Invincible – Capítulo 118 – Arrastrarse Desde Aquí

(6/6)

Una sonrisa brillante resplandeció a través de la cara del Hermano Mayor Wu viendo a Huang Xiaolong y Fei Hou levantarse, alabándolos generosamente: “¡Hermanito es realmente alguien que sabe alejarse cuando sopla el viento, un hombre sabio!”

Asumió que las dos personas se levantaron porque Huang Xiaolong había sopesado la situación adecuadamente y planeaban marcharse.

“¡Espera! Hermano Mayor Wu, ¿no es demasiado generoso dejarlos ir tan fácilmente?” El joven alto y delgado habló nuevamente.

“Bueno, no pueden irse de esta manera.” Gruñó otro joven gordo del grupo.

El Hermano Mayor Wu miró a sus dos Hermanos Menores con ironía: “¿Esto …?”

El joven alto y delgado dirigió sus palabras a Huang Xiaolong y Fei Hou. “Por el amor del Hermano Wu, no les avergonzaremos demasiado. ¡Qué tal esto, los dos pueden irse, pero deben arrastrarse desde aquí!” Entonces, él se paró en medio del sendero y extendió sus piernas, con un dedo apuntando por debajo de su entrepierna.

Los hombres y las mujeres jóvenes del grupo se echaron a reír mientras miraban desde un lado.

Entonces, el Hermano Mayor Wu se volvió hacia Huang Xiaolong y Fei Hou con una expresión compleja en su rostro: “Hermanito, lo siento, mi intención fue dejarte salir pacíficamente de este lugar, pero parece que mi Hermano Menor quiere que te vayas arrastrándote por debajo de sus pantalones. ¡Sólo puedo sentirme un poco mal por ti!”

Incluso no pudo resistirse a estallar en una risa escandalosa al final.

“¿Qué tal si dices algunas buenas palabras y le suplicas a mi Hermano Menor?; ¡Tal vez de esta manera es posible que no tengas que arrastrarte bajo sus pantalones para salir!” Sugirió mientras se reía de una manera desenfrenada.

Sin embargo, antes de que la primera nota de risa cayera, una garra brilló y los sonidos de su risa se cortaron abruptamente. Miró a Huang Xiaolong en estado de shock y miedo.

En ese momento, la mano de Huang Xiaolong se aferró firmemente a su garganta, aplastando su tráquea mientras la sangre salía lentamente.

“¿Quién te dijo que queríamos marcharnos?” Los ojos fríos de Huang Xiaolong penetraron en este Hermano Mayor Wu y luego su mano ejerció un poco más de presión; Los sonidos de los huesos rompiéndose resonaron tan fuerte como un trueno. Los ojos del Hermano Wu salieron de sus órbitas mientras miraba con temor a Huang Xiaolong. En el momento siguiente, su cabeza colgó lánguidamente a un lado y su cuerpo cayó al suelo. El grupo de jóvenes miraron aturdidos cómo Huang Xiaolong aplastó la garganta del Hermano Mayor Wu, dejando de reír; El giro de los acontecimientos fue demasiado abrupto.

Esto incluía al joven delgado y alto que estaba de pie en medio del camino con las piernas extendidas esperando a que Huang Xiaolong y Fei Hou se arrastraran por debajo. Estaba petrificado como una estatua, permaneciendo en la misma postura.

A continuación, sus piernas extendidas comenzaron a temblar incontrolablemente.

En la fracción de segundo en que el cuerpo del Hermano Wu caía al suelo, Fei Hou detrás de Huang Xiaolong destelló, y en un instante alcanzó al joven alto y delgado. Levantando un pie hacia arriba, Fei Hou envió una patada despiadada contra él. Sin embargo, la patada no estaba dirigida a su pecho; La patada de Fei Hou fue directamente al centro de la entrepierna de ese joven.

Un sonido claro y nítido que no era diferente al sonido de un huevo rompiéndose sonó.

El hombre alto y delgado dejó escapar un trágico aullido como un cerdo chillando mientras era asesinado y se aferraba a su ‘herramienta’, saltando en agonía.

“¡Mi cosa!”

“¡¡Mi cosa está rota!!”

Gritó sin sentido.

En este momento, el resto del grupo finalmente recuperó sus sentidos.

“¡Hermano Mayor Zhang!” El gordo se apresuró hacia el joven alto y delgado y le preguntó ansiosamente. “Hermano Mayor Zhang, ¿qué tan graves son tus heridas?”

Evidentemente, sus palabras eran superfluas; La ‘herramienta’ del hombre alto y delgado había sido aplastada, ¿qué tan bueno podía ser?

El resto de ellos rodearon a Huang Xiaolong y a Fei Hou en el medio en una rápida acción.

“De verdad osaste matar a un discípulo de mi Valle de los Nueve Fénix.” La joven que quería matar a Huang Xiaolong y a Fei Hou inmediatamente gritó.

“¿Y qué si lo maté?” Replicó Huang Xiaolong.

De hecho, él ya sabía que este grupo de hombres y mujeres jóvenes eran discípulos del Valle de los Nueve Fénix; Una vez mientras estaba entrenando en el Bosque Luna de Plata, encontró un Árbol de Cícadas en una cueva subterránea y también había matado a dos discípulos del Valle de los Nueve Fénix en ese momento.

