ATG – Capítulo 890 – La Otra Perla del Veneno Celestial (1)

(3/4)

Al abandonar el Arca Profunda Primordial, Yun Che y Su Ling’er se sentaron uno contra el otro durante una noche al costado del Acantilado del Final de la Nube. Hablaron de lo que había sucedido durante todos estos años, o quizás con mayor precisión, de lo que había sucedido en esta vida.

En lo que respecta al abismo de oscuridad, no estaban ansiosos en absoluto. Ambos habían saltado por el Acantilado del Final de la Nube antes, y sus destinos habían cambiado por completo debido a ello. Obviamente era el ‘Cementerio del Dios de la Muerte’ del que hablaban todos los habitantes del Continente Nube Azur, pero no había devorado sus vidas. En cambio, había reparado completamente sus destinos separados.

Después de eso, Su Ling’er se durmió suavemente en el abrazo de Yun Che, y cuando despertó, ya era mediodía del día siguiente.

Hermano Mayor Yun Che, una vez que vayamos al lugar llamado Reino del Demonio Ilusorio, ¿realmente no podremos de volver?” Preguntó Su Ling’er mientras miraba tiernamente a Yun Che, pero su voz no mostró mucha renuencia.

“Al menos, en el corto plazo, probablemente no podremos regresar. La cantidad de energía dentro del Arca Profunda Primordial es solo suficiente para viajar del Reino Demonio Ilusorio al Continente Nube Azur una vez. Pero, si Ling’er quiere volver, puedo pensar en algo.” Yun Che dijo seriamente.

Sin embargo. Su Ling’er sonrió ligeramente y sacudió la cabeza. “Contigo y con padre a mi lado, cualquier lugar está bien.”

Mientras hablaba, sacó un cristal profundo que se entrelazaba con un resplandor amarillo de su túnica. A juzgar por su aura, el cristal profundo parecía ocultar una especie de formación profunda única.

Inmediatamente, Yun Che dedujo que esa debía de ser la ‘rebuscada llave del tesoro’ que Su Hengshan le entregó. Esta era la ‘rebuscada llave del tesoro’ que atrajo a muchos ojos codiciosos, resultando en un conflicto interno dentro del Clan Gran Estela. Al final, incluso atrajo la atención del Palacio Divino de las Siete Estrellas, resultando en la disolución del Clan Gran Estela.

Agarrando el cristal profundo en su mano, Su Ling’er lo arrojó con fuerza al abismo profundo del Acantilado del Final de la Nube.

Viendo caer el cristal de color amarillo anaranjado en el interminable mundo del abismo, éste sería enterrado eternamente dentro; el llamado tesoro supremo de la secta nunca más atraería la codicia y el desastre. El rostro de Su Ling’er no mostraba angustia ni falta de voluntad, sino que un breve momento de ansiedad y tristeza… antes de revelar una sonrisa relajada.

Hermano Mayor Yun Che, quiero volver al Clan Gran Estela primero. Todavía hay algunas cosas de mi madre allí de las que no puedo separarme.”

“Bien.” Yun Che expresó naturalmente su completo consentimiento. “Regresamos al Arca Profunda Primordial. Si utilizó el Arca Profunda Primordial, sólo nos tomará un instante regresar al Clan Gran Estela desde aquí”.

Sin embargo, Su Ling’er negó con la cabeza y sonrió descaradamente. “¡Me niego! Quiero que el Hermano Mayor Yun me lleve y vuele hasta allí. La última vez, siempre fui yo quien te cargó. Ahora, quiero que me reembolses todo.”

“… ¡Bien!” Las emociones de Yun Che afloraron y sus ojos se calentaron levemente. Así es, en el pasado, ella siempre lo había cargado a él… cuando estaba cubierto de sangre. Sin embargo, él ni siquiera la había abrazado cálidamente por más de unas cuantas veces. Aparte de disfrutar de su incansable cuidado y sus lágrimas llenas de preocupación, fue él quien bruscamente lanzó sus deseos bestiales sobre ella.

Dejando el Arca Profunda Primordial, Yun Che envolvió sus brazos alrededor de la cintura de Su Ling’er y saltó en el aire. Acompañado de su risa de ensueño, Yun Che se movía dando pasos en el aire.

Yun Che voló lentamente, y tardaron casi dos horas en salir de las fronteras de la Cordillera de la Montaña de la Morada Mítica y regresar a las fronteras del País Gran Estela. En el proceso de volar fuera de la Cordillera de la Montaña de la Morada Mítica, él detectó numerosas ondas de energía. Contaba que había un total de treinta y siete diferentes auras de los discípulos del Palacio Divino de las Siete Estrellas.

Obviamente, estaban tratando de encontrar al responsable de matar a su gente. Después de todo, un Anciano del Palacio Divino de las Siete Estrellas siendo brutalmente asesinado era un acontecimiento estremecedor en todo el Continente Nube Azur.

Si fuera antes, cuando su odio restante no había sido sofocado, habría asesinado a todos los discípulos del Palacio Divino que habían llegado a la Cordillera de la Montaña de la Morada Mítica, y causado que el Palacio Divino de las Siete Estrellas se enfureciera aún más. Ahora, sin embargo, no se molestó siquiera en echarles otra mirada.

