ATG – Capítulo 868 – El Hijo de Xiao Yun (2)

(1/10)

“¡Xiao Yun, necesitas calmarte primero!”

Yun Che empujó el hombro de Xiao Yun, pero éste no respondió.

Las cejas de Yun Che temblaron cuando él aumentó ferozmente su energía y emitió un fuerte rugido. “¡Xiao Yun! ¡Séptima Hermana! Dejen de llorar y cálmense primero… ¡El niño no está muerto, todavía tiene vida en él! Pero si no se calman, ¡él morirá!”

El fuerte rugido de Yun Che hizo que todo el llanto cesara instantáneamente. Número Siete Bajo el Cielo estaba completamente atónita mientras Xiao Yun saltaba vigorosamente del suelo. Abrazó al bebé helado mientras decía con los labios temblorosos. “Hermano Mayor… ¿Qué dijiste? ¿Es lo que estás diciendo… realmente cierto?”

Todas las miradas se fijaron en Yun Che mientras Mu Yurou agitadamente avanzaba y le preguntaba con una voz emocionada: “Che’er, ¿es lo que estás diciendo… realmente cierto? Pero ese niño ya está… ya…”

Su cuerpo estaba helado y sin vida… Era sólo un bebé, así que ¿cómo era posible que estuviera vivo?

“De hecho, todavía queda algo de vida en él.” Yun Che dijo con una voz solemne: “Es solo que su vida está siendo obstaculizada por un zarcillo de energía diabólica. Esta es también la razón por la que todo su cuerpo está helado.”

“Energía… ¿Energía diabólica? ¿Qué está pasando aquí?” Preguntó Yun Qinghong con una voz asombrada.

“La única persona bajo los cielos que podría liberar tal energía diabólica es Xuanyuan Wentian. Séptima Hermana, tienes que recordar algo por mí. En el lapso de tiempo en que todos ustedes lucharon contra Xuanyuan Wentian, ¿fueron dañados directamente por su energía profunda?” Preguntó Yun Che.

“¡Ella no lo fue, definitivamente no lo fue!” Xiao Yun dijo mientras jadeaba para respirar. “Yo siempre estuve de pie frente a la Séptima Hermana. A pesar de que la energía profunda de Xuanyuan Wentian logró romper la barrera unas cuantas veces, no se extendió hasta donde estaba la Séptima Hermana y yo.”

“…Dame al niño.” Yun Che dijo mientras extendía un brazo hacia Xiao Yun.

Hermano Mayor…” Xiao Yun dijo entre sollozos entrecortados mientras le entregaba el bebé helado a Yun Che. “¿Es… es verdaderamente posible salvarlo…?”

Yun Che no respondió. En lugar de eso, cerró los ojos y lentamente infundió su energía profunda en el cuerpo del bebé en medio del silencio mortal… En un instante, abrió los ojos y dijo. “Este vestigio de energía diabólica ya se ha fusionado con su vena de vida, de hecho, no debería haber sido algo que se infiltró en su cuerpo recientemente. Esto fue algo que sucedió hace dos o tres meses.”

“Hace dos o tres meses…” Xiao Yun murmuró entre dientes antes de que repentinamente se levantara. “Sí… Hace tres meses… La Séptima Hermana y yo estuvimos atrapados por la energía de oscuridad de Xuanyuan Wentian. Podría ser… podría ser que…”

Hace tres meses, habían sido atrapados por la Prisión de la Oscuridad de Xuanyuan Wentian en la Región de Nieve del Hielo Extremo. Al final, sólo habían sido salvados gracias a que el espíritu de Fen Juechen había despertado abruptamente.

“¡Eso es muy probable!” Yun Che dijo con un serio asentimiento de su cabeza. “Aunque la Séptima Hermana disipó la energía diabólica en su cuerpo ese día, una cantidad extremadamente pequeña debió haber entrado en el cuerpo de su bebé. Esta pequeña cantidad sería extremadamente difícil para la madre de detectar e incluso si lograra detectarla, sería extremadamente difícil deshacerse de ella también.”