Incluso encontró un libro llamado Espejo de los Tesoros de uno de los cuerpos.

¿Y qué si lo maté? La ira de la joven descendió al escuchar la respuesta de Huang Xiaolong. Sin embargo, justo cuando ella quería atacar, otra joven detrás de ella la abrazó y la persuadió. “¡Hermana Mayor Feng, no es demasiado tarde para hacer un movimiento una vez que el Maestro este aquí!”

El Hermano Mayor Wu era un Guerrero de la etapa temprana del Octavo Orden mientras que el Hermano Mayor Zhang era un Guerrero en el pico de la etapa tardía del Séptimo Orden; Pese a sus puntos fuertes, ninguno de ellos logró esquivar el ataque de Huang Xiaolong y Fei Hou. En opinión de esa chica, aunque tenían más gente, no era una garantía de que pudieran luchar contra estos dos oponentes.

La Hermana Mayor Feng vaciló cuando oyó esto.

Viendo sus reacciones, Huang Xiaolong le envió a Fei Hou una señal de ojo y Fei Hou asintió astutamente. Una espada larga apareció en su mano y se balanceó, un rayo de luz de espada parpadeó y desapareció.

El joven alto y delgado que estaba saltando por todo el lugar, agarrando la entrepierna de sus pantalones mientras aullaba, cesó repentinamente todos sus movimientos sin ninguna indicación. Sus manos se aflojaron y sus ojos se abrieron mientras caía al suelo.

La sangre roja y brillante brotó como una fuente.

“¡Hermano Mayor Zhang!”

Los discípulos del Valle de los Nueve Fénix que rodearon a Huang Xiaolong y a Fei Hou en un círculo, chillaron y gritaron aterrorizados.

El gordinflón retrocedió asustado.

Pero mientras se retiraba, Fei Hou volvió a agitar su espada larga y otro rayo de espada desapareció. Al igual que el joven alto y delgado, el gordinflón cayó al suelo limpiamente.

Observando al hombre alto y delgado y al gordinflón siendo asesinados de un sólo golpe de la espada larga de Fei Hou, los discípulos restantes del Valle de los Nueve Fénix se pusieron verdes.

Antes de que ella pudiera terminar lo que quería decir, sintió que su garganta estaba siendo apretada fuertemente y que no podía respirar mientras sus pupilas se encogían de miedo horrorizada cuando vio que era Huang Xiaolong al final del brazo.

“¡Wu oo oo!” Ella luchó para hablar.

La luz fría brilló en los ojos de Huang Xiaolong, ejerciendo presión sobre su garganta y esta Hermana Mayor Feng murió con su boca abierta.

“Tenías razón; ¡No hay necesidad de tonterías, matar directamente es la mejor manera!” Huang Xiaolong murmuró en asentimiento con una expresión fría en su rostro; Su mano derecha la soltó y el cuerpo cayó al suelo.

Los gritos de los discípulos del Valle de los Nueve Fénix llenaron el aire y se retiraron lo más atrás posible de Huang Xiaolong.

Fei Hou permaneció de pie en el mismo lugar. Levantando su espada larga, hizo un movimiento muy extraño a los ojos de los discípulos del Valle de los Nueve Fénix; Fei Hou apuntó la punta de su espada hacia el cielo y cortó en una acción abrupta. De la espada larga brotaron innumerables rayos de luz de espada como una flor brillante y floreciente en el aire.

Las flores de espada giraban a gran velocidad, trasladándose por encima de estos discípulos del Valle de los Nueve Fénix. Antes de disiparse, el grupo de hombres y mujeres jóvenes cayó al suelo, uno por uno, cada uno marcado por un cautivador emblema de espadas en sus cuellos, con la sangre roja brotando de ese emblema de flor y muriendo en el suelo teñido de rojo.

A cierta distancia, espectadores que se regodeaban mientras disfrutaban del buen espectáculo de Huang Xiaolong y Fei Hou instantáneamente mostraron reverencia en sus rostros en vista de sus fuerzas.

“¿Quién se atreve a matar a los discípulos de mi Valle de los Nueve Fénix?” Cuando el segundo de estos discípulos cayó al suelo, desde lejos, un aullido enojado desgarró el aire y una silueta llegó a la montaña donde estaba Huang Xiaolong. Una inundación de imágenes de alabarda giró como un vendaval violento, apuntando al pecho de Fei Hou.

Los ojos de Fei Hou se estrecharon solemnemente y la espada larga en sus manos atacó con una tormenta de innumerables haces de espada, chocando contra las alabardas entrantes.

~ Zi ~ Una serie de explosiones resonó, agitando el flujo de aire y levantando un vendaval turbulento, barriendo en las cuatro direcciones. Los pies del oponente tocaron el suelo – era un hombre de mediana edad.

La túnica que llevaba el hombre de mediana edad era similar a las túnicas de los discípulos del Valle de los Nueve Fénix; Simplemente el color del pájaro mítico en su pecho era diferente. Mientras el hombre de mediana edad flotaba hacia abajo, su flujo interno de sangre era caótico. Miró a Fei Hou conmocionado y, en ese momento, otros tres ancianos vestidos con las túnicas del Valle de los Nueve Fénix se precipitaron con el viento silbando detrás de ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s