RTW – Capítulo 167 – 【Título al Final】

Traductor: Lurixer.
(1/2)

Eligieron llevar a cabo la competición al pie de la muralla occidental del pueblo.

En cuanto a los espectadores, además de Roland, también estaban Hacha de Hierro, el Señor Pine, Brian y todos los miembros de la Alianza de Brujas.

Además, una paloma gorda que estaba en cuclillas en el suelo y mirando hacia arriba.

A fin de evitar un incidente en el que otras personas fueron golpeadas accidentalmente por las balas, todos los que quisieran ver la prueba tenían que abordar y sentarse en la muralla. Además, los dos combatientes, el Caballero Principal, Carter Landis, y la extraordinaria bruja Ashes estarían luchando cerca de la muralla.

El traje de Carter ya no era como la pesada armadura de Caballero que llevaba en el pasado, sino que ahora llevaba ropa de cuero que era fácil de mover. Incluso tenía unas pistoleras hechas a medida en la cintura, dándole la oportunidad de insertar un revólver a ambos lados por separado.

Además había también un cuchillo colocado horizontalmente en su parte posterior, que podría ser utilizado en caso de una emergencia. Pero Roland sabía, que si Carter tenía que volver a usar el cuchillo durante la pelea contra una extraordinaria, sería mejor darse por vencido.

Ashes todavía llevaba el mismo vestido que siempre, una túnica negra cubría todo su cuerpo mientras su cabello negro estaba atado a una coleta que caía naturalmente detrás de ella. Aparentemente ignorando completamente que esto crearía una debilidad extra para ella. La única diferencia, era que las ropas envueltas alrededor de su gran espada habían sido descubiertas, mostrando su espada de color marrón oscuro, que no reflejaba casi ninguna luz.

Era exactamente como Roland había esperado, la superficie de la espada era totalmente desigual, completamente diferente de un arma bien forjada. Y debido a la falta de mantenimiento que había proporcionado a su arma, el arma ya había comenzado a oxidarse en los lugares donde se habían cortado piezas de él.

Cuando los dos subieron al escenario, Carter ajustó constantemente su posición, hasta que tuvieron una distancia de unos 15 metros entre sí. A esta distancia, durante su entrenamiento tendría una precisión de disparo de más del 80%. Sacando las dos pistolas de sus pistoleras, Carter comprobó por última vez si habían problemas con las balas o con el cañón.

Roland hizo que Eco imitara y amplificara su voz.

“Las reglas del duelo son muy simples:

  • ¡No se permite moverse antes de la señal de partida!
  • ¡Siempre pueden darse por vencidos!
  • Mientras ninguno de ustedes muera instantáneamente, la habilidad de curación de Nana podrá restaurarles pronto a su estado original.

¿Tienen alguna pregunta?”

Después de esperar un momento y viendo que ninguno de los dos tenía nada que decir, Roland continuó y dijo: “¡Cuando suene la campana, comenzará el duelo!”

Ashes silenciosamente midió a su oponente. Como una extraordinaria, la mayoría de las veces, sólo escuchaba sus instintos cuando luchaba. Además, Tilly también le había permitido tomar lecciones de los mejores maestros de esgrima del palacio, pero siempre había sentido que estas habilidades sólo la habían ayudado de una manera mínima.

Su oponente esta vez era el Caballero Principal del Príncipe, pero al contrario de su rango, él no llevaba la común espada y escudo, ni el equipo de lanza, ni siquiera estaba vestido con su armadura habitual. Las armas en sus manos parecían muy extrañas, pero según su forma, obviamente no podía considerarse como un puñal o cualquier otra arma relacionada con la categoría de pelea cercana. Eso significaba que sólo quedaba una posibilidad, tenía que ser similar a las ballestas de mano, que era un arma de gran alcance.

