ATG – Capítulo 873 – Finalmente Devuelta al Continente Nube Azur

(6/10)

El Continente Nube Azur estaba a unos cinco millones de kilómetros del Continente Profundo Cielo. La distancia entre el Reino Demonio Ilusorio y el Continente Nube Azur era la misma. Jazmín le había dicho una vez que con el poder que queda en el Arca Profunda Primordial, podría hacer como máximo un viaje de ida y vuelta al Continente Nube Azur.

Sin embargo, dado el estado actual de Yun Che, una vez, ya era suficiente.

Yun Che no regresó a la Ciudad Imperial del Demonio, sino que activó de inmediato el Arca Profunda Primordial. Jazmín ya había dejado atrás la ubicación del Continente Nube Azur en su memoria.

Las consecuencias de ir al Continente Nube Azur era algo que no podía predecir. Sin embargo, si no fuera, seguiría siendo un enorme lamento en su vida.

El viaje espacial de millones de kilómetros, de manera similar a los anteriores, sólo requirió un momento.

Al dejar el Arca Profunda Primordial, la emoción de Yun Che estaba repentinamente en un tumulto… Porque, el terreno que estaba pisando, era el ya conocido, pero excepcionalmente distante Continente Nube Azur.

Continente Nube Azur…” Murmuró en voz baja. Su maestro, Su Ling’er, todo lo que sucedió en este mundo. Un sinnúmero de recuerdos e imágenes inundaron su mente como oleadas, y retumbaron violentamente. Nadie podía entender sus experiencias de dos vidas y, de manera similar, nadie podía entender cómo se sentía en este momento.

Una suave brisa de montaña sopló, calmando el corazón de Yun Che. Finalmente miró su entorno. Frente a sus ojos había una montaña que serpenteaba hacia arriba. Este alto pico estaba por encima de las nubes dando vueltas, se podían ver quinientos kilómetros de paisaje… Era evidente que estaba de pie al lado de una alta montaña.

Yun Che miró silenciosamente a su alrededor y rápidamente, un nombre cruzó por su mente.

Esta era…

¡¡Montaña de la Gran Estela!!

Su corazón estaba muy conmocionado… ¡La posición que Jazmín había impreso en su alma no era sólo la ubicación general del Continente Nube Azur, sino que precisamente señaló la ubicación de la Montaña de la Gran Estela que estaba cerca!

¡En cuanto a la Secta Gran Estela a la que Su Ling’er pertenecía, estaba al pie de esta Montaña de la Gran Estela!

Su corazón se agitó y no pudo calmarse. Yun Che no estaba de humor para admirar el paisaje de la Montaña Gran Estela. Inmediatamente descendió y al poco tiempo llegó al pie de la montaña.

En el pie de la Montaña de la Gran Estela había un gran pedazo de bosque de color verde jade. Al entrar en el bosque, Yun Che detuvo sus pasos y caminó gradualmente más lentamente. Hace seis años, en el mundo de ensueño, este lugar era también un gran bosque. Entonces, Su Ling’er emocionadamente lo llevó al bosque mientras saltaba y revoloteaba… Porque, este era su lugar favorito.

Este lugar, también era un bosque.

Si…

Si todo fuera real, el otro extremo del bosque, sería la Secta Gran Estela en la que residía.

Los pasos de Yun Che se hicieron más ligeros como si temiera que su movimiento pudiera interrumpir la suave brisa aquí. Él deseaba excepcionalmente reunirse con Su Ling’er, pero también tenía miedo de que todo, de principio a fin hubiese sido sólo un sueño…

El bosque era excepcionalmente tranquilo, excepto por el sonido del viento que soplaba y las ramas que crujían. No había otro movimiento ni habían figuras de personas o bestias. Más que silencioso, sería más exacto describirlo como solitario.

Yun Che continuó moviéndose y después de caminar durante algún tiempo, repentinamente se detuvo allí.

En medio del denso bosque, había una pequeña parcela de tierra vacía. En medio de la tierra vacía, había una casa de bambú que yacía tranquilamente allí.

La casa de bambú era pequeña y sencilla e incluso parecía bastante vieja. Cada bambú era ahora de color amarillento.

Mirando la pequeña casa de bambú, los ojos de Yun Che se desdibujaron. Se apresuró y abrió la puerta de bambú.

Dentro de la casa de bambú, había una pequeña cama y una mesa hecha de bambú. Yun Che extendió su mano temblorosa y presionó suavemente sobre la cama de bambú. La cama era simplemente robusta. Siguiendo su palma, entrando en contacto con ella, hizo un suave ruido chirriante… No había ni una sola mota de polvo en la cama.

Mirando hacia arriba, en la parte superior de la casa de bambú, había un agujero redondo. Por la noche, la brillante luz de la luna brillaría a través de él e iluminaría todo el interior de la cabaña.

