ATG – Capítulo 900 – Conferencia del Soberano Celestial

(8/8)

“No muestres una expresión tan aterrorizada, no dije que vaya a matarte.” Dijo Yun Che con una sonrisa. “Si fuera a dejarte morir tan fácilmente…”

Los ojos de Yun Che instantáneamente se volvieron fríos y su voz sonó como una cuchilla afilada y penetrante, perforando el alma de Xuanyuan Wendao. “¿¡Cómo podría enfrentar al Tío Xiao en los cielos!?”

¡Crack! ¡¡Bang!!

Yun Che apretó su mano derecha y un gran hueso en la garganta de Xuanyuan Wendao se hizo añicos instantáneamente, mientras que su mano izquierda se estrellaba ferozmente contra su pecho. Con un ruido sordo, el cuerpo de Xuanyuan Wendao tembló severamente mientras una maliciosa energía profunda se infiltraba despiadadamente en sus venas profundas. En un abrir y cerrar de ojos, sus venas profundas fueron totalmente destruidas con toda la energía profunda almacenada en su interior, completamente aniquilada; ni un solo fragmento del mismo logró escapar.

Desde que él comprendió la energía profunda de oscuridad, se había vuelto más eficiente en su habilidad para paralizar las venas profundas.

Además, las varias personas a las que había paralizado recientemente tenían tanto su fuerza profunda como sus venas profundas paralizadas, lo que les impedía cultivar desde el principio nuevamente.

… Probablemente, estas acciones llevaban prácticamente su resentimiento de haber tenido paralizadas sus venas profundas en aquel entonces.

El miedo en los ojos de Xuanyuan Wendao se convirtió en una profunda desesperación en el momento en que sus venas profundas quedaron paralizadas… Un momento antes, todavía tenía un lejano sueño de convertirse en el señor del mundo. Sin embargo, en solo unas pocas respiraciones de tiempo, este hermoso sueño, que aún no se había cumplido, se había convertido en una total pesadilla.

El agarre de Yun Che se aflojó y Xuanyuan Wendao cayó inerte al suelo, como un perro muerto. El hecho de no matarlo, no fue porque Yun Che quisiera usarlo para amenazar a Xuanyuan Wentian… ni había tal necesidad.

Él fue la persona que mató a Xiao Ying en ese entonces y también el principal culpable que causó la tragedia en la Familia Xiao. ¡Su vida, debía de ser juzgada por la Familia Xiao!

Después de patear a Xuanyuan Wendao en el Arca Profunda Primordial, Yun Che, junto con Feng Xue’er, se elevó en el aire, y siguió volando hasta que estuvieron tres kilómetros por encima del Palacio del Océano Supremo antes de dirigirse hacia el sur.

La región oceánica del Océano Meridional no estaba tranquila hoy. Las olas se elevaban alrededor de la superficie del océano y una gran parte del cielo estaba cubierta por densas nubes. Yun Che y Feng Xue’er llegaron rápidamente por encima del palacio del océano y como Yun Che había esperado, esa energía profunda y caótica provenía del centro de la Arena del Dios del Mar… Al igual que la Conferencia de la Espada del Diablo en aquel entonces, Xuanyuan Wentian decidió elegir el mismo lugar para organizar la Conferencia del Soberano Celestial esta vez.

Yun Che y Feng Xue’er acortaron su distancia de la Arena del Dios del Mar a diez kilómetros antes de finalmente detenerse. Los dos se escondieron sobre las capas de nubes. Aunque estaban separados por diez kilómetros, con su vista, era suficiente para ver claramente las escenas que ocurrían en la Arena del Dios del Mar.

“Vamos a establecernos aquí entonces. Si nos acercamos más, será fácil para Xuanyuan Wentian darse cuenta de nuestra presencia.”

Mientras Yun Che dijo eso, su brazo se envolvió alrededor de la suave cintura de Feng Xue’er mientras activaba el Relámpago que Fluye Oculto, ocultando rápidamente sus auras.

“¡Es el padre real y los demás!” Gritó Feng Xue’er emocionada, sus ojos aterrizaron en el lado sur de la Arena del Dios del Mar. Allí, vio a Feng Zukui, a Feng Tianwei y a la figura de Feng Hengkong, y detrás de ellos estaba casi toda la alineación de Ancianos de mayor nivel de la Secta Divino Fénix.

Sin embargo, Feng Ximing no estaba entre ellos.

