ATG – Capítulo 889 – Ling’er, Ling’er (2)

(2/4)

Ante la sorpresa de Yun Che, Su Ling’er colocó su pequeña mano en la palma de Yun Che y su frente se apoyó suavemente sobre su pecho. “Me desmayé justo después de ser detenida por la Espada del Veneno Celestial. Cuando me desperté, todavía estaba colgando de la Espada del Veneno Celestial. Justo después, recuperé un poco de fuerza, y con el apoyo de la roca a un costado, me arrastré hasta un lugar que era considerablemente menos peligroso.”

“Tú… ¿Cómo sabes sobre la Espada del Veneno Celestial?” Yun Che estaba todavía aturdido.

La Espada del Veneno Celestial era algo de su vida pasada, así que ¿por qué sería Ling’er capaz de decir su nombre?

El nombre de la espada definitivamente no estaba grabado en la hoja de la Espada del Veneno Celestial.

Su Ling’er continuó hablando suavemente. “Ese lugar era muy oscuro y muy frío. Realmente tenía miedo, miedo al punto en el que varias veces hubiera querido saltar directamente hacia abajo… Después de eso, inconscientemente me quedé dormida, e incluso tuve un sueño…”

“Fue un sueño muy, muy largo.”

Su Ling’er levantó la cara y lo miró con sus hermosos y cariñosos ojos. El corazón de Yun Che se detuvo un segundo por su mirada, porque era exactamente la expresión con la que la Su Ling’er de su vida pasada solía mirarle… Melancólica, mimada, cariñosa…

Ling’er… Tú… Tú…”

“En el sueño, había un río claro y pequeño, un bosque de bambú verde esmeralda, una pequeña cabaña construida a medida y el Hermano Mayor Yun Che.” Era como si la voz de Su Ling’er viniera de un sueño. “En el sueño, el Hermano Mayor Yun Che siempre llevaba muchas lesiones, y siempre estaban fluyendo con tanta sangre. Cada herida y cada chorro de sangre siempre me hacían doler el corazón, al punto en que me resultaba difícil respirar… Él era tan amable al principio, pero se volvió realmente aterrador, como si se hubiera vuelto loco. Pero yo todavía lo amaba y estaba enamorada de él… Todos los días me quedaba en la cabaña de bambú, rezando desesperadamente para que volviera vivo, pero todos los días era despertada por esas pesadillas, incapaz de detener las lágrimas en mis ojos…”

“…” Yun Che dijo lo que estaba pensando en voz alta. “Ling’er, tú… tú… cómo tu…”

“Al final del sueño, yo morí. Morí en su abrazo. Él estaba llorando desesperadamente en voz alta mientras me abrazaba, llorando de una manera tan desalentadora. Después de llorar todas sus lágrimas, al final, todo lo que fluía de sus ojos era sangre… En el centro del bosque de bambú, excavó un lugar para enterrarme con sus propias manos, hasta el punto en que sus manos quedaron completamente teñidas de sangre… Con sus manos llenas de sangre, talló la lápida… Escrito en la lápida decía… mi amada esposa Su Ling’er…”

La voz de Su Ling’er, desde el temblor inicial, se ahogó al final. Cada una de sus últimas palabras fue acompañada por una sola lágrima. “Al principio, pensé que para él, la venganza significaba todo en su vida, mientras yo era simplemente alguien que él no necesitaba tener… Sin embargo, ese sueño me hizo saber, que en el corazón del Yun Che que amaba, mi existencia siempre había estado allí. Le di todas las lágrimas de mi vida, y lo que recibí a cambio, fueron todas las lágrimas de su vida. Al parecer, yo siempre había sido… afortunada… Siempre tuve en mis manos, lo que más deseaba…”

¡Boom!

La mente de Yun Che volvió a retumbar, sus ojos, e incluso todo su cuerpo, empezaron a temblar.

Hermano Mayor Yun Che.” Los esbeltos brazos de Su Ling’er rodearon el cuello de Yun Che, y ella dijo de una manera indulgente. “Nosotros… no nos separaremos jamás, ¿verdad?”

Ling’er… ¡Ling’er!” Sus dos gritos llevaban sentimientos que trascendían el tiempo y el espacio. Abrazó fuertemente a Su Ling’er, y con voz temblorosa, dijo tartamudeando. “Sí… ¡Nunca nos separaremos, nunca más!”

Eso no fue un sueño. Ese fue un recuerdo de su vida pasada, no, fue su vida pasada.

La Su Ling’er en su abrazo, era la Su Ling’er de esta vida, y también la Su Ling’er de su vida pasada… Ella era Su Ling’er en su totalidad.

Él no sabía por qué todo resultó así. Probablemente, este era el modo en que los cielos compensaban los destinos de su vida pasada y de Su Ling’er

Sin embargo, sin importar la razón, ya no era tan importante. No sólo tenía una vez más a Su Ling’er, sino que incluso era la Su Ling’er en su totalidad. Este era un resultado mucho más que perfecto.

