ATG – Capítulo 863 – La Recaída de la Maldición del Diablo

“¡Ni siquiera pienses en escapar!!”

Al ver a Xuanyuan Wentian repentinamente escaparse lejos, la Pequeña Emperatriz Demonio dejó de lado sus heridas y condensó su energía profunda, persiguiéndolo con su velocidad más rápida.

“¡Caiyi, no lo sigas!” Yun Che gritó en voz alta.

Sin embargo, la Pequeña Emperatriz Demonio hizo oídos sordos, mientras llevaba un odio penetrante en sus helados ojos.

“¡No es bueno!” Yun Che rechinó los dientes. Ya no podía permitirse el lujo de preocuparse por nada más, mientras perseguía a la Pequeña Emperatriz Demonio con todas sus fuerzas. Feng Xue’er lo siguió apresuradamente también.

Un cambio que se podría llamar inexplicable se había producido de repente en su batalla. Xuanyuan Wentian, quien inicialmente poseía un poder abrumador, parecía haber perdido repentinamente todas sus fuerzas. Fue derrotado por Yun Che por sí solo y estaba huyendo con toda su fuerza.

Aunque no estaba claro lo que había sucedido, para la gente en la Ciudad Imperial del Demonio, este cambio sin duda había arrancado sus corazones instantáneamente desde las profundidades del abismo. Ellos observaron abiertamente mientras Xuanyuan Wentian huía hacia el noroeste con una velocidad asombrosa impulsada por la espada negra, mientras que los tres, incluyendo a Yun Che, que seguían muy de cerca, desaparecieron muy rápidamente de su vista.

“¿Qué pasó?” Preguntó Yun Waitian, sobresaltado.

Yun Qinghong frunció las cejas y repentinamente dijo: “Hermano Bajo el Cielo, ¡Sigámoslos y echémosle un vistazo!”

“¡Muy bien!” Gran Ambición Bajo el Cielo asintió sin ninguna vacilación.

Los dos grandes patriarcas salieron de la barrera al mismo tiempo, volando directamente hacia el noroeste.

El poder que Xuanyuan Wentian poseía era definitivamente suficiente para lograr una victoria completa contra sus tres oponentes, sin embargo, el alma inflexible de Fen Juechen había vuelto a despertar. Lo más espantoso de todo esto fue que el lugar en el que se había despertado aquella alma inflexible no estaba fuera de su propia alma, sino dentro de su propio reino espiritual.

Bajo las intensas cargas del alma de Fen Juechen, pese a que tenía el formidable físico diabólico y su increíble poder, era básicamente incapaz de controlarlos con su propia voluntad. Si no huía, definitivamente habría una posibilidad donde sería asesinado por sus tres oponentes.

La porción de energía profunda de oscuridad de la que él podía usar forzosamente, se derramó enteramente en su escape.

“Bastardo… Por qué… Por qué todavía no estás completamente muerto ya… Eres sólo una de las piezas de ajedrez de este soberano… Un gusano lamentable que tenía un alma fragmentada desde el nacimiento… Cómo es posible esto… Cómo puedes posiblemente seguir vivo hasta este día bajo el poder de este soberano… Uaaahhh… ”

La expresión de Xuanyuan Wentian estaba en un profundo dolor. Su voz era áspera y su visión era borrosa. Su mente estaba sufriendo de un terrible dolor de cabeza y todo su cuerpo estaba empapado en sudor frío.

Detrás de él, la Pequeña Emperatriz Demonio estaba persiguiéndolo de cerca. Sin embargo, la velocidad de la espada del diablo era simplemente demasiado rápida. Incluso cuando estaba usando todas sus fuerzas, fue incapaz de ponerse al día todo este tiempo.

La tierra del Reino Demonio Ilusorio bajo sus pies se movía hacia atrás a altas velocidades. Después de más de una hora, la espada del diablo, llevando a Xuanyuan Wentian, cargó en la Región de los Cinco Caminos.

El centro de la Región de lo Cinco Caminos fue el lugar donde él descendió cuando llegó aquí.

La Región de los Cinco Caminos, que había sido custodiada por un ejército de varias decenas de miles de soldados durante todo el año, estaba actualmente en silencio. Mirando desde lejos, se veían arroyos de una extraña niebla que se arremolinaban sobre la tierra destruida, pero no se podía ver ni una sola figura humana. El suelo marrón estaba esparcido con una enorme cantidad de cicatrices oscuras, como si fueran cenizas negras que quedaron tras haber sido quemadas.

