ATG – Capítulo 861 – Loto de Fuego del Mundo Ardiendo

La Pequeña Emperatriz Demonio y Feng Xue’er se quedaron perplejas durante un corto período de tiempo ante la anomalía de Xuanyuan Wentian, pero inmediatamente después, de repente sintieron que la intención de matar de Xuanyuan Wentian se elevaba de forma explosiva. Además, la intención de matar fue fijada en Yun Che… y solo en él.

Los corazones de las dos niñas dieron un vuelco al mismo tiempo, y Xuanyuan Wentian simultáneamente soltó un rugido furioso también. Todo su ser era como una bestia salvaje dormida. Llevando un aura oscura que llenaba los cielos, él se precipitó por encima.

Feng Xue’er y la Pequeña Emperatriz Demonio cargaron a la velocidad del rayo. Al igual que la erupción de los volcanes, dos masas de llamas divinas envolvieron a Xuanyuan Wentian.

“¡¡Largo!!”

Xuanyuan Wentian blandió su espada, rebanando un arco de espada color negro dentro del mar de llamas. En un instante, decenas de miles de haces de espada explotaron desde la Espada del Diablo de la Noche Eterna y cada haz de espada era negro y distorsionado, como si fueran millones de fantasmas originados de las grietas del infierno. Incluso los sonidos espaciales de desgarramiento eran espantosos como los aullidos oscuros del inframundo.

“Chachacha…”

Los haces de espada atravesaron el mar de llamas que envolvía el cielo. Los sonidos de la mezcla entre ardor y desgarramiento eran aún más estridentes y punzantes que los sonidos de la ruptura espacial. Sin embargo, el poder de Xuanyuan Wentian sobrepasaba por mucho al de Feng Xue’er y la Pequeña Emperatriz Demonio. Aunque la mitad de los haces de la espada se quemaron, las Llamas del Fénix y las Llamas del Cuervo Dorado quedaron completamente destrozadas por el corte. Cuando Xuanyuan Wentian hizo su segundo ataque de espada, la luz negra irrumpió ferozmente en el derrumbante mar de llamas.

Feng Xue’er y la Pequeña Emperatriz Demonio gimieron al mismo tiempo y fueron mandadas a volar despiadadamente por la inmensa energía de la oscuridad, sus auras profundas protectoras quedaron apenas a un paso de ser destrozadas. Antes de que pudieran recuperar sus sentidos, sus alrededores repentinamente destellaron con una luz negra, y el espacio fue rápidamente encerrado en medio de su distorsión. Dos cortinas de luz negra se juntaron justo después, entrelazando fuertemente sus dos cuerpos y extinguiendo instantáneamente sus llamas.

¡Prisión de la Oscuridad!

Sin embargo, Xuanyuan Wentian no aprovechó esta oportunidad para continuar atacándolas. Sin escatimar en ellas otro momento de preocupación, se dirigió directamente hacia Yun Che con una intensa intención de matar.

“¡Gran Hermano Yun!” Feng Xue’er palideció de shock. Ella y la Pequeña Emperatriz Demonio eran básicamente incapaces de bloquear los ataques de Xuanyuan Wentian, y menos aún el propio Yun Che.

Pequeña Emperatriz Demonio. “¡!”

La Pequeña Emperatriz Demonio luchó en la Prisión de la Oscuridad con todas sus fuerzas. En su frente, la huella del Cuervo Dorado brilló, liberando un perforante brillo dorado. Las apagadas Llamas del Cuervo Dorado en su cuerpo se encendieron ferozmente y después de un fuerte ‘bang’, ella se deshizo forzosamente de la oscura jaula.

Habiéndose escapado de la jaula, la Pequeña Emperatriz Demonio juntó las llamas de todo su cuerpo entre sus dos manos. Una gigantesca espada hecha de llamas doradas se extendió en los cielos mientras cortaba ferozmente hacia la espalda de Xuanyuan Wentian.

La ‘Aniquilación Dorada’ poseía una energía de aniquilación absoluta; Incluso alguien tan fuerte como Xuanyuan Wentian indudablemente sería herido si fuera golpeado directamente con ella. La Pequeña Emperatriz Demonio no esperaba que esto pudiera dañar mucho a Xuanyuan Wentian en lo más mínimo, sino que ella quería forzarlo a darse la vuelta y defenderse o evadirlo.

Sin embargo, como si no lo hubiese notado en lo más mínimo, Xuanyuan Wentian no tenía ninguna intención de esquivarlo o darse la vuelta para defenderse y siguió cargando directamente hacia Yun Che. El aura oscura surgió de la Espada del Diablo de la Noche Eterna y luego rápidamente apuñaló hacia adelante. “Yun Che… ¡¡Muere!!”

