WMW – Capítulo 295 – Jugando

(2/4)

[Arma específica para la clase Brujo: ¡Espada Meteoro! Longitud: 1.67m. Ancho: 0.03m. Tallado con lo siguiente: Runas convergentes de energía de alto grado, runas elementales de fuego, runas elementales de amplificación elemental … Calidad estimada del producto: ¡Artefacto mágico de alto grado!]

La espada larga que el Chip de IA proyectó en frente de Leylin giraba constantemente, con una lista de grandes cantidades de datos a su alrededor.

“El diseño se ha completado. Todo lo que queda es encontrar los materiales y realmente hacerla.” Leylin estaba emocionado.

Sin embargo, cuando entró en su mar de conciencia, esta alegría se disipó rápidamente.

Después de dos años, el cristal blanco plateado en su mar de conciencia seguía siendo tan resistente como siempre, y sólo se había reducido un poco de tamaño.

La fuerza espiritual que produjo le permitió a Leylin aumentar su poder desde el de un Mago regular de rango 1 al de un Mago en el pico del rango 1.

En cuanto a las grietas en los bordes de su mar de conciencia, todavía no habían sido completamente restauradas.

La marca dejada atrás por el Mago de rango 3, Alric, había sido completamente expulsada por Leylin.

Sin embargo, la tenacidad de la marca de fuerza espiritual dejada por el Mago de rango 3 había superado las expectativas de Leylin. Había estimado que le llevaría alrededor de dos meses disiparla, pero en realidad, había tardado un año entero antes de que fuera capaz de quitar completamente la marca de su mar de conciencia.

“¡Tal vez debería encontrar la oportunidad de entrar en contacto con los Magos del mundo subterráneo!”

Debido a sus graves lesiones, Leylin sólo podía mostrar la fuerza de un Mago regular de rango 1. Por lo tanto, él había decidido pasar desapercibido. Sin embargo, ahora que había recuperado lo suficiente de su fuerza como para alcanzar el pico del rango 1, podría ser considerado el mejor en la Zona Crepuscular, y era natural que quisiera explorar.

Además, el progreso de la reparación de su mar de conciencia iba muy despacio, lo que hizo que Leylin frunciera las cejas.

Estaba dispuesto a encontrar algunos métodos para acelerar este proceso. Si no, si confiaba en solo tiempo, no tenía ni idea de cuánto tiempo tomaría.

Con este pensamiento, Leylin empezó a sentirse nervioso.

Su expresión se estremeció, y desató un frasco de agua negro y tomó un trago. Luego, los músculos faciales de Leylin se relajaron y él forzó una sonrisa: “¡También tengo que encontrar una manera de controlar los efectos secundarios de ser un brujo!”

Para los Brujos, las líneas de sangre antiguas les daban un poder formidable, pero también impactaban negativamente en sus emociones

Estas emociones estarían latentes en la sangre o incluso en el espíritu, causando ocasionalmente problemas y haciendo que el Brujo se hundiera en un estado de extrema emoción.

Para el Mago que buscaba la verdad y el control, esto no era tolerable.

Por lo tanto, Leylin había estado buscando un método para resolver este problema.

“Las herencias encontradas en la costa sur sólo son útiles hasta cierto punto, y los elementos dejados atrás de la era antigua son muy pocos. Hay muy poca información sobre los Brujos, y no parece haber ningún tipo de métodos allí. ¡Pero este lugar es diferente!”

Los ojos de Leylin brillaban de esperanza. “¡Esta es la Zona Crepuscular, una parte del mundo subterráneo! Debido a la falta de conexión con el mundo exterior, tiene muy pocas influencias externas, y conserva las herencias de la antigüedad en su totalidad. En otras palabras, aparte del continente central, todavía hay lugares que podrían tener material de investigación sobre Brujos; ¡Esta debe ser una de esas áreas!”

Ante este pensamiento, Leylin se tocó la barbilla.