La razón por la cual las venas profundas de Yun Che habían sido lisiadas fue debido a que había sido afectado por el veneno frío del Salón Divino Sol Luna mientras él aún estaba en el vientre de su madre. Así que la situación del bebé en sus brazos era bastante similar a la suya todos esos años atrás.

Era sólo que había sido azotado por el veneno todos esos años atrás, pero este niño había sido golpeado por la energía diabólica, a pesar de que era un vago y débil vestigio de energía diabólica, todavía era diez millones de veces más terrible que un simple veneno.

Che’er.” Yun Qinghong preguntó con una voz de esperanza mientras luchaba por mantener la calma. “¿Realmente hay alguna manera para salvar a este niño?”

“…” Los labios de Yun Che se movieron, pero ningún sonido salió de su boca.

Número Siete Bajo el Cielo luchó para arrodillarse sobre la cama mientras ella gritaba con una voz llorosa: “Te lo ruego, por favor, salva a mi bebé… Eres el genio médico más grande en todo el mundo … Así que definitivamente tienes una manera de…”

Pequeño Che…” Dijo Xiao Lingxi, mirándolo a través de sus ojos llorosos mientras apoyaba a Xiao Lie.

Joven Patriarca Yun, mientras puedas salvar a este niño, haré cualquier cosa por ti. ¡No voy a parpadear ni estremecerme si me pides que sea tu buey o tu caballo!” Gran Ambición Bajo el Cielo dijo con gran emoción en su voz.

Yun Che sacudió la cabeza. “Todos ustedes no necesitan comportarse de esta manera. Este niño es el hijo de Xiao Yun y de la Séptima Hermana. Es el nieto de mis padres y el bisnieto de mi abuelo. Así que él es como un medio hijo para mí. Mientras sigan existiendo los más débiles rayos de esperanza, definitivamente haré todo lo posible para salvarlo.”

Después de decir esto, abrazó al niño y agarró la mano de Feng Xue’er. “Xue’er ven conmigo. Si queremos salvar a este niño, definitivamente necesitaré tomar tu poder.”

Yun Che tiró a Feng Xue’er hacia el patio mientras el resto de ellos lo seguían ansiosamente por detrás. Una vez que estuvo en medio del patio, Yun Che habló con una voz solemne. “Este vestigio de energía diabólica ha estado en su cuerpo durante mucho tiempo. Si fuera cualquier otro niño, ese niño habría muerto hace mucho tiempo. Pero afortunadamente Séptima Hermana posee un físico que supera con creces a la de una persona normal, así que, aunque parezca que ha muerto, todavía hay un rastro de vida en su vena de vida. Si soy capaz de disipar la energía diabólica y resucitar su vena de vida… Entonces existe la posibilidad de que podamos salvarlo.”

Pero esta era sólo una posibilidad.

Si era Xiao Yun, Número Siete Bajo el Cielo o el resto de ellos, todo el mundo aquí tenía una clara comprensión de lo difícil que sería disipar la energía diabólica que se había infiltrado en el cuerpo del bebé… Además, debido a que todavía era un bebé, definitivamente no sería capaz de soportar la más suave de las energías profundas. En el momento en que la energía profunda se extendiera demasiado o en el momento en que la menor desviación se produjera durante este proceso… Incluso el más mínimo error sería fatal para el ya muy frágil bebé.

A pesar de que Yun Qinghong y Gran Ambición Bajo el Cielo eran Monarcas, sabían que definitivamente no serían capaces de realizar tal procedimiento.

“Si fuera sólo veneno u otro tipo de energía profunda, estaría muy seguro. Pero la energía diabólica es diferente…” Yun Che dijo mientras inhalaba una respiración rápida. “Ahora mismo, está hibernando dentro del cuerpo de este niño. Pero en el momento en que sea tocada por una energía externa, se tambaleará como una serpiente venenosa espantada. Por lo tanto, el riesgo asociado a tratar de expulsarla es extremadamente alto… ¡Así que la única opción que nos queda es purificarlo!”

