ATG – Capítulo 862 – Alma Desesperada

“Ya que quieres ser el primero en morir… ¡¡Este soberano concederá tu deseo!!”

El físico de Yun Che era excepcionalmente fuerte. Aunque su fuerza actual estaba muy por debajo de la Pequeña Emperatriz Demonio y Feng Xue’er, en términos de solo la dureza de su cuerpo, incluso si las dos damas se combinaran, no podrían competir con la suya. Aunque el ataque de Xuanyuan Wentian, que fue lanzado con rabia era aterrador, todavía era insuficiente para causar cualquier lesión severa.

Cuando la Pequeña Emperatriz Demonio bloqueó de frente a Xuanyuan Wentian, ya había recuperado su movilidad en el aire. La Pequeña Emperatriz Demonio fue gravemente herida por Xuanyuan Wentian y cayó hacia abajo. Yun Che repentinamente se dio cuenta de que Xuanyuan Wentian no siguió corriendo hacia él. En su lugar, de repente bajó y agarró a la temporalmente inconsciente Pequeña Emperatriz Demonio.

Esta escena causó que Yun Che estuviera muy sorprendido. “¡¡Detente!!”

Mientras gritaba, Yun Che utilizó el Relámpago del Espejismo Extremo y corrió locamente hacia Xuanyuan Wentian sin considerar si esto era parte de su retorcido plan.

Pero, ¿cómo podría su velocidad ser suficiente para alcanzar a Xuanyuan Wentian?

“¡¡Tch!!” Yun Che apretó los dientes mientras sus ojos se volvían inyectados de rabia por la ira. Un resplandor azul pasó ante sus ojos.

“¡¡DominioAlmade Dragón!!”

¡¡Aooo!!

La silueta de un dragón azur apareció en los cielos y desprendió la inmensa presión del dios dragón que sacudió los cielos y la tierra.

Bajo los efectos de un dominio mental impulsado por el poder de un dios dragón primordial, el cuerpo entero de Xuanyuan Wentian tembló y el aura oscura que rodeaba su cuerpo desapareció a la mitad, mientras que su velocidad también disminuía mucho. Entonces, la silueta de un lobo del cielo que había sido encendido con Llamas del Fénix apareció detrás y golpeó violentamente su espalda.

¡¡Bang!!

Con un fuerte sonido, otro enorme trozo de carne en la espalda ensangrentada de Xuanyuan Wentian fue cortado, y su columna vertebral un poco oscurecida también era visible ahora. Fue lanzado hacia abajo como una bala de cañón, golpeando fuertemente el suelo.

Yun Che inhaló ligeramente y confió en la Sombra Rota del Dios de la Estrella para moverse rápidamente y atrapar a la Pequeña Emperatriz Demonio que caía, sosteniéndola firmemente en sus brazos.

“¡¡Ahhhhh!!”

Xuanyuan Wentian se levantó del suelo mientras que rugidos de rabia extrema escapaban locamente desde su boca. Aunque las lesiones en su cuerpo ya eran sorprendentes, el aura oscura del diablo irradiada por su cuerpo no se había debilitado ni un poco. Todavía permanecía tan densa que era sofocante.

Por el contrario, Feng Xue’er y la Pequeña Emperatriz Demonio habían usado una gran cantidad de su fuerza profunda y también habían sufrido graves lesiones internas. Especialmente la Pequeña Emperatriz Demonio cuya aura profunda en su cuerpo era tan caótica que estaba casi completamente fuera de control.

Hermano Yun, ¿estás bien?” Feng Xue’er se apresuró, llegando delante de Yun Che y la Pequeña Emperatriz Demonio. Sin embargo, las Llamas de Fénix encendidas en su cuerpo eran obviamente bastante débiles también.

“Estoy bien.” Yun Che respondió suavemente. Luego su palma presionó sobre su pecho y gentilmente la empujó.

La Pequeña Emperatriz Demonio había recuperado su conciencia y luchó para salir del alcance de Yun Che. Sus pequeñas manos manchadas de sangre volvieron a encenderse con la gloriosa llama dorada.

Xuanyuan Wentian se alzó en los cielos y esa diabólica cara volvió a aparecer justo delante de sus ojos. La espeluznante y densa oscuridad, así como la intención de matar lo envolvieron: “¡Todos ustedes… hicieron daño al cuerpo diabólico de este soberano una vez más! ¡Esta vez… este soberano definitivamente… los enviara a todos a sus tumbas para siempre!”

Las cejas de Yun Che se hundieron al sostener la Espada Heaven Smiting Devil Slayer, tan firmemente que los nudillos de ambas manos se tornaron blancos. Hace tres meses, Xuanyuan Wentian ya era excepcionalmente aterrador, y dentro de estos tres meses, la fuerza profunda de Feng Xue’er y la suya habían aumentado. Había pensado que esto sería suficiente para enfrentar al mutado Xuanyuan Wentian.

Inesperadamente, en estos tres meses, Xuanyuan Wentian se había vuelto mucho más fuerte que hace tres meses. Aunque los tres combinaran su fuerza, no serían su oponente.