Mirando el territorio del País Gran Estela desde lejos, la mirada de Yun Che se fue volviendo gradualmente de ensueño.

Hermano Mayor Yun Che, ¿estás pensando en algo?” Su Ling’er, que había estado escuchando los sonidos del viento y los latidos del corazón de Yun Che, preguntó preocupada.

“Estoy pensando… ¿dónde estará el maestro en este momento? ¿Debería ir a buscarlo?” Yun Che soltó un débil suspiro: “En el actual Continente Nube Azur, el Maestro debe estar a salvo, sin embargo, lo diferente es que él no me tiene a su lado y nunca ha poseído la Perla del Veneno Celestial antes.”

“Es sólo que…” Yun Che se rió burlonamente. “Él me crió, me impartió habilidades medicinales, y me enseñó a ser amable y benevolente. Sin embargo, después de su ‘muerte’, la cantidad de personas que maté fueron varios millones de veces más que la cantidad de personas que salvé. ¿Incluso tengo la cara para verlo?”

“No.” Su Ling’er lo consoló suavemente. “El Maestro era una persona increíble, ¿cómo no sería capaz de diferenciar si el Hermano Mayor Yun Che era una buena o mala persona? Te amaba tanto en aquel entonces, si él te viera de nuevo, incluso si no te reconociera, seguramente le agradarías como antes. Porque mi Hermano Mayor Yun Che posee tal encanto.”

“Hahaha…” Las palabras de Su Ling’er, que estaban llenas de enamoramiento, causaron que Yun Che riera. Sin embargo, en su corazón, todavía estaba vacilando si debía buscar o no a su maestro. Deseaba verlo de nuevo, pero también temía encontrarse con él. Tenía aún más miedo de que su aparición pudiera dañar su pacífica vida.

El actual Continente Nube Azur no tenía la existencia de la Perla del Veneno Celestial, lo que significaba que su maestro ya no se encontraría con un desastre debido a la posesión de un tesoro. En cambio, sería ampliamente respetado. En cuanto a él, sin importar a donde se dirigiera, el derramamiento de sangre lo seguiría. Tenía miedo de que su aparición pudiera destruir la vida pacífica de su maestro.

Después de dejar la Cordillera de la Montaña de la Morada Mítica, los dos continuaron volando hacia el norte, en dirección al País Gran Estela. Después de viajar otros cincuenta kilómetros, las cejas de Yun Che repentinamente se contrajeron… porque un aura excepcionalmente fuerte y profunda venía desde no muy lejos.

¡El aura de más de cuarenta personas que estaban en el Reino Profundo Soberano!

¡Entre ellos, los tres más fuertes ya estaban en el noveno nivel del Reino Profundo Soberano!

Aparte del aura Profundo Soberano, también había más de doscientas auras Profundo Tirano presentes.

Entre los tres continentes de la Estrella del Polo Azul, el cultivo profundo combinado del Continente Profundo Cielo era el más fuerte, y el Reino Demonio Ilusorio era más débil que el Continente Profundo Cielo. En cuanto a la comprensión de Yun Che del Continente Nube Azure, el cultivo profundo combinado en el Continente Nube Azur era hasta cierto punto, más débil que el Reino Demonio Ilusorio.

Las tres sectas más fuertes dentro del Continente Nube Azur eran la Secta Coartada del Cielo, el Palacio Divino de las Siete Estrellas y la Secta de la Creciente Espada Celestial. Cada una de ellas poseía una fuerza similar a las Familias Guardianas dentro del Reino Demonio Ilusorio.

El noveno nivel del Reino Profundo Soberano era esencialmente el pináculo de la fuerza en el Continente Nube Azur. En cuanto al décimo nivel del Reino Profundo Soberano, existían actualmente en el Continente Profundo Cielo y el Reino Demonio Ilusorio, pero para el Continente Nube Azur, parecía que solo había registros de sus apariciones.

Por lo tanto, la aparición de cuarenta auras extrañas del Reino Profundo Soberano… era una situación extremadamente exagerada en el Continente Nube Azur.

Entonces, los tres que estaban en el noveno nivel del Reino Profundo Soberano era esencialmente igual que la reunión de los Cuatro Maestros Sagrados en el Continente Profundo Cielo.

Además, todas las auras profundas se dividían obviamente en tres secciones, y cada una de sus fuerzas combinadas eran en gran parte similar.

Para poder sacar algo así, no había otra posibilidad en el Continente Nube Azur.

¡Secta Coartada del Cielo! ¡Palacio Divino de la Siete Estrellas! ¡Secta de la Creciente Espada Celestial!

Las tres sectas más fuertes del Continente Nube Azur estaban en realidad reunidas en el País Gran Estela y habían traído una alineación tan escandalosa… Era muy probable que incluso los tres maestros de secta estuvieran presentes. ¿Qué estaba pasando?

¿Qué valía la pena en el pequeño País Gran Estela para que las tres sectas supremas tomaran tales acciones?