Contra una extraordinaria, ballestas no eran ninguna amenaza en absoluto, al menos esto era lo que había aprendido por su cuenta durante muchas peleas. Siempre que se enfrentara a las ballestas, podría incluso atrapar las flechas voladoras con las manos vacías. Pero cuando miró la expresión confiada del príncipe, supo que las armas en las manos de su oponente era muy probablemente que no fueran tan simples como una ballesta ordinaria.

Sus instintos le decían que debía acercarse al caballero tan pronto como fuera posible, en lugar de esperar a que el otro lado liberara su ataque externo. Debido a este plan, antes de que comenzara el duelo, Ashes empujó su espada contra el suelo, tomando una pose que no desencadenó ninguna amenaza, pero ésta era en realidad la manera más efectiva para que ella tratara a un oponente que utilizaba una ballesta.

En este momento, el nítido sonido de una campana pudo ser oído desde la muralla.

Casi al mismo tiempo, Ashes agarró firmemente la empuñadura de la espada, poniendo todo su poder en moverlo hacia delante. Lanzando tierra, hierba e incluso grava al cielo con el lado ancho de su espada, permitiendo que se esparzan en dirección al caballero y formando una pared de arena entre ellos.

La reacción del Jefe de Caballería también fue muy rápida, soltando una ráfaga de fuego de las armas en sus manos, acompañado por un enorme estruendo. Pero Ashes no vio flechas que salieran de ellas, lo que significaba que había olvidado instalarlas o que estaban llegando demasiado rápido como para que ella pudiera verlas. En comparación con la primera opción que se consideraría un error idiota, Ashes pensó que la última opción era mucho más viable.

Bajo la cubierta de la pantalla de arena, Ashes comenzó a correr. En un abrir y cerrar de ojos, la distancia entre los dos se redujo a la mitad mientras que la pantalla de arena aún no había aterrizado por completo en el suelo. La mayoría de las personas intentarían inconscientemente evitar ser cubiertas por la tierra voladora, así que mientras pudiera interrumpir al otro lado de continuar disparando, Ashes probablemente ganaría.

Pero Carter no se movió de su posición, ignoró por completo la arena golpeando su cara, entrecerrando los ojos mientras seguía constantemente el movimiento de la bruja con sus armas, una vez más disparando de sus armas y enviando otra ráfaga de fuego y estruendos. En un reflejo condicional, Ashes se acercó a un lado, pero hasta ahora no había visto ninguna flecha ni ningún otro proyectil que viniese hacia ella, mientras que el Caballero tampoco mostraba ningún movimiento de tirar cuerdas o tener que preparar la siguiente flecha.

¡Esta nueva arma probablemente puede ser lanzada continuamente, pero ya que los dos primeros disparos consecutivos han fallado, el resultado ya ha sido decidido!

Cerrando los últimos diez pasos en un abrir y cerrar de ojos, ya había aparecido delante del Caballero, sosteniendo su espada vertical, presionó sus pies contra el suelo preparándose para golpear directamente al Caballero. Normalmente, al ser golpeado por un impacto de este tipo, uno no moriría al instante, pero debería ser suficiente para uno se desmayase. Incluso si pudiera sostener una lucha firme, los huesos triturados en su pecho todavía le harían perder completamente la capacidad de luchar.

En el último suspiro previo al impacto, Ashes pudo oír, por tercera vez, el sonido de estallido procedente del otro lado. Luego, un momento después, sintió como su espada fue golpeada, seguido por un sonido crujiente de rutura, y la zona derecha de su abdomen se sintió repentinamente adormecido, como si hubiera sido severamente agarrado por alguien.

Casi al mismo tiempo, todo su cuerpo se estrelló contra el pecho de Carter, enviándolo directamente a volar, haciendo que dibujara un arco y luego se deslizara por el suelo.