La expresión de Yun Che se oscureció al ver el estado de la Región de los Cinco Caminos… ¡La niebla negra que se arremolinaba debajo de él estaba emitiendo claramente la energía de oscuridad de un diablo! Evidentemente, las antiguas tropas de guardianes habían perdido la vida a manos de Xuanyuan Wentian.

Al mismo tiempo, también significaba que existía una posibilidad extrema de que este fuera el lugar de donde Xuanyuan Wentian había salido.

Mientras llevaba a Xuanyuan Wentian, la espada del diablo voló directamente hacia el centro de la Región de los Cinco Caminos. Allí, una formación profunda de pequeño tamaño estaba girando ahora muy lentamente, emitiendo un suave resplandor blanco y profundo.

Xuanyuan Wentian se detuvo junto a la formación profunda. Se volvió y miró a las tres personas que lo habían perseguido hasta aquí, su voz llevaba dos quintos de agonía y tres quintas partes de odio. “Este soberano… volverá a permitir que la gente viva… por varios meses más… La misma situación… definitivamente ocurrirá una tercera vez…”

“Dentro de tres meses, la sangre del diablo de este soberano… despertará por completo… ¡¡Cuando llegue ese momento… será mejor que… ustedes… esperen por mí!!”

Después de completar su discurso, Xuanyuan Wentian rugió y se lanzó a la formación profunda espacial, desapareciendo instantáneamente sin dejar rastro.

“¡Incluso si caes en el purgatorio… esta emperatriz arrancará tus huesos y esparcirá tus cenizas!”

Incluso después de que Xuanyuan Wentian hubiese desaparecido en la formación profunda espacial, la Pequeña Emperatriz Demonio no detuvo su vuelo ni siquiera por un momento mientras se dirigía directamente hacia la formación profunda.

Caiyi… ¡¡No vayas allá!!” Yun Che palideció de shock. “¡Xue’er, deténtela!”

La Pequeña Emperatriz Demonio no era definitivamente una persona que actuara por impulso. Por el contrario, estaba aterrorizadamente tranquila en casi todos los momentos.

Sin embargo, sólo cuando se enfrentaba a Xuanyuan Wentian … El rencor de matar a su padre, el resentimiento por el caos que incitó, el odio de exterminar a su clan; ¡Estas oraciones estaban lejos de ser reconciliables!

Hermana Pequeña Emperatriz Demonio, ¡No!” Feng Xue’er gritó ansiosamente, mientras soltaba varias docenas de flechas de Fénix y las lanzaba hacia el frente de la Pequeña Emperatriz Demonio en un aturdimiento. La onda de choque causada por la explosión de la energía flameante liberada ralentizó la figura de la Pequeña Emperatriz Demonio, y Yun Che se abalanzó sobre ella, abrazándola firmemente.

La Pequeña Emperatriz Demonio luchó intensamente, sus ojos nebulosos miraban directamente a la formación profunda espacial que estaba justo delante de ella. Sin embargo, los brazos de Yun Che estaban firmemente sujetos a ella como una abrazadera de hierro… Un poco más tarde, las luchas de la Pequeña Emperatriz Demonio finalmente comenzaron a debilitarse gradualmente. Cuando la confusión en sus ojos se había dispersado, su cuerpo entero se quedó inerte y ella cayó suavemente en el abrazo de Yun Che.

En su rostro blanco y lechoso, dos líneas claras de lágrimas se deslizaron silenciosamente.

Caiyi, no te preocupes.” Yun Che la abrazó suavemente. “Tu odio es mi odio. No podemos matarlo hoy, pero mientras nosotros, marido y mujer, unamos nuestros corazones, vendrá un día en que le haremos pagar su deuda en sangre.”

“…” La Pequeña Emperatriz Demonio no respondió, mientras cerraba suavemente los ojos en el abrazo de Yun Che.

Xue’er, destruye esa formación profunda.” Yun Che volteó la cabeza y dijo. Había una distancia extremadamente grande entre el Continente Profundo Cielo y el Reino Demonio Ilusorio, y construir una formación profunda espacial que pudiera vincular los dos continentes requeriría definitivamente una gran cantidad de recursos y tiempo. Al destruir la formación profunda, incluso si Xuanyuan Wentian se recuperara completamente al día siguiente, sería imposible para él infiltrarse en el Reino Demonio Ilusorio nuevamente en un corto período de tiempo.

