ATG – Capítulo 902 – Aquellos que Obedezcan Sobrevivirán, Aquellos que se Resistan Perecerán

(2/16)

“¡Santo Emperador, eso estuvo bien dicho!”

El Maestro Espiritual Agonía Amarga y el Maestro Espiritual de las Nueve Lamentaciones se movieron para pararse a la izquierda y derecha de Huangji Wuyu. Toda la energía profunda alrededor de sus cuerpos estaba aumentando, y la determinación de ver esto hasta el final se reflejaba claramente en sus ojos.

Una vez que el Santo Emperador había dicho lo que tenía que decir, todos los Maestros Espirituales, Ancianos y discípulos del Santuario del Monarca Absoluto dejaron sus asientos para ponerse detrás de Huangji Wuyu. Las palabras de Huangji Wuyu habían encendido completamente las llamas de dignidad y honor dentro de cada uno de sus corazones, sin excepción. ¡Tenía toda la razón! Como Santuario del Monarca Absoluto, se habían mantenido orgullosos de haber dominado el Continente Profundo Cielo durante diez mil años, así que ¡¿cómo podían resignarse a ser el perro de otra persona?!

“Hehehehehehehe, Huangji Wuyu, parece que te has preparado para ser el primer desobediente aquí.” Xuanyuan Wentian no estaba ni un poco decepcionado ni enojado. En vez de eso, dio una leve carcajada que era tan viciada como la de un demonio.

“¡Xuanyuan Wentian! Quieres convertirte en el gobernante de todo lo que hay debajo del cielo, y dado tu actual poder, yo, Huangji Wuyu, no tengo otra opción que concederte esa posición. Pero si quieres que seamos esclavos arrastrándonos a tus pies… ¡Sigue soñando!” Huangji Wuyu gruñó con los dientes apretados. Sus manos se cerraron en puños apretados cuando la energía profunda en su cuerpo circuló inquietamente, esperando impacientemente ser desatada.

Él, Qu Fengyi, y Ye Meixie habían experimentado personalmente la atrocidad de Xuanyuan Wentian, así que estaban más claros que nadie con respecto al nivel de fuerza que Xuanyuan Wentian había obtenido. Así que una vez que esas palabras habían salido de su boca, no planeaba vivir más allá de ese día, aunque se llamara Huangji Wuyu.

“Hmph, todavía puedo respetar a este Santuario del Monarca Absoluto, pero me pregunto cómo responderán el Palacio del Océano Supremo y el Salón Divino Sol Luna.” Murmuró Yun Che en voz baja mientras se escondía detrás de esas nubes.

“Muy bueno. Esto es realmente muy bueno. Realmente le has dado a este soberano la oportunidad de convertirte en un ejemplo bastante satisfactorio.” Dijo Xuanyuan Wentian mientras sonreía alegremente. Pero cuando terminó, repentinamente se giró para mirar al Salón Divino Sol Luna, que estaba al otro lado. “El Santuario del Monarca Absoluto ha decidido oponerse a este soberano. Entonces, Ye Meixie, ¿qué tal tu grupo?”

“Oh, no tengas prisa en contestar.” Dijo Xuanyuan Wentian con ojos entrecerrados mientras empujaba suavemente su brazo derecho hacia atrás… hacia la dirección donde estaba el Santuario del Monarca Absoluto.

“¡Tengan cuidado!!”

Huangji Wuyu se había centrado en protegerse contra todos y cada uno de los movimientos de Xuanyuan Wentian. Así que cuando vio a Xuanyuan Wentian voltear la palma de su mano, soltó un gran grito.

El aire vacío se rompió cuando una mano negra emergió de una grieta espacial. En un abrir y cerrar de ojos, se extendió más de trescientos metros de largo mientras se asomaba abruptamente sobre el Santuario del Monarca Absoluto.

¡¡Boom!!

