Invincible – Capítulo 153 – Número Uno de la Academia

(1/7)

Debajo del escenario, el profesor de la Clase Tres del Tercer Año, Chen Xiaojing, casi dislocó su mandíbula mientras miraba estupefacto a las tres personas – Xie Wei, Jiang Chengyu y Chen Fengli – que fueron derrotadas por Huang Xiaolong.

Las piernas del joven de rostro pálido y de uno de los discípulos del patio interior se debilitaron al ver lo que acababa de suceder, a tal punto, en que casi se arrodillaron en el suelo.

Aquellos estudiantes que ridiculizaron a Huang Xiaolong por ganar el primer lugar durante los años anteriores porque sus oponentes eran indulgentes, estaban temblando como si tuvieran un episodio de epilepsia, convulsionando extrañamente.

El silencio se impregnó en todos los rincones del Salón Sagrado.

Al ver la silueta de Huang Xiaolong en el escenario, los corazones de las chicas saltaban como un cervatillo travieso, emitiendo sonidos de ‘putong putong’ como un tambor en sus oídos.

Si las luces brillantes de los ojos de estas chicas se juntaran y se lanzaran, probablemente tendría el poder de electrocutar a un jabalí hasta la muerte.

Después de lo que parecía haber sido mucho tiempo, el Salón Sagrado estalló en estruendosos aplausos y vítores.

En este momento, Xie Wei, Jiang Hengyu y Chen Fengli lograron levantarse del suelo. La forma en que los tres miraban a Huang Xiaolong estaba ahora llena de miedo.

¡El Huang Xiaolong que nunca pusieron en sus ojos, un pequeño granuja que, en su opinión, ni siquiera podía ganar el primer lugar de la clase, era realmente este monstruo!

Sus rostros eran extremadamente feos mientras los fuertes vítores y alabanzas resonaban en sus oídos.

Xie Wei, Jiang Hengyu, Chen Fengli; ¡Realmente, los tres ignoraron las reglas establecidas por la Academia! ¡Como ancianos, no solo interfirieron con la competencia entre los estudiantes, incluso atacaron a Huang Xiaolong, un estudiante de la Academia!” Sun Zhang estaba verdaderamente enojado esta vez y reprendió al trío.

Xie Wei miró a Sun Zhang y a Xiong Chu, se burló y dijo: “¿Y qué? ¡Sun Zhang, incluso si quieres expulsarnos debes convocar primero a una reunión de ancianos!”

Como un Anciano del patio interior, independientemente de su crimen, solo podían ser castigados después de que se tomara una decisión en la reunión de ancianos. Ni siquiera Sun Zhang y Xiong Chu eran capaces de reemplazar la autoridad de los Ancianos y decidir arbitrariamente sus castigos.

Después de señalar esto, los rostros de Sun Zhang y Xiong Chu se volvieron malhumorados.

Una sonrisa orgullosa y complaciente surgió en los rostros de Xie Wei, Jiang Hengyu y Chen Fengli.

Sin embargo, en ese momento, Huang Xiaolong caminó lentamente hacia ellos.

Los orgullosos destellos en sus rostros se tensaron y palidecieron.

Huang Xiaolong, ¿qué estás haciendo?” Xie Wei le gritó a Huang Xiaolong mientras hacía todo lo posible para ocultar el miedo que sentía dentro.

Jiang Hengyu también gritó: “Tú realmente le faltaste el respeto a un Anciano del patio interior. ¡Incluso nos has atacado y lastimado! ¡Simplemente espera, definitivamente serás expulsado!”

El hecho del asunto fue que los tres habían intervenido en la competencia de estudiantes de la Academia. Emboscaron a Huang Xiaolong en una batalla de tres contra uno, y ahora discutían desvergonzadamente que Huang Xiaolong no respetaba a los Ancianos, lesionándolos, y realmente querían expulsar a Huang Xiaolong de la Academia.

