RTW – Capítulo 186 – La Estrella del Teatro (Parte 2)

Traductor: Ben.
(2/2)

En el momento que May lo notó, inmediatamente se deshizo de los pensamientos sobre regresar a la Fortaleza Longsong.

“¡Dios mío, M-May!” cuando May se acercó, Irene exclamó en incredulidad. Irene tomó sus manos y la acercó hacia el caballero, “Querido, ¿Sabes quién es ella? ¡Ella es la más famosa actriz del teatro de Longsong, la Señorita May! Siempre que actúa, ¡las personas que quieren verla en el escenario se forman desde el pasillo hasta las calles!”

Aunque la palabra “querido” hizo que el corazón de May saltara, sus hábitos de actuación perene le permitieron reflexivamente sonreír y dar asentir ligeramente, “Hola”

“Ah, por supuesto que sé sobre ella. Me has contado sobre ella siendo una de las más famosas actrices en el Occidente, no hay ningún noble quien no conoce el nombre de la estrella del teatro’” suspiró él, luego habló en un tono de disculpa hacia May, “Mi esposa le faltan algunos modales. Soy Ferlin, bienvenida.”

Él no anunció su nombre o su estatus, e incluso ocultó su nombre de familia. El corazón de May estaba lleno de tristeza, pero en la superficie mantuvo su más elegante expresión, “Estoy familiarizado con usted. Todos en el Occidente saben acerca del ‘Primer Caballero del territorio Occidente, ‘Luz de la mañana’, caballero Eltek. Debo disculparme, debido al estrés del trabajo en el teatro, no fui capaz de asistir a su boda con Irene.”

“Eso es cosa del pasado,” dijo el caballero con una sonrisa mientras agitaba su cabeza. “Hoy en día, soy simplemente un profesor, y no pertenezco más a la familia Eltek, así que realmente no tiene que ser tan formal conmigo.”

Luego entonces agitó su mano en dirección a los otros y continuó. “Hay que volver. Podemos hablar más tarde, pero primero tienen que terminar su trámite de residencia temporal.”

¿Profesor? May estaba atónita, ¿Quiere decir que ahora es un tutor de la corte? El Señor del pueblo ciertamente es un príncipe, pero el príncipe nunca se rebajaría para buscar a un caballero para tomar tal papel. Ha. Y ¿qué es todo esto de tramitar la residencia temporal? ¿No debería Irene llevarnos al grupo a un local de confianza y a una posada segura para quedarnos?

“Realmente no esperaba que vinieras aquí. ¡Si fueras a actuar en Cenicienta, ciertamente causaría una sensación!”

“¿Es así?” May tenía algunas dudas al respecto. Nunca había oído el nombre de ese drama, lo cual indicaba que probablemente había sido escrito por un nuevo dramaturgo. Más aún, no es como si tuviera tiempo para ensayar, ella sólo había venido aquí… porque quería ver cómo le iba a ‘Luz de la mañana’, y si había alguna forma en la que pudiera ayudarlo.

Después de entrar al pueblo, May se dio cuenta que definitivamente había algo mal con este lugar. El pueblo estaba localizado en la frontera del reino y su único fin era ser un puesto de avanzada para la fortaleza, así que ¿Por qué ahora se veía como una ciudad recién construida? La calle en la que estaban caminando todos estaba cubierta con grava gris oscuro, y no había lodo a la vista por ningún lado. Más aún, las calles eran demasiado amplias, prácticamente permitiendo que dos carruajes pasaran lado a lado.

“¿Qué tipo de calle es esta?” Sam hizo la pregunta que había estado en la mente de May en voz alta. “Se ve extrañamente plana.”

“He he,” sonrió Irene, “La primera vez que llegué aquí aún estaba hecha de lodo, pero ahora ha quedado así. Más aún, la calle aún no está terminada; los albañiles han dicho que esto sólo es la base para el camino real.”

“Ellos te han engañado,” replicó Rosia, “Todo mundo sabe, sólo las casas necesitan una base. Cosas que ya se encuentran extendidos sobre el suelo no se pueden colapsar, así que ¿por qué necesitaría una base? ~ah?”