La luz negra estalló hacia afuera mientras la Arena de Dios del Mar temblaba violentamente. Aproximadamente un tercio de las dos mil personas que hoy representaban al Santuario del Monarca Absoluto había sido absorbido por esa garra negra del diablo. En medio de gritos miserables que sacudían los cielos, seiscientos discípulos del Santuario del Monarca Absoluto compartieron el mismo destino que el Maestro Espiritual Bosque Antiguo; todos ellos fueron convertidos en polvo negro azabache en un abrir y cerrar de ojos. Doce Ancianos pertenecientes al Santuario del Monarca Absoluto también habían sido desechados por esa luz negra y después de caer y rodar en el suelo por un tiempo, todos ellos yacían allí completamente muertos.

Incluso los Maestros Espirituales que querían lanzarse hacia adelante para salvar a sus compañeros de secta, palidecieron en el momento en que se acercaron a esa luz negra intermitente. Se retiraron apresuradamente, sus rostros llenos de conmoción y temor.

Xuanyuan Wentian simplemente había volteado una sola mano, pero eso había sido suficiente para reducir en un tercio el contingente del Santuario del Monarca Absoluto. En este momento, finalmente se volvió lentamente hacia ellos: “Vengan, dejen que este soberano vea cuántas personas han muerto esta vez.”

“¡¡XuanYuanWenTian!!”

Huangji Wuyu estaba completamente enfurecido. Dejó escapar un rugido bajo cuando las túnicas que llevaba se hincharon ferozmente. Sus manos se entrecruzaron cuando se precipitó directamente hacia Xuanyuan Wentian, mientras una gigantesca formación profunda giraba rápidamente frente a él.

“¡Formación de la Estrella del Monarca Absoluto!” Yun Che, que estaba observando desde las sombras, murmuró en voz baja. Xia Yuanba había dicho que la única persona en el Santuario del Monarca Absoluto que podía exhibir esta formación profunda en toda su potencia era el propio Santo Emperador, Huangji Wuyu.

Una fría sonrisa apareció en la cara de Xuanyuan Wentian mientras que él empujaba directamente una mano para poder agarrar la Formación de la Estrella del Monarca Absoluto. Inmediatamente, una intensa luz dorada se enfrentó a la luz negra, pero la Formación de la Estrella del Monarca Absoluto liberó un chirrido cuando empezó a retorcerse violentamente. El cuerpo de Huangji Wuyu tembló ferozmente mientras se desplomaba instantáneamente. Pero dejó escapar un grito feroz mientras giraba en el aire. Después de eso, se puso en pie nuevamente mientras la Formación de la Estrella del Monarca Absoluto se ampliaba abruptamente y se precipitaba a través del aire para atacar a Xuanyuan Wentian.

“¡Heh, estás muy por encima de tu cabeza!”

Después de que Xuanyuan Wentian dejara salir esa oscura risa de desdén, la luz negra de su brazo explotó repentinamente hacia afuera, perforando instantáneamente la Formación de la Estrella del Monarca Absoluto. En el mismo instante en que la Formación de la Estrella del Monarca Absoluto se había fracturado, también explotó fuertemente contra el pecho de Huangji Wuyu.

Pfft.

Toda la energía profunda en el cuerpo de Huangji Wuyu se dispersó mientras volaba. Una gran nube de sangre brotaba de su boca mientras volaba, elevándose a más de tres metros en el aire.

“¡¡Santo Emperador!!”

El Maestro Espiritual Agonía Amarga y el Maestro Espiritual de las Nueve Lamentaciones ascendieron al cielo, recibiendo el cuerpo de Huangji Wuyu. En el momento en que entró en sus brazos, ambos hombres fueron completamente sacudidos… Sólo un golpe de palma de Xuanyuan Wentian había herido a Huangji Wuyu tan fuertemente que en realidad puso en peligro su vida.

XuanyuanWenTian…” La sangre se filtraba desde los siete orificios de Huangji Wuyu, y toda la energía profunda en su cuerpo había sido arrojada al caos, así que incluso hablar se había vuelto extremadamente difícil para él.

