Invencible – Capítulo 127 – Li Lu se Marchó

(5/10)

Al llegar en frente de su Hermana Menor, Huang Min, Huang Xiaolong comprobó su condición que hizo que frunciera profundamente el ceño. Confiando en su juicio, no podía ver a través de qué tipo de método se había utilizado para inmovilizar a su Hermana Menor en este lugar. No se debía a puntos de acupuntura. Por lo que podía decirse, que en todo el Mundo Espíritu Marcial, sólo él conocía este método de puntos de acupuntura.

El Mariscal Haotian y Fei Hou también se acercaron a comprobar la condición de Huang Min, y tenían la misma expresión que Huang Xiaolong. Evidentemente, ellos también estaban inseguros acerca del método.

Justo cuando la ansiedad de Huang Xiaolong estaba a punto quemar sus cejas, la inmóvil Huang Min repentinamente se liberó y pudo moverse de nuevo.

“¡Hermano Mayor!” Gritó Huang Min.

Huang Xiaolong se sorprendió y rápidamente la ayudó a levantarse. “Niña, ¿cómo te sientes?”

Huang Min sacudió la cabeza: “Estoy bien”.

Huang Min rápidamente le dijo a Huang Xiaolong: “Esta mañana salí con la Hermana Li Lu, y cuando estábamos pasando por la Calle Pacífica dos hombres de mediana edad aparecieron repentinamente frente a nosotras. Después de matar a los cuatro guardias de la Mansión del Mariscal, nos llevaron. Nos trajeron aquí después de dejar la Ciudad Real. Huang Min se detuvo para recuperar el aliento.

Huang Xiaolong no la apresuró, esperando pacientemente que continuara.

Huang Min continuó: “Cuando llegamos a este lugar, los dos interrogaron a la Hermana Li Lu, preguntando dónde está su Manuscrito de Montaña y Mar. La Hermana Li Lu dijo llorando que no lo sabía, y dijo que los mataría para vengar a su Hermano Mayor, a su padre y a su abuelo. Los dos hombres se enojaron y quisieron matarnos.”

Todos los presentes escucharon atentamente.

“Cuando los dos hombres estaban a punto de matarnos, una mujer hermosa apareció de repente, y con un movimiento de su larga manga los dos hombres fueron repelidos.”

Huang Min continuó: “Los dos hombres no eran su oponente y quería huir para que la hermosa mujer no los matara. Al final, esa mujer se llevó a la Hermana Li Lu.”

“Se llevó a Li Lu“. Huang Xiaolong se sorprendió.

“Sí. Esa hermosa mujer dijo que ha estado buscando un sucesor por unos pocos cientos de años, y el talento de la Hermana Li Lu era más que adecuado para llevar adelante su legado. Por lo tanto, ella quería recibir a la Hermana Li Lu como su discípula personal. La Hermana Li Lu accedió a ir con ella.” Huang Min murmuró: “Yo quería persuadir a la Hermana Li Lu para que se quedara, pero no sé qué método utilizó esa mujer para detenerme. Dijo que este método desaparecería por sí mismo en una hora, pero si alguien quería deshacerlo antes, sólo un experto del Reino Santo podría hacerlo.”

“¡Experto del Reino Santo!”

El Mariscal Haotian, Fei Hou, el resto de los guardias, e incluso el propio Huang Xiaolong se sorprendieron.

Esa bella mujer dijo que solo los expertos en el Reino Santo podrían deshacer sus ataduras … ¿significa eso que esa hermosa mujer era una experta en el Reino Santo?

Una luz incierta parpadeó en los ojos de Huang Xiaolong.

Sin embargo, estaba contento de que Li Lu tuviera la oportunidad de convertirse en la discípula de una experta en el Reino Santo y que Li Lu estuviera dispuesta a irse con ella voluntariamente, aceptándola como su Maestra para aprender la técnica de cultivo y habilidad de batalla con el fin de vengarse.

“¿La hermosa mujer dijo dónde llevaría a Li Lu?” Un rato más tarde, Huang Xiaolong preguntó, su voz sonaba solemne.

“Dijo que si queremos encontrar a Li Lu, tenemos que ir al Templo de las Deidades.” Huang Min respondió.

“¿Templo de las Deidades?” Huang Xiaolong estaba perplejo. Se volteó hacia el Mariscal Haotian y Fei Hou, pero los dos tenían la misma expresión de confusión en sus rostros. A juzgar por sus reacciones, ambos no sabían nada acerca de la existencia de este Templo de las Deidades.

Estaba un poco fuera de las expectativas de Huang Xiaolong de que ni el Mariscal Haotian ni Fei Hou hubieran oído hablar de este Templo de las Deidades.

Sólo podría averiguarlo lentamente.

Desde que Li Lu fue tomada como discípula personal por esa hermosa mujer, su seguridad ya no era de ninguna preocupación. Es sólo que, no sería capaz de ver a Li Lu hasta mucho tiempo en el futuro. Cuando se volviesen a reunir, ¿sería en diez o veinte años?

“Volvamos.” Ordenó Huang Xiaolong y suspiró en secreto. Con Huang Min encontrada, todos volvieron a la Mansión Tianxuan.