Al ver que estaban sanos y salvos con sus propios ojos, el corazón de Feng Xue’er, que había estado colgando en suspenso, finalmente se calmó.

Yun Che barrió sus ojos rápidamente alrededor de la Arena del Dios del Mar. La Conferencia de la Espada del Diablo reunió a casi todos los expertos de primera categoría en el Continente Profundo Cielo y podría decirse que fue el evento más grande en la historia del Continente Profundo Cielo. Sin embargo, la escala de esta llamada Conferencia del Soberano Celestial, en realidad había superado a la Conferencia de la Espada del Diablo. La gran mitad de la Arena del Dios del Mar que quedó vacía en aquel momento, ya estaba llena hasta el tope cuando la Conferencia del Soberano Celestial aún ni había comenzado.

Las sectas que fueron invitadas a la Conferencia de la Espada del Diablo estaban básicamente todas presentes. Por otro lado, aquellos que no participaron en la Conferencia de la Espada del Diablo pero que eran todos poderes prominentes en sus respectivas regiones, constituyeron un número mayor. ¡Aparte de las fuerzas en el reino profundo, Yun Che había visto claramente los poderes que pertenecían a las familias reales de varias naciones, junto con varias grandes potencias económicas!

¡Los poderes de la familia real que representan a las siete naciones del Continente Profundo Cielo estaban todos presentes! Y esto incluía al Imperio del Viento Azul, que estaba formado por varias docenas de personas lideradas por Dongfang Xiu y Qin Wushang.

Treinta o más gremios de comerciantes estaban presentes y cada uno de ellos era bien conocido en el continente.

¡Muy evidentemente, para esta llamada ‘Conferencia del Soberano Celestial’, Xuanyuan Wentian no solo quería conferirse el título de Soberano Celestial de una manera profunda… claramente quería convertirse en el Soberano Celestial de todo el continente!

La atmósfera de esta Conferencia del Soberano Celestial también estaba muy lejos de la Conferencia de la Espada del Diablo. En aquel entonces, nadie se había dado cuenta de que realmente serían reducidos a meras herramientas para que Xuanyuan Wentian liberara el sello de la espada del diablo, y asistieron a la conferencia para ‘participar’ y ‘mirar’. En aquel entonces, aunque estaban tensos, al mismo tiempo, estaban emocionados y llenos de expectativas. Esta vez, sin embargo, toda la Arena del Dios del Mar parecía haber sido cubierta por un gran caldero, envuelta por una atmósfera incomparablemente pesada.

Los poderes, las familias reales y los gremios de mercaderes de las siete naciones estaban sentados pulcra y tensamente con expresiones temerosas, sin atreverse siquiera a respirar hondo.

Los cuatro grandes Terrenos Sagrados, el Santuario del Monarca Absoluto, el Palacio del Océano Supremo, el Salón Divino Sol Luna y la Poderosa Región de la Espada Celestial, ya estaban presentes. Huangji Wuyu, Qu Fengyi y Ye Meixie estaban todos sentados frente a sus respectivos Terrenos Sagrados. Aunque todos llevaban diferentes expresiones, ya no poseían el orgullo y el poder que alguna vez tuvieron, ya que cada una de sus auras estaba llena de diferentes grados de nebulosidad.

A Ye Meixie le faltaba un brazo, convirtiéndose en un monarca celestial con un solo brazo. Aunque Huangji Wuyu y Qu Fengyi no se veían diferentes en la superficie, a partir de sus auras, Yun Che inmediatamente sintió que los dos claramente habían sufrido heridas considerablemente graves… Además, sus heridas fueron infligidas no hace mucho tiempo.

El brazo de Ye Meixie había quedado paralizado por la Pequeña Emperatriz Demonio y solo había una persona en el Continente Profundo Cielo que podía herir a Huangji Wuyu y Qu Fengyi.

En cuanto a la gente de la Poderosa Región de la Espada Celestial, no estaban sentados a los lados de la Arena del Dios del Mar. En cambio, fueron separados en varias formaciones cuadradas y todos ellos estaban parados en la región central de la Arena del Dios del Mar.

En aquel entonces, tres Asistentes de Espada y un grupo de ancianos de la Poderosa Región de la Espada Celestial fueron asesinados por Jazmín como si estuviera cortando vegetales, y su más importante Región Norte fue destruida. Podría considerarse que su fuerza general se había desplomado, y podría decirse que incluso habían caído del nivel de un ‘Terreno Sagrado’.