Huangji Wuyu, este soberano te dejará vivir por ahora.” Dijo Xuanyuan Wentian mientras miraba hacia él. “¿No dijiste que preferirías ver al Santuario del Monarca Absoluto destruido? Muy bien, entonces antes de que este soberano te envíe al infierno, él cumplirá el deseo de tu corazón y te permitirá ser testigo personal de cómo el Santuario del Monarca Absoluto va a desaparecer de este mundo por completo.”

“En el mundo que este soberano gobierna, las cosas que no obedecen, sin importar cuales sean, no tienen razón para seguir existiendo.”

Huangji Wuyu estiró un dedo hacia Xuanyuan Wentian, la sangre brotando de la esquina de su boca una vez más.

La atmósfera en la Arena de Dios del Mar repentinamente se volvió varias veces más opresiva. Todos aspiraron con ferocidad una fría bocanada de aire, mientras las pupilas de incontables ojos temblaban y se contraían. Aunque todos habían oído que el actual Xuanyuan Wentian se había vuelto extremadamente poderoso, ahora que lo habían presenciado en persona, sus corazones temblaban de conmoción y temor.

Con un movimiento casual de su mano, cientos de discípulos del Santuario del Monarca Absoluto y más de diez de sus Ancianos habían perdido instantáneamente la vida, era como si estuviera cortando hierba… ¡Pero la gente que había cortado no eran unos débiles abyectos, eran miembros del más poderoso Terreno Sagrado del Continente Profundo Cielo! Los Overlords y Monarcas, posiciones de poder que incontables practicantes profundos sólo podían soñar alcanzar en sus vidas, no eran más que hierba delante de Xuanyuan Wentian.

Incluso el Santo Emperador del Santuario del Monarca Absoluto, la persona que fue reconocida públicamente por el Continente Profundo Cielo como la persona número uno en el camino profundo, había sido gravemente herida por Xuanyuan Wentian después de sólo dos intercambios.

Era un poder que ni siquiera podían imaginar en sus sueños.

“Huangji Wuyu, en el pasado, aún podrías ser comparado con nuestro Señor Maestro de la Espada. Pero hoy, nuestro Señor Maestro de la Espada ya se ha convertido en el Soberano Celestial, ¿crees que todavía puedes ser mencionado en el mismo aliento que el Soberano Celestial? Hmph, el Soberano Celestial ya te ha dado una oportunidad, pero pensar que en realidad la rechazarías tontamente. Todos ustedes buscan la muerte.”

Dijo con una fría sonrisa el Cuarto Anciano Xuanyuan Bo de la Poderosa Región de la Espada Celestial. Después de que los Tres Asistentes de la Espada de la Poderosa Región de la Espada Celestial y los tres Grandes Ancianos hubieran sido asesinados por Jazmín, repentinamente se había convertido en el Primer Anciano, convirtiéndose en la persona que estaba justo por debajo del Maestro de la Espada y el Joven Maestro de la Poderosa Región de la Espada Celestial. Como hoy era la Conferencia del Soberano Celestial, naturalmente tuvo que poner un frente fuerte.

Como era de esperar, Xuanyuan Wentian no siguió atacando a Huangji Wuyu. En vez de eso, una vez más se volvió hacia el Salón Divino Sol Luna antes de hablar. “Ye Meixie, puedes darle a este soberano tu respuesta ahora mismo. A partir de hoy, ¿obedecerás a este soberano o elegirás rebelarte contra él?”

Si se pudiera decir que Ye Meixie estaba luchando con esto anteriormente, los dos ataques que Xuanyuan Wentian acababa de mostrar acababan de extinguir por completo los últimos fuegos de resistencia que ardían en su corazón. Dio un paso adelante y se inclinó hacia Xuanyuan Wentian antes de hablar. “Ya que mi Salón Divino Sol Luna tiene las palabras sol y luna en su nombre, entonces es también natural que veamos a los cielos como soberanos sobre todos. Así que, a partir de hoy, Ye Meixie y todo el Salón Divino Sol Luna servirán al Soberano Celestial con todas sus fuerzas.”

