RTW – Capítulo 160 – Confrontación

Traductor: Lurixer.
(2/8)

Roland ya había corregido los diseños de la bala del Revolver hace mucho tiempo. Después de todo, las balas circulares de plomo y la pólvora suelta eran un arreglo simplemente demasiado arcaico. Teniendo en cuenta la capacidad de procesamiento de Anna, debería ser factible para ella fabricar directamente los casquillos1 para la munición. El problema era que no existía un detonador fiable, que pudiera encender el cartucho de la bala que estaba lleno de pólvora.

El casquillo externo de la munición se fabricaba generalmente con fulminato de mercurio que era muy sensible a los impactos. Cuando se disparara el percutor y golpeara la base de la bala, el fulminato de mercurio se encendería, lo que encendería la polvora, expulsando la bala de la cámara.

Era una lástima que, incluso después de romperse la cabeza sobre ello, todavía no podía recordar las materias primas necesarias para el fulminato de mercurio. Desde un punto de vista literal, definitivamente necesitaría ácido nítrico y mercurio. Sin embargo, si miraba el resultado de la ecuación química que había escrito, se hacia evidente que estas dos sustancias sólo producirían ácido nítrico juntas.

Además, conocer las materias primas no era lo mismo que tener una producción fluida de productos utilizables. Roland todavía tendría que descubrir la concentración correcta y la temperatura para el proceso reactivo, y si todavía necesitaba agregar otro catalizador o no, también era un punto crucial que tendría que averiguar antes de terminar el producto.

Por otra parte, debido a las propiedades sensibles del mercurio, la fabricación se consideraba un proceso muy peligroso, y si explotaba, uno podría perder fácilmente algunos dedos, por lo que Roland tenía miedo de probarlo personalmente.

Así que Roland tuvo que conformarse con la segunda mejor opción, usar una caja de munición de metal, pero manteniendo el encendido del antiguo fusil de chispa, lo que requeriría que la chispa pudiera entrar en el interior de la caja de munición para encender la pólvora. Por lo tanto, tendría que dejar un agujero en el fondo de la caja de munición, pero todavía tendría que encontrar un método que evitara la fuga de pólvora.

Obviamente, estos dos puntos eran contradictorios entre sí: cuanto mayor fuese la apertura, mayor sería la fuga de pólvora. Sin embargo, si la abertura era demasiado pequeña, sería demasiado difícil para la chispa encender la pólvora.

Necesitaba algo que permitiera que la chispa encendiera la pólvora, mientras que al mismo tiempo bloqueara el agujero, para evitar la fuga de la pólvora.

Roland pensó primero en la piroxilina, que también se conocía como nitrocelulosa.

Era también una de las pocas sustancias químicas que todavía recordaba y que también podía utilizarse para armas, debido a que poseía un método de producción tan simple: el algodón tenía que estar empapado en dos tipos fuertes de ácidos. Los dos ácidos que utilizaba eran el ácido sulfúrico comúnmente disponible y el ácido nítrico, y no habría peligro de producirlos. Aunque todavía quería esperar optimistamente al nuevo alquimista, en este momento, donde tenía un plazo de siete días, decidió arremangarse las mangas y ponerse a trabajar.

Tomando la pluma, Roland comenzó a anotar la idea que ya había tenido en su cabeza durante mucho tiempo.

El primer ingrediente que necesitaba era el algodón, y los mejores hilados de algodón eran los que no estaban tejidos o teñidos, y era precisamente este tipo de algodón el que había traído de su visita al castillo del Duque y que ahora también se estaba acumulando dentro de los almacenes de su castillo. El hilado de algodón necesitaba pasar por un proceso de extracción de aceite. De lo contrario, la grasa unida a su superficie evitaría la nitrificación.

Ya estaba familiarizado con las cosas necesarias para eliminar el aceite, utilizaría el hidróxido de sodio, que también se conocía comúnmente como soda cáustica. Al mismo tiempo, era también una de las materias primas necesarias para hacer el jabón: Para producir jabón, uno tendría que agregar la grasa a la soda cáustica, y después revolver hasta que se hiciera sólido. Posteriormente podría ser utilizado como jabón de lavado. Pero Roland había estado demasiado ocupado desarrollando la tecnología industrial y agrícola y defendiendo al Pueblo Fronterizo contra enemigos extranjeros, que no había encontrado tiempo para inventar tales productos.

En cuanto a la forma en que pensaba producir soda cáustica, el método más simple sería probablemente la electrólisis2 del agua salada. Así que el Príncipe descubrió que, para crear los nuevos tipos de balas, primero tendría que desarrollar un generador de corriente continua.

*

Ashes caminaba por el Río Redwater, sintiéndose algo deprimida.

Puesto que las otras brujas sabían que ella había venido al Pueblo Fronterizo para llevarse lejos a las brujas de la Asociación de Cooperación de Brujas, sus actitudes hacia ella se habían enfriado mucho, y no había tenido más muestras de la cálida recepción que había recibido la última noche.

Además, también había notado que la mayoría de las brujas estaban practicando sus habilidades en el patio trasero del castillo, lo que demostraba que Roland también había encontrado una manera de evitar el sufrimiento de la Mordedura de los Demonios. Originalmente Ashes había querido usar esta pieza vital de inteligencia para mostrar su buena voluntad a las otras brujas, pero su plan fue inesperadamente destrozado desde el principio. Así que además de contarles las desventajas y las ventajas de abandonar el Pueblo Fronterizo, casi no había dejado nada más para persuadirlas de trasladarse.

Lo que más le sorprendió a Ashes fue que, aunque la apariencia de Roland Wimbledon había cambiado poco desde la última vez que lo vio, cada gesto de él contenía ahora un temperamento indescriptible, completamente fuera de sintonía con la imagen que él tenía anteriormente de ser un dandy.

