RTW – Capítulo 174 – Parque Industrial

Traductor: Ben.
(6/6)

Dos días después de que Ashes partiera, más allá de toda expectativa Maggie regresó al Pueblo Fronterizo, una vez más apareciendo ante los ojos de todos.

Después de entender la razón, su regreso entonces se convirtió en una cálida bienvenida para un nuevo miembro de la alianza de brujas.

Ella estaba enormemente conmovida por el banquete el cual era una celebración en su honor y también era llevado a cabo en el jardín trasero del castillo. Sobre una larga parrilla de hierro se había sido llenado con todo tipo de carne el cual era libre para que todos pudieran tomarla y asarla.

La variedad de sazones era muy rica, había sal, aceite, chiles, pimienta, así como también salsa barbecue creada personalmente por Roland. El cual era elaborado al cocer un estofado hecho de todo tipo de diferentes hongos del Bosque Oculto junto con un pollo entero. También agregó una mezcla de sal, azúcar y harina de trigo, el cual le hizo olvidar la inexistencia del Mono sodio glutamato (MSG). Maggie comió hasta el punto de revenar su estómago antes de detenerse.

En la tarde del mismo día Roland también llevó a cabo la prueba de su habilidad.

De acuerdo al criterio de Nightingale, su capacidad mágica cuando se le comparaba con todas las otras brujas, podía ser descrita entre el nivel medio. Más aún, su habilidad para cambiar libremente entre cualquier tipo de ave sólo era posible sobre la premisa que ella lo haya visto antes. Cambiar su forma usaba comparativamente una enorme cantidad de magia, y durante un día ella podía cambiar su forma alrededor de cuatro a cinco veces, mientras mantener su forma sólo consumía una pequeña cantidad de magia. Su habilidad podía ser clasificada como perteneciente al tipo de convocación y también era suprimida por la Piedra de la Retribución de Dios. Su ave favorita al cual cambiar era una paloma, sin embargo, Roland notó que ella siempre sería mucho más grande que el ave común no importa en qué tipo de ave se convirtiera. Por ejemplo, si se convertía en un gorrión, en el punto de vista de Roland, su tamaño sería equivalente a una paloma común, mientras que, si se convertía en una paloma, ella tenía casi el tamaño de un águila marina.

Este punto dejó a Roland sentirse muy triste, ya que Maggie era incapaz de transformarse en ninguna de las criaturas fantásticas que él había planeado tales como un Fénix, un Grifo o Kunpeng (Nota al final).

Además, hacia la intención original de Ashes aún había algo más en lo que tenía que poner su atención, era la pregunta acerca de, ¿Qué tipo de habilidades tenían las brujas reunidas por Tilly? En caso que tuviera muchas brujas auxiliares quienes pudieran incrementar significativamente la eficiencia agrícola, a él no le importaba cambiar algunas de ellas por su tecnología.

Por esta razón, Roland decidió escribir una gran carta destinada a Tilly. Empezó con mostrarle que se encontraban en una alianza natural, y luego le advirtió acerca de la intención de la Iglesia de unificar el continente, y por último le pasó una rama de olivo, expresándole su deseo de que pudieran ayudarse el uno al otros para que al hacer eso pudieran progresar juntos. Ahora sólo tenía que esperar hasta que Maggie fuera hacia los Fiordos el mes siguiente, y hacer que entregue la carta sin tener que hacer algún esfuerzo extra.

El día siguiente, el príncipe fue bienvenido con otra pieza de buenas noticias.

La fábrica para la producción de máquinas de vapor fue finalmente terminada. Estaba localizado en la orilla opuesta del Río Redwater, en el lado occidente, al lado del campo experimental de Leaves. Todo el sitio estaba rodeado por una barda de madera, también tenía una simple y aplanado camino que llevaba hacia el puente pontón. En los planes de Roland, esta área se convertiría en el futuro en un parque industrial.

Como resultado del deseo de expandir el área de construcción tan lejos como fuera posible, la fábrica fue construida usando materiales de madera comparativamente fáciles de utilizar, cubriendo un área de cerca de mil metros cuadrados. Las máquinas construidas a mano por Anna también ya habían sido transportadas hacia adentro. Había dos taladros de vapor, dos fresadoras manuales, dos rectificadoras, así como también un torno de mano.

Aunque las máquinas eran muy simples, al menos en teoría, su rendimiento era de la mejor calidad. Además de los pedales y de otras partes similares las cuales estaban hechos de madera, todas las otras partes fueron elaborados de hierro forjado o a partir de acero. Podía decirse que había sido procesado de los mejores materiales actualmente en existencia y con la más alta precisión posible.

Roland temía que actualmente sólo contaba con diez trabajadores que pudieran venir a trabajar en la fábrica. Ellos eran los antiguos herreros del pueblo y sus aprendices quienes habían visto su presentación en el jardín trasero del castillo, y ahora fueron reclutados por Roland con un salario fijo de cincuenta monedas de plata para que pudieran aprender a cómo operar las recién terminadas máquinas. Los herreros, junto con sus herramientas de herrería, se trasladarían completamente hacia la casa de ladrillos que se encontraba fuera de la fábrica. Aun así, con la excepción de algunas partes no importantes, la máquina de vapor pronto sería producido usando sólo éstas máquinas.

Para celebrar la apertura de la fábrica y para fortalecer la moral, Roland decidió reunir a todos los oficiales del ayuntamiento y llevó a cabo la ceremonia del corte del cordón y junto con un breve discurso frente a la fábrica. Con la simulación de Eco de un saludo de armas, la Compañía industrial de Graycastle había formalmente anunciado su establecimiento.