Feng Xue’er reaccionó inmediatamente a esas palabras. “¿Usando las Llamas del Fénix?”

“¡Correcto!” Dijo Yun Che mientras asentía con la cabeza. “Xue’er, tus Llamas del Fénix son muchas veces más puras que las mías. Si usamos tus Llamas de Fénix, aumentará las posibilidades de nuestro éxito.”

Mientras hablaba, Yun Che ya se había sentado en el suelo. Colocó al bebé en su regazo. “Padre, ¿podría molestarte para que me ayudes a erigir una barrera de aislamiento de luz y sonido?”

“¡De acuerdo!” Yun Qinghong dijo mientras avanzaba, su mano destelló con un rayo. Estaba muy claro que el procedimiento que Yun Che acababa de detallar sería algo que exigía la máxima precisión y cuidado. Así que Yun Che definitivamente no podía ser distraído por nada durante este procedimiento.

“Yo también te ayudaré a erigir la barrera.” Dijo Gran Ambición Bajo el Cielo mientras daba un paso hacia adelante rápidamente.

Una barrera de aislamiento de más de tres metros de ancho fue rápidamente erigida por los poderes combinados de los dos Monarcas.

Hermano Mayor, te voy a dejar… todo a ti.” Xiao Yun dijo con una voz temblorosa, extendiendo su mano como si estuviera agarrando las últimas luces de esperanza.

¡Ding!

Con un suave timbre, la barrera de aislamiento había sido completamente erigida. Los corazones de cada uno estaban firmemente atrapados en sus gargantas… Pero al menos el ambiente ya no era tan triste ni sombrío como antes, porque ahora había aparecido un débil rayo de esperanza.

Xiao Ying, hijo mío, tu espíritu en el cielo definitivamente necesita proteger a este niño.” Murmuró Xiao Lie mientras levantaba la cabeza hacia el cielo y las lágrimas corrían desde sus viejos ojos.

El mundo dentro de la barrera estaba lleno de una profunda luz blanca. Feng Xue’er se sentó al lado de Yun Che mientras hablaba con voz aprensiva pero sincera. “Gran Hermano Yun, ¿Qué debo hacer?”

Xue’er, necesitaré una gota de tu sangre.” Yun Che dijo suavemente.

“¡Mnnn!” Feng Xue’er no vaciló en extender un dedo. Una gota de sangre apareció en la punta de ese dedo antes de caer sobre la punta del dedo de Yun Che bajo la guía cuidadosa de Yun Che.

“Huuu…” El pecho de Yun Che subía y bajaba. Su frente ya estaba empañada por el sudor antes de incluso haber comenzado el procedimiento. Debido a que el resultado de éste se refería a la vida o a la muerte de un bebé recién nacido… Además, esto también se refería a la futura felicidad de Xiao Yun y su esposa, y el deseo del Abuelo de toda su vida.

No estaba seguro de sus posibilidades de éxito… Pero es no importaba, él necesitaba ser la persona que asumiera esta inmensa carga.

“Hijo, tienes un padre bondadoso y gentil, un abuelo cuya justicia toca el cielo, y tienes un gran abuelo compasivo y grande. Tú eres la continuación de sus vidas… ¡Así que necesitas ser fuerte y definitivamente no debes ser derrotado por un maldito fragmento de energía diabólica!”

Mientras murmuraba a sí mismo, su dedo bajó rápidamente mientras apretaba la gota de sangre de Feng Xue’er contra el pecho del bebé. Al cabo de unos instantes, la gota de sangre se había hundido lentamente en su diminuto cuerpo como mercurio que se hundía en el suelo.

Bajo la guía de la energía profunda de Yun Che, la gota de sangre se propagó lentamente por todo el cuerpo del bebé.

Tanto la Perla del Veneno Celestial como las Llamas de Fénix poseían una capacidad de purificación extremadamente fuertes, pero había una gran diferencia entre estos dos tipos de purificación. La Perla del Veneno Celestial podría purificar venenos, impurezas y materias extrañas, pero las Llamas de Fénix purificarían la energía negativa.