Y en realidad, lo que provocó toda esta cadena de acontecimientos, fue un accidente milagroso.

En aquel entonces, cuando Yun Che saltó del Acantilado del Final de la Nube, en los últimos momentos de su vida, debido a que probable y subconscientemente no deseaba que la Espada del Veneno Celestial fuera enterrada en el abismo de Acantilado del Final de la Nube junto con él, utilizó todas sus fuerzas para arrojarla lejos, aparentemente al mismo tiempo, el Espejo de Samsara, que había sido llevado delante de su pecho todo ese tiempo, activó la capacidad de reencarnación después de prever la muerte segura de Yun Che.

La habilidad de reencarnación, que era una violación al Camino Celestial, fue utilizada en Yun Che y la Perla del Veneno Celestial, y también hubo una pequeña cantidad de energía que se filtró en la Espada del Veneno Celestial también. Esto evitó que la Espada del Veneno Celestial desapareciera debido al cambio en el eje temporal y la modificación de la causa y efecto en el Continente Nube Azur, y también permitió que Su Ling’er, quien hizo contacto con la Espada del Veneno Celestial, despertara los recuerdos de su ‘vida pasada’.

Esta fue una coincidencia extremadamente profunda, y tal vez, fue realmente un arreglo hecho por el destino.

Las dos personas se quedaron en el Acantilado del Final de la Nube por un tiempo muy, muy largo. Después de sumergirse en su excesivamente hermoso mundo por un largo tiempo, comenzaron a enfrentar la realidad que ya había sucedido.

Aunque Su Ling’er no lo interrogó, Yun Che sabía que ella definitivamente querría saber qué le había sucedido a ella, y qué había pasado en el Continente Nube Azur. Con respecto a todo esto, le diría todo con honestidad, e incluso estaba deseoso de contarle todo. Porque después de que Jazmín se hubiese marchado, Ling’er, que también llevaba recuerdos de ‘dos vidas’, era la única persona con la que podía hablar sobre ellos.

También era la única persona que realmente conocía su pasado.

Sin embargo, ahora mismo, de lo que Su Ling’er estaría más preocupada, definitivamente serían los asuntos relacionados al Clan Gran Estela. Le contó a Su Ling’er en detalle las cosas que sucedieron después de regresar al Clan Gran Estela, mientras Su Ling’er se inclinaba tranquilamente sobre él. Sus reacciones eran tranquilas, y su corazón también palpitaba con calma. Después de despertar los recuerdos de su ‘vida pasada’, al igual que Yun Che, se había convertido en alguien que poseía ‘dos vidas’. Ya se había vuelto muy indiferente ante el destino del Clan Gran Estela y las consecuencias que sufriría Su Haoran. Porque ella ya había obtenido todo lo que quería, obtuvo la encomienda de su devoción y alma de dos vidas. Mientras ella estuviese con él, todo lo demás, ya no sería importante.

Finalmente, cuando Yun Che habló de Su Hengshan cortando repentinamente su propia vena de vida después de entregarle el cristal de alma, Su Ling’er se sobresaltó instantáneamente, y sus dos manos agarraron fuertemente los brazos de Yun Che mientras ella dijo en pánico. “Padre… Padre, él…”

Yun Che dijo apresuradamente. “Ling’er, no te preocupes, tu padre está bien. Aunque cortó su propia vena de vida, fue inmediatamente salvado por mí. En este momento, ya está completamente bien, y nunca volverá a hacer algo igual de tonto.”

Desde el intenso pánico mostrado en la expresión de Su Ling’er, Yun Che se sintió incomparablemente afortunado por salvar la vida de Su Hengshan con todas sus fuerzas en aquel momento. De lo contrario, si Su Hengshan realmente hubiera perdido la vida, no podía imaginar lo deprimida que hubiese estado Ling’er, quien había logrado recuperar a su padre, y después se habría ido.

“Padre, él… ¿Está realmente bien?” Los ojos aturdidos de Su Ling’er, una vez más llevaron una expresión pasmada.

“Por supuesto. ¿Lo has olvidado? En aquel entonces, el maestro a menudo me criticaba, delante tuyo, pero también elogiaba secretamente muchas veces mis artes medicinales e incluso dijo que una vez que tuviese más de cien años, mis artes medicinales podrían incluso superarlo… Todas estas fueron las cosas que Ling’er me contó secretamente. Si ni siquiera puedo salvar al padre de Ling’er, ¿cómo puedo estar a la altura de la bondad de mi maestro?”

“¡Mn!” Su Ling’er sonrió levemente, la ansiedad en su rostro desapareció como humo en el aire.

“Puedo llevarte a ver al Tío Su ahora mismo.” Yun Che se puso de pie.

“¡Ah! ¿Ahora?”

“Te llevare a un lugar.” Yun Che llamó el Arca Profunda Primordial con una mirada misteriosa, y luego, llevando a Su Ling’er, ingresaron al mundo interior del Arca Profunda Primordial.