“De verdad, ellos mezclan una especie de polvo gris fino junto con piedras y luego lo extienden. Más tarde, rocían agua sobre él y lo comprimen con una aplanadora de piedra hasta que la calle se vuelva plana y suave. Al principio, también pensé que era un nuevo tipo de camino, pero los albañiles dijeron que esta era una práctica desarrollada por Su Alteza, parece ser llamado… Capa de agua de lo que sea. En resumen, ¡esto es sólo la base!” Irene se dio la vuelta y continuó dirigiendo el camino, permitiendo que su larga trenza se meciera con cada paso, “En el futuro cuando más personas y carruajes empiecen a usarlo, el suelo será pavimentado con pizarra. Sólo entonces la calle de verdad estará terminada.” NT:(Nota al final)

¿Caminos pavimentados? May se rio fríamente dentro de su corazón. Otro lugar más que la parte interior de la ciudad del rey, ¿qué otra ciudad en este reino podría cubrir sus caminos con pizarra? Tener un camino tan amplio y plano ya es lo suficientemente bueno. Todavía había varios caminos de tierra en la Fortaleza Longsong.

A lo largo del camino a través del pueblo, vio cuántas casas en ambos lados de la calle estaban siendo demolidos, sin importar si fuera una casa de arcilla o una casa de madera. A pesar de que claramente no eran casas nuevas, estaban muy lejos de ser llamados inhabitables. “¿El Señor los desalojó porque bloqueaban el camino?”

“No, todos ellos fueron reubicados hacia otro distrito.”

“¿Distrito?” preguntó May.

“Es la nueva área residencial, donde todos obtienen el mismo tipo de casa de ladrillos para quedarse,” explicó Irene. “Todos los residentes originales han sido reasignados a una, eso quiere decir que no habrá casas con goteras o casas rotas en el pueblo”

¿Todos pueden ser reubicados a una casa de ladrillos? May no podía creer a sus oídos, esto era aún más exagerado que calles pavimentadas. ¿Realmente tiene alguna idea de cuánto llegará a costar tal cosa? Sin embargo, desde que estaba frente a Ferlin, todavía tenía que tragarse sus palabras.

Había un montón de peatones en las calles, así que ocasionalmente serían detenidos por personas quienes querían saludar a Irene o a Ferlin. Gracias a esto, May descubrió que Irene también era uno de esos tan llamados profesores.

“No participarás en la obra?” preguntó. “¿Por qué la gente del pueblo te llama profesora, Irene?”

“Porque es mi trabajo. Sólo estaré actuando en tiempo parcial. Después de todo, el Pueblo Fronterizo no puede tener un teatro.” Más tarde Irene les contó la historia de cómo había sido convocada por Su Alteza, “A pesar de que sólo será una actuación al aire libre y la audiencia sólo consistirá en civiles, el pago aún será calculado acorde al de la fortaleza. Creo que es una buena oportunidad. Al menos, de esta forma aún puedo practicar.”

“Tienes razón, tienes razón. Siempre y cuando pueda subir al escenario estaría satisfecho” Ghent y Sam asintieron una y otra vez.

¡Una función al aire libre para los civiles! May simplemente no tenía la fuerza suficiente para replicar. Comparado con Irene, ella no podía entender por qué el príncipe salió con esta idea o cuales eran sus intenciones al final. ¿Podrían estas personas quienes su único propósito de cada día era tener lo suficiente para comer y permanecer vivos, realmente comprender el romance y las idas y vueltas de un drama?

De esta forma, ellos finalmente se detuvieron frente a un edificio de dos pisos.

“Este es el edificio de los profesores, ahora mismo el Pueblo Fronterizo sólo cuenta con nueve profesores. Por lo tanto, aún hay varios cuartos vacantes. Ferlin ya ha realizado los trámites para que ustedes se queden en la casa y también obtuvo los permisos para que se queden en dos cuartos. Así que estarán viviendo aquí durante la función.” Irene les pasó dos llaves, “Ghent, Sam, este es para ustedes. Rosia y Tina recibirán la otra, eh, para la Señorita May…”

“Me quedaré contigo,” exclamó May repentinamente.

