ATG – Capítulo 866 – Mensaje de Jazmín (2)

Yun Che rápidamente se concentró, encontrando el fragmento de memoria que Jazmín había dejado en su mar de conciencia, entonces, lo tocó suavemente. Al instante, una voz sonó desde lo más profundo de su corazón.

Yun Che…”

Estas dos palabras cortas eran completamente inexpresivas y, sin embargo, causaron que el cuerpo entero de Yun Che se sintiera entumecido y sus ojos se volvieran instantáneamente cálidos. Su alma que ahora estaba vacía también se llenó instantáneamente con algo cálido, porque, esa era la voz de Jazmín.

En los últimos siete años, esta era la voz que había escuchado todos los días. En esta vida… Y tal vez incluso incluyendo su vida anterior, la voz que más había escuchado era definitivamente la voz de Jazmín. Ahora, aunque sólo habían transcurrido tres meses, al escuchar de nuevo la voz de Jazmín, su alma se agitó tan violentamente como si hubieran pasado siglos.

“… Tras nuestra separación, no volveremos a reunirnos de nuevo. En nuestro destino de siete años tú me has salvado la vida y yo he esculpido la tuya. Después de esta separación, nuestras deudas serán canceladas y nuestra relación terminará. A partir de hoy, ya no seré tu maestra. No tienes que echarme de menos, solo haz como si nunca hubiera aparecido ante ti… Yo haré lo mismo.”

La voz de Jazmín era fría y despiadada, igual que lo que dijo ella cuando se marchó ese día.

“Dejando atrás este fragmento de memoria, sólo quiero decirte algo que no pude decirte cara a cara… Hay dos cosas en las que te he mentido.”

“En primer lugar, lo que te dije, no fue realmente mi verdadero nombre. Soy la mayor de las princesas del Reino de la Estrella. Jazmín no es mi nombre, sino mi título.”

Yun Che. “…”

‘Jazmín’ era sólo su título de princesa y no su nombre. Sin embargo, eso fue todo lo que dijo y ella no reveló su verdadero nombre.

Sin embargo, esto no era importante para Yun Che. Porque, sin importar su verdadero nombre, ella seguiría siendo Jazmín.

“En segundo lugar…”

La voz de Jazmín hizo una pausa durante un momento muy largo, como si incluso al usar este método, le fuera difícil decir lo que quería.

“… es con respecto a Chu Yuechan.”

El corazón de Yun Che repentinamente se apretó.

“Ese día, después de deshacerme completamente del veneno diabólico, procedí con mi promesa y busqué a Chu Yuechan dentro del Continente Profundo Cielo.”

“Hay demasiadas existencias en el Continente Profundo Cielo, e incluso con mis poderes, no es posible que busque entre todas las existencias. Sin embargo, todavía me era suficiente para buscar las auras de todos por encima del Reino Profundo Emperador… sin embargo, entre ellos, no estaba la presencia de Chu Yuechan.”

La voz de Jazmín era muy tranquila, pero la velocidad de su hablar era obviamente más lenta que de costumbre.

En cuanto a Yun Che, su corazón se hundió ferozmente y una sensación helada se extendió por su pecho, sofocándolo.

Ese día, lo que Jazmín le dijo fue… que aunque su veneno diabólico se había limpiado, la fuerza de su alma era todavía insuficiente para que ella buscara a Chu Yuechan en un lugar como el Continente Profundo Cielo, y que necesitaría esperar hasta que su cuerpo fuera reconstruido.

Chu Yuechan es la mayor preocupación y dolor de tu corazón. Después de mucha consideración, elegí mentirte.”

“Cuando reconstruí mi cuerpo, aunque no tenía mucha esperanza, todavía busqué el aura de Chu Yuechan una vez más. Esta vez, el aura que buscaba no eran sólo de aquellos sobre el Reino Profundo Emperador, también busqué aquellos en el Reino Profundo Cielo y Tierra. Sin embargo, todavía no pude encontrar su aura.”