No… Dada su condición actual, no había la menor posibilidad de que pudieran derrotarlo. ¡Si esto fuera a continuar, el único resultado sería morir en sus manos y la Ciudad Imperial del Demonio enfrentaría el destino de la erradicación!

Qué debe hacerse… ¡¿Qué hacer?!

“¡¡Muere!!” El cuerpo de Xuanyuan Wentian empezó a brillar con una luz negra que cubría los cielos. La fuerza profunda de Feng Xue’er y de la Pequeña Emperatriz Demonio ya se habían debilitado bastante. Un golpe con todas sus fuerzas no podría ser recibido por las dos de ellas en este momento.

A estas alturas, Yun Che de repente se dio la vuelta y gritó en voz alta. “Fen Juechen, ¿qué diablos estás haciendo? ¿Vas a dejar que manipule tu cuerpo y tu poder así como así?”

Sus palabras hicieron que Xuanyuan Wentian se sorprendiera antes de que se echara a reír histéricamente de nuevo. “Hahahaha… ¡Yun Che, en frente de la muerte, en realidad sueñas con esa alma patética que los salvo a todos ustedes hace tres meses!”

“Este soberano no se había dado cuenta de que no había borrado por completo esa patética alma hace tres meses y como resultado los planes de este soberano fueron frustrados! Ahora, ¿crees ingenuamente que todavía permanecería hasta hoy?”

“Ni siquiera tenemos que hablar de su conciencia, incluso las hebras de su alma ya han sido completamente borradas por este soberano. ¡No queda ni una sola hebra de residuos dejados!”

Sin embargo, Yun Che no se preocupó por las palabras de Xuanyuan Wentian y fríamente continuó. “Fen Juechen, con el fin de obtener una gran fuerza, sufriste el dolor y la tortura que la gente que ha vivido cien vidas ni siquiera podría imaginar. ¿Una persona como tú caería tan fácilmente ante un demonio tan horrible?”

“Tú perseguiste la fuerza por la única razón de venganza, y la persona que más querías matar era a Xuanyuan Wentian. ¡Debido a que él no sólo lleva el pecado de erradicar a tu clan, sino que también fue el culpable que te hizo tener un destino tan miserable! Sin embargo, incluso hoy en día, todavía no has conseguido vengarte. En su lugar, permitiste que tu cuerpo y la fuerza por la que sufriste espantosamente por obtener sea utilizado por la persona que más querías matar, dándole el poder para sus salvajes ambiciones … ¡Este es un odio y una deshonra enorme!”

“Tienes orgullo y arrogancia que está por encima de los demás. ¿Podrías realmente estar dispuesto a dejar que este odio y esta vergüenza desaparezcan para siempre? ¿Podrías ser un debilucho que es tan fácil de matar?”

“Tsktsk, una lucha tan débil y estúpida.” Xuanyuan Wentian extendió la palma de su mano y dijo con desdén: “Sería mejor que te arrodillaras y pidieras perdón a este soberano. Quién sabe, este soberano podría dejar uno o dos huesos intactos cuando te aplaste más tarde.”

“¡Es una lástima que ya no tengas la oportunidad!”

El aura oscura surgió y la garra de Xuanyuan Wentian golpeó y el espacio circundante inmediatamente se congeló.

“¡Ten cuidado!” Las llamas en el cuerpo de Feng Xue’er se elevaron mientras ella se paraba frente a Xuanyuan Wentian incluso antes de que la Pequeña Emperatriz Demonio tuviera una oportunidad.

Xuanyuan Wentian miró feroz mientras su palma pasaba por delante de las llamas y golpeaba directamente hacia el pecho de Feng Xue’er. “Mue…”

Su grito ni siquiera había sido completado antes de que se cortara bruscamente. Parecía como si alguien de repente lo hubiera ahogado y su rostro se hubiera congelado súbitamente; Incluso el golpe de palma que había lanzado fue desviado.

Con un ‘boom’ ensordecedor, las Llamas del Fénix que originalmente eran inofensivas para Xuanyuan Wentian habían pasado a través del aura de oscuridad del que repentinamente había perdido el control y golpeado firmemente en su rostro. Xuanyuan Wentian soltó un grito miserable cuando fue enviado a volar y todo su cuerpo fue rápidamente envuelto en las llamas escarlatas.

Enviar a Xuanyuan Wentian a volar en un solo golpe causó que Feng Xue’er quedase aturdida.

“Ahh… ¿qué… qué pasó?” Xuanyuan Wentian extinguió las Llamas del Fénix sobre él de prisa y miró su mano con incredulidad. Tenía una expresión de extrema incredulidad; Era como si hubiera visto un fantasma en este momento.

Yun Che al instante tuvo una expresión de agradable sorpresa.

“¡Im… imposible… esto es imposible!” Xuanyuan Wentian gritó de rabia y sus ojos dejaron escapar una mirada feroz una vez más. Empuño la Espada del Diablo de la Noche Eterna y la balanceó hacia Yun Che.