“¡¡Ah!! ¡¿Monarca Celestial!?” Muchas personas detrás de Ye Meixie se quedaron boquiabiertas en estado de shock y terror.

“¡Cállense!” Gritó Ye Meixie en voz baja. “¡¿Podría ser que desean que el Salón Divino Sol Luna desaparezca de la faz de la tierra después de este día?”

“…” Aunque esas personas descontentas todavía llevaban expresiones de dolor en sus caras, nadie volvió a hablar.

“Muy bien, Ye Meixie, de hecho no has decepcionado a este soberano.” Dijo Xuanyuan Wentian con una enorme sonrisa de satisfacción en su rostro. La mirada que utilizó para evaluar a Ye Meixie era claramente la mirada que alguien usaría cuando elogiaba a un perro obediente. Después de esto, volvió su mirada hacia el Palacio del Océano Supremo. “Qu Fengyi, ¿qué dices?”

Justo cuando Qu Fengyi estaba a punto de hablar, Zi Ji, que estaba a su lado, ya había dado un paso adelante. “¡Xuanyuan Wentian! ¡Nuestro Palacio del Océano Supremo y el Gremio Mercantil Luna Negra sólo ha alcanzado nuestra fundación actual después de diez mil años! Hemos trabajado durante generaciones para llegar a este punto y todo fue para mantener el gran poderío de nuestro Palacio del Océano Supremo y para proteger nuestro nombre. ¡¡A diferencia de otras personas, no fue hecho por el bien de convertirse en un perro para un demonio como tú!!”

“¡Estás cortejando a la muerte!” Gruñó Ye Meixie salvajemente mientras volteaba su cabeza para mirar a Zi Ji.

“¡Bien dicho, Señor Zi!” Los otros cuatro Venerables del Palacio del Océano Supremo también se adelantaron. “No somos tan cobardes y despreciables como alguien llamado el Monarca Celestial. En comparación con ser el perro de otro, preferimos morir alegremente en la batalla en este lugar.”

“¡¡Cállense todos!!”

Lo que les atormentó no fue la intención de matar de Xuanyuan Wentian, sino la furiosa reprimenda de Qu Fengyi. Mientras Zi Ji y los cuatro Venerables restantes la miraban con incredulidad, Qu Fengyi estrechó sus manos hacia Xuanyuan Wentian y le dijo: “Soberano Celestial Xuanyuan, esta soberana ha presentado la Arena de Dios del Mar como el lugar donde el Soberano Celestial será coronado como soberano sobre todos, así que estoy segura que ya he expresado suficiente sinceridad. Desde hoy en adelante, mi Palacio del Océano Supremo prestará atención a las palabras del Soberano Celestial.”

“Tú … Tú … ¿Qué estás diciendo?” Preguntó Zi Ji con los ojos muy abiertos, las pupilas de esos ojos se llenaron de un shock ilimitado, decepción y dolor. “Tú … ¿Te has vuelto loca? Somos el Palacio del Océano Supremo de diez mil años de antigüedad, ¿cómo podemos convertirnos en el esclavo de otra persona?… Si hacemos esto … si hacemos esto, ¿cómo podremos rendir cuentas a los padres fundadores del Palacio del Océano Supremo?”

“Permitir que nuestro Palacio del Océano Supremo sea destruido, es lo que verdaderamente decepcionará a nuestros padres fundadores.” Qu Fengyi dijo severamente: “El poder del Soberano Celestial Xuanyuan es algo que esta soberana ha probado personalmente. ¡Si quiere destruir a nuestro Palacio del Océano Supremo, que ha durado diez mil años, solo le llevará un día!”

