WMW – Capítulo 308 – Tierras de los Lamentos Fantasmales

Se me había olvidado subir el 308 XD. Disfruten el pack
(9/9)

“¡Mi Señor! ¡He capturado a ese anciano!”

Junto con la voz de Baelin, se oyó un débil golpe como si alguien fuera arrojado al suelo.

“Bien. ¡Vamos a ver a tu hermanito!”

Leylin se rió y salió primero, con James y Jenny detrás de él.

Fuera del carruaje, Baelin sostenía una gran espada de acero, con sus ropas hechas jirones, revelando así sus músculos firmes, y su piel también parecía brillar. Estaba mirando al anciano vestido de negro.

El anciano aún tenía la marca de un cráneo negro en la cara. Este era naturalmente Rhodes, quien acababa de escaparse.

Si se hablaba de fuerza, este acólito de nivel 3 no sería tan fácilmente derribado por Baelin, un Gran Caballero. Sin embargo, Leylin había hecho algo al cuerpo de Rhodes, y Rhodes había perdido la confianza en sí mismo tras ver lo aterrador que Leylin era. Así fue como pudo ser capturado por Baelin y traído aquí.

Mi Señor, ¿cómo debemos tratar con él?”

Baelin lanzó su gran espada a Rhodes, una sonrisa maligna apareció en su rostro.

Sin embargo, conociendo a Baelin, simplemente estaba intimidando a Rhodes.

Al ver a su hermano que había decidido embarcarse en el camino equivocado, la expresión de James era complicada, unas cuantas veces abrió la boca para decir algo, pero rápidamente se calló. Después de todo, Leylin era el encargado aquí. Además, Rhodes había sido capturado por el discípulo de Leylin, así que no tenía autoridad para tratar con su hermano.

“Tú … ¡No puedes matarme!” Rhodes jadeó, con cuerpo aparentemente atado por una cuerda invisible. La sangre circuló hacia su rostro, dejándolo enrojecido.

“¿Oh? ¿Y por qué?” Preguntó Leylin con una sonrisa.

“Yo soy parte de la Familia Argus. Si me matas, el Maestro Siegfried no te dejará ir.” Respondió Rhodes mientras luchaba.

“¡Suéñalo!” Antes de que terminara de hablar, fue interrumpido por Jenny.

El rostro de la joven se llenó de desprecio: “Tú sólo tienes el título de súbdito dentro de la familia. Incluso si eres un acólito de nivel 3, ¿a quién crees que el Maestro Siegfried elegiría escuchar, a un Mago Oficial o a un acólito?”

Estas palabras fueron como una flecha certera, penetrando directamente en el corazón de Rhodes y haciéndolo palidecer.

Mientras estos súbditos conferidos no tuvieran terrenos, para dejar las cosas de buena manera, se podría decir que eran súbditos de la familia. Realmente, eran criados de alto grado de la Familia Argus, y ésta era también la posición de Rhodes.

Además, incluso Siegfried no ofendería a un Mago del mismo rango en beneficio de un acólito.

“Me temo que en el corazón del Abuelo Siegfried, incluso si mis tíos o mi padre ofendieran a un Señor Mago, los enviaría al Mago como una disculpa.”

La muchacha miró a Rhodes, que parecía haber perdido la espina dorsal y no tenía intenciones de vengarse, y en cambio se compadeció de él.

Siegfried era un pariente muy distante del suyo. Su árbol genealógico probablemente se había ramificado hace siete u ocho generaciones.

Si era el padre de Jenny, sus tíos, o cualquiera en la familia tomara el control de la Familia Argus, no importaba quién fuera mientras tuvieran la sangre de la Familia Argus.

Perder a un integrante de su familia, que era un estorbo, no sería realmente un gran problema para Siegfried.

“Sólo después de ganar suficiente fuerza es posible que los Magos hagan conexiones entre sí.”