Un gigantesco haz de espada negro se disparó desde la punta de la espada, abriendo un oscuro pasaje espacial mientras disparaba hacia Yun Che y llevaba un poder aniquilador.

En el momento en que este haz de espada salió disparado, incluso la multitud que estaba separada por una barrera protectora a varias docenas de kilómetros de distancia fueron capaces de sentir los vientos extremadamente aterradores como el infierno y la presencia de la muerte.

Xiao Yun y el resto ensancharon sus ojos al soltar rugidos aterrorizados. Incluso las pupilas de Yun Qinghong se habían encogido.

“¡Gran Hermano Yun!” En medio de un ruido explosivo, Feng Xue’er también se deshizo forzosamente de la Prisión de la Oscuridad. Sin embargo, ella era básicamente incapaz de detenerlo a tiempo. Ella observó impotente mientras el haz de espada oscuro se acercaba al pecho de Yun Che.

La presión de oscuridad extremadamente densa sumada a la presencia de la muerte hizo que Yun Che sintiera que su cuerpo había caído en una cueva de hielo. Él se retiró con todas sus fuerzas y la energía profunda en todo su cuerpo fue desatada de una manera enloquecida.

“¡Bloqueo de Sol del Sello de la Nube!”

La barrera del Dios Maligno se expandió, pero esa presencia de muerte aún se acercaba con incomparable claridad.

No es suficiente…

Los ojos de Yun Che se hicieron más severos. Un rayo de color cian del Mango Profundo se disparó desde su brazo y se reunió con el haz de espada. Al mismo tiempo, las llamas en su cuerpo instantáneamente se tornaron de una luz azul. Mientras se retiraba rápidamente, varias docenas de Árboles del Final Congelado crecieron rápidamente bajo sus pies, y entre ellos, había incluso espesas paredes de hielo, numeradas en los varios cientos.

Cuando se trataba del poder destructivo, el Arte Divino del Final Congelado era mucho más débil que las Llamas del Fénix y las Llamas del Cuervo Dorado. Sin embargo, si se trataba únicamente de defensa, el Arte Divino del Final Congelado tenía una enorme ventaja.

¡¡¡Boom!!!

Con una fuerte reverberación, los rayos del Mango Profundo y la espada oscura chocaron sin piedad entre sí, haciendo que el Mango Profundo se dispersara en un instante. El oscuro haz de espada, que llevaba los aullidos de la muerte, siguió avanzando aceleradamente, destrozando todos los Árboles del Final Congelado y las paredes de hielo en medio de ruidos consecutivamente aplastantes.

Después de atravesar todas las capas de hielo, el oscuro haz de espada ya había sido reducido a la mitad de su tamaño anterior, sin embargo, todavía estaba liberando una presión incomparablemente aterradora mientras golpeaba sin piedad el cuerpo de Yun Che.

Un chillido muy agudo sonó. Innumerables grietas surgieron en la barrera de Dios Maligno antes de que se rompiera directamente. El haz de luz de la espada oscura también se había derrumbado inmediatamente después, pero la onda de choque de su energía todavía había arrastrado al cuerpo de Yun Che, haciéndolo volar lejos.

Aunque el oscuro haz de espada se había roto, una intención de espada inmortal había envuelto a Yun Che dentro, cortando instantáneamente cientos de cicatrices en el cuerpo de Yun Che. Yun Che encendió rápidamente las Flamas del Fénix, extinguiendo todas estas terroríficas intenciones de espada… Y al mismo tiempo, la ‘Aniquilación Dorada’ de la Pequeña Emperatriz Demonio había aplastado despiadadamente la espalda de Xuanyuan Wentian.

Bajo las llamas doradas, la feroz y aterradora oscuridad del aura del diablo en el cuerpo de Xuanyuan Wentian fue rebanada fácilmente. El rayo dorado se expandió salvajemente, aniquilando todas sus capacidades defensivas mientras explotaba ferozmente en la espalda de Xuanyuan Wentian.

Xuanyuan Wentian soltó un grito. La sangre salpicó de su espalda y la sangre negra carmesí que voló fue completamente aniquilada por las Llamas del Cuervo Dorado. Un olor acre y a quemado rápidamente se filtró en el aire y todo su cuerpo fue enviado cruelmente a volar como una bala de cañón.

Sin embargo, la Espada del Diablo de la Noche Eterna en la mano de Xuanyuan Wentian repentinamente se deslizó y salió volando, disparando un haz de espada que llevaba una estruendosa aura de oscuridad y perforando en dirección a la Pequeña Emperatriz Demonio.