“Prefiero ser un héroe por un solo día que un perro por diez mil días.” Dijo Zi Ji con una voz desilusionada. “¡Qu Fengyi, si persistes en hacer esto, entonces yo, Zi Ji, ya no te reconoceré como la Soberana de los Mares y nuestra relación como marido y mujer terminará aquí también!”.

“Tú…” Qu Fengyi jadeó mientras su cara se volvía blanca como la muerte,”¡¿Por qué tienes que ser tan testarudo?! ¿Qué es más importante, tu dignidad o la fundación de diez mil años de nuestro Palacio del Océano Supremo?”

Todos los miembros reunidos del Palacio del Océano Supremo se quedaron atónitos. Se miraban los unos a los otros, pero nadie se atrevía a hacer un sonido. De un lado estaba su Soberana de los Mares, del otro lado estaba el Señor Zi, alguien a quien todos en el Palacio del Océano Supremo respetaban. En este momento, ninguno de ellos se atrevió a hablar.

“¡Hmph, esta mujer Qu Fengyi!” Dijo Yun Che con un resoplido bajo. Aunque despreciaba a Huangji Wuyu y Qu Fengyi, nunca había negado que el Santuario del Monarca Absoluto y el Palacio del Océano Supremo pudiesen ser considerados como sectas justas. Los Doce Maestros Espirituales irradiaban un aire de justicia mientras que la gente del Palacio del Océano Supremo le daba una buena sensación también. Hoy, Huangji Wuyu se había mostrado digno de respeto, pero Qu Fengyi, que parecía tener un aire noble y digna con ella… Hoy, Yun Che había descubierto que se estaba volviendo cada vez más y más repugnante.

“Hahahahaha… Hahahahaha…”

Mientras miraba el conflicto que ocurría dentro del Palacio del Océano Supremo, Xuanyuan Wentian echó su cabeza hacia atrás y soltó una gran carcajada. Su risa era incomparablemente despreocupada y relajada, porque para él, este escenario era diez veces más satisfactorio que ver al Salón Divino Sol Luna doblegarse obedientemente hacia él.

“Qu Fengyi, a causa de tu adecuada sinceridad en la preparación de esta Conferencia del Soberano Celestial para este soberano, este soberano te dará algún tiempo para resolver los asuntos dentro de tu propia casa. Sin embargo, sólo te daré treinta respiraciones. Si no han resuelto los asuntos dentro de estas treinta respiraciones, entonces este soberano tomará medidas en tu nombre.”

Después de eso, el cuerpo de Xuanyuan Wentian se giró repentinamente mientras miraba a la Secta Divino Fénix. En el instante en que esa oscura y helada mirada se dirigió hacia ellos, casi todos los Ancianos y discípulos de la Secta Divino Fénix habían retrocedido en estado de shock.

“¿Qué tal ustedes, Secta Divino Fénix?” Dijo Xuanyuan Wentian mientras las esquinas de su boca se enganchaban en una pequeña y suave sonrisa.

Feng Hengkong lentamente se adelantó. No había temor en su rostro, por el contrario, parecía excepcionalmente tranquilo. “Nuestra Secta Divino Fénix ha recibido el favor de un Antiguo Espíritu Divino, y nosotros hemos heredado la línea de sangre de ese Espíritu Divino. ¡¡Podemos perder y ser destruidos, pero incluso si quemamos hasta el último de nuestra línea de sangre, nunca nos daremos por vencidos!!”

Con un explosivo ‘boom’, el cuerpo de Feng Hengkong se encendió con llamas. Gruñó a Xuanyuan Wentian. “¡Xuanyuan Wentian, todos los miembros de la Secta Divino Fénix que no tienen miedo de morir han sido reunidos aquí! ¡¡Así que la cantidad de gente que querrás matar hoy parece bastante alta!!”

___________

Nota del autor:

【¡Yun Che todavía no ha salido! ¡¿No es eso exasperante?!】

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s