Sin embargo, hoy en día la Poderosa Región de la Espada Celestial, desde los Ancianos en la cima hasta los discípulos regulares más débiles, cada uno de ellos llevaba una expresión orgullosa y la cabeza en alto. Dejando de lado los poderes de las siete naciones, incluso cuando miraban a los otros tres Terrenos Sagrados, sus miradas evidentemente llevaban destellos de desdén.

Era como si hubieran pisado otro nivel de este mundo, donde todas las demás existencias, incluidos los otros tres Terrenos Sagrados que tenían el mismo estatus que ellos, se redujeron a meros sirvientes.

“Hmph, esta escena seguramente es espectacular.” Dijo Yun Che en voz baja. “Dejando de lado la personalidad de Xuanyuan Wentian, al ser influenciados por la energía profunda de oscuridad, incluso la Poderosa Región de la Espada Celestial no puede esperar para exponer el lado más feo de la naturaleza humana.”

“Las miradas de padre y el resto son realmente aterradoras.” Dijo Feng Xue’er preocupada. “Gran Hermano Yun, ¿qué deberíamos hacer después?”

Matar a Xuanyuan Wentian era su objetivo al estar aquí, pero realmente no esperaban encontrarse con un espectáculo tan grande.

Xuanyuan Wentian aún no ha llegado, quiero ver qué tipo de actuación ha preparado… ¿Mn?”

En los asientos en la esquina sureste, Yun Che repentinamente vio algunas caras familiares.

Ling Yuefeng, Xuanyuan Yufeng, Ling Yun

¿¡Villa de la Espada Celestial!?

¿Por qué estaban aquí? Aunque la Villa de la Espada Celestial tenía una inmensa fama en el Imperio del Viento Azul, todavía no eran dignos de ser invitados aquí.

Sin embargo, inmediatamente después, Yun Che vio a Xuanyuan Jue, quien estaba sentado al frente, e inmediatamente soltó una carcajada. “Esto demuestra realmente lo que se entiende por ‘cuando un hombre alcanza el camino, su gallina y su perro también ascienden a los cielos’.

Y lo que hizo que Yun Che se sintiera a gusto fue que, entre los asientos que ocupaba la Villa de la Espada Celestial, no vio la figura de Ling Jie.

“¡Él está aquí!” Dijo repentinamente Yun Che.

Booooom…

En el momento en que cayó la voz de Yun Che, un trueno ensordecedor resonó repentinamente desde el este, y luego, el cielo del este se oscureció gradualmente. Las densas nubes que inicialmente eran de color blanco azulado, se tiñeron rápidamente de negro e incluso todo el espacio había comenzado a oscurecerse. La atmósfera que era supresiva en primer lugar, instantáneamente se volvió aún más pesada, ya que cada persona presente sentía como si su pecho fuera presionado por quince toneladas de metal profundo.

Las miradas de todos en la Arena del Dios del Mar, incluidos los tres grandes Maestros Sagrados y los muchos Ancianos de los Terrenos Sagrados, cambiaron una tras otra. Porque incluso en el nivel de fuerza que poseían, aún podían sentir claramente una presión aterradora que podría sacudir sus almas. Esta presión era completamente diferente de la supresión regular con el uso de auras profundas. Era como si hubiera un diablo oscuro y colosal de pie sobre sus cabezas con su boca completamente abierta, y que podría tragarlos al abismo de la muerte en cualquier momento.

Santo Emperador, ¿Xuanyuan Wentian realmente se ha vuelto tan poderoso como … lo ha descrito?”

Detrás de Huangji Wuyu, el Maestro Espiritual Agonía Amarga, el líder de los doce Maestros Espirituales, pregunto en voz baja. Incluso antes de que Xuanyuan Wentian hiciera su aparición, esta presión proveniente de la lejanía ya era capaz de agitar su corazón.

“Hss …” Huangji Wuyu apretó los dientes. “¿Qué está pasando? El aura de Xuanyuan Wentian, realmente se ha vuelto mucho más fuerte que antes … ¡¿Qué está pasando con su fuerza?!”

“¿Qué … qué?” Todo el cuerpo del Maestro Espiritual Agonía Amarga se estremeció.

