Invincible – Capítulo 157 – El Anterior Maestro del Anillo de la Vinculación Divina

(5/7)

Al ver la fuerte reacción de Zhao Shu y Yu Ming, Huang Xiaolong estaba seguro de que habían oído hablar del Anillo de la Vinculación Divina.

Y por supuesto, Zhao Shu habló. “Soberano, el Anillo de la Vinculación Divina es uno de los diez mejores Tesoros Celestiales, y está ubicado en el puesto número seis.”

“¡Número seis!” Los ojos de Huang Xiaolong se abrieron con encanto en su interior.

Antes de esto, había adivinado que el Anillo de la Vinculación Divina era mejor que la Pagoda del Tesoro Linglong, pero no esperaba que fuera el número seis en la lista de Tesoros Celestiales.

Había un gran abismo que separaba las fortalezas y el poder provistos por cada Tesoro Celestial en la lista. Cuanto mayor fuese el rango, mayor sería la brecha, lo que a su vez significaba que aumentaría exponencialmente el poder del propietario cuanto más alto fuese el tesoro.

¡Y el Anillo de la Vinculación Divina era en realidad tres rangos más altos que la Pagoda del Tesoro Linglong!

“El Diputado de Izquierda Zhao Shu tiene razón.” Yu Ming se hizo cargo de la explicación en este punto: “Soberano, el Anillo de la Vinculación Divina, una vez apareció en el Mundo Espíritu Marcial hace unos tres mil años, lo que provocó un período de terror. En ese momento, el maestro del Anillo de la Vinculación Divina era alguien llamado Lin Shengjie. Él era el Señor de una secta maligna, favoreciendo la matanza y la masacre por naturaleza, lo que invocó la ira de numerosas fuerzas del Mundo Espíritu Marcial, las cuales decidieron unir sus manos y sitiar a Lin Shengjie. Aunque Lin Shengjie era muy poderoso, bajo los continuos ataques de tantas fuerzas, al final fue asesinado. ¡Incluso la secta maligna que él construyó fue aniquilada de la noche a la mañana!”

“¡¿Señor de una secta maligna, Lin Shengjie?!” Huang Xiaolong quedó desconcertado. Que el maestro anterior del Anillo de la Vinculación Divina fuese el Señor de una secta maligna realmente fue una sorpresa para él.

“Sí”. Zhao Shu dijo: “En ese momento, Lin Shengjie estaba en el pico del Noveno Orden del Reino Santo con un pie en el Reino Divino. El número de expertos en el Reino Xiantian y el Reino Santo que estaban bajo él en ese momento era innumerable. En ese ataque conjunto de los Espíritus Marciales hubo muchas fuerzas. ¡Aunque lo mataron con éxito, ¡también perdieron a la mitad de sus expertos en esa batalla!

“¡Un maestro en el pico del Noveno Orden del Reino Santo!”

“¡La mitad de sus expertos!”

La comprensión de Huang Xiaolong fue una vez más sacudida.

Y estaba ese reino – ¡Reino Divino!

Por encima del Reino Santo, ¿estaba el Reino Divino?

Esta fue la primera vez que escuchó sobre esto. ¡Entonces, el reino sobre el Reino Santo se llamaba el Reino Divino!

Zhao Shu continuó: “La batalla de ese año estuvo verdaderamente llena de sangre fluyendo como un río”. Entonces, Zhao Shu sonrió repentinamente a Huang Xiaolong en ese momento, diciendo: “Ese año, Lin Shengjie murió bajo la mano del Antiguo Soberano.

“¿Maestro?” Esta información estaba fuera de los límites de las expectativas de Huang Xiaolong.

Zhao Shu asintió con la cabeza. “El Antiguo Soberano era un Santo en el pico de la etapa tardía del Octavo Orden en ese momento y se unió al asedio de Lin Shengjie.” Mientras decía esto, el tono de Zhao Shu se suavizó repentinamente como si recordara algo: “Lin Shengjie murió en la Montaña Sin Nieve si no me equivoco.”

Huang Xiaolong miró a Zhao Shu.