Jenny apretó fuertemente sus puños, con el deseo de la intensificación de su poder.

“¡Un día, voy a avanzar para convertirme en una Maga Oficial!”

En ese momento, Baelin parecía ver una luz de estrellas ilimitada brillando de los ojos de Jenny.

“¿Qué le parece? ¿Qué debemos hacer?” Baelin se rascó la cabeza. Al ver a James que parecía querer decir algo, estaba teniendo dolor de cabeza.

“¡Déjalo ir!” Leylin repentinamente exclamó.

“¡Mi Señor!” Exclamó James, sorprendiéndose agradablemente, y medio arrodillado dijo: “¡Le doy gracias a Mi Señor por su benevolencia en favor de mi inútil hermano!”

Era evidente que seguía pensando en su hermano biológico. Sin embargo, el único que tenía la última palabra aquí era Leylin. Sin entender completamente las intenciones de Leylin, no se atrevió a decir ni una palabra por temor a que causara problemas a la Señorita Jenny.

Ahora que Leylin dejaba ir a Rhodes, se podía ver agradecimiento en sus ojos.

“Desde que el Señor Leylin ha hablado, no tengo objeciones.” Dijo Jenny, aunque James sonrió con ironía en su corazón.

Este tono significaba que estaba furiosa con él. Sin embargo, por su hermano, él persistió.

*¡Xiu! ¡Xiu!*

Una cuerda invisible fue tirada por Leylin, y Rhodes estaba listo para levantarse.

“Vete. ¡No quiero verte de nuevo!”

Baelin empujó a Rhodes y fingió amenazarlo haciendo gestos con su espada.

Rhodes ignoró por completo las amenazas de Baelin y miró a su Hermano James, una expresión de complicación en su rostro, y rápidamente se fue.

Durante todo este tiempo, no se atrevió a echar un vistazo a la dirección de Leylin.

Leylin se rió. Éste era apenas un acólito del nivel 3 que era básicamente como una hormiga ante sus ojos. No le importaba si Rhodes era asesinado o liberado.

Sin embargo, ya que esto podría ganarle una buena impresión, ¿por qué no?

Creía que necesitaba regresar al lado de la gente que respeta la ley y era amable. Incluso si no se sentía así en su corazón, era necesario mostrar esa imagen en el exterior.

Al asociarse con un Mago que era un extraño para ellos, una buena reputación reduciría el resguardo de muchas personas.

Por ejemplo, ahora mismo, los ojos de James y Jenny ya no mostraban la prudencia y cautela que originalmente tenían. Ahora, había más admiración y respeto hacia él.

……

Rhodes era muy inteligente. Después de conocer el estatus de Leylin como un Mago Oficial, sabiamente decidió no molestarlos con su viaje por más tiempo.

Así, el tranquilo viaje pasó por muchos pueblos, permitiendo a Leylin y Baelin aprender más sobre este lugar.

La Zona Crepuscular no era una zona tranquila, y los lugares, donde las piedras solares y la luz no eran capaces de alcanzar, estaban llenos de muchas criaturas de tipo oscuridad. Además, aparte de los humanos, había muchas otras especies inteligentes que habitaban esas áreas.

A lo largo del camino, Leylin se encontró con varios hombres rata, del tamaño de niños humanos que montaban grandes arañas como corceles. Parecían ser un tipo de duende. Según Jenny, éstos eran los elfos oscuros que incluso tenían un reino en las áreas donde la luz no alcanzaba. El poderío de su especie era aproximadamente el mismo que el de los humanos.

Por supuesto, las criaturas que eran la mayor amenaza para Leylin y su partido eran las que acechaban en las sombras.

Sin las llamas ni la piedra solar para disipar la oscuridad, estas criaturas atacaban en grupos como mosquitos, devorando a los viajeros sin saberlo en trozos.

