Invincible – Capítulo 152 – Emboscada de los Tres Ancianos

(6/6)

La expresión de Huang Xiaolong era fría mientras miraba tranquilamente a Zhou Teng viniendo a toda velocidad hacia él. Levantando su puño derecho, Huang Xiaolong golpeó con fuerza un Puño de Destrucción y envió a Zhou Teng volando hacia atrás.

Zhou Teng giró hacia atrás como una tortuga paralizada en el aire, pero logró aterrizar dentro del área del escenario, tropezando torpemente.

En esa fracción de segundo, las Alas del Demonio de Huang Xiaolong se extendieron, y con un aleteo, apareció frente a Zhou Teng. Una luz aguda brilló en los ojos de Huang Xiaolong mientras su palma golpeaba sin piedad.

“¡Palma de la Vinculación Divina!”

Una brillante imagen de palma en forma de esfera se disparó hacia Zhou Teng.

Zhou Teng se sorprendió, pero no tuvo tiempo suficiente para esquivarla. En ese momento, una luz negra parpadeó de la palabra ‘sabio’ del caparazón de tortuga y, con un giro forzado, la Palma de la Vinculación Divina de Huang Xiaolong cayó sobre el caparazón negro.

Al igual que con Rongguang y Liu Meijun, todos los movimientos de Zhou Teng quedaron inmovilizados mientras permanecía allí.

La silueta de Huang Xiaolong se volvió difusa, apareciendo una vez más frente a Zhou Teng y atacando con otro Puño de Destrucción en el pecho de Zhou Teng.

La sangre salió de la boca de Zhou Teng como una fuente. Su cuerpo cayó al suelo fuera del área del escenario.

¡Zhou Teng perdió!

La multitud espectadora se sorprendió en el acto, con los ojos mirando torpemente el cuerpo de Zhou Teng en el suelo. ¿Zhou Teng realmente perdió? ¡El número uno del patio interior, Zhou Teng, perdió tan rápidamente contra Huang Xiaolong!

Inicialmente, todos anticiparon una larga e intensa batalla entre Huang Xiaolong y Zhou Teng … ¡Qué escena tan emocionante habría sido! Sin embargo, la realidad fue una decepción. De hecho, fue aún más deslucido y aburrido que cuando Huang Xiaolong luchó contra Rongguang y Liu Meijun.

Finalmente, la multitud se despertó de su shock un momento después de que la batalla había terminado.

Se escucharon fuertes sonidos de burla de la multitud que los rodeaba.

Básicamente todos los que miraban tenían una sonrisa despreciativa en sus rostros mirando al derrotado Zhou Teng.

“¿Este es el número uno del patio interior? ¡Qué tonto!”

“Eso puede no ser cierto. ¡Zhou Teng es realmente muy fuerte, pero desafortunadamente su oponente fue Huang Xiaolong!”

Susurros de varias discusiones comenzaron alrededor del escenario.

Aunque pudo haber sido un débil murmullo, cada palabra entró en los oídos de Zhou Teng fuerte y claro. Se levantó del suelo, y un fuerte odio y rabia se apoderaron de él mientras fulminaba con la mirada a Huang Xiaolong. La mirada asesina en sus ojos era inconfundible.

¡Humillación!

¡No podía aceptar esto! ¡No aceptaría esta derrota!

“¡Huang Xiaolong, te voy a matar!” Zhou Teng se lanzó repentinamente al escenario y comenzó a atacar a Huang Xiaolong.

La multitud se sorprendió ante el abrupto giro de los acontecimientos, y todos los susurros se detuvieron. Nadie esperaba que Zhou Teng ignorara las reglas de la Academia después de haber sido derrotado por Huang Xiaolong. ¡¿En realidad, había saltado nuevamente al escenario y atacado nuevamente a Huang Xiaolong!?

En la plataforma principal, Sun Zhang y Xiong Chu se volvieron solemnes viendo esto. Entonces, la ira se instaló.

Mirando a Zhou Teng venir hacia él con una mirada enloquecida y frenética en los ojos, la mirada de Huang Xiaolong se volvió glacial y los Sables de Asura aparecieron repentinamente en sus manos.

“¡Ira del Rey del Inframundo!”

¡Dos haces de luz retumbaron como relámpagos mientras estallaban locamente, semejantes a mil bestias en estampida!

Aparecieron rayos de luz radiante.

Golpeado por la Ira del Rey del Inframundo de Huang Xiaolong, el cuerpo de Zhou Teng se estremeció por el impacto y fue mandado a volar con gritos trágicos resonando en el aire.

“¡Zhou Teng!”

Huang Xiaolong, ¿te atreves?”

En el momento en que Huang Xiaolong hirió a Zhou Teng, tres siluetas penetraron en el Salón Sagrado desde el exterior. Al llegar frente a Huang Xiaolong como un rayo, los tres apuntaron un ataque a él al mismo tiempo.

Tres poderosos ataques provocaron un fuerte viento. El espacio se agitó con tanta fuerza que incluso el Salón Sagrado se sacudió.

La gente en la multitud se puso pálida.

Tanto Sun Zhang como Xiong Chu no esperaban que se produjera tal cosa.

“¡Xie Wei! ¡Jiang Hengyu! ¡Chen Fengli! ¡¿Se atreven?!” Sun Zhang y Xiong Chu salieron volando, queriendo detenerlos. Sin embargo, era obvio para todos que sus acciones eran demasiado tarde.

Las tres personas que atacaron conjuntamente a Huang Xiaolong eran los mismos tres ancianos que se opusieron a la entrada de Huang Xiaolong en el patio interior: ¡Xie Wei, Jiang Hengyu y Chen Fengli! Tanto Xie Wei como Jiang Hengyu eran los Maestros de Zhou Teng.