Durante seis años enteros, aparte del bambú que se tornaba amarillo, toda la cabaña de bambú no había cambiado… Era como si fuera un bebé que había sido cuidadosamente amado y cuidado en los brazos. Durante seis años enteros, no hubo ningún daño en absoluto.

Ling’er… Es Ling’er… Es Ling’er… Es Ling’er… Es realmente Ling’er…”

La mente de Yun Che colapsó. Su visión se hizo completamente borrosa, sus emociones eran un completo caos, su alma se estremecía furiosamente. Cada gota de sangre dentro de su cuerpo hervía con intensidad… Aunque Jazmín repetidamente le dijo con plena confianza que la ‘ilusión’ de hace seis años definitivamente no era una ilusión, todavía tenía un sentido de incredulidad… No se atrevió a creer que había una verdad en este mundo que era tan perfecto como si fuera un sueño. No se atrevía a esperar que aún pudiera abrazar a Ling’er quien ya había perdido por la eternidad.

Sin embargo, este bosque y la pequeña cabaña de bambú que construyó para Su Ling’er en el bosque, demostraba que lo que sucedió hace seis años no fue un sueño sino una realidad. Una verdad que ni siquiera se atrevía a imaginar en sus sueños.

“¡¡¡Ling’er… Ling’er… Ling’er!!!”

El cálido sentimiento que le envolvía todo el cuerpo no iba a su cabeza. Yun Che se apresuró a salir de la cabaña, continuamente llamando al nombre de Su Ling’er y corriendo como un loco en dirección a la Secta Gran Estela.

Innumerables bambúes verdes fueron derribados por él, pero no podía ser molestado y aceleraba continuamente.

Justo cuando estaba a punto de saltar al cielo, un brisa de viento desde el frente trajo un anormal olor acre.

Este era un olor con el que Yun Che estaba excepcionalmente familiarizado… ¡¡Este era obviamente el olor de un cadáver podrido!!

Como si un cubo de agua fría acabara de ser derramado sobre él, los sentidos de Yun Che parecieron recuperarse rápidamente de su vigorosa agitación a una mente clara. Esto estaba claramente muy cerca de la Secta Gran Estela… ¿Por qué hay un olor tan fuerte de cadáver putrefacto?

Yun Che aceleró su paso, el olor en el aire se hizo cada vez más fuerte. Gradualmente, el bosque en frente de él ya no estaba intacto y había una gran cantidad de daños. El suelo y los bambúes estaban llenos de manchas de sangre que ya se habían secado hace mucho tiempo.

“…” Yun Che frunció las cejas y un cadáver también apareció ante sus ojos.

Dentro de un bosque como este, la velocidad a la que un cadáver decaía no sería demasiado rápida. A juzgar por la condición del cadáver en frente de él, ya había muerto hace medio mes. Sin embargo, lo que causó que el corazón de Yun Che se apretara con fuerza era la ropa ensangrentada que llevaba el cadáver…

¡Era obviamente la ropa de alguien de la Secta Gran Estela!

Además, no sólo estaba ese cadáver. Mientras Yun Che seguía adelante, la parte delantera del bosque había sido completamente destruida. Manchas de sangre cubrían todo el piso y bambúes rotos. Cuanto más avanzaba, más cadáveres había. Al final, todos los cadáveres se amontonaron juntos y la escena era sorprendente. El olor penetrante de un cadáver putrefacto cubría completamente el aire fresco que provenía del bosque de bambú.

A lo largo del camino, vio cerca de mil cadáveres en total. ¡El tiempo en que habían muerto era bastante cercano los unos de los otros, y juzgando por sus ropas, todos ellos pertenecían a la Secta Gran Estela!

La expresión de Yun Che empeoró, su anterior agitación y alocada alegría fue reemplazada por una frialdad penetrante… No digamos miles de cadáveres, aunque hubiera diez mil o cien mil cadáveres delante de Yun Che, su expresión no cambiaría. ¡Sin embargo, esto era cerca de la Secta Gran Estela, y desde hace medio mes nadie se había molestado con los cadáveres de estos miembros de la Secta Gran Estela!

¡¡Esto, indudablemente, demostraba que algo terrible le había sucedido a la Secta Gran Estela!!

Entonces, Ling’er

Un helado aire frío se extendió desde la columna vertebral de Yun Che hasta lo alto de su cabeza. Apretó fuertemente los puños, su cuero cabelludo se entumeció y se precipitó hacia la Secta Gran Estela como un relámpago.

¿Qué había sucedido en la Secta Gran Estela?

¡¡¡Ling’er… Debes estar bien… Ruego por tu seguridad!!!

