Invincible – Capítulo 146 – ¿Tomar el Primer Lugar de la Clase?

(2/2)

“Hace unos días, los guardias de nuestra Mansión Tianxuan fueron enviados a comprar algunos suministros, y en el camino, se encontraron con los guardias de la Mansión del Primer Ministro, y reclamaban que las cosas que nuestros guardias querían fueron reservadas por ellos hace mucho tiempo.” Fei Hou respondió. “Entonces, una discusión se formó. Uno de los guardias del Primer Ministro atacó repentinamente, hiriendo a uno de nuestros guardias, y así, estalló una pelea.”

Huang Xiaolong asintió con la cabeza.

¿Mansión del Primer Ministro?

“Pasa esta orden; ¡Si alguien se topa con los guardias de la Mansión del Primer Ministro, no hay necesidad de ser amable, rómpanles la cara o paralícenlos, no importa nada mientras no estén muertos!” La voz fría de Huang Xiaolong sonó agudamente.

“¡Sí Soberano!” Fei Hou asintió.

“¿Alguna noticia sobre el Templo de las Deidades?” Repentinamente, Huang Xiaolong cambió el tema. Su voz sonó solemne cuando hizo la pregunta.

Hace un año, Huang Xiaolong había encargado a Fei Hou que buscase información con respecto al llamado Templo de las Deidades.

Fei Hou sacudió la cabeza: “No hay noticias.”

En los últimos doce meses, había agotado todas las conexiones que tenía, e incluso instruyó a la Mansión Fei del Reino Yuwai para buscar pistas sobre el Templo de las Deidades, pero todo fue en vano.

Era como si este Templo de las Deidades no existiera. A decir verdad, cuando estaba tratando de averiguar acerca de este Templo de las Deidades, parecía haber una colaboración invisible y tácita para excluirlo y evitar que encontrara más información.

Fei Hou explicó este sentimiento antinatural de exclusión a Huang Xiaolong.

Escuchando la descripción de Fei Hou, Huang Xiaolong comenzó a reflexionar.

¿Como si no existiera? Parece que este Templo de las Deidades era más poderoso y misterioso de lo que había pensado inicialmente.

Me pregunto cómo lo está haciendo Li Lu ahora mismo. Huang Xiaolong pensó para sí mismo.

El año pasado, cuando Li Lu se fue, la alegría festiva en la Mansión Tianxuan se enfrió considerablemente, y ahora, una vez más, había llegado el fin del año. En otro mes más o menos, sería otro Año Nuevo.

Sin embargo, el segundo Espíritu Marcial de Li Lu se había despertado antes de salir: Espíritus Marciales de Espadas Gemelas de luz y oscuridad, uno positivo y otro negativo, un equilibrio de Yin y Yang. ¡Su velocidad de cultivo debía de ser aterradora, y en un año, probablemente, avanzaría al Octavo Orden!

Reuniendo sus pensamientos, Huang Xiaolong continuó su discusión con Fei Hou, preguntando por los asuntos del Comercio de Nueve Trípodes y la Mansión Tianxuan.

El Comercio de Nueve Trípodes había comenzado a expandirse, abriendo sucursales en los reinos vecinos con hasta cien mil transacciones diarias.

Desde el último incidente con el Pabellón de Nubes Claras causando problemas en el Condado Gran Amanecer, Huang Xiaolong le dijo a Fei Hou que contratara a Guerreros del Octavo Orden, del Noveno Orden y del Décimo Orden para mejorar la seguridad de las sucursales del Comercio de Nueve Trípodes.

Después de todo, lo que no le faltaba al Comercio de Nueve Trípodes era dinero.

Aunque era difícil atraer a los Guerreros del Décimo Orden para unirse a ellos, los Guerreros del Octavo Orden y del Noveno Orden no eran un problema.

Después de terminar de escuchar el informe de Fei Hou sobre estos asuntos, Huang Xiaolong le preguntó a Fei Hou sobre su progreso en el cultivo.

