Invincible – Capítulo 156 – La Llegada de Zhao Shu y Yu Ming

(4/7)

Casi inmediatamente después de regresar a la Mansión Tianxuan desde la Mansión Guo, Huang Xiaolong activó el Anillo de la Vinculación Divina y entró en el antiguo campo de batalla para cultivar.

Por el momento, Huang Xiaolong se concentró en practicar sus Tácticas de Asura en lugar de sus habilidades de combate, como la Habilidad de Espada de Asura, la Garra del Demonio Asura, el Cuerpo Dorado Linglong y la Palma de la Vinculación Divina, entre otros.

Para Huang Xiaolong, fortalecer su qi de batalla y entrar en el Reino Xiantian era el único objetivo en este momento.

¡Estas habilidades de combate eran suplementarias!

Además, el poder de sus habilidades de combate no mejoraría mucho en un año.

Mientras tuviera éxito en irrumpir en el Reino Xiantian con su qi de batalla, su fuerza aumentaría a pasos agigantados.

Además de las Tácticas de Asura, Huang Xiaolong asignó dos horas al día para entrenar con Fei Hou, y si Fei Hou no podía, alternaba con el Mariscal Haotian.

Mientras luchaba con estos dos poderosos expertos Xiantian, el control y la comprensión de Huang Xiaolong en la batalla se profundizaron.

Pasaron otros nueve días.

En esta mañana en particular, Fei Hou y Haotian estaban radiantes mientras entraban al patio de Huang Xiaolong, informando: “¡Soberano, el Maestro dio la noticia de que él y Zhao Shu llegaran en una hora!”

“¡Ah, una hora más!” Huang Xiaolong estaba feliz de escuchar esto y respiró profundamente. “¡Vamos a las puertas de la Ciudad Real!”

Huang Xiaolong podría ser el Soberano de la Puerta de Asura, pero Zhao Shu era un experto en el Reino Santo. Con la llegada de Zhao Shu, era de sentido común para Huang Xiaolong que fuera a recibirlo a las puertas de la ciudad.

“¡Sí, Soberano!” Respondieron Fei Hou y Haotian. Ninguno de los dos sintió que era extraño que Huang Xiaolong quisiera ir a recibir a Zhao Shu a las puertas de la ciudad.

Incluso alguien tan exaltado como el Emperador Duanren debería mostrar cortesía al reunirse con un experto en el Reino Santo; además, Zhao Shu no era un experto ordinario del Reino Santo.

Por lo tanto, Huang Xiaolong salió de la Mansión Tianxuan junto con Fei Hou y Haotian, y se dirigieron hacia las puertas de la ciudad, esperando la llegada de Yu Ming y Zhao Shu.

Pensando que pronto podrían conocer a un experto en el Reino Santo, tanto Fei Hou como Haotian estaban emocionados, y sus palmas comenzaron a sudar por el nerviosismo. Como experto en el Reino Xiantian, ambos disfrutaban de un inmenso respeto y un trato de primera clase en el reino, especialmente Haotian, pero ante un experto en el Reino Santo, crudamente hablando, no eran nada. Si esto fuera el pasado, ni siquiera tendrían las calificaciones para conocer a un experto en el Reino Santo.

No mucho después de que los tres llegaron a las puertas de la ciudad, dos siluetas aparecieron desde el camino montañoso en la distancia.

Al ver cómo estas dos siluetas se acercaban, tres pares de ojos se iluminaron cuando notaron a Yu Ming.

Yu Ming era visto cabalgando ligeramente detrás de un hombre corpulento y robusto que parecía tener alrededor de cincuenta años. Ambos montaban bestias parecidas a un rinoceronte, pero la diferencia era que estas monturas de bestias no tenían cola. En cambio, tenían una esfera con un resplandor lustroso que se asemejaba a las llamas.

La distancia entre ellos y las puertas de la ciudad todavía era bastante lejana, sin embargo, Huang Xiaolong, Fei Hou y Haotian ya sentían la presión aterradora que emanaba de ese hombre de mediana edad.

¡Huang Xiaolong sabía que este hombre de mediana edad tenía que ser el Diputado de Izquierda de la Puerta de Asura, Zhao Shu!

Las bestias que Yu Ming y Zhao Shu estaban montando se movían aparentemente lentas, pero de hecho eran extremadamente rápidas. Con solo unas respiraciones, Yu Ming y Zhao Shu se encontraban a una distancia de varios cientos de metros de la posición de Huang Xiaolong.

Luego de una inspección más cercana, Huang Xiaolong notó que los ojos de Zhao Shu eran redondos y grandes, parecidos a los de un Águila de Hierro: cortantes, fríos e insondables.

Mientras Huang Xiaolong observaba a Zhao Shu, Zhao Shu hacía lo mismo con Huang Xiaolong. A partir de los detalles del informe de Yu Ming, ya había adivinado que este joven alto, de no más de veinte años, debería ser el discípulo personal del Antiguo Soberano, el que tiene el Anillo de Asura Huang Xiaolong.

Las tres personas que esperaban, se acercaron a los dos que se aproximaban.

Yu Ming y Zhao Shu desmontaron de sus bestias.

“¡Anciano de la Puerta de Asura, Yu Ming saluda al Soberano!” Dijo Yu Ming respetuosamente mientras se arrodillaba ante Huang Xiaolong, haciendo su saludo de rodillas y en forma apropiada.

Por otro lado, Zhao Shu se acercó, hizo una reverencia respetuosa, y le dijo a Huang Xiaolong: “¡El Diputado de Izquierda de la Puerta de Asura, Zhao Shu, saluda al Soberano!”