Yun Che activó el Relámpago del Espejismo Extremo a toda potencia, y muy rápidamente, la Secta Gran Estela de hace seis años apareció ante sus ojos.

Mirando fijamente la puerta sur de la Secta Gran Estela desde lejos, aunque Yun Che estaba extremadamente preocupado, no entró de inmediato. En cambio, se detuvo, ocultó su aura con el Relámpago que Fluye Oculto antes de proceder en silencio hacia la Secta Gran Estela.

Dentro de la Secta Gran Estela, varias figuras se movían. No parecía que estuvieran en peligro, ni había un aura muy reservada. Todo parecía como si fuera normal. Escurriéndose en la Secta Gran Estela, Yun Che pronto se dio cuenta de que había varias auras inusualmente fuertes entre ellos.

¡Treinta y dos Tronos, dos Overlords e incluso un Overlord del octavo nivel!

La mirada de Yun Che se volvió instantáneamente fría.

Dentro de la región del País Gran Estela, la Secta Gran Estela y la Fortaleza de Madera Negra reinaban, y la Secta Gran Estela era levemente más fuerte que la Fortaleza de Madera Negra. Aquí, un Reino Profundo Cielo ya era una existencia en el pináculo. Si apareciera un Trono, era suficiente para reinar sobre toda la Ribera Oriental. Ni siquiera los dos patriarcas de la Secta Gran Estela y Fortaleza de Madera Negra estaban al nivel de los Tronos.

Sin embargo, en este momento, había treinta y dos Tronos y tres Overlords que repentinamente aparecieron en la Secta Gran Estela.

Y su aura profunda no era obviamente de los miembros de la Secta Gran Estela.

Yun Che apretó levemente los dientes, su corazón se expandió con inquietud. Sólo podía rezar constantemente por la seguridad de Su Ling’er en su corazón y que nada le hubiese pasado… ¡De lo contrario, no estaría seguro de qué clase de locuras haría!

Inhalando profundamente, Yun Che se apresuró a entrar furtivamente en la Secta Gran Estela y se dirigió directamente a las posiciones de esos Overlords. Entonces, cuando pasó a través de dos discípulos de la Secta Gran Estela, escuchó su conversación.

“… En aquel entonces, si el Patriarca no fuera lo suficientemente amable y me adoptara, habría perdido ya mi vida. Ni siquiera tendría que compararme con lo que tengo ahora… Sin embargo, he traicionado al Patriarca… Aish, a veces, cuando lo pienso, soy realmente inhumano.”

“Tu elección no está mal. Tú ya lo ha visto, los que fueron tercos y mantuvieron su lealtad están todos muertos. Después de todo, era el Palacio Divino de la Siete Estrellas. Sólo los idiotas serían lo bastante tontos como para ir en contra de ellos.”

¡¿Palacio Divino de la Siete Estrellas?!

Este nombre hizo que los ojos de Yun Che se encogieran ligeramente.

“Sigh, ¿por qué el Patriarca debe ser tan terco? Seguir el plan del Joven Maestro del Clan y trabajar para el Palacio Divino de las Siete Estrellas. Esto es algo con lo que otras sectas nunca podrían soñar…”

“Escuché incluso que, pese a que el Patriarca ya ha estado cautivo durante tanto tiempo, él todavía se niega a decir algo. Nadie sabe por qué se resiste tan duramente, renunciando a una rara oportunidad y buscando la muerte. No sé si debamos llamarlo justo o terco…”

La conversación entre los dos de improviso se detuvo y dos palmas heladas repentinamente aparecieron de la nada y agarraron sus gargantas con firmeza.

Los ojos de los dos discípulos de la Gran Estela se expandieron y sus rostros revelaron conmoción. Era como si acabaran de ver a un fantasma.

“El Patriarca al que se están refiriendo, ¿es Su Hengshan?”

Los dos asintieron temerosos, incapaces de pronunciar algún sonido.

“Dime, ¿dónde está siendo mantenido?” Dijo Yun Che con una voz penetrantemente helada. Sin embargo, una vez que se enteró de que Su Hengshan no había muerto, se sintió un poco más aliviado.

La mano que agarró al chico de la derecha se aflojó gradualmente, lo que le permitió pronunciar con una voz difícil: “Está en… la celda… La más interna…”

“Entonces, ¿qué hay de Su Ling’er?” Cuando Yun Che hizo esta pregunta, su pecho se expandió en gran medida una vez más.

Sus dos ojos se abrieron y se alejaron mientras ambos sacudían la cabeza.

“Heh…” Yun Che rió sorprendente y espeluznantemente. “¡Recuerden, en su próxima vida, no sean bestias ingratas!”

Con un suave sonido “Pa”, las dos gargantas fueron instantánea y despiadadamente destruidas por el enfurecido Yun Che.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s