Los vestigios de las llamas doradas no pudieron bloquear el espantoso haz de luz de la Espada del Diablo de la Noche Eterna y el velo de fuego fue instantáneamente penetrado. Aunque la Pequeña Emperatriz Demonio lo había esquivado, el oscuro haz de espada todavía le atravesó el brazo izquierdo. La Pequeña Emperatriz Demonio dejó escapar un doloroso gemido y su cuerpo se retiró varias decenas de metros, mientras manchas de sangre roja brillante fluían por su brazo izquierdo y sus labios.

Sin embargo, ella no prestó atención a sus heridas e incluso desencadenó ferozmente toda su energía profunda, ignorando las consecuencias de empeorar intensamente sus heridas. Un gigantesco loto de fuego de oro puro floreció explosivamente por debajo, liberando una luz dorada comparable al sol mientras se acercaba a Xuanyuan Wentian.

Por otro lado, la energía de las Llamas del Fénix de Feng Xue’er también había explotado completamente. Por encima de la cúpula de llamas, un loto rojo carmesí floreció orgullosamente, apilando mil capas de pétalos que llenaron el espacio de varios kilómetros en un abrir y cerrar de ojos. Llevando el poder que podría quemar el cielo y arrasar el suelo, entonces comenzó a envolver a Xuanyuan Wentian, y en el momento de su acercamiento, todos los pétalos llameantes instantáneamente se atrajeron.

Los dos lotos de llamas divinas que estaban en los límites absolutos de este mundo, el Loto de Fuego del Purgatorio de los Registro del Cuervo Dorado del Mundo Ardiendo por debajo y el Loto Demoniaco de la Estrella Abrasadora de la Oda Mundial del Fénix por arriba, convergieron entre la deslumbrante luz encendida, enterrando despiadadamente a Xuanyuan Wentian dentro.

Boom—

Dos magníficos lotos llameantes estallaron con un poder increíblemente catastrófico al mismo tiempo, y los tornados de energía que aparecieron implacablemente expulsaron a Yun Che, quien había logrado recobrar el aliento después de ser atacado por Xuanyuan Wentian.

Los explosivos sonidos de los lotos llameantes sacudieron la tierra. Sin embargo, el interior de la Ciudad Imperial del Demonio Ilusorio estaba en un silencio mortal. Todo el mundo tenía la boca abierta, sus ojos miraban sin pestañear, algunos sospechaban que quizás estaban soñando. Aparte del eterno resplandor ardiente, no se veía nada más en su línea de visión.

Enterrado por estos dos lotos de las llamas más terroríficas del mundo, incluso si fuera un experto incomparable tan fuerte como Huangji Wuyu y Qu Fengyi, él o ella sería completamente quemado en la nada en un corto período de tiempo, sin la más mínima lógica de supervivencia. Sin embargo, las expresiones de la Pequeña Emperatriz Demonio y Feng Xue’er no se relajaron en lo más mínimo. Las llamas en sus cuerpos se quemaban intensamente y sus manos abiertas mantenían el poder de sus llamas a toda potencia.

Debido a que en el centro de los dos lotos llameantes, la aterradora aura de oscuridad no ardía a la muerte, sino que luchaba violentamente… Y su lucha era cada vez más vigorosa.

¡¡Bang!!

Un rayo de luz negro atravesó repentinamente los lotos de fuego, disparándose como un láser. Siguiendo después fueron dos… cinco… docenas. Las expresiones de la Pequeña Emperatriz Demonio y Feng Xue’er se hundieron. Las llamas de sus cuerpos volvieron a surgir cuando reprimieron con dificultad esas docenas de rayos de luz negra.

El aura de oscuridad que una vez más había sido suprimido por el poder divino de las dos llamas de fuego había llegado aparentemente a sus límites; su lucha repentinamente comenzó a debilitarse y lentamente se volvió silencioso. Sin embargo, antes de que la Pequeña Emperatriz Demonio y Feng Xue’er pudieran lanzar suspiros de alivio, un rugido parecido a un trueno resonó a través del aire vacío y también dentro de sus almas.

Como el despertar de una vil bestia primordial que había permanecido inactiva durante diez mil años, un rayo de luz negro explotó ferozmente en los dos lotos flotantes reunidos. La oscuridad instantáneamente abrumó la luz ardiente y abrasadora que se extendía por todo el cielo y la tierra. Los dos mundos de los lotos flameantes y ardientes se rompieron en millones de fragmentos de fuego, al mismo tiempo, en el espacio circundante cráteres llenaron la tierra.

Feng Xue’er y la Pequeña Emperatriz Demonio sufrieron graves heridas en todos sus cuerpos y fueron enviadas a volar como hojas residuales entre los oscuros tornados. El impecable vestido de color arco iris y el ardiente vestido de Fénix color rojo fueron instantáneamente teñidos en sangre.