Por lo tanto, para viajar en la Zona Crepuscular, aparte de tener suficientes artículos de fuego o piedras solares, el poder era una necesidad. De lo contrario, el único resultado sería tener arrepentimientos después de convertirse en heces en el campo desolado.

Por supuesto, todos estos no demostraron ninguna amenaza delante de Leylin, un Mago Oficial.

Incluso si era una horda de las criaturas más brutales, serían sólo pequeñas y lindas mascotas en frente de él, que podrían ser destrozadas fácilmente.

Reverencia llenó los ojos de Jenny y James mientras miraban a Leylin, quien había cerrado los ojos para meditar.

Leylin había prestado una mano varias veces a lo largo del viaje. Pero sólo este poder era la punta del iceberg que Leylin poseía, era suficiente para dejar a Jenny y a James en absoluto espanto y reverencia.

¡Todas aquellas veces en que atacó, había podido exceder al guardián de la Familia ArgusSiegfried!

Sin embargo, justo en este momento, el carruaje de caballos que había estado en movimiento se detuvo.

“¡Señor Leylin! ¡Jenny y Señor James! Frente a nosotros están las Tierras de los Lamentos Fantasmales, ¿deberíamos hacer un desvío?”

Baelin abrió la puerta y en una de sus manos, sostuvo un trozo roto del mapa.

En el mapa, el área al que estaban a punto de llegar eran las Tierras de los Lamentos Fantasmales. Estaba rodeada de rojo, con varias salpicaduras de tinta roja que hacían que pareciera sangre derramada.

“¡Vamos a la capital oriental, y el camino más rápido es a través de las Tierras de los Lamentos Fantasmales! Esto nos ahorrará una buena mitad del tiempo total. Si hacemos un desvío, deberíamos dirigirnos hacia el norte hasta la Cuenca de Geri, y luego por el Valle de Sicilia. Eso sí, esto nos costaría mucho tiempo … ”

Le explicó James a Leylin.

“Entonces, ¿qué peligros especiales hay en las Tierras de los Lamentos Fantasmales?” Preguntó Leylin cuando su interés se despertó.

Desde el discurso de James, parecía que también había aprobado esta ruta. Por supuesto, todo esto sólo era posible si Leylin estaba con ellos.

“Las Tierras de los Lamentos Fantasmales es un área prohibida muy famosa en toda la Zona Crepuscular. Se dice que dos poderosos Magos tuvieron una batalla aquí, por lo que muchos tipos misteriosos de fenómenos y poderes se esconden en su interior, que todavía están presentes hasta ahora … ”

James fue muy solemne. “La historia dice que las Tierras de los Lamentos Fantasmales han devorado a muchos aventureros que dudaban del mito. ¡Mercenarios, caballeros, acólitos y una vez un ejército de diez mil soldados!”

“De acuerdo con los mitos, un Mago Oficial había logrado una vez pasar a través de las Tierras de los Lamentos Fantasmales. Según su descripción, parecía haber muchos cuerpos espirituales dentro de la zona. Estos cuerpos espirituales estaban llenos de intenciones maliciosas. Una vez que alguien entrara en el área, serían perseguidos implacablemente.”

Cuerpos espirituales ¿eh? ¡Eso realmente me trae recuerdos!

Leylin sonrió. Había profundizado en su investigación de los cuerpos espirituales. No habían muchos Magos que fueran más competentes que él en este campo. Podría decirse que el menor de sus temores era un cuerpo espiritual.

Además, puesto que un Mago ya había pasado con éxito por esta área, entonces muy probablemente no sería muy peligroso.

“Vamos a la cabeza a través de las Tierras de los Lamentos Fantasmales entonces! ¡Quisiera ver las huellas de los Magos de la generación anterior!”

Leylin se rió mientras hablaba.

En cuanto a James y Jenny, la alegría estaba escrita en sus rostros.

One response to “WMW – Capítulo 308 – Tierras de los Lamentos Fantasmales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s