Invincible – Capítulo 132 – Problemas del Pabellón de Nubes Claras

(10/10)

La noticia sobre el asesinato del Castellano de la Ciudad del Acantilado Meridional llegó a la Ciudad Real Luo Tong en muy poco tiempo.

En la Mansión del Duque Wei de la Ciudad Real.

Cuando el Duque Wei Bi oyó la noticia, el mobiliario circundante fue aplastado en polvo debido a su cólera.

“¡Encuentren al culpable, incluso si tienen que darle la vuelta al Reino Luo Tong, no dejen piedra alguna, deben descubrir quién fue el asesino!” Wei Bi rugió furioso.

Los corazones de los guardias de la Mansión del Duque Wei temblaron de miedo cuando rápidamente reconocieron la orden.

“También, lancen a los guardianes de la Mansión del Castellano del Acantilado Meridional en la mazmorra e interróguenlos uno por uno. Este grupo de perros esclavos, varios miles de ellos no pudieron proteger a mi hermano, ¿así que qué uso tiene el mantenerlos?” La ira de Wei Bi continuó ardiendo.

“¡Además, maten a los guardias que se precipitaron en la habitación y vieron la muerte de Wei Yang en ese momento!” Con una abrumadora intención asesina, Wei Bo continuó gritando órdenes.

¿Matar a los guardias que vieron la muerte de Wei Yang? ¿No significaba eso también a los guardias que vieron el cuerpo de la concubina de Wei Yang?

Los guardias de la Mansión del Duque Wei inmediatamente comprendieron las órdenes de su maestro, y salieron de la habitación después de responder. “Sí, Duque“.

Después de que los guardias se hubieran ido, los ojos de Wei Bi eran de color rojo sangre mientras apretaba los dientes y escupía cada palabra con odio. “¡Si descubro quién lo hizo, quién mató a mi Hermano Menor, te cortaré en un millón de pedazos y te daré de alimento a los perros!”

Mientras Wei Bi estaba hirviendo de odio, Huang Xiaolong todavía estaba haciendo su camino de regreso a la Ciudad Real del Reino Luo Tong.

Dos meses más tarde, Huang Xiaolong finalmente llegó.

Y el primer lugar en el que Huang Xiaolong se detuvo no fue en la Mansión Tianxuan, sino en la Academia de la Estrella Cósmica.

Entrando en la habitación del director, Xiong Chu no estaba allí, sólo Sun Zhang estaba en la habitación. Huang Xiaolong sacó el núcleo de bestia verde esmeralda del Cocodrilo de Hierro desde su Anillo de Asura.

Sun Zhang asintió con la cabeza. Mirando el núcleo de bestia esmeralda del Cocodrilo de Hierro, se estaba riendo mientras decía: “De hecho, este es el núcleo de bestia del Cocodrilo de Hierro, y ahora eres oficialmente un estudiante de tercer año. Yo y Xiong Chu te recomendaríamos para el patio interior, pero todavía tenemos que discutir este asunto con los ancianos del patio interior antes de tomar la decisión final. Por otra parte, con tu talento, unirte al patio interior no debería plantear un gran problema.”

Cada año, el número de puestos asignados a los estudiantes que ingresaban al patio interior se limitaba a diez. Sin embargo, los candidatos elegidos no eran decididos por Sun Zhang y Xiong Chu. Se realizaba una reunión con los ancianos del patio interior, y cada candidato debía obtener nueve de diez votos de aprobación.

Huang Xiaolong asintió con la cabeza. Para él, no era importante entrar o no en el patio interior. La razón por la que quería avanzar al tercer año era para que pudiera ganar la competencia general de la Academia.

Sin embargo, cuando Huang Xiaolong se dio la vuelta para salir, Sun Zhang repentinamente habló: “El Castellano de la Ciudad del Acantilado Meridional y su pequeña concubina fueron asesinados por ti, ¿verdad?”