“Pero…”

“Vine aquí para ver cómo era la vida de mis compañeros de teatro,” dijo con una sonrisa. “Después de todo, ya hemos estado trabajando juntas por tan largo tiempo, y tú probablemente nunca vuelvas a la fortaleza, así que quiero platicar más contigo. ¿Me vas a negar esto?”

“¡Por supuesto que no!” Irene felizmente tomó sus manos, “Sólo estoy preocupada de que la habitación sea demasiado pequeña para que vivas ahí. ¡También hay un montón de cosas que quiero preguntarte!”  Luego se dio la vuelta hacia los otros cuatro, “Primero hay que dejar el equipaje, luego pueden venir a mi habitación y así podamos sentarnos y leer el guion juntos.”

May subió hacia el segundo piso y siguió a Irene y a Ferlin hacia su nueva casa.

Al entrar, su última esperanza fue hecha pedazos.

A pesar de que no quería admitirlo esta pequeña habitación irradiaba una sensación de limpieza y confort. Los manteles y cortinas eran obviamente nuevas; recientemente comprados y hechos de algodón delgado color rojo y blanco. El piso había sido barrido, tenían una alfombra de lino en la sala. En él había también extrañas copas que había sido puestas sobre una pequeña mesa, el cual llamaba la atención de May a primera vista.

Caminando hacia adelante, los tomó para darle un vistazo de cerca, pero después de un momento todavía era incapaz de identificar su material o por qué era tan ligero. Era un poco como madera, pero su superficie era suave y lleno de color brillante; no era nada como aquellas copas baratas accesible a civiles. Además, encima de las copas también había dos personas quienes afectuosamente se sostenían de las manos.

“Es una copa encantadora, ¿no es así?” dijo Irene, mientras se inclinaba hacia adelante, “Son tan caros. Son vendidos por cinco monedas de plata en el mercado de conveniencia y los cuatro de ellos forman un juego, conteniendo todo tipo de posturas de personas. Para celebrar nuestro primer día de paga, Ferlin insistió en comprarlos para mí el cual al final resultó en que gastamos todo nuestro salario. Ese tonto.”

“¿Mercado de conveniencia?” May deliberadamente ignoró la otra parte.

“¡Cierto!” dijo Irene, asintiendo, “El Señor ha abierto un mercado en la plaza del pueblo, donde están vendiendo finas necesidades diarias, pero sus precios tampoco son bajos. Si quieres, te puedo llevar ahí mañana y le puedes dar un vistazo.”

May tenía sentimientos encontrados en su corazón. La situación era completamente diferente a lo que había esperado que fuera. Pensó que, como un cautivo derrotado, y un caballero por el cual nadie estaba dispuesto a pagar un rescate, incluso si el lord lo hubiera liberado, su vida aún sería muy difícil. Y desde que Irene no actuaba regularmente, no tendría ningún ahorro. Por lo tanto, además de acompañarlo durante sus penas, ella no sería capaz de ayudarlo de ninguna otra forma.

En ese momento, Ferlin Eltek hubiera visto cualquier ayuda de May le diera como enviarle carbón durante la temporada nevada. Tal vez un paso más allá, apoyándose de su influencia, trataría de persuadir al Señor local para permitirle redimir al ‘Primer Caballero’. De esa forma, ella hubiera sido capaz de darle un giro al corazón del caballero.

Pero… se encontró con que todas sus ideas habían llegado a nada, y no sólo no necesitaba su ayuda, más aún, también estaba llevando una buena vida en el Pueblo Fronterizo.

¿Debería regresar? Pero, si ella elige regresar, Ferlin y el Pueblo Fronterizo de ahora en adelante sería olvidados para siempre.

May cayó en un remolino de confusión.

Notas:

Pizarra: IMAGEN

Casa de arcilla: IMAGEN

4 respuestas a “RTW – Capítulo 186 – La Estrella del Teatro (Parte 2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s