“Aunque las artes profundas de Chu Yuechan fueron auto paralizadas en ese entonces, su Reino Profundo Emperador debería todavía permanecer. Incluso si su fuerza profunda no mejoraba, sino que se deterioraba en su lugar, su fuerza profunda no debería haber caído en más de un gran reino… A menos que ella hubiera sido incapacitada por alguien.”

“Por lo tanto, ella está muerta o su energía profunda ha sido lisiada. Dada su belleza, si fuera ésta, las consecuencias serían peores que la muerte. Con el temperamento de Chu Yuechan, indudablemente terminaría su propia vida.”

“Cuando lo sepas, estarás devastado. Sin embargo, recuerda, esto no es culpa suya. Junto a ti hay gente que comparte tu misma línea de sangre, amigos que morirían por ti… y un gran grupo de mujeres. No dejes que la muerte de una afecte todo esto. Te daré tres días para llorar, pero después de tres días, tienes que olvidar todo. Trátalo como si no hubiese existido ni Chu Yuechan ni yo en tu vida.”

En el fragmento de memoria, todas las voces fueron liberadas y la voz de Jazmín finalmente se detuvo.

¡¡¡Bang!!!

Toda la fuerza de Yun Che abandonó su cuerpo y él se desplomó débilmente, la parte posterior de su cabeza golpeó violentamente contra la pared.

Cerró los ojos, su rostro temblaba de dolor. Su brazo se retorció y su mano agarró firmemente su pecho. Con los sonidos de la carne desgarrándose, sus dedos cavaron profundamente en su carne dejando detrás rayas de sangre.

Sin embargo, no podía sentir el dolor en absoluto, ya que su conciencia y su alma habían sido consumidas desde hacía tiempo por un dolor inconmensurable.

“Esto no es… real… No es real…”

Su cuerpo tembló hasta que se convulsionó y toda el aura que había dentro de él estuvo en caos, reapareciendo la ya tranquila lesión interna dentro de él. Su cuerpo se derrumbó y se cayó de la cama…

¡Knock! Knock Knock…

Afuera, se oyó el gentil golpeteo a la puerta de la habitación, que fue seguido por la voz de Cang Yue. “Esposo, ¿puedo entrar?”

Cang Yue se quedó en silencio frente a la puerta y sostuvo un plato de postre que acababa de hacer. Después de llamar y no recibir una respuesta, levantó la mano de nuevo, pero se detuvo en el aire esta vez. Después de algunas dudas, ella decidió bajar la mano, darse la vuelta y prepararse para irse.

Sin embargo, después de dar dos pasos, su corazón repentinamente sintió una inexplicable sensación de malestar. Ella se volteó rápidamente y abrió la puerta de la habitación… La escena ante sus ojos la dejó atónita.

Se extendían rayas de sangre desde la cama hasta la pared. Yun Che estaba encogido en la esquina, con la cabeza entre las rodillas y la mano derecha apretándose el pecho. Los cinco dedos estaban profundamente enterrados en su carne y estaba ensangrentado.

Todo su cuerpo desprendía un aura oscura de desesperación.

Es… ¡¡Esposo!!”

Cang Yue perdió su compostura, el postre se estrelló contra el suelo mientras corría hacia Yun Che, gritaba en shock y lo abrazaba con fuerza. En el momento en que abrió la boca, ya había empezado a llorar. “EsposoEsposo, ¿qué pasó…? No me asustes… Esposo…”

La voz de Cang Yue parecía haber despertado el alma de Yun Che que estaba atrapada en un abismo de desesperación. Lentamente alzó la mirada… Las comisuras de su boca, su nariz, sus ojos y sus orejas… Había rastros de sangre en todos esos orificios.

“Yue’er…” Su boca se estremeció cuando una voz áspera se llenó de inmenso dolor.

Esposo… Qué… te ha pasado…” Cang Yue estaba tan asustada que casi sollozaba fuertemente. “Yo… Yo… voy a llamar a padre y madre…”

Una mano sostuvo a Cang Yue mientras que Yun Che sacudía gradualmente su cabeza. “Estoy bien… Solo déjeme abrázate por un rato… Y estaré bien…”

Abrazó a Cang Yue con la cabeza apoyada en el pecho. Inicialmente, su agarre era ligero. Sin embargo, pronto se hizo más y más apretado inconscientemente, como si fuera un bebé que había perdido su sentido de seguridad.

