Invincible – Capítulo 143 – Reuniéndose con Yang An una Vez Más

(5/6)

¡Yang An!

Esa figura familiar era la misma persona derrotada por Huang Xiaolong en el Reino YuwaiYang An.

No esperaba que la subasta atrajera a Yang An del Reino Yuwai. Ya que Yang An estaba allí, ¿no estaría su abuelo, Yang Dong, también?

Huang Xiaolong entrecerró los ojos.

“¿Yang An?” En este punto, Fei Hou también notó a Yang An dentro del salón de subastas, y al igual que Huang Xiaolong, también se sorprendió.

“¿Así que ese pequeño mocoso es Yang An?” Los ojos del Mariscal Haotian siguieron a los de Fei Hou, cayendo sobre la figura de Yang An. No pudo estar en el Reino Yuwai, pero recibió noticias sobre Huang Xiaolong derrotando a Yang An en el Reino Yuwai.

Fei Hou asintió con la cabeza: “Ese es el chico.”

En ese momento, Yang An caminó por el pasillo para invitados especiales, confirmando la predicción de Huang Xiaolong: Yang Dong realmente vino porque sólo los expertos del Reino Xiantian eran elegibles para una habitación privada. Por lo tanto, si Yang Dong no estuviese cerca, Yang An no tendría acceso a una habitación privada.

La gente seguía entrando en el salón de subastas en masa, tanto grandes como pequeñas fuerzas de los reinos vecinos habían hecho el viaje.

El salón entero era un alboroto.

A pesar de eso, desde que entraron en el salón de subastas, la charlatana conocida como Huang Min realmente había estado en silencio, sentándose obedientemente mientras sus grandes ojos redondos vagaban por la planta baja del salón de subastas como si buscara a alguien.

Al ver esto, Huang Xiaolong sonrió. “Niñita, ¿acudiste a la subasta no para comprar cosas, sino para buscar a alguien?”

Originalmente, Huang Xiaolong dijo esto para burlarse de Huang Min, pero no esperaba que Huang Min se sonrojara y le lanzara una mirada furiosa: “Hermano Mayor, ¿qué estás diciendo? ¡Vine a la subasta para comprar cosas por supuesto!”

Huang Xiaolong no creía que adivinara correctamente que su Hermana Menor buscaba a alguien aquí.

“Entonces, dime, ¿qué artículo de la subasta es el que quieres?” El tono de Huang Xiaolong se entrelazó con un doble sentido mientras sonreía tímidamente a su hermana pequeña.

Huang Min murmuró ininteligiblemente, pero después de lo que pareció medio día, ninguna respuesta concreta salió de ella. Al final, inclinó la cabeza tímidamente: “¡De todos modos, he venido a hacer una oferta por artículos!”

Huang Xiaolong sacudió la cabeza con una débil sonrisa torcida en su rostro.

El Mariscal Haotian y Fei Hou no podían dejar de sonreír.

Para entonces, un mar de gente ya había atestado la enorme subasta. Afortunadamente, el lugar era grande, con diez mil asientos preparados de antemano … sin embargo, cada uno de ellos estaba lleno. No quedaban asientos vacíos.

Si la situación de los asientos inferiores era como tal, ni siquiera habría que mencionar las salas privadas muy limitadas que probablemente estaban completamente reservadas desde el principio.

Un poco más tarde, la entrada a la subasta fue cerrada, ya no permitiendo a los participantes adicionales entrar, porque un anciano de setenta años con el traje de subastador ya había subido al escenario.

Después de que el Anciano subió, se presentó brevemente, declarando que era el subastador de alto grado de la Casa de Subastas de los Millones de Tesoros. En la Casa de Subastas de los Millones de Tesoros del Reino Luo Tong, sólo habían dos subastadores de alto grado. Por supuesto, habían muchos de bajo y mediano grado también. En este momento, la subasta estaba siendo supervisada por uno de los subastadores de alto grado, por lo que la importancia dada a esta subasta en particular era evidente.

Después de presentarse, continuó con las reglas de la subasta antes de declarar finalmente que la subasta comenzaría.

El primer artículo para la subasta era un pedazo de la Médula del Cuervo Dorado.

Médula del Cuervo Dorado era un ingrediente crucial para refinar un Dan Espiritual de Grado Cuatro, y la Médula del Cuervo Dorado normal era tan grande como el puño de un niño, pero la que fue subastada era del tamaño de la palma de un adulto.

El precio inicial era de cien mil monedas de oro.

Por lo general, el primer artículo subastado sería el elemento más barato del evento.

“¡Ciento diez mil monedas de oro!”

Pensando en relación a los artículos que se subastarían al final, las fuerzas más pequeñas sintieron que sus corazones se apretaron.

“¡Ciento diez mil monedas de oro!”

“¡ Ciento veinte mil monedas de oro!”

En un instante, las voces ofertando clamaron por debajo del escenario.

Y al final, esa Médula del Cuervo Dorado del tamaño de una palma fue vendida en ciento treinta mil monedas de oro.