Fei Hou había alcanzado el sexto nivel de las Artes del Trueno Líquido que Huang Xiaolong le había entregado, y el actual Fei Hou estaba en el pico del Primer Orden del Reino Xiantian. Sin embargo, romper a través de Segundo Orden del Reino Xiantian todavía estaba a pocos años de distancia.

El Espíritu Marcial de Fei Hou estaba limitado por su talento innato de ser un Espíritu Marcial de grado diez. Con esta limitación, incluso si Fei Hou tragaba las Perlas del Dragón de Fuego que Huang Xiaolong le suministraba todos los días, avanzar al Segundo Orden del Reino Xiantian todavía requeriría unos años.

Un rato más tarde, Fei Hou se retiró de la habitación.

Antes de que Fei Hou saliera, Huang Xiaolong retiró treinta Perlas del Dragón de Fuego y se las dio a él.

La verdad era que, sin Fei Hou, era imposible que el Comercio de Nueve Trípodes se desarrollara tan rápido durante los últimos siete años. Aunque Fei Hou sólo siguió las ideas de Huang Xiaolong y el método de implementación, sin la presencia de Fei Hou y sus habilidades de gestión, el Comercio de Nueve Trípodes probablemente no podría lograr la mitad del éxito que tenía hoy.

Después de que Fei Hou se marchó, Huang Xiaolong se dirigió hacia el patio de sus padres. Cuando llegó, Huang Peng y Su Yan estaban practicando habilidades de batalla juntos en su patio.

Con la ayuda de Huang Xiaolong, el cultivo de Huang Peng y Su Yan había aumentado significativamente.

Huang Peng ya había roto al pico de la etapa temprana del Octavo Orden, mientras que Su Yan había avanzado al pico de la etapa tardía del Séptimo Orden.

Al ver a Huang Xiaolong entrar en el patio, ambos tenían una amplia sonrisa en sus rostros y detuvieron lo que estaban haciendo. Su Yan incluso llegó y sostuvo la mano de Huang Xiaolong, tirando de él a un taburete de jardín. Viendo a Huang Peng y a Su Yan, Huang Xiaolong sintió calor en su corazón.

Dos horas más tarde, Huang Xiaolong dejó el patio de sus padres, inició el Anillo de la Vinculación Divina y entró en el antiguo campo de batalla para practicar.

A pesar de que había roto al pico de la etapa tardía del Décimo Orden, Huang Xiaolong apuntaba a entrar en el Reino Xiantian antes de dirigirse al Imperio Duanren para unirse a la Batalla de la Ciudad Imperial.

En su opinión, cuanto mejor fuese el resultado logrado, más atención recibiría, especialmente en lo que respecta a los recursos de cultivo. Una vez inscrito en el Instituto Duanren, crearía un ambiente de cultivo más favorable para Huang Xiaolong.

A pesar de que se decía que era el Soberano de la Puerta de Asura, todavía quedaba el hecho de que en realidad no tenía esa posición oficialmente, así que no había manera de obtener recursos de cultivo allí.

Pasó otro mes.

La rutina de Huang Xiaolong era practicar las Tácticas de Asura y la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico en el antiguo campo de batalla. La sensación de entrar en la Etapa Diez de la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico era cada vez más fuerte.

Aparte de esas dos cosas, Huang Xiaolong pasaba la mayor parte de su tiempo extra dedicándolo a practica la Habilidad de la Espada Asura y la Palma de la Vinculación Divina.

El esfuerzo de Huang Xiaolong en la práctica de la Garra del Demonio Asura fue significativamente menor en comparación con el resto.

Esto se debía a su estricto requisito de entrenamiento de la absorción del qi alma de sangre.

El tiempo fluía, y el final del año estaba cada vez más cerca. El qi de batalla de Huang Xiaolong se acercó infinitamente al nivel Xiantian.