Sintiendo el aura caótica dentro de Yun Che empezando a calmarse lentamente, el corazón en pánico de Cang Yue comenzó a calmarse también. Ella pegó su suave cuerpo incluso cerca de él y colocó su pequeña mano en su espalda, sosteniéndolo suavemente.

Sus numerosos abrazos siempre habían sido tendidos en su pecho, y esos momentos siempre habían hecho que su vida se sintiera más segura y más satisfecha. Esta fue la primera vez que Yun Che se acostó en su pecho y parecía débil como un niño herido.

Esposo, no importa lo que pase, siempre estaré a tu lado.” Cang Yue murmuró: “Incluso si pierdes todo, nunca me perderás a mí.”

“…” Yun Che abrazó a Cang Yue con más fuerza.

……….

Gran Salón de la Familia Yun. Mu Yurou estaba hablando con Feng Xue’er.

En términos de apariencia, Mu Yurou siempre había creído firmemente que la Pequeña Emperatriz Demonio era la mujer más perfecta del mundo y que nunca podría haber una mujer que pudiera ser colocada en un nivel similar. Sin embargo, ahora que conoció a Feng Xue’er, incluso como mujer, se sentía como si estuviera en trance de encontrarse con una deidad. No sólo eso, ni siquiera su cultivo profundo palidecía en comparación con la Pequeña Emperatriz Demonio. Y lo más importante, era extremadamente devota a Yun Che.

Aunque ésta era sólo su primera reunión, sintió una inexplicable afición por Feng Xue’er y ella sostuvo su mano y no la dejó ir desde entonces.

Seguido por un aura helada, Murong Qianxue y Chu Yueli entraron y le dieron sus respetos a Mu Yurou. “Señora Yun, escuchamos que el Maestro Asgard ha regresado. Nos preguntamos si está bien… A las hermanas les gustaría ir a pagar nuestros respetos.”

Maestra Mayor Murong, Maestra Mayor Chu, todas ustedes no tienen que preocuparse. El Gran Hermano Yun ya está bien y está descansando ahora. Su cuerpo debería recuperarse completamente en unos días.” Feng Xue’er sonrió mientras las consolaba.

“Eso está bien.” Murong Qianxue y Chu Yueli lanzaron un suspiro de alivio. La preocupación en sus caras heladas finalmente pareció aliviarse ligeramente.

Mu Yurou las miró y sonrió suavemente. “Todas ustedes sufrieron por Che’er, abandonaron sus tierras ancestrales y vinieron a esta tierra extranjera. Sin embargo, ustedes todavía muestran tal cuidado hacia él. Que Che’er reciba tal trato de ustedes, es su fortuna.”

Las palabras de Mu Yurou hicieron que las dos tuvieran ligeramente miedo: “Señora Yun, por favor no diga eso. El Maestro Asgard ha salvado una vez nuestra Nube Congelada Asgard. Si no fuera por él, Asgard hubiera dejado de existir hace mucho tiempo.”

“Eso es correcto.” Murong Qianxue asintió ligeramente de acuerdo. “El Maestro Asgard nos ha salvado muchas veces de los peligros de la extinción y estamos en deuda por existir todavía hoy. Si no fuera por el Maestro Asgard, las hermanas y las demás discípulas ya habríamos fallecido en el Continente Profundo Cielo. Por otra parte, en ese entonces… No protegimos a nuestra Mayor, así como al hijo del Maestro Asgard. Sin embargo, el Maestro Asgard no nos culpó y nos trató amablemente. No sólo nos salvó muchas veces, él nunca nos vio como cargas e incluso cuando su vida fue amenazada, él nunca se dio por vencido. La deuda que debemos al Maestro Asgard es algo que no podemos pagar en esta vida…”

La voz de Murong Qianxue se suavizó gradualmente. Porque vio que el rostro sonriente de Mu Yurou se había endurecido de repente y su expresión permanecía fija allí.