Huang Xiaolong se sentó en silencio en la habitación privada. Aunque la Médula del Cuervo Dorado era un ingrediente importante en el refinamiento de píldoras, era básicamente inútil para él.

Posteriormente, el segundo artículo en subasta fue una espada larga llamada ‘Separación Sur’.

De acuerdo con la introducción del subastador, esta espada Separación Sur fue forjada a partir de un núcleo de hielo de diez mil años y otros metales raros. Era extremadamente aguda, pero este era un beneficio secundario. El punto principal era que el dueño anterior de esta espada larga Separación Sur, según la explicación del subastador, era alguien llamado Su Fei; un experto Xiantian del Séptimo Orden.

Hace cien años, este Su Fei era muy conocido en el reino circundante, y la espada larga de Separación Sur desapareció después de su muerte. Fue encontrada hace algún tiempo por la gente de la Casa de Subastas de los Millones de Tesoros.

Huang Xiaolong tenía los Sables de Asura, por lo tanto, este nivel de arma no llamaba su atención. Pero cuando Huang Min vio la espada larga de Separación Sur, sus ojos estaban pegados a ella sin parpadear; era obvio que le había gustado mucho la espada.

Hermano Mayor, ¿puedes?” Huang Min preguntó avergonzadamente.

Huang Xiaolong observó la expresión en el rostro de su Hermana Menor: “¿Quieres hacer una oferta por esta Espada Separación Sur?”

Huang Min asintió mientras miraba a su Hermano Mayor, a pesar de que tenía algunos ahorros propios, todavía estaba lejos de ser suficiente para hacer una oferta por la espada larga de Separación Sur.

“¡Doscientas mil monedas de oro!” En este momento, alguien en la planta baja repentinamente ofertó.

El precio inicial de la espada larga de Separación Sur era de ciento ochenta mil monedas de oro.

“¡Doscientas diez mil monedas de oro!” Otro licitador aumentó la oferta.

“¡Trescientos mil!” Repentinamente, la voz de Huang Xiaolong vino desde la habitación privada de arriba.

“¡Trescientos diez mil!” Después de Huang Xiaolong, una voz sonó desde una habitación diferente.

“¡Cuatrocientos mil!” Añadió Huang Xiaolong con una expresión tranquila.

¡Cuatrocientos mil!

El enorme salón se quedó en silencio, incluyendo la otra habitación privada que hizo una oferta.

Al final, la espada Separación Sur fue vendida a Huang Xiaolong en cuatrocientas mil monedas de oro. Cuando la gente de la Casa de Subastas de los Millones de Tesoros envió la espada a la habitación privada, la cara de Huang Min floreció y ella se volvió renuente a dejar la espada.

“¿Puedes decirme ahora a quién querías encontrar al venir a la subasta?” Mirando su feliz expresión, Huang Xiaolong aprovechó la oportunidad para preguntar de nuevo. Las ganancias anuales del Comercio de Nueve Trípodes eran abundantes, y estas cuatrocientas mil monedas de oro no eran más que un solo pelo de nueve bueyes para Huang Xiaolong.

Huang Min respondió honestamente con un tinte de timidez: “Vine a buscar a Guo Tai.”

“¿Guo Tai?” Huang Xiaolong estaba perplejo. Luego se volvió hacia el Mariscal Haotian y Fei Hou, pero ambos sacudieron la cabeza, al parecer, ninguno de ellos había oído hablar de este nombre.

La cabeza de Huang Min se inclinó tan bajo que su nariz casi tocó su pecho, y ella dijo: “Él es el hijo de Guo Shiyuan.”

“¡Guo Shiyuan!” Huang Xiaolong, Mariscal Haotian, y Fei Hou fueron todos sorprendidos.

¡Guo Shiyuan era el presidente de la sucursal de la Casa de Subastas de los Millones de Tesoros en la Ciudad Real del Reino Luo Tong!

Huang Xiaolong sacudió la cabeza con ironía después de superar la pequeña sorpresa. ¡Así que la razón por la que su Hermana Menor vino a la subasta fue todo por su amor!

Pero, pensando en ello, después de este año, su Hermana Menor tendría dieciséis años, y en otros dos años tendría la edad para casarse.

“¿Lo saben papá y mamá?” Preguntó Huang Xiaolong.

“Todavía no.” Huang Min estaba incómoda y tímida mientras ella respondía.

“Entonces, encuentra tiempo e invita a ese Guo Tai a la Mansión Tianxuan para que mamá, papá y yo podamos echarle un vistazo.” Dijo Huang Xiaolong mientras sonreía.

Al ver que Huang Xiaolong no se oponía, estaba encantada y asintió vigorosamente: “¡De acuerdo!”

A continuación, la subasta continuó y más de una docena de artículos fueron vendidos.

“A continuación, estamos subastando un tesoro maravilloso del mundo: ¡Esne Geocéntrico!” Esta vez, el subastador en el escenario elevó su voz al nivel más alto.

¡Esne Geocéntrico!

Al instante, una conmoción barrió a través de las muchas fuerzas presentes en el salón de subastas. Podría decirse que la mayoría de ellos vinieron por este artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s