Hasta ahora, ella tenía una batalla tan fuerte, que ella era capaz de despreciar totalmente la lesión en su cintura. Pero en ese momento, como si le hubieran golpeado la cabeza, de repente sintió un fuerte mareo. Ella se tambaleó dos pasos hacia adelante, casi cayendo al suelo, como si su magia extraordinaria hubiera salido directamente de su cuerpo, como agua de un matraz roto, haciendo que sus miembros se volvieran insoportablemente pesados.

Ashes tuvo que usar su espada para sostener su cuerpo, y la anterior herida entumecida empezó a convertirse en un dolor abrasador, sentía como si una parte de su cintura hubiera desaparecido. Mirando hacia abajo, incluso podía ver sus propias vísceras derramarse. Mordiéndose la lengua, no se dejó caer.

A los ojos de Roland, todo el proceso del duelo no duró mucho más de cuatro o cinco segundos. Vio cómo la bruja extraordinaria lanzó la tierra hacia Carter, mientras él comenzó a lanzar su propio asalto. En la mitad, Ashes una vez cambió su dirección, pero para entonces ya había chocado seriamente con el cuerpo del Caballero. Pero dentro de este corto periodo de tiempo, Carter todavía fue capaz de disparar tres balas, lo cual estaba mucho más allá de lo que Roland había pensado que sería posible.

Teniendo que enfrentarme al inusual acercamiento rápido de Ashes, me temo que aunque solo tuviera que seguir de cerca los movimientos del opositor, ya habría sido muy difícil para mí lograrlo, pero no sólo él pudo seguirla y apuntar, sino que incluso fue capaz de dispararle tres veces, probando plenamente que el título de Caballero Principal no es para el espectáculo. El hecho de que las dos primeras rondas hubieran fallado fue totalmente normal, de hecho, si Ashes hubiera seguido usando su velocidad y cambiado de dirección, me temo que los disparos de Carter nunca la habrían golpeado.

La parte decisiva fue la tercera ronda, en los últimos cinco o seis metros. Durante esa parte, Ashes estuvo sosteniendo su gran espada delante de su pecho como un escudo y fue en línea recta para el impacto.

Si fuera una ballesta o incluso una ballesta pesada, aunque golpearan contra su espada, no habrían causado ningún impacto a una extraordinaria. Pero la munición de calibre 12 mm junto con las ojivas de acero a esa distancia mostraría un poder sin precedentes.

Roland vio entonces fragmentos negros saltar en el aire, seguido de mucha sangre. Cuando finalmente Ashes se puso de pie firmemente de nuevo, el príncipe descubrió que una gran parte de su cintura había desaparecido, dando la impresión de que una bestia le había mordido y arrancado una gran cantidad de carne. Sus tripas también habían caído de su herida, y estaban colgando por el lado de su cuerpo.

Mirando su espada, vio que la parte inferior de la gran espada tenía ahora un hueco en forma de cuenco. Probablemente causada por la bala que había pasado a través de su espada, la ojiva inestable y los pedazos rotos de su espada le habían golpeado la cintura, causándole una inmensa herida.

A pesar de estar gravemente herida, aún no se había desmayado. Solamente confiando en su poder extraordinario podría ella todavía permanecer de pie en el campo de batalla, mostrando su terrible poder físico. Si fueran las bolas de plomo de antes o sólo la bala, me temo que podría haber simplemente ignorado. Maggie fue la primera que llegó al lado de Ashes. Con un rostro lleno de ansiedad, intentó abrazar a su amiga, pero lamentablemente su figura era tan pequeña que sólo podía agarrar a Ashes alrededor de sus piernas.

Nana también estaba corriendo en la dirección de Carter para tratarlo, mientras que Roland se movió rápidamente frente a Ashes.

Viéndolo aparecer, parecía que ella sólo había esperado por este momento.

“Yo gané …” Terminando lo que ella quería decir, ella ni siquiera esperó la reacción de Roland, en cambio, cayó directamente contra sus hombros.

Título del Capítulo: Victoria

One response to “RTW – Capítulo 167 – 【Título al Final】

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s