Invincible – Capítulo 137 – El Movimiento del Pabellón de Nubes Claras a por Todas

(5/6)

Comercio de Nueve Trípodes.

En el salón principal, Fei Hou se reía mientras le relataba a Huang Xiaolong: “¡Joven Señor, ahora, todos en el Condado Gran Amanecer están difundiendo la noticia de que Mei Pengliang y los discípulos del Pabellón de Nubes Claras fueron desnudados y colgados en las calles! “

Li Bin también se unió. “Eso es correcto Joven Señor, incluso escuché que Mei Sen se enojó tanto que inclusive vomitó sangre.”

Huang Xiaolong asintió con la cabeza.

Joven Señor, es bastante inesperado que este Mei Sen pueda calmar su temperamento.” Fei Hou dijo en un tono serio. “Parece que la suposición del Joven Señor era correcta.”

Huang Xiaolong se volteó hacia Li Bin e instruyó: “Diles a los nueve discípulos del Comercio de Nueve Trípodes que no salgan por los próximos días.”

Su hijo, Mei Pengliang, fue atrapado, despojado del último fragmento de su ropa, y colgado en las calles para la vista pública. Con este grado de humillación, que Mei Sen fuese capaz mantenerse calmado era definitivamente algo fuera de lo común.

Eso significaba que debía de haber un demonio acechando por si las cosas estaban sucediendo fuera de lo común; Una vez que Mei Sen hiciese su movimiento, sería devastador y en gran escala.

“¡Sí, Joven Señor!” Li Bin reconoció respetuosamente la orden con una expresión pesada en su rostro, porque sabía la gravedad de la situación.

A pesar de eso, tres días después, todo seguía estando tranquilo y pacífico.

Las calles de la Ciudad del Condado Gran Amanecer parecían más tranquilas que de costumbre. Quizás se debía al hecho de que las grandes y pequeñas fuerzas de la ciudad captaron un olor a pólvora en el aire. Por lo tanto, cada uno había emitido una orden de advertencia a sus discípulos y familias para no aventurarse fuera.

La tormenta que se avecinaba era tan obvia que incluso la gente común la detectó.

En cuanto a Huang Xiaolong, permaneció en uno de los nueve patios del Comercio de Nueve Trípodes, practicando estos últimos tres días.

Aun cuando se concentró en las Tácticas de Asura, nunca se había relajado en el entrenamiento de la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico.

De pie en medio del patio, los pies de Huang Xiaolong se extendieron. Sus puños estaban en una posición de guardia a ambos lados de su cintura. Luego, con la mano derecha extendida hacia la izquierda, con los dedos apretados, los soltó en forma de gancho mientras su torso se volvía hacia la izquierda y su cintura se movía hacia la derecha. Su muñeca derecha volvió a la forma de puño, girando en círculos interminablemente, todo mientras controlaba su respiración.

En el último año, la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico de Huang Xiaolong había llegado a la Etapa Nueve: Las Garras Extendidas del Dragón Azur. Estaba en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden. Si pudiera avanzar a la Etapa Diez, entonces la fuerza interna de Huang Xiaolong sería equivalente a la fuerza de un experto en el Reino Xiantian.

Deteniéndose un momento para descansar un poco tras practicar la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico, Fei Hou fue a verlo.

“¿Todavía no hay movimientos del Pabellón de Nubes Claras?” Preguntó Huang Xiaolong.

Fei Hou respondió respetuosamente. “Sí, Soberano. Mei Sen, ese anciano, tiene paciencia.”

Una luz onduló en los ojos de Huang Xiaolong. “Ellos están esperando.”

“¿Esperando?” Fei Hou miró inquisitivamente a Huang Xiaolong.

La voz solemne de Huang Xiaolong sonó. “Ya que es así, no debemos dejar que la gente espere demasiado tiempo. En un rato, vas a dar un paseo conmigo.”

“¿Ir a dar un paseo en un momento como este?” Fei Hou estaba atónito. La hora estaba básicamente en la oscuridad de la noche.

La cabeza de Huang Xiaolong se inclinó al mirar el cielo nocturno; la luna de esta noche era una vista hermosa, estaba más lejos de lo habitual, e incluso la brisa de la noche parecía más fría. Esto hizo que Huang Xiaolong recordara un dicho: noches oscuras donde fuertes vientos soplan son los mejores para matar.

“La luna es hermosa esta noche, y hemos venido al Condado Gran Amanecer por unos días, pero no hemos echado un vistazo.” La oración de Huang Xiaolong contenía un doble sentido mientras le sonreía misteriosamente a Fei Hou.

Viendo el estado de ánimo de Huang Xiaolong, Fei Hou finalmente entendió lo que quería decir, y se unió a la risa. “Soberano tiene razón. Esta noche, la luna es realmente hermosa.”

Momentos después, Huang Xiaolong y Fei Hou salieron del edificio del Comercio de Nueve Trípodes y caminaron casualmente por las calles.

Deteniéndose en un callejón abandonado, los pasos de Huang Xiaolong de repente se detuvieron, y su fría y tranquila voz sonó en la noche. “Desde que has venido, ¿por qué no salen ustedes y se muestran? ¿O podrían ser que todos los del Pabellón de Nubes Claras son cobardes hijos de tortugas?”

Justo cuando sonó la voz de Huang Xiaolong, las sombras se desplazaron, y repentinamente, varias siluetas oscuras aparecieron desde arriba, aterrizando justo enfrente de Huang Xiaolong y Fei Hou.

Los ojos de Huang Xiaolong barrieron las caras de estas personas, y al final, cayeron en la cara de Mei Sen y de Ning Wang.