Si se fuera a comparar la fuerza de su poder de purificación, la Perla del Veneno del Cielo sería mucho más fuerte que las Llamas de Fénix que no eran cien por ciento puras… Era sólo que no podía purificar la energía diabólica.

Las Llamas De Fénix eran un poder divino. El poder destructivo de estas llamas era tan espantoso que incluso el más pequeño racimo de llamas sería algo mucho más allá de lo que un recién nacido podría soportar. Así, cuando Yun Che encendía esa llama purificadora en los lugares donde la energía diabólica residía, tenía que usar cuidadosamente la energía generada por el Gran Camino de Buda para aislarla.

Yun Che estaba muy familiarizado con la composición del cuerpo humano. Así que él sabía muy bien las zonas débiles del cuerpo humano, dónde podía ser fatalmente herido, en qué partes la energía diabólica probablemente se escondería y cuáles partes no podían ser tocadas por la energía profunda… Rápidamente, confirmó que toda la energía diabólica persistente en el cuerpo del bebé se originó en una esquina. Así que comenzó en ese punto y utilizó las Llamas De Fénix para purificar la energía diabólica gradualmente.

La gota de sangre de Fénix entró en contacto con la energía diabólica, ocasionando una débil y diminuta Llama de Fénix que instantáneamente utilizó la energía diabólica como su medio y empezó a arder débilmente.

Este procedimiento era excesivamente lento y difícil, por lo que definitivamente tomaría mucho tiempo. E incluso si no cometiera ni un solo error, todavía era posible que este bebé extremadamente frágil muriera en cualquier momento.

Yun Che había pensado en infundirle al niño la energía del cielo y de la tierra con el fin de fortalecer su fuerza vital… Pero estaba profundamente temeroso de que instantáneamente causara que la energía diabólica en su cuerpo se volviera frenética, causándole una muerte instantánea. Por lo tanto, sólo podía esperar que la fuerza vital restante de este niño fuera lo suficientemente fuerte como para soportar este procedimiento.

Este procedimiento utilizaba muy poca energía profunda de Yun Che, pero era una tarea difícil y mentalmente agotadora. Todavía no se había recuperado completamente de sus heridas previas, y su corazón y su alma habían sido gravemente heridos por la revelación de Jazmín. Pero frente a esta pequeña vida que sólo él podía salvar, su corazón y su alma se convirtieron rápidamente en un mar de tranquilidad.

Feng Xue’er lo miró silenciosamente. Al principio había estado cargada de nerviosismo y tensión, pero su mirada se fue haciendo cada vez más extasiada. En este momento, esa expresión de concentración incondicional fue profundamente grabada en su corazón y alma para siempre.

——————————

Fuera de la barrera, el corazón de todo el mundo estaba al límite mientras aguantaban sus respiraciones y esperaban en un estado de extrema ansiedad. Al poco tiempo, la Pequeña Emperatriz Demonio también había llegado tras recibir noticias de la situación actual y esperó junto con ellos.

Pasaron dos horas…

 

Pasaron cuatro horas…

 

Pasaron seis horas…

El cielo empezó a oscurecerse gradualmente y, aunque la espera se hacía más tortuosa con cada respiración, nadie se había ido en ningún momento. Número Siete Bajo el Cielo se había esforzado por levantarse de la cama y se quedó mirando la barrera de aislamiento sin pestañear mientras Xiao Yun la apoyaba.

Ding…

El suave timbre que emanó de la barrera sacudió ferozmente los sentidos de todos.

¡Bang!

Una grieta se extendió por la superficie de la barrera. Después de eso, toda la barrera se rompió por completo desde dentro y se disolvió en fragmentos de luz profunda… Sin embargo, antes de que los fragmentos de luz profunda hubieran desaparecido por completo, resonó en sus oídos el llanto agudo de un bebé.