El tono placentero de Huang Xiaolong coincidía con su expresión: “¿En serio? ¡Pero los tres no parecen tener la autoridad suficiente para expulsarme!”

Para expulsar a un estudiante, ya fuesen estudiantes de las clases normales o del patio interior, caía bajo la responsabilidad y autoridad de Sun Zhang y Xiong Chu.

Xie Wei y las otras dos se quedaron en blanco.

Justo ahora, de hecho, se olvidaron de este asunto.

Huang Xiaolong continuó acercándose a los tres.

Al ver esto, Xie Wei, Jiang Hengyu y Chen Fengli retrocedieron de una manera nerviosa.

“¡¿Huang Xiaolong, te atreves a ignorar las reglas?!” Xie Wei una vez más aparentó valentía, tratando de disuadir a Huang Xiaolong, pero todo fue en vano. Antes de que Xie Wei pudiera terminar, las Alas del Demonio de color ébano en la espalda de Huang Xiaolong batieron. En menos tiempo del que tardó en parpadear, Huang Xiaolong había alcanzado a Xie Wei, y un puño golpeó el lado derecho de su rostro. La cabeza de Xie Wei casi se volteó del impacto, haciendo que todo su cuerpo saliera volando.

Luego, Huang Xiaolong caminó hacia Jiang Hengyu y Chen Fengli mientras el miedo distorsionaba sus rostros.

“¡Huang Xiaolong, usa tus palabras! ¡Si tienes algo que decir, podemos hablarlo pacíficamente, no actúes temerariamente!” Los dos mencionaron.

¿Discutir pacíficamente? ¿No actuar imprudentemente? Huang Xiaolong se burló fríamente. Las palmas se estrellaron, golpeando a los dos en el pecho y enviándolos a volar al mismo tiempo.

La atmósfera caliente en el Salón Sagrado Hall se calmó instantáneamente.

La gente de todas las direcciones miraba hacia un lugar.

Huang Xiaolong miró a las tres personas que gemían en el suelo, caminó lenta y nuevamente hacia ellas.

Sun Zhang y Xiong Chu intercambiaron una mirada, ninguno habló, sumergiéndose en la comodidad de ver un buen espectáculo.

Estos tres habían ocupado la posición de Anciano del patio interior durante demasiado tiempo. Con el Primer Ministro Wu Feng como su defensor, nunca les habían dado ninguna cara a los dos. Por lo tanto, Sun Zhang y Xiong Chu no estaban satisfechos con ellos desde hace bastante tiempo.

Xie Wei notó que Sun Zhang y Xiong Chu estaban parados a un lado con los brazos cruzados sobre sus pechos, disfrutando del espectáculo. Él se exasperó y se enojó: “Sun Zhang, Xiong Chu, como el Director y Vice-Director de la Academia, ¡¿cómo pueden simplemente pararse allí y ver a un estudiante de la Academia atacar a un Anciano del patio interior?! ¡Cuando se convoque la reunión de los ancianos, propondré que ustedes se retiren de sus cargos!”

Sun Zhang se rió. “¿En serio? Perdóname, no vi nada.”

¿No vieron? Xie Wei, Jiang Hengyu y Chen Fengli se atragantaron con la ira al ver que Sun Zhang mentía sin pestañear. ¡En este momento, acababan de recibir una probada de la desvergüenza Sun Zhang!

Huang Xiaolong se detuvo frente a ellos; los tres lucharon para ponerse de pie.

Justo cuando lograron levantarse, cada uno fue enviado a volar nuevamente con una patada de Huang Xiaolong.

Cayendo al suelo, Chen Fengli se aferraba a su pecho con una horrible mueca.

“¡Está roto!” Él murmuró.

Las patadas de Huang Xiaolong se realizaron con gran fuerza y contenían un rastro del qi frígido de la Habilidad de la Espada de Asura, torturando a los tres desde dentro.

Al ver a los tres expertos reverenciados que se sacudían de dolor en el suelo, los discípulos del patio interior, al igual que el joven de rostro pálido, se pusieron pálidos de horror.