Soberana de los Mares…” El rostro de Zi Ji, que estaba parado al lado de la Soberana de los Mares, Qu Fengyi, también había perdido completamente la calma. Justo cuando estaba a punto de hablar, Qu Fengyi rápidamente levantó su mano, impidiéndole continuar. Su expresión, que estaba hundida en primer lugar, se había vuelto aún más oscura que antes.

“¡Xuanyuan Wentian!” Feng Xue’er extendió su mano para cubrir sus labios, mientras una conmoción interminable llenó sus ojos. “¡Su aura, realmente se ha vuelto… aún más terrorífica que la última vez!”

“Y su fuerza no solo aumentó un poco.” Las cejas de Yun Che se hundieron mientras cerraba los puños.

Este monstruo, que era la fusión de los poderes de tres personas: Ye Mufeng de hace mil años, Fen Juechen que había experimentado un extraño renacimiento, y Xuanyuan Wentian… era realmente aterrador hasta el extremo. ¡Ya era un monstruo que no podía ser explicado o comprendido con sentido común!

Con la condición actual de Xuanyuan Wentian, incluso si Yun Che no tomara la iniciativa de buscarlo, de todos modos habría entrado violentamente en el Reino Demonio Ilusorio.

Nubes negras se movían en medio del trueno ensordecedor, todo el camino hasta los cielos justo encima de la Arena del Dios del Mar. Luego, con un fuerte sonido explosivo, una figura negra, llevando un aura oscura que podía sofocar a la gente, descendió sobre la Arena del Dios del Mar desde el cielo.

“¡Damos la bienvenida al Soberano Celestial!”

La gente de la Poderosa Región de la Espada Celestial que había esperado en formación en el centro de la Arena del Dios del Mar, se arrodilló y gritó al unísono. Cuando la Poderosa Región de la Espada Celestial, una fuerza que claramente tenía sus poderes debilitados en gran medida, gritó las palabras ‘damos la bienvenida al Soberano Celestial’, realmente fue varias veces más fuerte y más resonante en comparación con el momento en que gritaron ‘damos la bienvenida al Maestro de la Espada’ durante la Conferencia de la Espada del Diablo.

Xuanyuan Wentian descendió lentamente y se detuvo justo antes de tocar el suelo, mientras se encontraba en el centro de la Arena del Dios del Mar. Vestido completamente de negro con grandes mangas, su cabello negro extendido hasta la cintura. Su rostro tenía un color grisáceo y sus ojos estaban cubiertos con un brillo negro ocasional.

Levantó la cabeza y barrió sus ojos hacia el frente, las comisuras de sus labios se estiraron en una leve sonrisa… Sin embargo, no era su habitual sonrisa relajada y compuesta, sino una indescriptible sonrisa baja que hacía que la gente se sintiera extremadamente incómoda.

¡La sonrisa de un demonio!

La llegada de Xuanyuan Wentian hizo que la temperatura de la Arena del Dios del Mar, que estaba envuelta en una atmósfera incomparablemente opresiva, cayera repentinamente. Las diversas fuerzas de las siete naciones temblorosamente se pusieron de pie de manera apresurada, sin embargo, todos bajaron sus cabezas, sin atreverse siquiera a mirar a este aterrador dios diablo.

Si Xuanyuan Wentian tuviese simplemente un poder desafiante de lógica, las masas no estarían aterrorizadas de tal manera… Después de todo, para ellos, el antiguo Xuanyuan Wentian era similarmente una existencia divina que estaba de pie a una altura a la que posiblemente no podrían llegar.

Sin embargo, en solo unos pocos meses, casi un centenar de sectas ya habían sido aniquiladas bajo las manos de la Poderosa Región de la Espada Celestial y, entre ellas, algunas incluso fueron tratadas personalmente por Xuanyuan Wentian. Según los rumores, varios miles de expertos pertenecientes a los tres grandes Terrenos Sagrados fueron incluso masacrados por Xuanyuan Wentian uno tras otro… Y al final, los otros tres Terrenos Sagrados solo pudieron soportar esta humillación y reprimir su indignación.

El actual Xuanyuan Wentian no solo poseía una fuerza incomparable, incluso tenía la más alta autoridad para determinar la vida y la muerte en el Continente Profundo Cielo. Si quería que alguien muriera, esa persona definitivamente no podría ver el sol al segundo día.

En el pasado, los otros tres Terrenos Sagrados podían contener a la Poderosa Región de la Espada Celestial.

¡¡Pero en el Continente Profundo Cielo actual, ya no había ningún poder que pudiera contener a Xuanyuan Wentian!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s