“El Pueblo Potter se encuentra en una zona muy remota, y los recursos en los Paramos Woody pueden como mucho, atraer a sólo unos pocos acólitos. No he visto ningún Mago aquí. Parece que tengo adentrarme más en la Zona Crepuscular… ”

El Pueblo Potter era sólo un pequeño pueblo en la inmensidad de la Zona Crepuscular, y mientras él se había quedado aquí por más de dos años, Leylin había visto muy pocos Magos.

Aparte de este pueblo, había una ciudad aún más grande. ¡Si avanzaba capa por capa, encontraría la capital oriental!

¡Leylin estaba seguro de que habrían muchos Magos en la ciudad!

Las reglas en el mundo subterráneo eran diferentes en comparación a las de la costa sur. La existencia de Magos era pública; No se esconderían en algún lugar desconocido y se aislarían del mundo.

Los Magos que ejercían el poder tenían naturalmente un estatus elevado. Incluso la nobleza tendría que inclinarse ante ellos.

“Aunque la población de la Zona Crepuscular es sólo la mitad de la costa sur, con la amplia difusión de técnicas de meditación de alto grado y sus versiones simplificadas, todavía hay muchos casos de Magos que aparecen. La jerarquía de los Magos es similar a la de la costa sur, aunque no sé cuántos Magos de rango 3 hay aquí, o si hay algún Mago de la Estrella de la Mañana… ”

Leylin se apoyó la barbilla con su mano, hundiéndose en un profundo pensamiento.

……

La vela sobre la mesa ardía con llamas amarillas, reflejando la larga y vacilante sombra de Leylin sobre la pared …

Durante la tarde del día siguiente, el Pequeño Longbottom llegó puntualmente a la tienda.

“¡Eres muy puntual! ¡Me gustan los niños que obedecen las reglas!”

Leylin estaba muerto de aburrimiento, así que se hizo cargo de lo que había sido la posición de Baelin, y estaba bostezando en el mostrador. Señaló hacia el almacén al costado. “¡Tu tarea es trasladar esos metales de allí al patio trasero!”

“¡Jefe! ¿Esto es …?” Baelin aguantó un rato, pero no pudo aguantar más, y señaló el almacén mientras hablaba con Leylin.

“Cada uno de esos metales es incluso más pesado que el propio peso corporal de Longbottom …?”

Siguiendo su dedo, pudo ver, a través de la puerta entreabierta del almacén, trozos de metal del tamaño de una cabeza humana.

Estas eran las materias primas que Leylin usaba durante la fundición. Eran muy gruesos, y sus pesos eran aterradores.

Cuando habían sido transportados aquí, Leylin había pedido a tres hombres fuertes, y les había tomado una tarde entera transportarlos. A los ojos de Baelin, Leylin estaba obviamente haciendo las cosas difíciles para el niño al asignarle a ese trabajo.

“¡Es tu decisión si quieres hacerlo o no!”

Leylin se encogió de hombros, encontró una silla y empezó a dormitar contentamente.

“¡Hermano Baelin, quiero probarlo!” Viendo la montaña de metales, tragó saliva, pero al ver que Leylin empezaba a dormirse, se puso a pensar y comenzó a trabajar.

Los metales eran muy pesados, y sólo levantándolo a un centímetro del suelo, los brazos de Longbottom temblaban.

* ¡Thud! * Longbottom curvó su espalda y lentamente se movió hacia el espacio abierto en la parte de atrás, el metal resonó con un ruido sordo cuando cayó.

“Hah …” Sólo mover una pieza de metal fue suficiente para hacer que Longbottom jadeara, grandes gotas de sudor goteaban de su rostro.

Longbottom, no puedes continuar, o de lo contrario sostendrás heridas a largo plazo …”

Baelin sabía naturalmente que la cantidad aterradora de trabajo que tenía que hacer perjudicaría permanentemente, o incluso inhabilitaría, el cuerpo de un niño en crecimiento.