¿Cómo podría ser esto? Anteriormente había pertenecido a la clase incompetente, durante las citas de negocios siempre pensaba primero en encontrar una manera de escapar, nunca en defender a los demás, e incluso si el problema era claramente causado por él, también estaba demasiado asustado para asumir cualquier responsabilidad. En aquella ocasión en que había pensado en acosarla, sólo necesitaba lanzarle una mirada odiosa, para hacerlo caer al suelo en pánico. Pero después había oído hablar de Tilly, que él había afirmado que había caído accidentalmente, y que la Quinta Princesa había sido culpable por ello. Después de todo, ¿por qué iba a encontrar a una mujer tan fea como guardia?

A partir de ese momento, la opinión de Ashes sobre el Cuarto Príncipe había caído al rango más bajo posible.

Anteriormente había creído que ese tipo de persona sería fácil de manejar, pero durante la negociación de hoy había fracasado completamente en ganar la ventaja. Especialmente cuando el otro lado sugirió una competencia individual, había descubierto que su amenaza de usar la fuerza militar no funcionaba ya, ya que el otro lado no había pensado en escapar. En su lugar, incluso podría haber tenido el efecto completamente opuesto. Si ella lo hubiera amenazado en ese momento personalmente, además de reducir su impresión positiva como bruja, no habría tenido otros resultados.

Ashes suspiró, si sólo pudiera ser tan inteligente como Tilly, cada problema que apareciera ante ella podría ser solucionado cuidadosamente. En el momento en que se encontrara con una situación como esta, seguramente habría sido capaz de encontrar una solución a esto, ¿verdad?

Si no hubiera querido ayudar a Tilly tanto como fuera posible, Ashes realmente habría tomado el próximo barco rumbo a la Ciudad Plateada y salido del Reino de Graycastle lo antes posible.

Inconscientemente, ya había dejado el área del pueblo, ya no podía ver el campo de trigo verde al otro lado del río, sino que estaba mirando el bosque no reclamado.

Cuando Ashes ya estaba lista para dar la vuelta, repentinamente sintió una fluctuación de magia detrás de ella, subconscientemente volteando la cabeza, apenas pudo ver un cuchillo dirigiéndose hacia su mejilla, aprovechando su movimiento horizontal. La fluctuación mágica se había transformado en una oleada creciente, y Ashes de repente sintió un dolor penetrante procedente de su mejilla, los movimientos sistemáticos y lógicos de la otra persona no eran claramente algo que uno esperaría que viniera de una persona común. Ashes no dudó más, dejando de lado su actitud pasiva, para concentrarse en evitar la daga entrante que venía desde su frente, puso toda su fuerza en un pie y salió disparada del camino.

Sin embargo, el otro lado desapareció en el aire, y en un abrir y cerrar de ojos, ya había aparecido detrás de ella, dejando a Ashes totalmente incapaz de seguir el movimiento de su oponente.

Sacó la espada y giró en círculo. Volviéndose tan rápido que ella creó un sonido silbante con la espada, causando que una gran cantidad de polvo se levantara del suelo. Este ataque no tenía áreas muertas y era capaz de eliminar cualquier tipo de amenaza, pero frente a este enemigo desconocido que estaba enfrentando, incluso este complejo ataque terminó en un fracaso total. Cuando su espada barrió la posición anterior del atacante, no tocó nada.

Esto es malo, pensó, agotando todos los músculos de su cuerpo, dispuesta a reaccionar a la siguiente ronda de ataques de su oponente, pero la sombra desapareció de frente suyo.

El polvo se posó lentamente, mientras la persona volvía a aparecer cerca de Ashes, jugando con la daga que sostenía en su mano.

Era Nightingale.

“¿Debo ver esto como una advertencia?” Ashes frunció el ceño.

“Por supuesto que no.” Dijo Nightingale, poniendo su daga en su cintura. “Sólo quería ver la fuerza de un extraordinario.”

“¿Estás segura? Era más como…”

“¿Crees que pienso obligarte a salir del Pueblo Fronterizo rápidamente, o de lo contrario no sería educada contigo?” Nightingale la interrumpió. “Si ese fuera el caso, ¿cuál sería la diferencia entre Cara y yo?”

¿Cara? ¿Por qué habrá mencionado al ex líder de la Asociación de Cooperación de Brujas? Ashes se preguntó confundida.

“Puedes estar segura de que no te impediré acercarte a ninguna de mis hermanas, y si alguien está dispuesta a irse contigo, no creo que Su Alteza Real te detenga. Tengo certeza de que no lo haría…” Nightingale hizo una pausa. “Pero si amenazas con hacerle daño a Su Alteza, te garantizo que la próxima vez ya no estaré apuñalándote a tu lado.” Ella sonrió y desapareció en el aire. “Disfruta tu tiempo en el Pueblo Fronterizo.”

Efectivamente, todavía me adviertes, ah, Ashes sacudió la cabeza.

Notas:

1Casquillos son los cartuchos de metal vacio, vale decir, sirven como recipiente para contener una carga de proyectil.

2Electrólisis es un proceso que separa los elementos de un compuesto por medio de la electricidad.

4 respuestas a “RTW – Capítulo 160 – Confrontación

  1. No, no es una amenaza pero si le todas te dejo como un colador, jajajajajjaj esa lealtad rozando el yanderismo me encanta de Nightingale mi personaje favorito sin duda alguna despues esta relampago y maguie

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajaja Nightingale también es una de mis personajes favoritos, lo que más me dio risa fue que después de que dijo eso, dijera: “Disfruta tu tiempo en el Pueblo Fronterizo”, con eso me mató XD

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s