En este momento, Sun Zhang finalmente habló: “Xiaolong, déjame lidiar con los tres”. Después de todo, él realmente no podía quedarse parado allí sin hacer nada y ver cómo Huang Xiaolong los mataba, especialmente cuando había tantos estudiantes presentes.

Todos los ojos estaban expectantes.

Huang Xiaolong asintió.

La verdad era que nunca planeó matar a los tres.

Sin embargo, después de esto, incluso si no murieran, básicamente quedarían medios inválidos.

Justo ahora, Huang Xiaolong envió el frígido qi de Asura a sus Mar de Qi. Incluso si pudieran suprimirlo por el momento, no serían capaces de expulsarlo de sus cuerpos.

Con esto, la competencia anual de la Academia llegó a su fin.

¡Huang Xiaolong ganó el primer lugar de la Clase Tres del Tercer Año, el primer lugar del Tercer Año, y el número uno de la competencia general de la Academia!

El próximo año, Huang Xiaolong representaría a la Academia de la Estrella Cósmica en la Batalla de la Ciudad Imperial del Imperio Duanren.

¡Batalla de la Ciudad Imperial!

El evento terminó y los premios fueron otorgados. Sun Zhang y Xiong Chu presentaron dos Dans Espirituales a Huang Xiaolong, y mientras todo el mundo se iba, le pidieron a Huang Xiaolong que se quedara atrás y le dieron otros dos Dans Espirituales de grado cinco.

¡En todos los años anteriores siempre le habían dado una píldora, pero este año, Huang Xiaolong recibió dos!

Dans Espirituales de Grado Cinco. Sun Zhang y Xiong Chu rara vez estaban dispuestos a tomar estos para sus propios cultivos, lo que mostraba cuanta importancia le estaban poniendo en Huang Xiaolong.

Ambos esperaban que Huang Xiaolong mejorara su fuerza lo más posible antes de que comenzara la Batalla de la Ciudad Imperial.

Antes de que Huang Xiaolong se fuera, Sun Zhang y Xiong Chu dijeron: “Xiaolong, aunque estás en una etapa en la que después de utilizar tu Transformación de Alma, pudiste vencer a Xie Wei, debes saber que el número de estudiantes que participan en la Batalla de la Ciudad Imperial cada año provienen de miles de reinos diferentes. Los que son más fuertes que Xie Wei no son escasos. Algunos de ellos poseen talento y fuerza que no pierden con respecto a ti. Recuerda bien, nunca subestimes a un enemigo.”

Xiong Chu también proporcionó algunos consejos, y el contenido fue aproximadamente el mismo que el de Sun Zhang, ya que esperaba que Huang Xiaolong no permitiera que la victoria se le subiera a la cabeza, volviéndose arrogante e impertinente.

Momentos después, Huang Xiaolong los dejó a los dos.

Xiong Chu observó la espalda de Huang Xiaolong mientras se alejaba, reconfortado y lamentándose al mismo tiempo: “Me pregunto qué resultado puede obtener Xiaolong durante la próxima Batalla de la Ciudad Imperial“.

Sun Zhang respondió seriamente: “Los diez primeros no deberían ser un problema, pero el número uno podría estar un poco lejos. Uno debe darse cuenta, la cantidad de genios monstruosos en el Imperio Duanren no es un número pequeño.”

Cuando Huang Xiaolong entró en la Mansión Tianxuan, toda la mansión estalló en aplausos y vivacidad.

¡Este año, no solo Huang Xiaolong arrebató el primer lugar del año, sino que incluso ganó el número uno general de la Academia!

¡Representar a la Academia de la Estrella Cósmica en el Imperio Duanren, la Batalla de la Ciudad Imperial significaba representar al Reino Luo Tong, y este era el más alto honor y gloria! En el pasado, Huang Peng y Su Yan ni siquiera soñaban con semejante posibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s