Huang Xiaolong miró a estas tres personas que lo atacaban. La expresión en su rostro permaneció calmada y fría. Pensaron que se habían escondido lo suficientemente bien, pero de hecho, Huang Xiaolong había notado su presencia desde el principio. Con su fuerza actual en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden, su percepción había mejorado mucho, extendiéndose a más de trescientos metros. Ni siquiera un experto en el Reino Xiantian podría escapar de sus sentidos.

Justo cuando los ataques de estas tres personas estaban a punto de golpear a Huang Xiaolong, resonó el majestuoso rugido de un dragón, sacudiendo el techo del Salón Sagrado. Todos vieron a un Dragón Divino Primordial negro revoloteando detrás de Huang Xiaolong. En una fracción de segundo, Huang Xiaolong transformó su alma.

Una capa de escamas negras de dragón cubrió instantáneamente la superficie de la piel de Huang Xiaolong. Afiladas puntas de hueso de dragón surgieron de su mano, similar a un conjunto desalentador de espinas negras.

El tatuaje de la cabeza del dragón negro que emergió en su espalda rugió hacia el cielo, emitiendo un poder coercitivo interminable.

No quedaba color blanco en los ojos de Huang Xiaolong, ya que repentinamente se habían tornado de un color negro de obsidiana. En este momento, llegaron los tres ataques.

Esos ojos totalmente negros emanaban frialdad mientras barrían los rostros de las tres personas. Luego, sus manos formaron dos puños, y se giró hacia Xie Wei.

“¡Presumido!” Xie Wei se burló, ejecutando su qi de batalla mientras sus puños también se precipitaban hacia afuera como una inundación repentina.

¡Bang! Cuatro puños chocaron juntos, y en ese instante, la expresión en el rostro de Xie Wei cambió por una de conmoción, seguido por miedo.

“¡Tú!” Antes de que pudiera terminar, sus brazos se doblaron y los huesos de su brazo se astillaron, perforando su carne y su piel. Un doloroso grito resonó en el aire cuando fue arrojado a volar al igual que su discípulo Zhou Teng, estrellándose pesadamente contra el suelo fuera del escenario.

Justo en ese momento, los ataques de Chen Fengli y Jiang Hengyu aterrizaron en el torso de Huang Xiaolong.

Sin embargo, ambos se sorprendieron cuando descubrieron que la mano con la que golpearon el torso de Huang Xiaolong parecía golpear una pared de acero indestructible. ¡En cambio, la fuerza de rebote comenzó a vibrar en sus manos, causándoles un intenso dolor a sus manos y sus brazos!

“¿Qué te parece? ¿Sorprendido?” Los ojos apartados y helados de Huang Xiaolong los miraron a ambos, pero ninguno pudo reaccionar. Luego envió ambas palmas más rápido que un rayo, aterrizando directamente sobre sus pechos.

Ambos escupieron una bocanada de sangre al ser repelidos, cayendo fuera del escenario y rodando hasta que se detuvieron junto al cuerpo de Xie Wei.

La multitud que miraba esto se quedó estupefacta al final de los acontecimientos.

Desde el momento en que Zhou Teng violó las reglas de la Academia y atacó a Huang Xiaolong después de perder, al momento siguiente en que Xie Wei, Jiang Hengyu y Cheng Fengli aparecieron, fueron atacados y luego fueron vencidos por Huang Xiaolong, había pasado menos tiempo de lo necesario para parpadear. Este cambio fue tan rápido y tan repentino que nadie lo procesó lo suficientemente rápido como para reaccionar. Tal vez sería mejor decir que nadie fue capaz de aceptar lo que acababan de presenciar.

Ver a Xie Wei, Jiang Hengyu y Chen Fengli heridos por Huang Xiaolong, dio lugar a una conmoción indescriptible en los corazones de cada individuo.

¡Este trío eran Ancianos del patio interior!

¡Además, Xie Wei era un experto Xiantian del Primer Orden!

Aunque Jiang Hengyu y Chen Fengli estaban en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden, su fuerza no era algo con lo que alguien como Zhou Teng pudiera compararse. ¡Aun así, estas tres personas fueron derrotadas una por una por Huang Xiaolong!

Lo más aterrador de todo fue que Xie Wei, como experto Xiantian del Primer Orden, realmente no tuvo el poder para resistir a Huang Xiaolong.

Sun Zhang y Xiong Chu, que se apresuraron a ayudar a Huang Xiaolong, se detuvieron a medio camino, casi cayendo del aire cuando vieron a Huang Xiaolong lidiar con Xie Wei, Jiang Hanyu y Chen Fengli en un abrir y cerrar de ojos.

Rápidamente estabilizando su equilibrio, Sun Zhang y Xiong Chu se acercaron y se pararon en el escenario.

Los ojos de Sun Zhang y Xiong Chu estaban centelleando, atados con un leve indicio de admiración mientras miraban a Huang Xiaolong. Sí, asombro. Esto incluso incluía a Sun Zhang, que era un experto Xiantian del Segundo Orden.

¡Ninguno de los dos había oído hablar de alguien que pudiera derrotar a los expertos Xiantian cuando estaban en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden!

La brecha entre un Guerrero en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden y un experto Xiantian del Primer Orden podía parecer insignificante, pero en realidad, la brecha entre los dos niveles de fuerza era como el cielo y la tierra. Era incluso más grande que cuando se comparaba un Guerrero en la etapa temprana del Noveno Orden con un Guerrero en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden. ¡Por lo tanto, era simplemente imposible para un Guerrero en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden vencer a un experto Xiantian del Primer Orden!

2 thoughts on “Invincible – Capítulo 152 – Emboscada de los Tres Ancianos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s