RTW – Capítulo 165 – Persecución

Traductor: Ben.
(7/8)

Relámpago viajó de ida y vuelta entre el Pueblo Fronterizo y las colinas del sur, mientras los pergaminos en sus manos lentamente quedaban más completos.

Esta era la tarea recién reciba, junto con Soraya, ella tenía que dibujar un mapa de la frontera occidental.

Al volar junto Soraya, su altitud de vuelo era reducido significativamente, haciendo horriblemente difícil volar sobre el bosque. Así que primero dibujaría el contorno aproximado de la topografía, y más tarde con Soraya, ellas dibujarían la imagen exacta. Usando su pluma mágica, el mapa se vería como una vista desde el aire, cada detalle parecía totalmente natural.

Después de que un pergamino era completado, Relámpago se daría la vuelta, y volaría de regreso al Pueblo Fronterizo. Hoy, Después de algunos meses de entrenamiento, su velocidad de vuelo sólo se hizo más y más rápido. De acuerdo al método de cálculo enseñado por el príncipe Roland, su velocidad máxima de vuelo casi había alcanzado los ciento veinte kilómetros por hora. A esta velocidad, el fuerte viento venidero le hacía casi imposible abrir los ojos.

Debido a este problema, Relámpago pensó que ya había alcanzado su límite, pero el día de anteayer, Su Alteza Real le había dado un regalo una banda para la cabeza hecha de cuero, con dos anillos de cobre sobre él. Incrustado dentro de estos anillos de cobre había un puro y transparente vidrio, permitiéndole, siempre y cuando usara la banda para la cabeza, ser inmune al viento venidero.

Su Alteza Real había dicho que esta banda para la cabeza era llamada ‘gafas a prueba de viento’, y que de hecho eran fáciles de hacer, derritiendo un poco que cristalería. También había dicho que, usando esa banda para la cabeza se perecería más a Ezreal.

Relámpago no sabía quién era esta persona Ezreal, pero se dio cuenta que, aunque la banda para la cabeza estaba hecha de cuero, anillos de cobre y lentes de vidrio, aun así, había tomado mucho esfuerzo para armar algo como esto. El pedazo completo de cuero tenía una estructura de doble capa en él para que se pudiera envolver estrechamente al interior de los anillos de cobre. Y también, para evitar que se preocupe que la banda de cuero rasgue su piel, la banda para la cabeza tenía algo similar a una hebilla de cinturón, con el cual ella podría ajustar el tamaño. Mirándolo, no daba la impresión de que era algo que fue hecho casualmente.

Ella inmediatamente se enamoró de este regalo, casi al extremo de que quería usarlo incluso cuando dormía. Ahora, sólo tenía que bajar las gafas, y podría volar más y más rápido, si tomar más en cuenta el impacto del viento silbante.

No tomaría mucho tiempo antes de que Relámpago alcanzara el pueblo, había planeado regresar al castillo y pasarle el nuevo mapa a Soraya, pero en ese preciso momento una figura pálida repentinamente barrió al pasar en la esquina de sus ojos.

Mirando al lado, Relámpago vio a una paloma con sus alas extendidas planeando en la dirección de la Fortaleza Longsong. Las palomas no eran aves muy raras, pero ésta era muy diferente, realmente era demasiado grande para ser una paloma normal, simplemente las alas serían suficientes para satisfacer su estómago por el lapso de un día entero.

Relámpago tuvo que tragar saliva, recordó la época cuando aún vivía en la isla y atrapó algunos pescados voladores con sus manos para más tarde rostizarlos sobre el fuego.

Ahora, al vivir bajo el techo de Su Alteza, a pesar de que la comida es muy rica, tener que comer pan con mantequilla y sopa de hongos por meses al final, para ella la comida había empezado a perder el sabor, así que si podía atrapar una paloma para rostizarla…

Alcanzando el paquete de sal y pimienta pegado a su cintura, había tomado su decisión.

Dándose la vuelta, Relámpago voló en línea recta hacia la paloma y la paloma rápidamente se percató del acercamiento del acompañante no invitado. Inmediatamente desplegó sus alas, dirigiéndose hacia abajo y pareciendo querer taladrar dentro de los árboles, para deshacerse de este amenazante cazador.

Viendo esta escena desarrollarse frente a ella, Relámpago estaba sorprendida, nunca había pensado que una paloma podía ser así de inteligente. Algunos segundos después, una amplia sonrisa se extendió por toda su cara, y con un giro repentino, siguió a la paloma mientras voló hacia abajo. Desde que Los Meses de Los Demonios ya habían terminado, la pequeña niña tenía la confianza suficiente de que nada podía escapar por debajo de su vista.

Por un momento la paloma todavía rozaba sobre la cima de los árboles, pero un momento más tarde bajó aún más su altitud, entrando al bosque y volando extremadamente cerca del suelo. Sin embargo, la distancia entre ella y su cazadora sólo se acortó más y más, no importa cuánto batiera las alas, no podía deshacerse de la persecución de Relámpago.

El denso bosque quedó atrás, y el sol ocasionalmente brillaría entre las ramas, convirtiéndose en partes de luz y sombras. Hasta que finalmente volaron a través de un espacio abierto, y sus alrededores repentinamente se volvió amplio y claro. Tomando esta oportunidad, Relámpago llevó su velocidad al máximo, instantáneamente abrazando a la paloma por detrás y cayendo al suelo.

La paloma luchó pesadamente, tratando de liberarse de su agarre. Relámpago ya había sacado su daga de su cintura, lista para terminar la caza, pero en ese preciso momento la paloma abrió su pico, “No, ¡Gu! ¡Ayúdenme! ¡Gu!”