“En ese momento, el Imperio Duanren aún no había nacido, pero ahora, la Montaña Sin Nieve se encuentra dentro del territorio del Imperio Duanren. Sin embargo, han pasado más de tres mil años, y la ubicación exacta de la Montaña Sin Nieve sería difícil de determinar.” Zhao Shu continuó. “Después de que Lin Shengjie muriera ese año, el Anillo de la Vinculación Divina se convirtió en un objeto sin dueño, y muchas fuerzas lo codiciaban. Hombres y recursos se gastaron en su búsqueda, pero hasta el día de hoy no ha habido noticias de que alguien lo encontrara.”

Las emociones de Huang Xiaolong estaban aumentando.

Montaña Sin Nieve… ¿Podría ser esa cordillera que rodeaba al Lago de la Iluminación del Reino Yuwai?

¡Debe ser!

De lo contrario, sería extremadamente difícil explicar cómo el Anillo de la Vinculación Divina había aparecido en el Lago de la Iluminación.

Otro tema que llamó la atención de Huang Xiaolong fue su Maestro, Ren Wokuang. Hace tres mil años, su Maestro era un Guerrero Santo en el pico de la etapa tardía del Octavo Orden. Entonces, antes de que desapareciera el Maestro, que fue hace unos sesenta años, ¿qué tan alta era su fuerza?

¿Podría el Maestro haber alcanzado el Reino Divino?

Si realmente avanzó al Reino Divino, ¿cómo murió?

¿Alguien lo mató?

¿Quién podría tener el poder para hacerlo?

¡Espera! ¡Existe la posibilidad de que el Maestro no haya muerto! Repentinamente, este pensamiento brilló en la mente de Huang Xiaolong. Todo este tiempo, había supuesto que su Maestro Ren Wokuang estaba muerto, ¿y si no fuera así? ¿Simplemente fue a algún lado? Al igual que lo que la gente de la Puerta de Asura había estado diciendo todo el tiempo, él solo estaba desaparecido.

Soberano, ¿por qué repentinamente pregunta acerca del Anillo de la Vinculación Divina?” En este momento, Yu Ming preguntó.

Todos en el salón se volvieron para mirar a Huang Xiaolong.

“¡Para ser honesto, tengo el Anillo de la Vinculación Divina!” Frente a la expresión perpleja de todos, Huang Xiaolong habló con franqueza. Desde que le preguntó a Zhao Shu y Yu Ming, él no planeaba esconder el asunto de ellos.

Con respecto al asunto de que él adquiriera y refinara la Pagoda del Tesoro Linglong, estaba cien por ciento seguro de que Yu Ming ya se lo había mencionado a Zhao Shu. Como Zhao Shu sabía que tenía la Pagoda del Tesoro Linglong, ubicado en el puesto número nueve, agregar un tesoro más a la lista no supondría una gran diferencia.

“¡¿Qué ?!” Las cuatro personas se sorprendieron, y todos inmediatamente se levantaron de sus asientos, lo que evidentemente incluyó a Fei Hou y Haotian. Ambos estaban en la oscuridad y no tenían idea de que Huang Xiaolong también había adquirido y refinado con éxito el Anillo de la Vinculación Divina.

Ante los cuatro pares de ojos sorprendidos, Huang Xiaolong convocó al Anillo de la Vinculación Divina.

Al observar el anillo dorado que emanaba un brillo dorado que flotaba silenciosamente sobre Huang Xiaolong, todas las miradas se posaron en el Anillo de la Vinculación Divina que flotaba en el aire.

Era como si hubiera un encanto inexplicable proveniente del resplandor dorado, cautivando sus mentes.

Zhao Shu fue golpeado por oleadas de emociones. Un año antes, cuando Yu Ming regresó al cuartel general y le informó sobre Huang Xiaolong, describiendo en detalle el Espíritu Marcial gemelo de talento excelente de Huang Xiaolong y el hecho de que perfeccionó la Pagoda del Tesoro Linglong, tanto él como Zhang Fu quedaron asombrados. Ahora, lo estaba viendo con sus propios ojos: ¡otro Tesoro Celestial, el Anillo de la Vinculación Divina, situada en el puesto número seis era propiedad de Huang Xiaolong!

