RTW – Capítulo 198 – La Apertura Repentina

Traductor: Lurixer.
(4/5)

Tres días pasaron rápidamente, y la construcción de la línea de defensa había terminado.

Roland estaba en un escenario muy por detrás de la línea del frente, de la misma manera que lo había hecho cuando repelieron a las bestias demoníacas durante los Meses de los Demonios. Hoy, una vez más, fue al campo de batalla en persona para inspirar a todos los oficiales y soldados del Primer Ejército.

Debido a que tenía una tarea especial, Nightingale ya se había colado en el campo de batalla, y se llevó a Eco junto a ella. Por eso, fue Anna quien se puso a su lado esta vez y se hizo cargo del deber de Nightingale.

El propio Roland llevaba una armadura recubierta junto con dos revólveres atados a su cintura. Sin embargo, mientras la línea defensiva no se desmoronará totalmente, permitiendo que un enemigo apresurado pasara como un pez que escapaba de la red, sería terriblemente difícil que el enemigo le representara una amenaza.

“¡Actualmente, el enemigo está a unos diez kilómetros de aquí, Goo!” Le informó una paloma gigante mientras descendía del cielo y aterrizaba sobre su hombro.

“Bien hecho, sigue mirando.” Roland cogió un trozo de carne seca del bolsillo y la pasó a la boca de Maggie. Dentro de dos o tres picotazos se había tragado toda la carne, y luego abrió sus alas una vez más y se elevó en el cielo, volando hacia el este.

Con Relámpago y Maggie investigando por turnos, Roland tenía una imagen clara de los movimientos del enemigo todo este tiempo, permitiéndole establecer el campo de batalla cómodamente a su gusto.

Cuando se enfrentaba a guerreros drogados, confrontarlos en una formación lineal no era seguro. Concretamente, tuvo especial cuidado después del reporte de Relámpago de que varios cientos de ellos llevaban lanzas cortas. Si no estaba equivocado, entonces era probable que las lanzas fueran usadas como armas preventivas.

En general, el alcance de las armas de lanzamiento no debería ser superior a 50 metros, sin embargo, este era sólo el caso de la gente común. Pero, ¿hasta dónde podrían lanzarlas después de tomar las píldoras? Roland no estaba seguro de ello. Si podían alcanzar más de 100 metros, se convertirían en una amenaza para el equipo de armas de fuego. Por eso, había decidido derribar varios búnkeres e implementar tácticas urbanas. Al construir una barricada, dejando que las armas les impidieran acercarse, y un bombardeo de artillería como apoyo, había construido una línea de defensa insuperable.

En la situación actual de tener una cantidad suficiente de cemento, era más fácil construir rápidamente algunos búnkeres que construir la muralla del pueblo. Además, los búnkeres eran sólo un edificio de una sola capa de ladrillos, lo que lo hacía un poco frágil, pero para los milicianos que no usaban equipo pesado de asedio, eso debería ser una fortificación irrompible.

A ambos lados de la carretera se construyeron diez búnkeres constituyendo un rombo, formando una zona de fuego cruzado. Cada búnker tenía veinticuatro soldados, la mitad de los cuales eran veteranos y la otra mitad eran reclutas. Los veteranos experimentados eran responsables de disparar; mientras que los reclutas eran responsables de cargar munición. Por último, Soraya también había dibujado un ‘camuflaje óptico’ para el búnker. De modo que mientras alguien mirara desde lejos, el búnker se mezclaría en el entorno circundante, lo que haría difícil distinguir la diferencia entre los dos.

Detrás de la primera línea estaba la unidad de artillería. Los veinte cañones estaban alineados y seguirían la misma secuencia de disparo que la última vez, ajustando el ángulo de disparo y llenando la munición correspondiente según las señales de Relámpago.

Al lado de las posiciones de artillería también había una fuerza de emergencia, con unas 100 personas, equipadas con fúsiles de chispa, cuya única tarea era proteger a la unidad de artillería y al Príncipe, Su Alteza Real, quien estaba detrás de ellos.

Observando la línea de defensa y viendo a los soldados con su moral alta y sus espíritus temblando de emoción, dentro de su corazón, Roland se conmovió profundamente. El ejército, al principio extremadamente débil y frágil, que había construido a partir de gente que sólo se alistó en el ejército con el propósito de tener un huevo para comer; después de pasar por el bautismo de los Meses de los Demonios y la batalla de defensa, ahora estaba lado a lado, orgullosamente llevando sobre sus hombros la responsabilidad de defender su hogar.

“Su Alteza, ahora mismo el enemigo está a sólo dos kilómetros de nosotros.” Reportó Relámpago a su regreso.

Roland asintió con la cabeza, luego se volteó hacia el Caballero Principal y dijo: “¡Pasa mi orden, todos los miembros del Primer Ejército deben entrar en su posición de alerta y prepararse para dar la bienvenida al enemigo!”.

“¡Sí!” Asintió Carter.

*

Lehman sentía que su mano se hacía más y más difícil de mover.

Hace dos días había sentido constantemente un dolor ardiente, pero ya casi había perdido todas las sensaciones en su brazo. Ya no podía poner su armadura sobre su hinchado brazo azul verdoso. En el lugar donde el martillo de hierro había golpeado su brazo, había dejado una mancha roja negruzca, a primera vista parecía una capa algo transparente pero brillante sobre su piel.