Feng Xue’er asintió con la cabeza. Su pequeña mano bailó ligeramente y una corriente de Llamas del Fénix se estrelló contra la formación profunda. Con una fuerte explosión, la formación profunda ya se había desmoronado y su resplandor blanco dispersado en las cuatro direcciones.

Pequeña Emperatriz Demonio, Che’er… ¿Están bien?”

Yun Qinghong y Gran Ambición Bajo el Cielo apresuradamente sobrevolaron. Al ver que las tres personas parecían seguras y sanas, lanzaron grandes suspiros de alivio.

“¡Padre!” Yun Che abrazo de prisa a la Pequeña Emperatriz Demonio. “Y Patriarca Bajo el Cielo. No se preocupen, todos estamos bien. Xuanyuan Wentian acaba de huir de nuevo al Continente Profundo Cielo y la formación profunda espacial que utilizó ya ha sido destruida también. Durante un corto lapso de tiempo, no debería ser capaz de infiltrarse de nuevo.”

“Eso es bueno de escuchar.” Yun Qinghong asintió ligeramente. Miró a su alrededor y soltó un suspiro pesado. “Al principio creí que el Reino Demonio Ilusorio finalmente se había distanciado del desastre y alcanzado la estabilidad, nunca esperé que una gran crisis cayera desde los cielos… Al ejército guardián de trescientos treinta mil soldados de aquí también hay que sepultarlos.”

“Haah.” Gran Ambición Bajo el Cielo suspiró pesadamente también. “Xuanyuan Wentian… En realidad, es un individuo tan aterrador.”

Yun Qinghong volvió la cara y miró hacia Feng Xue’er. La luz de sus ojos se volvió instantáneamente cálida. “Che’er, todavía tienes que presentar a esta chica a tu padre.”

Feng Xue’er se adelantó y dio una apropiada reverencia. “La Menor Feng Xue’er saluda al Tío Yun y al Tío Bajo el Cielo.”

“Uh… Ah… No me atrevo a recibir esto, no me atrevo a recibir esto.” Gran Ambición Bajo el Cielo agitó sus manos apresuradamente y su cuerpo también se había encogido un momento por el miedo. En la Ciudad Imperial del Demonio Ilusorio había presenciado personalmente la terrible fuerza que poseía Feng Xue’er, comparable a la Pequeña Emperatriz Demonio, ¿cómo podría atreverse a recibir tal gesto de ella?

Sin embargo, Yun Qinghong lo recibió con calma y dijo con una sonrisa. “A menudo he oído a Yun’er y al resto hablar de ti, que has arriesgado varias veces tu vida para proteger a Che’er. Estos últimos meses, marido y mujer hemos estado esperando día y noche para conocerle personalmente, y ahora, nuestro deseo finalmente se ha cumplido. Cuando tu tía te vea, también será muy feliz.”

Frente al padre biológico de Yun Che, como todas las jovencitas regulares, una extraña ansiedad se agitó en el corazón de Feng Xue’er. “Proteger al Gran Hermano Yun… es el deber de Xue’er.”

Yun Qinghong se rió entre dientes. Justo cuando estaba a punto de hablar, repentinamente vio a la Pequeña Emperatriz Demonio, que estaba acostada en el abrazo de Yun Che, abrió los ojos y se paró abruptamente. Se apresuró a dar un paso adelante y dijo. “Pequeña Emperatriz Demonio, ¿cómo son sus heridas? Este Qinghong está avergonzado…”

“Las heridas de esta Emperatriz no requieren ninguna preocupación.” Dijo la Pequeña Emperatriz Demonio con indiferencia. “Yun Qinghong, afortunadamente has despertado decisivamente la Formación de la Gran Barrera de la Ciudad esta vez, lo que impidió que la Ciudad Imperial del Demonio Ilusorio se enfrentara a un desastre. De lo contrario, se habrían producido consecuencias terribles e irreversibles. Has hecho grandes contribuciones al incidente del día de hoy.”