Aunque no estuviera haciendo esto por la linda hermana de Longbottom, Baelin sintió que no podía permitir que este joven continuara con esto.

Longbottom miró en dirección a Leylin, que se había alejado, con una expresión resuelta en su rostro.

En toda la tarde, los habitantes del Pueblo Potter pudieron ver una extraña vista en la tienda de armas de Leylin.

Un chiquillo pequeño estaba trabajando lentamente, moviendo piezas de metal negro que eran la mitad de su tamaño.

Ese día, después de completar dos horas de trabajo, los brazos y las piernas de Longbottom temblaban constantemente, y no tenía más fuerza para jugar con ninguna espada, arrastrando su cuerpo fatigado de vuelta a casa.

Esto duró diez días, y sólo entonces Longbottom terminó de mover todos los metales al espacio abierto en el patio trasero.

“¡Realmente trabajas muy despacio!”

Leylin juzgó, insatisfecho. “Ahora, quiero que los muevas de vuelta al almacén. ¿Se entiende?”

“Pero Maestro Leylin…” Al oír esta tarea, el cuerpo de Longbottom tembló. Este trabajo físico le había causado dolor en la espalda, y era tan doloroso que no podía dormir por las noches. ¿Y ahora, tenía que moverlos de nuevo? ¡Longbottom sentía que moriría por la fatiga!

No sólo se estaba divirtiendo aquí. ¡Él todavía necesitaba ayudar a sus padres con el trabajo!

“¡Jefe, está jugando con él!”

Baelin no pudo aguantar más y saltó mientras rugía a Leylin.

“Cállate.” Leylin habló con indiferencia, pero su mirada hizo que Baelin retrocediera mientras se aferraba a su pecho y era incapaz de decir una palabra.

“¡Yo soy el jefe aquí, y lo que yo digo se hace!” Una sonrisa burlona todavía estaba sobre los labios de Leylin. “¡Joven, puedes irte ahora mismo, pero si lo haces, nunca más volverás a mi tienda!”

Longbottom se quedó callado, y luego fue a los metales sin decir ni una palabra, y comenzó a trabajar.

“¡Qué interesante!”

Leylin se sirvió una taza de bebida de menta, observando tranquilamente a Longbottom moviéndose de un lado a otro.

Leylin todavía necesitaba prepararse por un período de tiempo, y estaba bastante aburrido. Sólo necesitaba prestar una breve atención a los cálculos del Chip de IA, y podría encontrar tiempo para jugar con este joven.

Este trabajo no era algo que un niño pudiera manejar. Además, era fácil obtener lesiones mientras trabajaba. Leylin ya había descubierto algunos moretones en las pantorrillas y los brazos de Longbottom.

“¿Cuánto tiempo puede mantener esto? Espero que.”

Leylin se tocó la barbilla, una profunda sonrisa en su rostro.

Para los próximos días, los ojos de Longbottom estaban sin vida y él se tambaleaba mientras caminaba, provocando que la gente se preocupara de que este chico pudiese colapsar y morir.

Una persona inesperada también visitó la tienda de Leylin.

“¡Estimado Maestro Leylin!” Una hermosa jovencita que llevaba una gruesa tela de saco como una falda hizo una reverencia hacia Leylin.

“¿Podría perdonar a mi hermano? Longbottom ha estado haciendo trabajo físico aquí durante unos quince días, y me temo que podría no ser capaz de aguantar…”

Esta joven doncella sollozó mientras sacaba un pañuelo blanco.

Después de abrirlo, Leylin encontró que había algunas monedas de plata y cobre, así como una pequeña pieza rota de una moneda de oro que era aproximadamente un cuarto de su tamaño original.

“Si es por lo que ha hecho mal, estoy dispuesta a compensarle aquí …”

Leylin miró a esta joven doncella y sacudió la cabeza.

One response to “WMW – Capítulo 295 – Jugando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s