En la Puerta de Asura, los expertos en el Reino Santo solo necesitaban inclinarse ante el Soberano.

“¡Diputado de Izquierda Zhao Shu, Anciano Yu Ming, por favor levántense!” Huang Xiaolong rápidamente se adelantó para excusarlos de tales saludos.

En este momento, Fei Hou y Haotian también se adelantaron rápidamente, saludando con gran respeto a Zhao Shu. “¡El discípulo de la Puerta de Asura Fei Hou (Haotian) saluda al Diputado de Izquierda Zhao Shu!”

Zhao Shu asintió y los dejó levantarse.

Entonces, Fei Hou y Haotian se volvieron hacia su Maestro, inclinándose respetuosamente: “¡Maestro!”

Yu Ming asintió.

Sin mucho intercambio de palabras, todos se volvieron y se dirigieron hacia la Mansión Tianxuan.

En el camino, Zhao Shu le dijo a Yu Ming: “Estos dos discípulos tuyos no son malos.” Zhao Shu podía ver fácilmente que los físicos de Fei Hou y Haotian, así como otros aspectos eran mucho más fuertes en comparación con otros guerreros en el mismo nivel.

Yu Ming respondió rápida y respetuosamente. “¡El Diputado de Izquierda Zhao Shu los elogia demasiado!”

La verdad era que incluso el propio Yu Ming estaba sorprendido por los cambios que vio en Fei Hou y Haotian.

Sin embargo, después de escuchar las palabras de elogio de Zhao Shu, Fei Hou y Haotian estaban realmente aprensivos en lugar de rebosantes de alegría.

En este punto, Haotian admitió con honestidad. “Diputado de Izquierda, la verdad es que no podríamos haber logrado este nivel de cultivación si no fuera gracias a la generosidad del Soberano.

“¿Ah?” Esta revelación fue inesperada para Zhao Shu y Yu Ming.

Huang Xiaolong sonrió. “No hice mucho, excepto pasarles a los dos una serie de técnicas de cultivación. Sus logros son el resultado de su propio trabajo duro.”

Las palabras de Huang Xiaolong pueden haber parecido modestas, pero al mismo tiempo, confirmaron indirectamente lo que Haotian acababa de decir.

Esto despertó una gran curiosidad en Zhao Shu y Yu Ming hacia las técnicas de cultivación que Huang Xiaolong les entregó a Fei Hou y Haotian.

Poco tiempo después, el grupo de personas llegó a la Mansión Tianxuan.

De vuelta en la Mansión Tianxuan, en el camino al salón principal, el grupo de cinco se encontró con Huang Peng y Su Yan, y Huang Xiaolong presentó solemnemente las identidades de Zhao Shu y Yu Ming a sus padres.

Especialmente cuando él les presentaba a Zhao Shu.

Aunque no era la primera vez que Yu Ming llegaba a la Mansión Tianxuan, Huang Peng y Su Yan nunca lo habían conocido antes de esto. Al escuchar de Huang Xiaolong, que el estado de Yu Ming, era el de Maestro de Fei Hou y Haotian, ambos quedaron asombrados.

A pesar de que Huang Xiaolong no dijo claramente la identidad de Zhao Shu cuando se los presentó a sus padres, Huang Peng y Su Yan quedaron impresionados al detectar la seriedad en la voz de su hijo.

Su primera reacción fue saludar. “¡Mayor Zhao Shu, Mayor Yu Ming!”

Huang Peng y Su Yan eran los padres de Huang Xiaolong, Zhao Shu y Yu Ming no se atrevieron a mostrar una actitud superior y saludaron a Huang Peng y Su Yan de regreso.

Sabiendo que su hijo tenía asuntos por discutir, abandonaron el salón principal para no molestarlos.

Después de que Huang Peng y Su Yan salieron del salón, Huang Xiaolong preguntó sobre lo que le sucedió a Yu Ming en los últimos años. Si Yu Ming no se hubiera retrasado, habría regresado al Reino Luo Tong hace seis años.

Yu Ming informó rápidamente los sucesos que le sucedieron en los últimos años.

Cuando Yu Ming dejó el Continente Viento de Nieve, necesitó cruzar un lugar llamado Barranco del Mar Muerto para regresar al Continente Nube Estelar. Al pasar por el Barranco del Mar Muerto, se encontró con un remolino aterrador, el cual lo succionó en otro espacio desconocido dentro del Barranco del Mar Muerto y quedó atrapado dentro de él durante seis años.

Seis años más tarde, se formó una grieta espacial que proporcionó una oportunidad para que Yu Ming escapara.

Huang Xiaolong estaba estupefacto al oír esto.

¿Yu Ming se retrasó durante seis años debido a esto?

Una sonrisa irónica escapó del rostro de Huang Xiaolong; no estaba seguro de sí debería decir que Yu Ming era afortunado o desafortunado. En ese momento, pensó que Chen Tianqi se había enterado de su existencia y que Yu Ming fue encerrado por él.

Fei Hou y Haotian también quedaron estupefactos al escuchar la experiencia de su Maestro.

Entendiendo la razón de la demora de Yu Ming, Huang Xiaolong cambió el tema. “Diputado de Izquierda Zhao Shu, Anciano Yu Ming, ¿alguna vez han oído hablar de un tesoro celestial llamado Anillo de la Vinculación Divina?”

“¡Anillo de la Vinculación Divina!” Zhao Shu y Yu Ming se sorprendieron por la repentina mención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s