Sin embargo, Yun Qinghong sacudió la cabeza con una sonrisa amarga. “Si la Pequeña Emperatriz Demonio no se hubiera apresurado en volver, todo esto no habría sido más que una inútil acción. Éste no es digno de tales elogios por parte de la Pequeña Emperatriz Demonio.”

“No sólo has protegido a la Ciudad Imperial del Demonio Ilusorio de una crisis sin precedentes, la Formación de la Gran Barrera de la Ciudad drenó en gran medida la energía de Xuanyuan Wentian también. De lo contrario, la forma en que concluyó todo esto podría no haber ocurrido. Aunque…” La Pequeña Emperatriz Demonio levantó la cabeza. “Esto no es más que un respiro temporal. El terror de Xuanyuan Wentian es algo que ustedes han presenciado personalmente el día hoy. Con su codicia, en un futuro no muy lejano, él definitivamente descenderá una vez más. Cuando llegue ese momento, el destino de mi Reino Demonio Ilusorio…”

La Pequeña Emperatriz Demonio no había terminado su frase, pero una presión y una sombra incomparablemente fuertes se apoderaron de cada una de sus almas.

“En cualquier caso, regresemos primero a la Ciudad Imperial del Demonio. Al ver a la Pequeña Emperatriz Demonio sana y salva, todo el mundo se sentiría realmente relajado.” Yun Qinghong reveló una expresión relajada.

Che’er, vámonos… ¿¿Che’er??”

Todos se habían preparado para regresar a la Ciudad Imperial del Demonio Ilusorio, sin embargo, se dieron cuenta de que Yun Che todavía estaba inmóvil y sin decir ni una sola palabra. Su expresión era rígida y sus ojos miraban inexpresivamente el aire, sin tener la menor respuesta a las palabras de Yun Qinghong.

Era como si hubiera perdido repentinamente su alma.

Feng Xue’er y la Pequeña Emperatriz Demonio miraron a Yun Che y sólo entonces se dieron cuenta de su condición anormal… Estaba allí inexpresivamente, su tez rígida estaba siendo teñida lentamente con una capa de oscuridad y un resplandor negro anormal estaba incluso vagamente filtrándose de sus pupilas.

Gran Hermano YunGran Hermano Yun, ¿qué te pasó?” Feng Xue’er dijo ansiosamente.

Bajo la llamada de Feng Xue’er, Yun Che gritó de repente mientras se arrodillaba en el suelo. Como un tamiz, todo su cuerpo temblaba intensamente y su rostro se retorcía y distorsionaba constantemente, como si estuviera soportando un inmenso dolor.

“¡¡Yun Che!!”

“¡Che’er!”

La Pequeña Emperatriz Demonio y Yun Qinghong también palidecieron por el shock, al llegar apresuradamente junto a Yun Che. Yun Qinghong dijo con una voz solemne. “¿Podrían las lesiones que recibió de su intercambio con Xuanyuan Wentian haber vuelto repentinamente? ¡Ah…! ¡Hermano Bajo el Cielo, por favor!”

“Déjamelo a mí.” Gran Ambición Bajo el Cielo se apresuró a avanzar y dentro de su palma que estiró rápidamente, un resplandor verde jade se condensó. La energía natural única que poseía su raza élfica tenía efectos curativos y relajantes extremadamente poderosos, y esta era la energía de la naturaleza perteneciente al reino de un Monarca.

La palma de Gran Ambición Bajo el Cielo palpitó y mientras llevaba un profundo resplandor verde jade que emitiía un aura pura y natural, se estrelló contra el pecho de Yun Che.

Justo en el momento en que su palma entró en contacto con el cuerpo de Yun Che, como si hubiera sido devorado, el grueso resplandor verde jade desapareció instantáneamente. La palma de Gran Ambición Bajo el Cielo tembló, y luego, se apresuró a retraerla como si estuviera siendo electrocutado.

Gran Ambición Bajo el Cielo se tambaleó hacia atrás mientras dejaba escapar un doloroso gemido. Todo su brazo temblaba intensamente y su rostro revelaba una profunda agonía y miedo.

“¡¿Hermano Bajo el Cielo?!” Yun Qinghong cargó como un relámpago y agarró a Gran Ambición Bajo el Cielo. Se dio cuenta sorprendentemente que su palma ya se había carbonizado y una frágil energía oscura todavía crecía ligeramente de ella.

“Esto… ¿Qué está pasando?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s