Aunque Huang Xiaolong nunca había visto a Mei Sen antes de esto, sólo de la descripción de Li Bin, le bastaba para concluir que este hombre de mediana edad, pequeño y robusto, era Mei Sen. Sin embargo, fue la aparición de Ning Wang lo que sorprendió a Huang Xiaolong. ¡El Patriarca de la Familia Marcial Ning del Reino Baolong, Ning Wang!

Durante el episodio del Lago de la Iluminación, Huang Xiaolong se enfrentó a Ning Wang cara a cara, pero ambos fingieron indiferencia en ese momento.

Ning Wang se acercó a Huang Xiaolong, dejando escapar una sonrisa fría. “¿Qué tal? ¿Estás muy sorprendido de verme aquí?”

Huang Xiaolong asintió con la cabeza, admitiendo francamente: “Estoy un poco sorprendido, pero, es una lástima …” Sacudió la cabeza, su voz se apagó, dejando el resto de la frase en el aire.

“¿Qué pena?” Ning Wang frunció el ceño incómodamente.

“Lástima porque originalmente quería dejarte vivir dos años más.” Huang Xiaolong respondió con honestidad.

Ning Wang fue aturdido con la respuesta mientras que la cara severa de Mei Sen se resquebrajó ligeramente de una risa. De pie en la parte trasera, los otros cuatro expertos que vinieron con ellos también se rieron. Los cuatro eran expertos en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden a medio paso del Reino Xiantian.

En lugar de enojarse, Ning Wang se rió, aunque dramáticamente. “Huang Xiaolong, ¿no te das cuenta de la situación en que te encuentras actualmente? ¿Estás asumiendo que una vez que viniste aquí, todavía puedes salir vivo? A decir verdad, la razón por la que el Pabellón de Nubes Claras ha estado causando problemas al Comercio de Nueve Trípodes fue para atraerte aquí. Pero, no esperaba que cayeras tan rápido, tan ansioso por morir. ¡Desde que has venido, entonces este Condado Gran Amanecer será tu tumba!”

Los ojos de Mei Sen tenían luces extrañas que parpadeaban en ellos: “Más tarde, después de que los haya matado a ambos, yo corresponderé a su bondad y colgaré sus cadáveres al otro lado de la calle del Comercio de Nueve Trípodes. Por supuesto, totalmente desnudos. ¡Cuando todos en el Condado Gran Amanecer despierten mañana, podrán disfrutar de una buena vista!”

Huang Xiaolong y Fei Hou dejaron escapar una suave risa.

“¿Estás seguro?” Fei Hou se rió. “Tal vez, los cuerpos que se levantan en alto para disfrutar de una buena vista serán los suyos en su lugar?”

Ning Wang se burló. “Huang Xiaolong, sé que deliberadamente saliste a atraernos; Sin embargo, realmente no puedo averiguar qué carta de triunfo tienes. ¿Crees que Fei Hou puede protegerte? ¿A menos que Haotian sepa teletransportarse y pueda aparecer en un instante desde la Ciudad Real del Reino Luo Tong hasta aquí?”

Sin la paciencia de retrasar las cosas, Mei Sen palmeó las manos y las siluetas ocultas se movieron en la oscuridad desde las cuatro direcciones, revelándose y acumulándose entre doscientas a trescientas personas. Además, cada uno de ellos estaba equipado con arcos y flechas, con las puntas de las flechas brillando en un peligroso color verde profundo. Obviamente, todas estas flechas fueron sumergidas en veneno.

Viendo la gran oleada de hombres vestidos de negro, la máscara de tranquilidad de Huang Xiaolong no cambió.

Había practicado el Cuerpo Dorado Linglong hasta la tercera etapa, y una vez activado, incluso si era un veneno nocivo, no le provocaría ningún daño. En cuanto al Reino Xiantian Fei Hou … él tenía la protección de su vigoroso Qi Xiantian, así estos venenos tóxicos no tenían ningún efecto sobre él.

Después de que convocó a los discípulos del Pabellón de Nubes Claras que estaban a su alrededor, ocultos en la oscuridad, Mei Sen rió con vanidad hacia Huang Xiaolong. “¿Qué piensas, ¿mi regalo es aceptable? Has llegado hace unos días al Condado Gran Amanecer, y he tomado mucho tiempo y esfuerzo para prepararlo para ti.”

En la opinión de Mei Sen, mientras Huang Xiaolong estuviera por debajo del Reino Xiantian, con su fuerza, convertiría a Huang Xiaolong en un perro muerto una vez que lo golpeara con el veneno.

Al oír esto, Huang Xiaolong se rió. “El regalo no es malo, parece que has hecho un esfuerzo cuidadoso en los últimos días.”

Mei Sen rió de alegría. “Es algo que debo hacer; ¡Después de todo, eres el famoso presidente del Comercio de Nueve Trípodes! Preparar este nivel de regalo para ti no es nada. Tenía miedo de que pudieras estar insatisfecho con ellos.”

“¡Suficiente, deja de mentir con un mocoso!” Ning Wang interrumpió abruptamente, cortando la conversación entre los dos. “Tú y yo mataremos a Fei Hou, el resto matará a Huang Xiaolong.

“¡Muy bien!” Mei Sen estuvo de acuerdo. En un abrir y cerrar de ojos, los dos ya habían saltado hacia Fei Hou, comenzando sus ataques.

A pesar de que Mei Sen acababa de penetrar en el Reino Xiantian no hace mucho tiempo, todavía era un experto Xiantian. Ning Wang también había avanzado al Segundo Orden del Reino Xiantian. La exhibición de fuerza de Fei Hou en el Lago de la Iluminación sorprendió a Ning Wang, pero creía que junto con Mei Sen, definitivamente podrían tomar la vida de Fei Hou.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s