RTW – Capítulo 187 – Nueva Organización Comercial

Traductor: Lurixer
(1/8)

Cuando llegó el verano, la flota del Río Margaret llegó al Pueblo Fronterizo.

Roland había recibido intencionalmente a la comerciante en el muelle para que él pudiera examinar casualmente los bienes que había traído consigo.

Los bienes más valiosos fueron los tres botes llenos de salitre. En este momento, las reservas de pólvora del Pueblo Fronterizo se habían agotado básicamente, incluso los ejercicios de tiro del Primer Ejército se habían detenido. Aunque ya habían comenzado a equipar al ejército con revolveres, todavía tenían que permanecer practicando la recarga, el mantenimiento de armas y el reabastecimiento de sus municiones. Ahora, con este lote de salitre, finalmente podrían reanudar el entrenamiento de tiro.

Además del salitre y según lo establecido en el acuerdo, también había traído dos barcos con lingotes de mineral, que eran principalmente hierro y cobre, así como una porción de mineral de vitriolo verde. Solo la descarga de estos bienes ya necesitaba dos o tres días.

Cuando Roland le ofreció a Margaret la oportunidad de inspeccionar las dos máquinas de vapor, las había colocado en un lugar llamativo en el patio. Además, siguió su práctica habitual de cubrirlos con satén rojo y envolverlos en un patrón elegante. De hecho, durante casi todo el mes, la Compañía Industrial Occidental solo pudo montar una máquina de vapor mientras producía cientos de piezas de desecho. Debido a eso, Roland hizo que Anna procesara las partes defectuosas que no se desviaron demasiado del producto deseado y la fusionaron en una segunda máquina de vapor para ponerse al día con el cronograma de entrega.

Para sorpresa de Roland, esta vez Margaret no había venido sola, sino que también había traído consigo un grupo de comerciantes de la Ciudad Rey.

Cuando se organizó la entrega de las mercancías, Margaret y su pareja siguieron a Roland de regreso al castillo, donde disfrutaron de un suntuoso almuerzo en el salón de recepción.

Su Alteza, este es Hogg, un viejo amigo mío. Es dueño de uno de los negocios mineros más grandes en la Ciudad Rey.” Margaret les señaló uno tras otro. “Este es Gammon y Marlan. Pertenecen a la Caravana de la Bahía de la Luna Creciente. Estaban muy interesados ​​en aprender más acerca de estas máquinas de vapor, y como los conocía desde hacía muchos años, estaba demasiado avergonzado como para vendérselas, así que los traje conmigo para poder presentárselas.”

“Ofrezco mis saludos a Su Honrada Alteza.” Dijo Hogg, hinchando su gran barriga mientras su rostro relucía con grasa: “Margaret me dijo que esta máquina puede usarse en lugar de mano de obra, y que puede bombear agua rápidamente y transportar el mineral de una mina. Además, no tiene que tomarse un descanso y puede ejecutarse durante todo el día. ¿Sería posible que lo vea con mis propios ojos?”

“Por supuesto.” Roland bebió un trago de vino. Al principio, había sido completamente incapaz de adaptarse a su sabor amargo, pero poco a poco se había acostumbrado. “Pero si quiere hacer que transporte mineral, también debe instalar el sistema de ferrocarril. Después del almuerzo, puedo llevarlo a la Mina de la Ladera Norte, donde podrá verlo por si mismo.”

Su Alteza Real, también tengo mucha curiosidad acerca de todos los diferentes usos de la máquina de vapor que usted ha descrito. ¿Realmente se puede instalar en un velero y moverlo hacia adelante sin velas?” Marlan comenzó a preguntar: “En caso de que sea posible, ¿sería posible que se pareciera a un barco de tres o cuatro mástiles? Me temo que no será lo suficientemente fuerte.”

“En ese sentido, las máquinas de vapor son como los caballos. Algunas tienen mucha fuerza mientras que otras tienen menos; Depende del tipo de modelo que sea. Por supuesto, las máquinas con una mayor producción son naturalmente más caras. Y cuando una no es lo suficientemente fuerte, también puede instalar más, como quizás dos o cuatro de ellas.” Roland respondió con una sonrisa.

Para usar un vaporizador a bordo, incluso si es el remero más primitivo, también necesitaría un complejo sistema de transmisión y manejo de potencia. Además del Pueblo Fronterizo, no había ningún otro lugar en el Reino de Graycastle que tuviese la tecnología necesaria como para modificar un barco. Pero el costo de instalación sería mucho más alto que el del motor de vapor en sí mismo.

“En ese caso, la Caravana de la Bahía de la Luna Creciente también quiere encargarse de esas máquinas.” Gammon se metió a la boca un panecillo caliente que acababa de dejar la canasta de vapor, pero sus jugos recién hechos estaban tan calientes que entornó su ojos

Efectivamente, las personas similares siempre se agrupan. El amigo de los ricos también será rico. Incluso sin ver el producto real, finalizaron un pedido de inmediato, como si miles de monedas de oro real no fueran nada ante sus ojos.

Roland negó con la cabeza. “Desafortunadamente, en este momento, el Pueblo Fronterizo carece de mano de obra. Con el problema de que la máquina de vapor es muy complicada de crear, me temo que será difícil producir máquinas adicionales antes de que se complete el pedido de Margaret.”

“Puedo proporcionarle la mano de obra necesaria, Su Honrada Alteza.” Dijo Gammon, palmeando su pecho. “Tanto carpinteros como herreros, incluso astilleros si es necesario. ¡Tengo muchos de ellos estacionados en mi muelle, y todos serían gratuitos!”