Hermano Mayor Yun Che, ¿qué pasa? ¿Sucede algo al frente?” Viendo las cejas de Yun Che ligeramente unidas, Su Ling’er preguntó con curiosidad.

Los ojos de Yun Che se volvieron y él se rió. “Parece que hay un grupo de personas causando problemas adelante. Supongo que será mejor que nos alejemos de ellos. ¿O deberíamos volar por encima de sus cabezas?”

Su Ling’er se rió de su extraña pregunta.

Si hubiera sido Yun Che solo, definitivamente habría decidido a investigar. Sin embargo, ahora tenía a Su Ling’er en sus brazos, así que obviamente ella era la que más importante. No dudó mucho, cambió de dirección y disminuyó su velocidad.

A medida que se acercaba cada vez más a esta exagerada aura, Yun Che utilizó el Relámpago que Fluye Oculto para ocultar el aura de Su Ling’er y la suya. No quería asustar a Su Ling’er de nuevo por culpa de algunos extraños.

Sin embargo, cuando él pasó por allí, todavía estaba impulsado por la curiosidad y liberó su sentido espiritual para escuchar la conmoción cercana.

Maestro de Clan Zuo, de verdad ha venido.” La voz provenía de un hombre de mediana edad y cada palabra que pronunciaba era con una energía excepcionalmente densa y profunda. Él era una de las tres personas en el noveno nivel del Reino Profundo Soberano.

“Hohoho.” El que fue llamado ‘Maestro de Clan Zuo’ soltó una carcajada y dijo con cierto desprecio. “Eso es natural. He oído que ha aparecido un objeto que dañaría al mundo, y es el deber de nuestro clan exterminarlo. En cuanto al Maestro de Secta Mu, ¿ha venido específicamente a exterminarlo también?”

“Eso es natural, sin embargo, parece que estoy ‘casualmente’ manejando el mismo asunto que el Maestro de Clan Zuo. Con el fin de deshacerse de ese problema, el Maestro de Clan Zuo ha venido personalmente, sacrificándose por salir prematuramente de reclusión, desperdiciando una oportunidad de avance enviada del cielo por nada. Esto es realmente un gran auto sacrificio.”

Las palabras del Maestro de Secta Mu sonaban como cumplidos, pero mientras uno no fuera un idiota, podría oír la burla detrás de cada palabra.

“Heheh, lo mismo digo. Hablando de eso…” El Maestro de Clan Zuo trató de cambiar la conversación sobre la otra persona. “Jefe de Palacio Duan, escuché que un anciano y varias docenas de discípulos de su secta fueron asesinados hace algún tiempo. Para que el Jefe del Palacio Duan apareciera repentinamente en este pequeño País Gran Estela, ¿podría manejar personalmente las investigaciones?”

“Hoho.” El que había sido llamado ‘Jefe del Palacio Duan’ se rió. “El anciano de mi palacio fue asesinado fuera. Tal asunto no ha ocurrido por más de mil años. Esto no fue simplemente la vida de un anciano y varias docenas de discípulos, también es una gran vergüenza que mi Palacio Divino sufrió por primera vez en mil años. ¡Por supuesto, que este jefe de palacio debía encargarse personalmente de esto! En cambio, coincidentemente se encontró con el Maestro de Secta Mu y con el Maestro de Clan Zuo, quienes también aparecieron personalmente. Esta es una coincidencia, y es tan rara.”

“¿Quién dice que no lo es? Hahaha…”

Los tres se echaron a reír y en cada una de sus carcajadas se notó una evidente frialdad.

Sus auras, sus lenguajes y sus saludos le permitieron a Yun Che confirmar sus identidades.

¡Maestro de la Secta Coartada del Cielo, Zuo Hanshuo!

¡Jefe del Palacio Divino de las Siete Estrellas, Duan Heisha!

¡Maestro de la Secta de la Creciente Espada Celestial, Mu Yingchan!

Los tres realmente habían venido en persona.

¡Además, obviamente tenían el mismo motivo!

Por este mismo motivo, todos descendieron y no se enfrentaron fuertemente unos contra otros.

Sólo que era incierto porque habían tomado tan fuertes medidas.

Yun Che trajo a Su Ling’er y pasó rápidamente por la región de las tres grandes sectas. Cuanto más se alejaba Yun Che, las palabras y las voces que podía oír gradualmente se debilitaron.

Justo cuando Yun Che estaba preparado para retractar su sentido espiritual, oyó a uno de ellos decir: “Muy bien… ya que tenemos el mismo objetivo, debemos forzar el ‘problema’ antes de decidir quién debe manejarlo.”

“El Maestro de Secta Mu tiene razón.” Duan Heisha aceptó felizmente antes de que su voz se volviera fría, y dejó escapar un profundo bramido. “Yun Gu, ya que ya sabes quiénes somos, no elijas la salida difícil. ¡Entréganos inmediatamente la Perla del Veneno Celestial!”

Yun Che, quien ya había volado una larga distancia, parecía como si hubiera sido golpeado por un rayo y se detuvo bruscamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s