El repentino cambio espacial dejó los labios de Su Ling’er abiertos por un largo período de tiempo. “Este lugar es…”

“Este es el mundo del Arca Profunda Primordial.” Dijo Yun Che con una sonrisa. “Puede cruzar directamente a través de grandes distancias en el espacio, e instantáneamente se mueve a lugares que quiero ir. La razón por la que pude volver al Continente Nube Azur en esta ocasión fue por esto. Con respecto a los asuntos del Arca Profunda Primordial, te contaré sobre ellos en el futuro.”

“Mn.” Su Ling’er asintió con suavidad. Después de eso, la luz de sus ojos se agitó, y ella se apresuró a correr hacia la persona que estaba acostada en las losas de piedra delante de ellos.

“¡Ah… padre!”

Su Hengshan estaba tranquilamente acostado allí, y aún estaba en un estado de profunda inconsciencia. Sin embargo, su tez era ya bastante rojiza, y su respiración era tranquila y estable. Sólo su aura seguía siendo un poco frágil.

Yun Che llegó junto a Su Hengshan, y extendió la mano para comprobar el estado de salud de su vena de vida. Después de eso, la luz en sus ojos se agitó ferozmente… La recuperación de la vena de vida de Su Hengshan había llegado a casi el treinta por ciento.

Y para alcanzar tal grado, debería haber requerido por lo menos diez días.

¡En otras palabras, después de que su alma estuvo siendo robada por la Flor Udumbara del Inframundo en el oscuro abismo, no se despertó muy rápido, sino que permaneció inconsciente por casi diez días!

Entonces Su Ling’er se había quedado igualmente en la oscuridad durante diez días… O tal vez, en esos diez días, había estado experimentando ese largo ‘sueño’.

Al sentir la frágil, pero especialmente estable presencia de Su Hengshan, la preocupación final de Su Ling’er se había dispersado por completo. Con ojos brillantes, dijo. “Hermano Mayor Yun Che, gracias.”

Yun Che sacudió inmediatamente con la cabeza. “En comparación con los sacrificios que hiciste por mí y las deudas que te debo, algo como esto ni siquiera puede considerarse un mechón de pelo de los cuerpos de cien vacas. Además, él es mi suegro. Proteger a mi propio suegro es algo natural que hacer.”

“Heh…” Su Ling’er se rió alegremente, y dijo un poco juguetonamente. “Hermano Mayor Yun Che, te has vuelto aún mejor en hacer a las chicas felices, Hehe.”

“Uh…” Los ojos de Yun Che fueron a la deriva. Luego cambió apresuradamente de tema y dijo decididamente. “Ling’er, no te preocupes. No dejaré que el peligro y los males que soportaste sean por nada. ¡También, definitivamente haré que el Palacio Divino de la Siete Estrellas pague todas sus deudas con el Tío Su y el Clan Gran Estela!”

“Ah…” Su Ling’er clamó ligeramente. Sus ojos inicialmente juguetones fueron instantáneamente teñidos de pánico. “No… Me las arreglé para encontrar al Hermano Mayor Yun Che, y mi padre pronto se pondrá mejor, así que no sufrí de ningún mal. La yo ahora, se siente aún más dichosa que nunca. No odio a nadie, ni renuncio a nadie. No quiero que te vengues, realmente no…”

Viendo la preocupación e incluso el miedo que salía de los ojos de Su Ling’er, Yun Che deseó instantáneamente que se pudiera golpear implacablemente en la cara. En su vida pasada, era precisamente porque se había fijado en la venganza que le había hecho la vida amarga y la había cargado durante toda su vida. En aquel entonces, se preguntó cuántas veces ella había rogado en llanto que él dejara de buscar venganza, sin embargo, él nunca la había escuchado. Cada día, como un perro enloquecido que había perdido su corazón, salió a morder a la gente que odiaba…

Reencarnó, y había soportado incontables dificultades para finalmente reunirse con Ling’er, así que ¿cómo podría una vez más entrar en el camino equivocado que tomó una vez y hacerla sentir triste y asustada de nuevo?

Agarró las manos de Su Ling’er, miró directamente sus ojos y dijo con incomparable seriedad y calma. “Muy bien, escucharé las palabras de Ling’er. A quién le importa si son del Palacio Divino o del Palacio Fantasmal, incluso si hay diez mil de ellos sumados juntos, nunca serán tan importantes como un solo caballo del pelo de Ling’er. En este momento, ni siquiera puedo esperar por abrazar a mi Ling’er, ¿por qué tendría el tiempo libre para preocuparme por ellos?”

“Puuf…” Su Ling’er se rió. Se apoyó en el pecho de Yun Che y, con su dedo, dibujó círculos en su pecho con suavidad. “Hermano Mayor Yun Che, seguro que tienes una lengua resbalosa ahora. En estos pocos años no estuve a tu lado, ¿podrías haber engañado a muchas chicas en tus brazos a mis espaldas?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s