Los músculos y la carne de Huang Xiaolong alcanzaron el pico de la etapa tardía del Décimo Orden, eran entonados y firmes y sus tendones eran más flexibles y vibrantes, conteniendo un poder salvaje y explosivo. La capa exterior de su piel era extremadamente dura, y según sus estimaciones, si usase la Transformación de Alma con el Dragón Negro, aunque un experto del pico de la etapa tardía del Décimo Orden lo apuñalara con una espada afilada, no resultaría herido. A lo más, dejaría una línea blanca en la superficie de su piel, sin atravesarla.

“Mañana es la competencia de la Academia.” Murmuró Huang Xiaolong.

¡Esta vez, no sólo Huang Xiaolong quería conseguir el primer lugar de la competencia del tercer año, sino que quería arrebatar el primer lugar de la Competencia General de la Academia!

Reuniendo su resolución, Huang Xiaolong salió del antiguo campo de batalla.

Huang Xiaolong vio a sus padres, Huang Peng y Su Yan, así como a sus hermanos menores, Huang Min y Huang Xiaohai. Todos estaban hablando felizmente de algo.

“¿Cuál es la feliz ocasión?” Dijo Huang Xiaolong con una sonrisa en su rostro mientras entraba.

Al ver a Huang Xiaolong, todos en el salón principal estaban encantados.

Xiaolong, es genial que estés fuera de la práctica a puerta cerrada. Min’er acaba de decir que invitó a Guo Tai para una comida en los próximos días.” Su Yan explicó el asunto mientras sonreía – era obvio que estaba de buen humor.

“Oh, ¿es así?” Huang Xiaolong se volteó hacia su Hermana Menor, Huang Min.

Huang Min asintió tímidamente en afirmación.

“¿Guo Shiyuan sabe que los dos se están llevando bien?” Preguntó Huang Xiaolong.

Huang Min sacudió la cabeza diciendo: “Guo Tai mencionó que él tocaría el tema con su padre en los próximos días.”

Su Yan agregó: “Aunque la Familia Guo es una poderosa familia del Imperio Duanren, nuestra actual Familia Huang no es débil. Nuestra Min’er definitivamente se combina bien con Guo Tai. Cuando Guo Shiyuan sepa esto, seguramente no tendrá ninguna objeción.”

Huang Xiaolong asintió mientras se sentaba en el salón principal. Luego, su atención cambió a su Hermano Menor, Huang Xiaohai. Huang Xiaohai podía ser dos años menor que Huang Min, pero el talento de su Espiritual Marcial era más alto que el de Huang Min. Después del Año Nuevo, tendría catorce años, pero ya era un Guerrero de la etapa tardía del Sexto Orden.

Llegó la noche. La luz de la luna brillaba abajo.

Esta noche, Huang Xiaolong no practicó. Se paró en el patio, recordando ciertas personas y ciertos asuntos.

Dentro de un mes, después del Año Nuevo tendría diecisiete años.

Diecisiete, lo que significaba que había estado aquí en el Mundo Espíritu Marciales durante diecisiete años.

¿Existe la posibilidad de que pueda volver a la Tierra…? Un pensamiento cruzó la mente de Huang Xiaolong.

La noche se profundizó gradualmente mientras Huang Xiaolong permanecía en el patio en una postura meditativa y ajustaba su respiración y su estado de ánimo.

Cuando amaneció, Huang Xiaolong detuvo su meditación y se puso de pie. Saliendo de su propio patio, caminó en dirección al salón principal para poder dirigirse a la Academia con sus hermanos.

Cuando llegaron a la Academia de la Estrella Cósmica, se encontraron con Lu Kai. Al notar a Huang Xiaolong, la alegría parecía florecer en la cara de Lu Kai mientras se acercaba y le daba a Huang Xiaolong un golpe amistoso en su hombro. “Hermano, acabo de oír que te ascendieron a la Clase del Tercer Año, ¿no me digas que planeas arrebatar el primer lugar de la Clase?”

One thought on “Invincible – Capítulo 146 – ¿Tomar el Primer Lugar de la Clase?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s