El hueso debe de estar roto, pensó, si no lo trato pronto, este brazo no se conservará. Los analgésicos que encontramos en la iglesia pueden aliviar el dolor, pero no pueden regenerar un hueso roto. Él había decidido esperar hasta el final de la batalla para volver inmediatamente a la Ciudad Rey, donde iría a buscar a los mejores farmacéuticos y alquimistas de todo el Reino de Graycastle. Ellos deberían poder curar esta maldita herida interna que tenía.

Señor Lehman, su mano… ¿está bien?” Preguntó Levin preocupado.

“Solo se ve un poco aterrador.” Fingió estar indiferente. “Aplacémoslo hasta que hayamos atacado al Pueblo Fronterizo, por ahora, el pueblo aún no está en nuestras manos, así que debemos concentrarnos en esa tarea.”

“Espero que el dolor en su brazo no lo haya puesto nervioso, Señor.Duane se mofó. “¿Cómo quiere atacar al pueblo?”

El tono con el que hablaba el otro Caballero hizo que Lehman frunciera el ceño, pero ahora no era el momento de preocuparse por un asunto tan pequeño.

“Según las noticias que pudimos recoger de los nobles de la Familia Wolf y Elk, ellos dependían principalmente de un arma ofensiva de largo alcance para detener a los Caballeros. Este tipo de arma podía atacar a los Caballeros antes de que su ataque llegara a ellos. Además, cuando eran utilizadas iban acompañadas de una llama y un fuerte ruido. En resumen, eran similares a una enorme ballesta, que podía lanzar objetos a una velocidad mucho más rápida que una flecha de ballesta”.

“En otras palabras, a pesar de su poder, no puede dispararse continuamente, ¿verdad?” Levin rápidamente detectó el punto clave.

“Sí, cuanto más rápido seamos capaces de alcanzar su defensa, menos ataques tendremos que enfrentar.” Asintió Lehman. “Además, el número de personas también es crucial. Por lo que yo sé, el Duque Ryan y su coalición de nobles solo tenían 200 Caballeros, y al final, sólo perdieron la oportunidad de abrirse paso por un paso final. Sin embargo, poseemos más de 1500 personas, que después de tomar las píldoras no son más lentas que un caballo corriendo, por lo que nuestro resultado será totalmente diferente al del último intento.”

“O todo eso nunca sucederá.” Pensó Duane de otro modo. “Tal vez Roland Wimbledon todavía está sentado en su castillo, esperando la llegada del Enviado. Así que, mientras entremos en el castillo, podemos ir y cortarle la cabeza.”

“No, a estas alturas definitivamente nos ha notado.” Lehman negó categóricamente esta opción. “¿No has descubierto que en los últimos tres días no hemos encontrado ninguna caravana? Que los mercaderes de la Fortaleza Longsong, después de ver a nuestra gran unidad eligieron quedarse o regresar en la fortaleza no es extraño, pero que no hayamos visto ninguna caravana viniendo del Pueblo Fronterizo es inusual. La única explicación para esto es que el Príncipe debe haber sellado el Pueblo Fronterizo.

“¿Entiendes finalmente por qué su Majestad eligió al Señor Lehman para ser capitán en vez de ti?” Preguntó Levin burlándose.

“Bueno, parece que no tienes problemas con tu cabeza.” Duane se encogió de hombros. “De esta manera es bastante bueno. Comparado con simplemente matar al Príncipe por mí mismo, será más interesante matar a todos los marginados que se atrevan a rebelarse contra Su Majestad Timothy.

Señor Lehman, hemos descubierto soldados y caballos frente al Pueblo Fronterizo.” Reportó el investigador Caballero.

“De acuerdo, vamos a echar un vistazo.” Lehman empujó su caballo hacia adelante. En este punto, el perfil del castillo se había vuelto débilmente visible, y al final de la carretera podía ver algunas sombras caminando. Sacando su espejo de observación, observaba cuidadosamente la disposición de la línea defensiva del enemigo: “Esas cosas con ruedas, según nuestra inteligencia deberían ser las armas de ataque de largo alcance, pero su número parece ser mucho mayor de lo que se informó.”

“¿Deberíamos tener a todos corriendo como locos?” Preguntó Levin.

“Este camino es un poco angosto, me temo que no puede acomodar a toda la milicia.” Miró hacia el bosque a su derecha. “Deberíamos dividir a algunas personas y dejarlas rodear, aunque sean más lentas, eso no importará. Mientras podamos empezar un ataque de flanco, su línea defensiva no durará mucho tiempo.”

En el momento en que Lehman se preparaba para dar sus órdenes para ajustar su ejército, repentinamente notó un toque de blanco por el rabillo del ojo.

Siendo sobresaltado, miró fijamente, ¿esto es… una alucinación causada por mi brazo roto? Imposible, en realidad es una mujer. La mujer llevaba una capucha, todo su cuerpo estaba cubierto con una túnica blanca, y aún más rápido de lo que era capaz de abrir la boca para gritar, una llama apareció repentinamente en sus manos.

Lehman sólo sintió como su cabeza fue golpeada repentinamente por una fuerza similar al martillo, antes de que el mundo comenzara a girar y cayera en la oscuridad.

3 respuestas a “RTW – Capítulo 198 – La Apertura Repentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s