Durante los siguientes días, como el ejecutivo de la compañía, Roland vino a visitar la fábrica varias veces. Demostrando los usos de las máquinas en persona, así como también como un conjunto del proceso general en la fabricación de las máquinas de vapor.

La mejor manera de pudo pensar Roland para permitir a los herreros analfabetas acostumbrarse al proceso y ensamble de una máquina de vapor era mapear todo el proceso. Seguir el proceso usual de crear un manual simple, etiquetó cada parte con un nombre, número y tamaño. Más tarde, usó un diagrama para mostrar el orden de instalación y el patrón de conexión. Para esta tarea, Soraya también le había ayudado tremendamente en asegurarse de que pudiera terminar este asunto rápidamente.

Los primeros días de producción fueron exactamente como él había predicho, casi ninguna parte que habían elaborado había cumplido con los requerimientos, incluso ni hablar en tratar de armar una máquina de vapor completa.

No obstante, a Roland no le importó la tasa de desguace (es decir que no le importaba si se acumulaban partes inservibles, más simplemente basura), en las manos de Anna, simplemente en un parpadeo, estos productos anteriormente deformes pronto fueron reacondicionados en placas. Y creía que, con la práctica repetitiva, sólo era cuestión de tiempo antes de que estos herreros dominarán los métodos de producción que serán usados en la nueva era.

Además de la fábrica industrial, el príncipe también había cambiado el patio trasero de la mina de La Ladera Norte en su propia fábrica militar y ahora era usado principalmente para la producción de revólveres, fusiles y balas. Desde que, para este momento, el “experto en hornos” recomendado por Karl, Lesya también había llegado al Pueblo Fronterizo, un nuevo grupo de bolsas de aire habían sido instalados, sustancialmente incrementando la temperatura de los hornos, incluso haciéndoles posible que calcinar independientemente cemento en polvo, haciendo la anterior habitación de calcinación obsoleta.

Sin embargo, limitado por la capacidad de elaboración actual, la producción de revólveres y balas aún estaba completamente en las manos de Anna. En este momento, Roland aún estaba ocupado diseñando una hoja de estampado de balas para el proceso de estampado, a pesar de que la eficiencia de corte actual no sería tan buena como elaborado a mano por Anna, podría al menos reducir la carga de ella.

Y también, para agradecer a Anna por casi medio mes de trabajo apresurado, él había decidido mandarle un obsequio.

*

“¿Un regalo?” Anna bajó la parte recién cortada que todavía se encontraba en su mano y movió el mechón de cabello que se había deslizado en su frente hacia detrás de su oreja, revelando una sonrisa brillante, “¿Bueno?”

“¿Sabes qué tipo de regalo es?” Roland la molestó.

“Eh…” encarecidamente reflexionó en eso, y después de un momento dijo. “Me gustan todos los regalos que me has dado.”

Después de seise meses de haber sido devuelta a su salud, no había más algún rastro de su tiempo en el calabozo. Dónde previamente había estado flaca y débil ahora era delgada, sus ojos rebosantes de espíritu. Llevando un vestido blanco se veía fresca e increíble, todo su cuerpo parecía estar lleno de vitalidad.

Así es como una mujer de diez y ocho años se debería ver.

Cuando vio a Anna, Roland era incapaz de evitar que las esquinas de su boca se alzaran, cara vez que la veía, su humor siempre sería mucho mejor.

El tan llamado “regalo” estaba cubierto por una capa de lino y fue colocado en el patio para asegurarse de sorprender a Anna. Él había tenido esta idea cuando había visto como Ashbringer había cubierto su espada. Desde que él era el príncipe, el regalo por supuesto tenía que ser especial. Regalarle algo como joyas o algún otro producto similar, mostraba mucho menos sinceridad, así que tuvo que pensar por un buen rato antes de que llegara con esta idea.

Cuando Roland había jalado la manta de lino, una canasta tejida con ratán apareció frente a ellos, el cual los extremos de varias cuerdas habían sido sujetados con los otros extremos y habían sido conectadas a un gran lienzo.

“Esto es… ¿Qué?” Anna se acercó y empezó a rodearlo llena de curiosidad.

“Un globo de aíre caliente,” Roland respondió con una sonrisa, “Te puede llevar a lo alto del cielo, sobre mirando la tierra como un ave en el cielo.”

“¿Volando hacia los cielos?” se dio la vuelta, con sus ojos destellando con emoción, “¿Realmente puede hacer eso?”

Volar hacia los cielos había sido el sueño de la humanidad desde tiempos antiguos, de cometas delta a globos de aire caliente, de los dirigibles a las aeronaves, para la exploración y sus retos, la humanidad siempre había pagado un precio enorme, sin embargo, la humanidad nunca había renunciado en su persecución. A pesar de que las brujas siempre habían existido en este mundo, volar era todavía el privilegio de la minoría. El escenario desde las alturas estaba atado a dejar una profunda impresión en alguien.

“Por supuesto, simplemente tienes que llenar la bolsa de aire al final de las cuerdas con aire caliente.”

Roland había arreglado de Nightingale, Relámpago y Maggie trabajaran como personal de emergencia. En caso de algún accidente, con la ayuda de Relámpago junto con Maggie en su forma de enorme águila de mar, ambas serían capaces de aterrizar de forma segura. Respecto a las otras brujas, él había decidido no informarles temporalmente acerca de esto, especialmente Wendy y Scroll, ellas seguramente se hubieran opuesto a cualquiera de sus aventuras. En sus ojos, el absolutamente nunca debería acercarse ni siquiera un poco al menor accidente.

Notas:

FénixGrifoKunpengCanasta tejida

*El nombre del Río Chishui ha sido cambiado a Río Redwater.

3 respuestas a “RTW – Capítulo 174 – Parque Industrial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s