Mu Yurou se sujetó a la silla para apoyarse y se levantó lentamente. Sus ojos parecían apáticos mientras miraba a Murong Qianxue. “¿Qué…? ¿Qué dijiste…? ¿El niño de Che’er…?”

La reacción de Mu Yurou provocó que tanto Murong Qianxue como Chu Yueli estuvieran aturdidas al mismo tiempo. “Señora Yun, con respecto a este asunto… ¿Podría ser que el Maestro Asgard nunca se lo haya mencionado antes?”

“Es… ¿Es realmente el hijo de Che’er? ¿Che’er tiene un hijo?” Mu Yurou se agitó mientras agarraba el brazo de Murong Qianxue, y preocupada, dijo: “¿Por qué Che’er no lo ha mencionado antes? ¿Qué significa no haberlo protegido adecuadamente? ¿Quién es su Mayor…? ¿Qué es lo que les sucedió?”

“…” La boca de Murong Qianxue permaneció medio abierta. Se dio cuenta de que se había metido en problemas y dijo algo que no debía decir. Sin embargo, como ya lo ha mencionado, frente a la expresión seria de Mu Yurou, no podía detenerse entonces. Sólo podía morder la bala y relatar lentamente los asuntos concernientes a Chu Yuechan en aquel entonces a Mu Yurou.

Mu Yurou lentamente se sentó de nuevo con una expresión aturdida, sin poder enfocarse durante algún tiempo.

Señora Yun, no se preocupe. Aunque la Mayor ha perdido sus artes profundas, dentro del Imperio Viento Azul, todavía no hay nadie que pueda intimidarla. Una buena persona como ella esta indudablemente segura y definitivamente tiene una vida segura ahora y no es molestada por nadie. No habrá ningún peligro o problema.” Murong Qianxue la consoló.

Chu Yueli se mordió los labios, su expresión era un poco soñadora.

 

“Hace seis años…” Mu Yurou murmuró mientras se perdía en sus pensamientos: “Seis años enteros… El niño ya tiene cinco años… El niño de Che’er…”

Tía, no te preocupes.” Consoló Feng Xue’er suavemente. “El Gran Hermano Yun definitivamente la encontrará… Ahhh, Gran Hermano Yun”.

Yun Che entró desde la entrada, y a su lado, Cang Yue sostenía su brazo.

Maestro Asgard.” Murong Qianxue y Chu Yueli se apresuraron hacia adelante. Murong Qianxue dijo con inquietud: “Maestro Asgard, yo…”

Maestra Mayor, no se preocupe.” Yun Che parecía pálido, pero él todavía sonrió suavemente. “Ahora mismo cuando estaba fuera, ya he oído un poco. Con respecto a este asunto, nunca supe cómo decírselo a mis padres. Ahora que la Maestra Mayor lo ha dicho, eso es una cosa más fuera de mi mente.”

“¡Che’er!” Mu Yurou se levantó y caminó a su lado, sus ojos parecían llorosos. Ella le dijo seriamente: “Aunque madre nunca ha visto a esta chica Chu Yuechan antes, ella estuvo dispuesta a paralizar sus artes profundas, ser expulsada de su secta y arruinar su buen nombre para intercambiarlo por la mitad de una vida de miseria… ¡Definitivamente debes encontrarla y nunca maltratarla por toda su vida!”

“…” Yun Che levantó la vista, millones de emociones inundaron su corazón. Justo cuando estaba a punto de responder, de pronto se oyeron pasos precipitados procedentes del exterior.

¡¡Bang!!

“¡Madre!” Xiao Yun se apresuró a entrar en pánico. Había tropezado e incluso antes de que se las arreglará para ponerse de pie firmemente, gritó en pánico. “Madre… De prisa… Séptima HermanaSéptima Hermana ella…”

One response to “ATG – Capítulo 866 – Mensaje de Jazmín (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s