La emoción en el corazón de Zhao Shu era difícil de contener.

Los dos Tesoros Celestiales de la lista, el número nueve y el número seis fueron refinados por Huang Xiaolong. Además de eso, Huang Xiaolong tenía un Espíritu Marcial gemelo de talento excelente, por lo que sus logros en el futuro eran difíciles de imaginar.

“¡El Soberano es invencible desde el principio hasta el fin!” Después de un largo tiempo, Zhao Shu reprimió su emoción y repentinamente se arrodilló para reverenciar a Huang Xiaolong.

“¡El Soberano es invencible desde el principio hasta el fin!” Yu Ming, Fei Hou y Haotian reaccionaron, y siguieron su ejemplo, arrodillándose para reverenciar a Huang Xiaolong, alabándolo con la larga e inaudible frase.

¡El Soberano es invencible desde el principio hasta el fin!

Huang Xiaolong miró impotente a las cuatro personas que repentinamente se arrodillaron a modo de reverencia.

“Ustedes cuatro, levántense.” Huang Xiaolong solo podía decirles que se pusieran de pie después del hecho.

“¡Gracias, Soberano!” Zhao Shu fue el primero en levantarse, seguido de Yu Ming, Fei Hou y Haotian.

Después de eso, Huang Xiaolong le preguntó a Zhao Shu y a Yu Ming qué sabían sobre el Anillo de la Vinculación Divina, así como también sobre asuntos relacionados con la Puerta de Asura.

Zhao Shu y Yu Ming no ocultaron nada y dijeron todo lo que sabían acerca de lo que se les preguntó.

Comprendiendo la información sobre el Anillo de la Vinculación Divina y la Puerta de Asura, Huang Xiaolong le dijo a Zhao Shu y a Yu Ming. “En diez días después, nos dirigimos al Imperio Duanren.

¿Soberano quiere ir a la Ciudad Imperial?” Zhao Shu y Yu Ming se sorprendieron.

En este punto, Haotian intervino. “¡Diputado de Izquierda Zhao Shu, Maestro, el Soberano ganó el campeonato general de la Academia de la Estrella Cósmica, así que se dirigirá al Imperio Duanren para participar en la Batalla de la Ciudad Imperial!”

“¿Participar en la Batalla de la Ciudad Imperial?” Los ojos de Zhao Shu y Yu Ming se abrieron con incredulidad.

La Batalla de la Ciudad Imperial del Imperio Duanren, tanto Zhao Shu como Yu Ming, habían escuchado un poco al respecto. En el Continente Nube Estelar de donde vinieron, los imperios también tenían algo así como una batalla o competencia entre sus genios.

Pero, ¿no que el Soberano solo tenía diecisiete este año? A los diecisiete años, ¿podría arrebatarle el título de campeón general de la Academia y representar a la Academia en la Batalla de la Ciudad Imperial del Imperio Duanren?

Soberano, ¿ya entró en el Décimo Orden?” Yu Ming se aventuró cautelosamente.

En opinión de Yu Ming, para que Huang Xiaolong fuese el campeón general de la Academia, al menos debía de ser un Guerrero del Décimo Orden.

¿Qué edad tenía Huang Xiaolong en este momento? Este joven era prácticamente un niño, lo que hizo difícil para Yu Ming creerlo. Incluso Zhao Shu estaba mirando a Huang Xiaolong con recelo.

Huang Xiaolong asintió. “Hace dos meses, avancé al pico de la etapa tardía del Décimo Orden, ahora, estoy a medio paso de penetrar en el Reino Xiantian.

¡Hace dos meses, el pico de la etapa tardía del Décimo Orden!

¡Solo medio pie y podría penetrar en el Reino Xiantian!

Los ojos de Zhao Shu y Yu Ming casi se salieron de sus órbitas antes de que una fuerte bocanada de aire pudiera oírse desde ellos. ¿Un Guerrero en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden a los diecisiete años? ¡No, espera! Hace dos meses, eso significa que el Soberano tenía todavía dieciséis años, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s