RTW – Capítulo 177 – La Voluntad de la Iglesia

Traductor: Lurixer.
(3/6)

Dentro de la Catedral de Hermes.

El lugar del Papa permaneció vacante.

Los tres Arzobispos se sentaron uno al lado del otro, y fue una vez más el Arzobispo Mayne quien inició la discusión. “He oído que algunos disturbios han estallado dentro del Reino del Invierno Eterno.

“Bajo el liderazgo del Sumo Sacerdote Coburn, los Jueces de allí ya están lidiando con ese asunto.” Respondió Tayfun.

“Al final, ¿cuál fue la razón de los disturbios?”

“Si no hubiera sido por esas basuras que fueron llevadas a la Iglesia.” Dijo Heather. “Después de la decapitación de la Reina, la mayoría de los nobles se han unido a la Iglesia y se han integrado en los escalones superiores de la Iglesia debido a su plan de compromiso, Mayne. Hicieron la vista gorda al saqueo que hubo bajo el disfraz de arrestar brujas por los guardias de la ciudad. Sin embargo, la gente común no puede aceptar este procedimiento que también dio origen naturalmente al resentimiento.”

Heather, ese no había sido mi plan.” Mayne respondió con molestia. “Este fue un decreto anunciado por el Sumo Pontífice. De esta manera podemos tomar el control y controlar el reino en el menor tiempo posible, en lugar de tener que seguir luchando contra la nobleza. Además, también hay algunos talentos sobresalientes entre ellos, ganárnoslos serían de gran ayuda para nosotros. En cuanto a los parásitos, ya que sus descendientes no pueden heredar sus privilegios en ningún caso, deberían ser eliminados en la próxima generación.”

“Muy bien, puesto que sólo seguía el decreto del Sumo Pontífice, no voy a decir nada más sobre esto.” Respondió Heather encogiéndose de hombros. “Pero los violadores que han corrompido la reputación de la Iglesia deben ser entregados a mí.”

Mayne miró al Arzobispo Tayfun, que estaba murmurando a sí mismo con vacilación: “Propongo que por el momento no tratemos de lidiar con ellos. Cuando el tumulto haya llegado a su fin, todavía podremos colocar a la aristocracia bajo arresto domiciliario, pero al hacerlo ahora, tan pronto como se hayan unido a la Iglesia, sólo creará un malestar dentro de su rango.”

“¡No!” Heather golpeó la mesa. “No podemos permitirles ir en contra de las reglas fundamentales de la Iglesia. Cualquier saqueo que tenga lugar en nombre de la Iglesia es un delito grave, y soy yo el que controla las reglas y el arbitraje.”

“Esta vez, por motivos de la situación general …”

“Lo que digo está de acuerdo con el panorama general”. Heather interrumpió directamente las palabras que estaban a punto de venir de Tayfun: “No olvides que hemos confiado en nuestra imagen establecida de ser justos y equitativos para conquistar el Reino del Invierno Eterno! ¡Si en este momento no golpeamos severamente a esa escoria, la gente del Reino del Invierno Eterno perderá toda la confianza en nosotros! Este es el fundamento sobre el que la Iglesia se apoya y no el grupo de malditos aristócratas. Si no estás de acuerdo conmigo en esto, iré directamente al Papa y solicitaré su decisión.”

“El Papa no tiene tiempo para preocuparse por tales asuntos, ni el fundamento de la Iglesia en manos de la gente común, sino que esto decide cúan poderosos somos.” Mayne suspiró y decidió acercarse a ella para que no se entusiasmara demasiado por este asunto. “Entonces, ¿le pediremos al Sumo Sacerdote Coburn que los acompañe de regreso a la Nueva Ciudad Santa para que puedan ser juzgados?”

“Eso no será necesario, yo iré personalmente.” Dijo Heather. “Recientemente, he estado apresurando mis asuntos aquí con tal de terminarlos. Además, también debería ser capaz de volver dentro de dos o tres meses. Es natural que cuanto más gente vea un juicio, mejor será, y la Ciudad Rey del Reino del Invierno Eterno sería el mejor lugar para sostenerla.”

“¿Estás seguro de eso?” Mayne frunció el ceño. “Ahora mismo, no tenemos a ningún conductor libre que pueda protegerte durante tu estancia en el Reino del Invierno Eterno, si llegas a encontrarte a una bruja extraordinaria, estarás en gran peligro.”

“¿De dónde deberían venir tantas brujas extraordinarias?” Heather no aceptó la opinión de Mayne como algo que mereciese la pena considerar. “Sólo dame un equipo de guerreros del Ejército de Jueces, eso debería ser suficiente.”