“¿Y luego los haría aprender el método de fabricación para que pueda producirlo usted mismo?” Interrumpió Hogg.

“Diez años, Su Alteza.Gammon abrió las palmas de sus manos. “Estoy dispuesto a dejarlos trabajar por usted durante diez años, y solo habrá un requisito, que la primera máquina de vapor fabricada por ellos sea ofrecida a la Caravana de la Bahía de la Luna Creciente.”

Esa es una oferta atractiva, pensó Roland, sería el mismo tipo de asociaciones tecnológicas posteriores, en las que nuestra parte solo proporcionaría la tecnología y aún obtendría una ganancia significativa, mientras que no solo obtendrían la máquina de vapor lo más pronto posible, sino que también obtendría un número de trabajadores cualificados durante toda una década. De esta manera, los salarios de los trabajadores serían equivalentes al costo de comprar la tecnología.

“No creo que tengamos que ser tan apresurados como para finalizar un acuerdo, podemos dedicar nuestro tiempo a discutir los detalles después de que les haya mostrado la máquina.” Roland puso sus manos sobre la mesa. “Además, la máquina de vapor no es el único producto que tenemos aquí y que vale la pena comprar. Hay algunas otras cosas que también podrían interesarles, por ejemplo, esto.” Chasqueó los dedos y, bajo su mando, un grupo de guardias sacó algunos objetos de una caja de madera y los colocó sobre la mesa.

“Estas son las creaciones más recientes del Pueblo Fronterizo. No importa cuál de ellas elijan, todas son de la mejor calidad y aún a un precio razonable. Por ejemplo, esta simple taza.” Roland señaló una taza de colores sobre la mesa y dijo: “Es ligera, agradable a la vista y, sin embargo, no tan frágil como una copa de cristal. El patrón anterior también se puede personalizar. Además, no se mojará, por lo que es muy fácil de limpiar.”

“¿No se mojará?” Margaret tomó una taza y la miró detenidamente.

“Puedes probarlo con un poco de vino.” Bromeó el príncipe. “Y después de haber bebido de él, puedes fingir que estás ebria y tirarlo al suelo para romperla.”

“Funciona, bueno, esto realmente es excelente … Pero, me temo que no podría garantizar que cada taza tenga tal cualidad, ¿verdad?” El panzudo Hogg ya había derramado una taza llena de vino y la había tirado hacia atrás en este momento. “Hey, todavía está seco.”

Por supuesto, todavía estaba seco, era esencialmente una taza de madera ordinaria simplemente recubierta con una de las pinturas de Soraya. El patrón en la parte superior era de su propio diseño. “No interfiere con el uso de la copa de cristal, son para un banquete formal de la corte, mientras que mis copas son más adecuadas para las cámaras personales de las hijas de las casas adineradas.” Roland dijo: “Hasta donde yo sé, a ellos les gustan los colores brillantes, y no pueden resistir las cosas con una apariencia tan hermosa.”

“Creo que es como usted ha dicho.” Dijo Margaret mientras asintía con interés. “Parece que tiene mucha experiencia en este campo.”

“Keke.” El príncipe tosió dos veces. “Y ahora, por favor, fijen sus ojos en este. El grosor de la coraza es completamente uniforme, y la parte posterior y delantera están hechas de hierro forjado. No creo que tenga que mencionar que es más ligero que la armadura de placa de un caballero, y es posible usarlo sin ayuda. Después de que se cierra, no existe ni la más pequeña grieta; Es perfectamente adecuado para los guardias que escoltan caravanas. Pero el punto más importante es que es más barato que la armadura de placas…”

Después de la presentación de todos los productos, los comerciantes comenzaron a susurrarse unos a otros. Para darles algo de privacidad, Roland les ofreció algo de tiempo para discutir y salió del salón, yendo al jardín de flores en un pasillo lateral para tomar un poco de aire fresco.

Su Alteza Real, solo estuve ausente por un mes, y ya tiene muchas cosas nuevas aquí.” Margaret se había parado para seguirlo.

“¿No quiere intercambiar sus opiniones con ellos?”

“No, en el momento en que fijo mis ojos en algo, no es necesario que intente escuchar los pensamientos de otras personas. Cuando hay buena mercancía que se pueda tener, si otras personas ven su valor o no, es igual para mí.”

Ella sonrió y negó con la cabeza. “Nuestra caravana se quedará aquí durante tres o cuatro días, así que ¿podría… dejar que vea a Relámpago nuevamente?”

“Aunque ella no le reconoce, al menos no expresó ningún sentimiento de desagrado hacia usted, así que creo que no habrá ningún problema.”

“Gracias.” Dijo Margaret agradecida.

“Si se va a quedar por tanto tiempo, es mejor que venga a ver una obra de teatro. Dentro de tres días, el Pueblo Fronterizo celebrará su primera presentación teatral.”

“¿Pudo construir un teatro en un mes?” Exclamó Margaret, sorprendida por la idea.

“Por supuesto que no, será una actuación al aire libre en medio de la plaza del pueblo. Creo que será diferente a lo que está acostumbrada.”

“Ire sin demora. La deferencia no es un sustituto de la obediencia, Alteza.” Margaret colocó su mano sobre su pecho y realizó una pequeña reverencia.

One response to “RTW – Capítulo 187 – Nueva Organización Comercial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s