Yun Che salió desde la luz profunda. Había una débil sonrisa en su rostro mientras abrazaba al niño que lloraba en sus brazos. Los llantos del niño sonaron radiantes y claros como el día, estaban completamente desprovistos de cualquier debilidad. Además, uno podía ver cuatro miembros diminutos y aparentemente traviesos moviéndose de una manera animada dentro del abrazo de Yun Che.

“…” Todas las personas presentes estaban aturdidas en sus lugares, era como si hubieran oído una voz que había venido de los mismos cielos.

La boca de Xiao Yun se abrió de par en par mientras extendía ambos brazos temblorosos. Pero sus pies se sentían como si hubieran sido clavados en el suelo y su visión se hubiera quedado completamente borrosa… Era como si hubiera sido abruptamente empujado hacia un paisaje etéreo e ilusorio.

Xiao Yun, Séptima Hermana…” Yun Che dijo mientras una suave y feliz sonrisa apareció en su rostro exhausto. “Tuve suerte.”

Número Siete Bajo el Cielo fue despertada de su estupor. Ella se adelantó rápidamente, sus manos temblorosas recogieron cuidadosamente al niño en los brazos de Yun Che. Miró a su hijo que lloraba fuertemente mientras sus miembros se agitaban, y antes de que ella pudiera hablar, sus lágrimas ya habían comenzado a derramarse como una represa que había estallado. Abrazó con fuerza a su hijo, quien había sido arrebatado de las mismísimas mandíbulas de la muerte, y no podía pensar en otra cosa, ya que empezó a sollozar también.

Séptima Hermana…” Xiao Yun estaba junto a Número Siete Bajo el Cielo. Mientras miraba a su esposa y a su hijo, todo su cuerpo se sumergió repentinamente con algo cálido y difuso, dejándolo con una satisfacción que no podía describir. Se volteó y miró a Yun Che, su voz era temblorosa. “Hermano Mayor…”

“Si quieres agradecerme, no hay necesidad.” Yun Che dijo con una sonrisa. “Somos hermanos después de todo. Tu hijo es mi hijo. Así que podrías decir que salvé a mi propio hijo. Era una cosa natural de hacer.”

“En…” Xiao Yun se mordió los labios mientras se esforzaba por no llorar. Después de eso, él asintió con la cabeza con extremo vigor. “¡En!”

“Hahahahahaha…” Gran Ambición Bajo el Cielo se dio la vuelta y soltó una risa estruendosa. La melancolía que había estado en su corazón y la pesada presión y carga que había sido causada por Xuanyuan Wentian se había derretido completamente en este momento mientras su pecho estaba lleno de ilimitada satisfacción y alegría.

Mu Yurou estaba tan exaltada que derramó lágrimas de alegría. Yun Qinghong llevaba una débil sonrisa, las lágrimas brillaban en sus ojos mientras miraba a sus dos hijos que estaban uno al lado del otro. Una vez más, se sintió impresionado por el profundo sentimiento de que los cielos no habían sido realmente crueles con él.

Los hermosos ojos de Cang Yue estaban fijados en Yun Che, y sus labios se curvaron lentamente en una sonrisa extremadamente encantadora. Ella sintió que la sonrisa en el rostro de Yun Che no era la misma sonrisa forzada que había estado antes. Podía darse cuenta de que la mayor parte de la melancolía y oscuridad que nublaba el corazón de Yun Che se había desvanecido.

Podría decirse que había redimido su espíritu al mismo tiempo que había salvado la vida de este niño.

One response to “ATG – Capítulo 868 – El Hijo de Xiao Yun (2)

  1. HAHAHHAHAH ¡¡¡¡¡¡¡¡¡POR ESO AMO AL PROTA!!!!!!!!! El salva niños casi muertos…. realmente es uno de mis protas favoritos, y Cang Yue se ha ganado el puesto N° 3 de mi lista de mejores mujeres de esta novela, sustituyendo a no se quien que estaba allí en ese puesto xD
    PD: SE AGRADECE INFINITAMENTE EL CAP A LURIXER, el dueño de mi corazón ❤ xD JAJAJJj

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s