“Si insistes.” Mayne no quiso discutir más sobre este tema. “Todavía hay otras malas noticias que tengo que decirles. El ejército de la Iglesia fue inesperadamente repelido en el Reino Corazón de Lobo, cerca del Castillo Arruinado. Ya hemos perdido más de veinte miembros del Ejército de la Retribución de Dios y más de cien guerreros del Ejército de Jueces, incluso con todas estas pérdidas todavía no hemos podido conquistar el Castillo Arruinado.

“¿Veinte miembros del Ejército de la Retribución de Dios?” Tayfun no podía creer lo que estaba oyendo. “¿Quién era el conductor?”

“Bell, y ya está confirmada muerta.”

“¿El conductor fue asesinado? Parece que en realidad se enfrentaron a un desafío inesperadamente difícil.” El interés de Heather se despertó. “La pérdida de tantos miembros del Ejército de la Retribución de Dios debe de haber dado realmente al Señor O’Brian un intenso dolor de cabeza.”

“No podemos culparlo a él, después de todo, el Castillo Arruinado está ubicado en un terreno especial. Su puerta de entrada es alta en medio de la montaña, la distancia entre la carretera y la puerta es de unos diez metros. Además, también destruyeron el puente de madera usando alguna solución desconocida de alquimia.” Mayne explicó: “Según los informes, ellos colocan escaleras de madera y cada vez que el Ejército de la Retribución de Dios trata de trepar por ellas, sufren un extraño ataque de llamas. El defensor arroja una solución blanca desde tubos instalados por encima de la puerta. Poco después de arrojarlas, ésta comienza a vaporizarse y prenderse en llamas, convirtiéndose en una llama ardiente que se aferra al cuerpo de una persona.”

“Sin importar lo que tratasen de hacer, todavía no pudieron quitarlas. Sólo se dispersaron una vez que fueron completamente quemados. Nuestras tropas están tratando de ponerse en contacto con los creyentes de la Iglesia que están dentro de la ciudad, tratando de ver si pueden iniciar un ataque desde dentro y fuera al mismo tiempo.”

“Me atrevo a decir que la Iglesia en la ciudad ya se ha convertido en un baño de sangre.” La boca de Heather se estremeció. “Si queremos que nuestros ataques cruzen, la decisión correcta sólo puede ser enviar a más personas. El Alquimista nunca será capaz de producir su solución en masa, tarde o temprano, eventualmente se quedará sin suministros.”

“¡Estás hablando del Ejército de la Retribución de Dios!” Tayfun se enfureció tanto que su barba comenzó a temblar. “¿Sabes lo difícil que es convertir a alguien en un miembro del Ejército de la Retribución de Dios? En este momento, ni siquiera poseemos mil de ellos, y si tenemos que usar la fuerza para unificar el país, perderemos a más de la mitad de ellos, ¿qué debemos usar entonces para resistir el ataque de las bestias demoníacas durante los Meses de los Demonios? Ni siquiera mencionar nuestra lucha contra los Demonios después.”

“No peleen.” Dijo Mayne. “Les diré esta noticia, así que será innecesario discutir sobre el método de ataque. En este momento, la Iglesia necesita tantos miembros del Ejército de la Retribución de Dios como sea posible, y ahora que el Reino del Invierno Eterno está bajo nuestro control, se pueden hacer algunas cosas que serán un poco más justificables. En el pasado, esas ‘semillas’ se habían entregado dos veces al año. Pero ahora, he pedido una entrega adicional. Con los Meses de los Demonios incluso afectando en primavera, su longitud ya no es tan constante, por lo que a partir del verano, cada temporada, un nuevo lote de semillas será enviado a la Nueva Ciudad Santa, y la ceremonia de transformación también se puede celebrar de manera correspondiente. La tarea de manejar este asunto será entregada a ti, Tayfun.”

“Pero no hay suficientes huérfanos y bebés para proporcionar el número necesario, ah.” El viejo Arzobispo acarició su barba. “Después de todo, no todos elegirán abandonar a su hijo y enviarlo a la Iglesia“.

“En ese caso, tienes que encontrar otra manera de ofrecer suficientes. El Reino del Invierno Eterno es el reino en el que hemos operado durante mucho tiempo, debido a esto, la mayoría de la población ya forman parte de nuestros creyentes. En caso de que incluso esta tierra no nos pueda proporcionar suficiente mano de obra, engullir a los otros tres reinos se tardará aún más. No olvidemos, si alguna vez hay alguna inquietud durante el proceso de reunificación del continente, tenemos que confiar en el Ejército de Jueces y el Ejército de la Retribución de Dios para reprimirlos.”

“No es el caso de que no haya suficiente gente.” Explicó Heather con una sonrisa. “Hay tantos niños vagando por las calles como hay gatos callejeros y perros salvajes. Incluso he oído que hay ratas callejeras que fueron especialmente a contratar a esos niños. Luego son entrenados en carteristas, contratistas, contrabandistas o chivos expiatorios.”

