracia que les he mostrado?”

“Tu … ¡¡Ugh !!” Los ojos de Zi Ji se abrieron de par en par y él cayó bruscamente desde el cielo en el momento en que habló. Se semi arrodilló en el suelo y, aunque se rehusó incondicionalmente a soltar gritos de dolor, todos los músculos de su cuerpo temblaban ferozmente bajo la agonía extrema que estaba experimentando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s