Invincible – Capítulo 112 – ¡La Llegada de la Familia Yang!

(2/2)

Dos días pasaron rápidamente y Huang Xiaolong salió del espacio de la Pagoda del Tesoro Linglong donde estaba practicando.

Avanzando a la etapa intermedia del Noveno Orden, el qi de batalla en su cuerpo continuamente templaba su carne, músculos, tendones y piel junto con la adición de la técnica de cultivo del Cuerpo Dorado Linglong, hacía que la defensa externa de Huang Xiaolong fuese más dura que la piel de vaca. Sus tendones eran muy flexibles, extendiéndose por cierta extensión y pudiendo lanzar un poder aterrorizante y explosivo.

Al salir de la Pagoda del Tesoro Linglong, Huang Xiaolong se dirigió al salón de la Mansión Fei; En el camino, los siervos y los guardias que lo vieron lo saludaron respetuosamente, llamándolo Joven Señor.

Algunas hermosas criadas se sonrojaron tímidamente cuando le saludaban.

Hoy era el día de la boda de Fei Ming, y de arriba a abajo, la Mansión Fei estaba llena de un ambiente de alegría y vivacidad. Habían también petardos rojos en el Mundo Espíritu Marcial, y en este día, la puerta principal de la Mansión Fei tenía petardos explotando incesantemente, animando la atmósfera de una feliz ocasión.

Cuando Huang Xiaolong entró en el salón principal, Fei Rong, Fei Ming, y los Patriarcas invitados charlaban en un ambiente amistoso. Cuando notaron que Huang Xiaolong entró, Fei Rong, Fei Ming y los Patriarcas se levantaron nerviosamente de sus asientos con miedo y temor, como si carbón hubiera sido encendido bajo sus nalgas.

“¡Saludos Joven Señor!” Fei Rong y Fei Ming se apresuraron a saludar.

El grupo de Patriarcas llevaba una sonrisa brillante: “¡Joven Maestro Huang, hola!”

Huang Xiaolong asintió, preguntando “¿Dónde está Fei Hou?” Cuando no vio la silueta de Fei Hou entre ellos.

Fei Rong dio un paso adelante y rápidamente respondió: “Padre está dentro del patio interior; Si el Joven Señor está buscando a mi Padre, entraré y llamare a mi Padre.”

“No es necesario … iré a buscarlo yo mismo.” Huang Xiaolong agitó la mano y salió del salón principal.

Después de que Huang Xiaolong había salido del salón principal, todo el mundo tenía una evidente expresión de alivio, especialmente el par de padre e hijo, Fei Rong y Fei Ming. Había una evidente capa de sudor en sus frentes.

Mientras la Mansión Fei estaba llena de alegría debido a la ocasión, en la aislada cámara secreta del Mansión Yang, un claro zumbido reverberó y una silueta se precipitó desde la entrada mientras reía maniáticamente. Una fuerte respiración envolvió a toda la Mansión Yang, asustando a todos los individuos dentro.

Yang Zheng y Yang Zhanfei que habían estado esperando fuera de la cámara secreta estaban extasiados.

“¡Padre!” “¡Abuelo!” Gritando, los dos se apresuraron a acercarse a esa persona.

La persona que salió de la cámara secreta no era otra que el abuelo de Yang An, Yang Dong. ¡Un Guerrero Xiantian del Segundo Orden!

Los pies de Yang Dong tocaron el suelo, sus ojos recorrieron el entorno y preguntó: “¿Dónde está An’er? ¿Por qué no veo a An’er?”

Yang Zheng y Yang Zhanfei, padre e hijo, vacilaron.

“¿Qué pasa?” Yang Dong frunció el ceño.

“¡Padre, Yang An fue golpeado, y muy herido! ¡Ahora mismo está en cama, y debido a eso, no puede dar la bienvenida al Padre, quien salió de su práctica a puertas cerradas!” Yang Zheng se acercó y explicó.

Una luz aguda resplandeció del cuerpo de Yang Dong mientras su atemorizante aura atravesaba el cielo y la brutalidad brillaba en sus ojos: “¿Quién fue? ¿Quién fue el que lo hizo?”