“Anteriormente la nobleza no se había librado de ellos y en su lugar les ofrecía algunos lugares para ocultarse, pero ahora, gracias al regalo de Mayne, todos ellos se han convertido en una parte de la Iglesia. Mientras cubrimos las alcantarillas, ¿dónde pueden esconderse esas ratas? La única tarea que queda será enviar al Ejército de Jueces y tratar de limpiar el movimiento clandestino, de esa manera podremos coger todo en una red. Hacerlo de esta manera significa que podemos cosechar a muchos niños, mientras que eliminar a todas esas basuras nos dará una buena impresión de los civiles al mismo tiempo. Si también podemos disuadir a los que están empezando a agitar a los nobles, podemos lograr tres objetivos de una vez, ¿no?”

Esto es realmente una buena solución, pensó Mayne, no importaba lo extremo que fuese su temperamento cada vez que se enfrentaba a un problema, ella sería la persona más rápida para llegar a una contramedida, por lo que si por esta capacidad sólo tenía que ignorar algunas palabras procedentes de ella, lo consideraría un pequeño precio a pagar. “Sigue con este método. En resumen, antes de la caída, es importante que conquistemos el territorio del Reino Corazón de Lobo. Así que, con la excepción de las tropas, necesitamos mantener el orden, podemos transferir a todos los otros guerreros del Ejército de Jueces a Hermes. Durante los Meses de los Demonios de este año, el enemigo sólo se hará aún más poderoso.”

Tayfun, aunque a regañadientes, asintió con la cabeza, “Además, el Reino del Amanecer ya ha notado el desarrollo en sus reinos vecinos. La aristocracia dentro de muchas ciudades está apuntando su punta de lanza a la Iglesia, ya han habido situaciones en las que han saqueado las Iglesias y luego las han quemado. Sugiero que pensemos en organizar una evacuación temporal de nuestros creyentes. Realmente no es necesario desperdiciarlos en semejante conflicto.”

“No, eso no va a ser posible, ellos tienen que resistir.” Dijo Mayne. “Cuantos más sacrificios tengamos que hacer, más razones tendremos para tomar represalias.” Esto no es un desperdicio, sino la semilla del fuego. Ya no tienen mucha fe en la Iglesia, si nos retiramos del reino ahora, la Iglesia sólo parecerá aún más débil.

“Bueno, sólo quería mencionarlo, nada más.” Admitió Tayfun. “Por último está el Reino de Greycastle … ah, es mejor que lo veas tú mismo.” Diciendo esto, sacó un pergamino de su manga y lo arrojó delante de Mayne.

Mayne lo desdobló y barrió su mirada sobre las cartas, la carta había venido inesperadamente de la Reina de Aguas Claras, García Wimbledon. No tardó mucho tiempo antes de que sus cejas se fruncieran.

“¿Incluso colgó a su sacerdote?”

“No sólo a él, incluso dio de alimento a los peces a todos nuestros creyentes.” Añadió Tayfun. “Y la iglesia fue completamente descompuesta hasta la última piedra. Además, ella ya debería haber descubierto los efectos secundarios de las píldoras.”

Heather golpeteó sus labios. “Ya te había dicho que era sólo cuestión de tiempo. Incluso si complementan a sus soldados incesantemente con esos juguetes, con cada píldora tomada, el efecto sería más pequeño, hasta que mueren debido a la debilidad. Tomar esas píldoras y usarlas para destruir sus ejércitos era una buena idea, pero cuando su efecto saliera a la luz, descubrirían inmediatamente qué tipo de juego estamos jugando. El verdadero problema es, si recuerdo bien, que nuestros espías habían informado de que sólo un pequeño grupo de sus soldados habían tomado las píldoras, ¿verdad? En cambio, fueron los bárbaros del sur los que tomaron muchas de ellas.”

“No más que mil, y ella dijo que tendríamos que pagar por ellos.” Mayne dejó la carta en blanco: “¡Es ridículo, sin el apoyo de la Iglesia, cómo podría haber llegado a ser la Reina de Aguas Claras! ¿Dónde está Timothy Wimbledon ahora? También recibió nuestras píldoras, así que ¿por qué sigue retrasando su ataque al Sur?”

“Actualmente está saqueando el Norte, se había propuesto manejar el intento de rebelión del Protector de la Frontera Norte. Él tiene que detener primero esta rebelión, para prevenir cualquier inestabilidad más tarde. Probablemente quiera primero derribar a varios Duques, y sólo entonces se enfrentará a García.” Tayfun respondió: “No sé si el nuevo rey, después de capturar el Norte, realmente llegará al sur o si primero va a la Frontera Occidental, intentando tomarla por detrás.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s