La pequeña niña estaba tan sorprendida, que casi lanzó su cuchillo lejos. Pero rápidamente recupero su racionalidad, y preguntó, “Tú, ¿Eres una bruja?”

Como respuesta, la paloma asintió.

“Y pensé que finalmente probaría otro tipo de sabor,” Relámpago suspiró lamentándose, guardando su cuchillo. “Mi nombre es Relámpago, ¿Cuál es tu nombre?”

La otra se expandió en una esfera, y luego se convirtió en su forma humana, “Maggie, ¡Realmente querías comerte un ave!” se quejó la mujer.

“Ya he comido un montón de ellos antes.” Relámpago simplemente encogió los hombros en respuesta. Extendió su mano para levantar a Maggie. De repente, una cuenta rodó del pecho de Maggie, rebotando en el suelo un par de veces, sólo para caer en un pequeño agujero. Cuando Relámpago se acercó rápidamente para levantar la cuenta, queriendo devolvérsela a Maggie, sin embargo, se dio cuenta de que la cuenta roja como de vidrio con algunas extrañas letras grabadas en él, le parecía muy familiar.

Después de fruncir por un momento, jaló una cuerda de su cuello, y lentamente saco un pendiente rojo de su pecho. Colocando ambos en sus manos para compararlos, se dio cuenta que el patrón era exactamente el mismo.

“¿Qué?” Entró en pánico Maggie quien estaba asomándose desde su espalda de Relámpago. “¿Por qué tienes un rastro?”

“Un rastro… ¿Qué es eso?”

“¿No sabes lo que es? Esta cosa puede responder a una piedra mágica, permitiéndole al portador de la piedra localizar tu posición.” Maggie repentinamente se detuvo, “No, ¿incluso por qué tengo que decirte esto a ti? Justo ahora, ¡Querías comerme!”

“¿Tienes tal piedra mágica?”

“Lo tengo,” Maggie asintió su cabeza.

“Así que, ¿Puedes encontrar mi posición?” preguntó Relámpago curiosamente.

“No, debe concordar con la piedra mágica para poder localizar el correspondiente rastro.”  Respondió ágilmente esta vez, “Y sólo nosotras las brujas podemos usarlo. Si no sabes ya esto, ¿Cómo fuiste capaz de incluso obtener uno?”

“Fue mi padre quien me lo dio,” Relámpago le devolvió la cuenta a Maggie. “¿Qué hay de ti?”

“No te lo diré,” respondió Maggie a regañadientes, pero luego miró curiosamente a la otra niña. “Tú perteneces a La Asociación de Cooperación de Brujas, y Ashes dijo, que ustedes no quieren abandonar el Pueblo Fronterizo.”

“Perteneces a su lado?” Relámpago retorció sus labios en desdén, “Y pensé que eras una bruja quien fue atraída por el rumor. Aquí nosotras las brujas tenemos una buena vida, ¿Por qué deberíamos irnos?”

“Por el peligro ah, la Iglesia tal vez venga aquí en cualquier momento, trayendo sus ejércitos con ellos.”

“Un explorador nunca se echará atrás de algo sólo porque es peligroso,” cuando Relámpago lo dijo en voz alta, su rostro se puso ligeramente rojo, bueno… La torre de piedra no cuenta. Sólo es cuestión de tiempo antes de que visite la ruina nuevamente, y para entonces debo ser la primera en entrar al sótano.

“Más aún, Su Alteza Roland Wimbledon tiene un montón de inventos increíbles, mientras los veas por primera vez, inmediatamente serás atraídos a ellos. Uno puede convertir una pelota del tamaño de un puño en un arma (Las balas de cañón), y cuando alguien es golpeado por él, se vuelven en pedazos.”

“¿De verdad? ¿Puedes llevarme a verlos?” exclamó Maggie en admiración.

“Eso no pasará, a menos que te unas a La Unión de Brujas, y te vuelvas una de nosotras.”

“Pero tengo que regresar con Ashes…” dudó Maggie.

“Entonces puedes regresar después, ah,” Relámpago siguió coaccionando.” Aquí puedes divertirte un montón. Tenemos máquinas que se mueven solas usando agua caliente, también hay armas los cuales son capaces de atacar a una distancia de mil metros, uh… ¿Te preguntas que tan lejos son mil metros? Con todo y todo, es muy lejos, si ves a personas a una distancia de un kilómetro, ellos parecerán del tamaño de una rama de árbol.”

Haciendo muchos gestos con sus manos y pies, “Hay incluso muchas más posibilidades de ir a jugar dentro del Bosque Oculto. Cosas como picar panales, juntar tantos hongos que no podrías contarlos, y cazar aves y jabalíes son todos muy interesantes. Remover las pieles y rostizarlos sobre la fogata. Simplemente tienes que espolvorear un poco de sal y pimienta en ellos, y podrás saborear y comer tanta deliciosa carne como quisieras.”

“¿De verdad?” Maggie no podía evitar sino empezar a lamerse los labios.

“¿Por qué debería mentirte?” Relámpago enganchó su brazo alrededor del hombro de Maggie, “Por otro lado, ¡tal vez incluso vayamos a cazar un ave y lo rosticemos, ahora mismo!”

Notas:

Ezreal o Izawa Riel, Roland lo menciona cuando conoce a Relámpago.

Imagen 1

Imagen 2

3 respuestas a “RTW – Capítulo 165 – Persecución

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s