Aunque sabía que Li Lu estaba bien y que incluso aceptó a una experta en el Reino Santo como su Maestra, no redujo la sensación de pérdida en su corazón.

Por la venganza de la Residencia Li, Li Lu aprovecharía esto para lograr su objetivo. Este era también su deseo.

Así, cuando regresaron a la Mansión Tianxuan, Huang Xiaolong le dijo al Mariscal Haotian que levantara el bloqueo de la ciudad y que dejara de rastrear a los asesinos.

Tres días después.

Huang Xiaolong no practicó en los últimos tres días. Hubo una ligera resistencia para adaptarse a la partida repentina de Li Lu. Estos últimos años habían hecho de Li Lu una parte de su vida, y con ella desaparecida sentía un vacío en su corazón.

En, eso es correcto, estaba un poco vacío.

Huang Xiaolong miró hacia la luna nocturna. Apenas unos meses antes, era la misma luna redonda, fulgurando tan brillantemente.

Xiaolong, dime, ¿voy a morir?

Las palabras que Li Lu dijo en ese momento, Huang Xiaolong las recordaba claramente. Incluso su melancólico estado de ánimo aparecía claramente en sus ojos como si la escena de aquella noche se repitiera.

En ese momento, Li Lu abrazó a Huang Xiaolong.

¡Tengo mucho miedo de no poder volver a verte! ¡Que en el futuro, nunca vuelva a ser capaz de verte!

Li Lu lloró.

El recuerdo de la escena se disipó.

Huang Xiaolong suspiró, murmurando para sí mismo: “Templo de la Deidades.

Pasaron cinco días.

Huang Xiaolong estaba en medio del patio cuando Huang Min entró. Percibiendo el estado de ánimo de Huang Xiaolong, ella dijo: “Hermano Mayor, ¿sigues pensando en la Hermana Li Lu?”

Huang Xiaolong respondió asintiendo con la cabeza. “En otros dos días, la Competencia de la Academia comenzará. ¿Tienes confianza para conseguir el primer lugar de la clase?”

Hace algunos años, Huang Xiaolong solicitó dos puestos al director Sun Zhang para sus hermanos, Huang Min y Huang Xiaohai, y ambos habían estado aprendiendo en la Academia de la Estrella Cósmica durante los últimos años.

Aunque el grado de sus Espíritus Marciales no eran altos, fueron nutridos por Huang Xiaolong y guiados por Fei Hou en su cultivo. Su fuerza y ​​velocidad de cultivo no eran peores que los llamados genios en la Academia de la Estrella Cósmica.

“¡Por supuesto, Hermano Mayor! ¡Esta vez, tu Hermana Menor tomará el primer lugar de la clase para ti!” Huang Min rió, llena de confianza.

Huang Xiaolong asintió con la cabeza. Con la fuerza actual de Huang Min, conseguir el primer lugar de la clase no sería un problema.

Un rato después, Huang Min dejó el patio de Huang Xiaolong.

Reajustando su estado de ánimo, Huang Xiaolong desencadenó el Anillo de la Vinculación Divina y entró en el antiguo campo de batalla, luego comenzó a practicar las Tácticas de Asura y la Palma de la Vinculación Divina.

Después de varios meses de práctica, la comprensión de Huang Xiaolong en la habilidad de batalla de la Palma de la Vinculación Divina había progresado a pasos agigantados.

Pasaron otros dos días.

Huang Xiaolong se despertó y se dirigió a la Academia de la Estrella Cósmica con sus hermanos menores.

Había pasado un año desde que llegó por última vez.

Cuando Huang Xiaolong llegó, fue inevitable que él necesitara pasar algún tiempo hablando y guiando a los estudiantes de la Academia más viejos.

Al entrar en el Salón Sagrado, al igual que los años anteriores, muchas admiradoras estaban chillando y gritando su nombre.

Huang Xiaolong, te amo ~!”

Confesiones de amor acompañaron a Huang Xiaolong mientras hacía camino a su asiento. Había roto al Décimo Orden, pero todavía no había pedido una prueba de evaluación de avance de clase. Oficialmente, él era un estudiante de la Clase Seis del Segundo Año.

Cuando Lu Kai vio a Huang Xiaolong, se acercó y sonrió: “¿Este chico realmente desapareció durante todo un año, e incluso oí que fue al Reino Yuwai?”

Huang Xiaolong asintió con la cabeza: “En, hice un viaje al Reino Yuwai.”

Al oír su confirmación, Lu Kai rápidamente sacó a Huang Xiaolong a un lado, indagando en un susurro con una sonrisa. “He oído que las mujeres en el Reino Yuwai son muy hermosas, llenas de un temperamento de otro mundo.”

Huang Xiaolong estaba aturdido con la línea de interrogación de Lu Kai, asintió lentamente y dijo: “Ah, llenas de temperamento.”

Los ojos de Lu Kai se iluminaron, “Entonces debo encontrar una oportunidad de decirle esto a mi Padre Real para poder seguir a los enviados especiales al Reino Yuwai.

Huang Xiaolong sacudió la cabeza impotentemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s