Huang Xiaolong se volvió para mirar a Sun Zhang, y una pequeña luz de sorpresa parpadeó en sus ojos. ¿Cómo lo sabe Sun Zhang?

Sun Zhang sonrió. “No me mires así. Era sólo una suposición, pero no esperaba que hubieses sido tú realmente.”

Entonces, Huang Xiaolong se dio cuenta de que debía de haber sido por un tema sincronización. Puesto que la misión del Cocodrilo de Hierro, coincidió con la muerte del Castellano de la Ciudad del Acantilado Meridional, y así, Sun Zhang hizo tal suposición.

“He oído que la pequeña concubina de Wei Yang tiene una gran figura, su trasero era grande, ¿o tan así?” En el momento siguiente, otra pregunta salió de la boca de Sun Zhang.

Huang Xiaolong se sorprendió porque no esperaba esta pregunta de Sun Zhang. Huang Xiaolong sacudió la cabeza. ¿Por qué este Sun Zhang hacía tal pregunta?

“Así es, los maté.” Admitió francamente Huang Xiaolong.

De todos modos, no importaría si él lo confesaba.

Por supuesto, Sun Zhang no divulgaría el asunto al mundo exterior.

Huang Xiaolong se dio la vuelta y salió de la habitación, terminando la conversación.

La boca de Sun Zhang se abrió como si hubieran muchas preguntas que quisiera hacer, pero viendo a Huang Xiaolong irse, sólo podía sacudir la cabeza y murmurar entre dientes: “¡Este chico!”

Dejando la Academia, Huang Xiaolong regresó a la Mansión Tianxuan.

Fei Hou fue a verlo después de recibir la noticia de su regreso. Huang Xiaolong preguntó acerca de las cuestiones relativas a la Mansión Tianxuan durante los últimos meses con Fei Hou respondiendo, contestándolas una por una. Cuando estos asuntos terminaron, Fei Hou repentinamente dijo: “Soberano, ha habido muchos casos de conflicto entre nuestro Comercio de Nueve Trípodes y el Pabellón de Nubes Claras en los últimos días.”

El Pabellón de Nubes Claras era la casa comercial más grande del Reino Yunhai. Se estableció hace más de cien años y sus numerosas ramas cubrían una gran extensión de tierra. Incluso dentro del Reino Luo Tong, tenían no menos de una docena de ramas. También habían muchas fuerzas bajo su ala.

En ese momento, cuando un gran tesoro apareció en el Lago de la Iluminación, el Pabellón de Nubes Claras también movilizó a muchas personas a aventurarse.

“¿Qué tipo de conflicto?” Preguntó Huang Xiaolong.

Fei Hou respondió respetuosamente: “Hace dos semanas, los discípulos de la sucursal del Pabellón de Nubes Claras del Condado Gran Amanecer fueron a nuestro Comercio de Nueve Trípodes, alegando que querían comprar un millón de copias de la publicación de los Nueve Trípodes. Cuando nuestro discípulo de la rama del Gran Amanecer dijo que no tenían el suministro, los discípulos del Pabellón de Nubes Claras atacaron e hirieron a nuestros discípulos.”

Una luz brilló en los ojos de Huang Xiaolong. Pedir un millón de copias de los Nueve Trípodes, era obvio que el otro lado quería claramente crear problemas.

“¿Estás seguro de que sus discípulos hicieron el primer movimiento e hiriendo a nuestra gente?” Preguntó Huang Xiaolong.

“¡Sí, estoy seguro!” Dijo Fei Hou con convicción. “Después de que los discípulos del Pabellón de Nubes Claras hirieran a nuestra gente, incluso calumniaron nuestro Comercio de Nueve Trípodes, alegando que deberíamos cerrar si no podemos ni siquiera proporcionar un millón de copias e insultarnos con preguntas como cuál es el propósito de hacer negocios de esta manera. Durante estas dos semanas pasadas, los discípulos del Pabellón de Nubes Claras del Condado Gran Amanecer irían a nuestra tienda a causar problemas todos los días, e incluso están hiriendo a nuestra gente.”