Xuanyuan Wentian, quien había destrozado los dos lotos de llamas divinas, tenía todo su cuerpo carbonizado, pero el aura de oscuridad en su cuerpo seguía siendo tan aterradora como la de un Dios Diablo. Dejó escapar una sonora risa arrogante. “Pensar en matar a este soberano con sólo ustedes… ¡Qué sueño tan tonto! Hahahaha…”

En ese instante en que se separaron los lotos de fuego, la figura de Yun Che había penetrado a través de capas de tornados de oscuridad como un meteorito, llegando detrás de él. Con toda su fuerza reunida en la Espada Heaven Smiting Devil Slayer, él atacó hacia Xuanyuan Wentian.

“¡¡¡Destruyendo el Cielo Diezmando la Tierra!!!”

Boom–

La fuerte risa de Xuanyuan Wentian se detuvo. Antes de que los bramidos de los tornados de oscuridad se hubieran esparcido, otra fuerte reverberación similar al trueno profundo del Noveno Cielo resonó cuando la Espada Heaven Smiting Devil Slayer se estrelló sólidamente contra la espalda de Xuanyuan Wentian… El cuerpo de Xuanyuan Wentian se hundió ferozmente. No importaba lo fuerte que fueran sus habilidades, él acababa de liberarse bruscamente del entierro de dos grandes lotos llameantes, y su energía profunda de oscuridad había sido vaciada por un corto período momento. No podría bloquear completamente el golpe de espada que llevaba el poder de Yun Che.

La espada se estrelló directamente contra el cuerpo de Xuanyuan Wentian, y la espada de color bermellón se incrusto una pulgada en su espalda.

“¡¡Guaaaaaah!!”

Al igual que una bestia salvaje en desesperación, Xuanyuan Wentian lanzó un rugido del dolor causado por el daño de la Espada Heaven Smiting Devil Slayer. Sus ojos lanzaron repentinamente un aterrador resplandor negro y los músculos de su espalda se abultaron capa tras capa, explotando ferozmente justo después. Varias decenas de manchas de sangre se dispararon hasta treinta metros, y la incomparablemente grande y aterradora energía de oscuridad sacudió a la Espada Heaven Smiting Devil Slayer y al cuerpo de Yun Che.

Yun Che dejó escapar un gemido y la Espada Heaven Smiting Devil Slayer casi se le escapó de las manos. Todo su ser era como un cometa que tenía la cuerda suelta; Fue enviado a volar muy lejos, mientras arrastraba una larga corriente de sangre detrás de él.

“¡Este soberano… desgarrará tu cadáver en mil pedazos!” La espalda de Xuanyuan Wentian fue purgada con sangre y carne; Un largo resplandor rojo carmesí estaba impreso profundamente sobre su espalda. El dolor torturante estimulaba su rabia y su locura, y como una bestia salvaje, con todos sus instintos encendidos, se precipitó hacia Yun Che en medio de sus gritos.

“¡¡!!” La Pequeña Emperatriz Demonio acababa de detener su cuerpo cuando vio esta escena, sacudió tremendamente su cuerpo y corazón. Ya no se preocupó de sus heridas mientras se elevaba al cielo con todas sus fuerzas, bloqueando el camino de Xuanyuan Wentian. Varias docenas de Llamas del Cuervo Dorado se incendiaron rápidamente, chocando contra Xuanyuan Wentian.

No sólo la Pequeña Emperatriz Demonio resultó herida tanto interna como externamente, la reacción violenta del loto de fuego había causado que la energía profunda de todo su cuerpo estuviera en un caos. El poder de las Llamas del Cuervo Dorado que lanzó fue mucho más débil que antes, así que ¿cómo podría luchar contra Xuanyuan Wentian, cuya fuerza estaba meramente debilitada por una cantidad insignificante, aunque había recibido daño?

Xuanyuan Wentian barrió su mano que estaba envuelta en un aura negra y una gran palma de color negro se estiró a través del aire, absorbiendo instantáneamente todas las Llamas del Cuervo Dorado. Los ojos de la Pequeña Emperatriz Demonio se volvieron helados mientras se presionaba para condensar la Aniquilación Dorada en sus dos manos y golpear la palma negra.

“Pfft.”

Con un sonido apagado, las llamas doradas se dispersaron directamente. La expresión de la Pequeña Emperatriz Demonio palideció mientras escupía una bocanada de sangre. Su conciencia se deshizo instantáneamente y su cuerpo pequeño y débil cayó al fondo.

One response to “ATG – Capítulo 861 – Loto de Fuego del Mundo Ardiendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s