Sin embargo, justo cuando él se levantó en el aire, todo su cuerpo tembló y cayó hacia atrás rígidamente. Su cuerpo entero se estremeció y tembló incontrolablemente. “Imposible… este soberano obviamente… completamente… imposible…”

Fen Juechen… ¡Es Fen Juechen!” Gritó Yun Che, sorprendido. Anteriormente, cuando llamó a Fen Juechen, fue sólo un intento que hizo debido a la falta de planes. En su corazón, no tenía demasiadas esperanzas. Porque hace tres meses, cuando Xuanyuan Wentian se dio cuenta de que el alma residual de Fen Juechen seguía en pie, definitivamente habría intentado erradicarla completamente con todas sus fuerzas.

Sin embargo, la conciencia de Fen Juechen todavía no fue completamente erradicada. Aún más, el poder liberado por esa alma reticente e implacable estaba afectando obviamente a Xuanyuan Wentian en gran medida.

¡Esta era la conciencia restante de esperanza y una posibilidad de supervivencia que Fen Juechen había arriesgado por ellos! Yun Che se precipitó instantáneamente como un relámpago y golpeó con la Espada Heaven Smiting Devil Slayer el cuerpo de Xuanyuan Wentian.

El cuerpo de Xuanyuan Wentian, que había perdido el control, ni siquiera hizo un intento de defensa cuando fue arrastrado por la gran espada y lanzado a varios kilómetros de distancia. Antes de que pudiera conseguir levantarse, Yun Che se había apresurado una vez más, reuniendo toda la fuerza dentro de él, encendiendo las Llamas del Cuervo Dorado en la Espada Heaven Smiting Devil Slayer y golpeando el cuerpo de Xuanyuan Wentian una vez más.

BOOOOOOOOOOOM…

A pesar de que su fuerza no estaba en el nivel de Xuanyuan Wentian, la Espada Heaven Smiting Devil Slayer era una pesadilla para la energía profunda diabólica. Con cada oscilación, Yun Che haría que Xuanyuan Wentian gritara miserablemente y el suelo debajo se rompería bajo el impacto.

“¡¡Ahhhhhh!!”

Xuanyuan Wentian gritó miserablemente y el aura de oscuridad en él repentinamente surgió y golpeó violentamente a Yun Che. Su cuerpo se balanceó y respiró pesadamente antes de cargar histéricamente hacia Yun Che.

¡Bang!

La Espada Heaven Smiting Devil Slayer chocó directamente con la palma negra de Xuanyuan Wentian. El cuerpo de Yun Che tembló y sus dos brazos estaban adoloridos cuando fue lanzado a cientos de metros de distancia, la sangre y la energía en su cuerpo se agitaban dentro de su pecho. Levantó la mirada con firmeza y gritó: “¡Fen Juechen, dado el camino en el que estas ahora, no puedes obtener venganza personalmente en esta vida! ¡¡Sin embargo… si puedo vivir después hoy, mataré personalmente a Xuanyuan Wentian un día!!”

Este grito de Yun Che parecía apuñalar varias miles de agujas venenosas en el alma de Xuanyuan Wentian. El alma residual que acababa de ser suprimida por él estaba ahora llena de una fuerza inimaginable, la cual golpeó violentamente su conciencia y se entrelazó…

“¡Arghhhhhhh!”

Xuanyuan Wentian gritó miserablemente. Su cuerpo, que estaba a punto de levantarse repentinamente se arrodilló, y sus manos sujetaron su cabeza fuertemente mientras su cuerpo se convulsionaba de dolor. “AHHHHHHH… Por… Por qué… ¿Por qué no.… has sido… destruido…? ¡¡ahhhhhh!!”

“¡Porque él es Fen Juechen!”

Yun Che rugió enojado, reunió todas sus fuerzas y estrelló la Espada Heaven Smiting Devil Slayer contra Xuanyuan Wentian… Debido a la crisis mental de Xuanyuan Wentian, había perdido una gran cantidad de control sobre su cuerpo y su fuerza, y fue violentamente cortado por Yun Che en la cabeza.

¡¡Boom!!

El cerebro de Xuanyuan Wentian parecía estar lleno de millones de moscas que zumbaban constantemente. Su cuerpo ensangrentado fue enviado a volar como un fardo de paja.

“Tú… Tú…” Xuanyuan Wentian se tendió en el suelo mientras todo su cuerpo convulsionaba. A pesar de varias luchas, no podía ponerse de pie. Se dio la vuelta, sus ojos que llevaban un resplandor negro miraban firmemente a Yun Che. Su cara se contorsionó y justo cuando estaba a punto de decir algo, de repente vio que la Pequeña Emperatriz Demonio y Feng Xue’er se habían reunido y estaban de pie al lado de Yun Che.

Al mismo tiempo que estas palabras fueron dichas, Xuanyuan Wentian fracturó cinco de los dientes en su boca. La Espada del Diablo de la Noche Eterna voló rápidamente, lo levantó y lo llevó hacia el norte como un destello de relámpago negro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s