“¡Cada día vienen, clamando que el Comercio de Nueve Trípodes debe proveerles un millón de copias!”

Al oír esto, los ojos de Huang Xiaolong se volvieron fríos. Estos discípulos del Pabellón de Nubes Claras llegaban todos los días a su sucursal del Condado Gran Amanecer, causando problemas y golpeando a la gente. Evidentemente, no pusieron la Mansión Tianxuan en sus ojos. ¡O tal vez, no ponían a Huang Xiaolong y a la Mansión del Mariscal en sus ojos!

“¿Investigaste claramente qué fuerza tiene este Pabellón de Nubes Claras en el Reino Luo Tong?” Preguntó Huang Xiaolong.

Fei Hou respondió: “He investigado el asunto claramente; ¡El Pabellón de Nubes Claras se atrevió a actuar con tanta arrogancia porque estaban respaldados por el primer ministro, Wu Feng, el Duque Wei Bi, y otros altos funcionarios como Li Jian! ¡Todo esto proviene de los celos de los beneficios de nuestro Comercio de Nueve Trípodes!”

¡El primer ministro Wu Feng!

La frialdad en los ojos de Huang Xiaolong aumentó. No era de extrañar que este Pabellón de Nubes Claras se atreviera a comportarse con tal descaro – ¡detrás de ellos estaba el Primer Ministro Wu Feng!

En el Reino Luo Tong, el Mariscal Haotian estaba en la parte superior de la cadena de mando militar, y era un Mariscal de tres generaciones con el más alto rango y posición sólo por debajo del Rey. Sin embargo, este Primer Ministro Wu Feng representaba la principal fuerza política, y al igual que el Mariscal Haotian, era un ministro de tres generaciones. Aunque su posición no era tan alta como la del Mariscal Haotian, la diferencia era insignificante.

¡Dentro del Reino Luo Tong, uno lideraba el campo político y el otro encabezaba el ejército, y ambos bandos nunca estuvieron en armonía! El Primer Ministro Wu Feng le había advertido varias veces al Rey Lu Zhe, afirmando que el Mariscal Haotian tuviese el poder militar era un gran riesgo para el Reino Luo Tong, e incluso propuso que se revocara la autoridad militar y la posición del Mariscal Haotian.

Había una alta probabilidad de que este problema con el Pabellón de Nubes Claras fuera planeado secretamente por el Primer Ministro.

El ascenso del Comercio de Nueve Trípodes durante estos últimos años, y su abundante ganancia anual que era cercana a cien mil monedas de oro causó que muchos estuviesen verdes de envidia.

“¡Entonces, es ese vejestorio!” Gruñó Huang Xiaolong fríamente.

Sin embargo, Huang Xiaolong no esperaba que, aparte del Primer Ministro Wu Feng, el Duque Wei Bi también fuese uno de los partidarios del Pabellón de Nubes Claras.

Acababa de matar a su hermano de sangre, ese Castellano del Acantilado Meridional, Wei Yang.

“¿Y las otras ramas? ¿Sucedieron eventos similares?” Preguntó Huang Xiaolong.

“No por el momento.” Fei Hou respondió. “Soberano, ¿qué tal si hago un viaje personalmente al Condado Gran Amanecer para resolver este asunto?”

Huang Xiaolong asintió con la cabeza: “Mañana, vas a ir conmigo.”

Huang Xiaolong tenía la intención de hacer un viaje por sí mismo.

Si permitiese que este asunto con el Pabellón de Nubes Claras se agudizara, no sólo sería perjudicial para el futuro desarrollo de los Nueve Trípodes, sino que también afectaría la reputación de Huang Xiaolong y el Mariscal Haotian.

“¿El Soberano planea ir tan bien?” Fei Hou se sorprendió antes de reconocer su decisión con respeto.

2 thoughts on “Invincible – Capítulo 132 – Problemas del Pabellón de Nubes Claras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s