“¡Fue la gente de la Mansión Fei!” Dijo Yang Zhanfei.

“¿Mansión Fei? ¿Fue Fei Hou, ha regresado?” Preguntó Yang Dong.

En opinión de Yang Dong, con respecto a la Mansión Fei, Fei Hou era la única persona que tenía la capacidad de lastimar a Yang An.

Yang Zheng sacudió la cabeza: “Fei Hou ha regresado, pero no fue Fei Hou. En cambio, fue un niño de apellido Huang, de unos quince a dieciséis años. ¡Fei Hou volvió con él!”

“¿Un chico de apellido Huang?” Para Yang Dong, esto fue impactante e inesperado. “No más de dieciséis años!” ¿Alguien tan joven derrotó a Yang An?

Yang Zheng asintió con la cabeza: “Sí, y lo extraño es que Fei Hou se refirió a este chico como Joven Señor. Además, Padre, Fei Hou ha roto en el Reino Xiantian. ”

Otra vez, esto estaba fuera de la expectativa de Yang Dong. “Así que ya avanzó al Reino Xiantian, no es de extrañar que se atreviera a lastimar a mi nieto, el nieto de este Yang Dong. ¿No pone a mi Mansión Yang en sus ojos sólo porque es un Xiantian ahora? Si recuerdo bien, hoy es el día de la boda del nieto de Fei Hou, ¿verdad?”

“¡Sí, padre!” Confirmó Yang Zheng.

“¡Vamos! ¡Ambos vienen conmigo a la Mansión Fei; ¡Les estamos enviando un gran regalo!”

Yang Zheng y Yang Zhanfei estaban emocionados, y se notaba en sus rostros.

¡Con su Padre al frente, esta vez Fei Hou seguramente moriría! Yang Zheng rió en su corazón.

Así, dirigido por Yang Dong, un grupo enorme de personas de la Mansión Yang se dirigió a la Mansión Fei de una manera digna. Antes de partir, Yang Dong hizo un viaje al manantial verde para ver a su nieto, Yang An. Cuando vio el pecho de Yang An aparentemente hundido de ser golpeado, la ira y la intención de matar en su corazón se elevó.

Durante todo el trayecto, la gente de la Mansión Yang aterrorizó a todo el mundo en las calles hasta el punto de que se escabullirían o se esconderían tras verlos desde lejos.

Sólo después de que la gente de la Mansión Yang se alejara, los transeúntes saldrían de su escondite.

“¡Era la gente de la Mansión Yang! ¡Por lo que parece, van a la Mansión Fei!”

“Hay un buen espectáculo y hoy hay una boda en la Mansión Fei. ¡Tal vez la sangre fluya hoy!”

“¡Vamos a echar un vistazo!”

Un grupo de peatones siguió a Yang Dong y a su grupo a cierta distancia, dirigiéndose a la Mansión Fei. Al principio, sólo habían unas pocas personas, pero comenzaron a aumentar con el tiempo, y al final, había un mar de cabezas que se bamboleaba tras el grupo de Yang Dong, unos cientos de personas que todavía estaban aumentando.

Mansión Fei.

Huang Xiaolong y Fei Hou estaban sentados en el salón principal, conversando con los actuales Patriarcas de otras familias cuando, desde la dirección de la puerta principal de la Mansión Fei, se produjeron dos gritos trágicos y escandalosos.

En ese momento, un asustado guardia de la Mansión Fei corrió hacia el salón principal; Rápidamente se dirigió hacia Fei Hou: “¡Antiguo Maestro, la gente de la Mansión Yang está aquí, Yang Dong los está guiando!”

“¡Yang Dong!” Los Patriarcas que vinieron para el banquete de la boda se sorprendieron.

¡Yang Dong representaba a un experto del Reino Xiantian del Segundo Orden!

Además, Yang Dong era conocido por su actitud protectora; Una vez, el hijo de un duque golpeó a un guardia de la Mansión Yang, y Yang Dong, realmente fue a la Mansión del Duque en persona pidiendo una explicación. Incluso dejó que el guardia venciera al hijo del duque hasta que estuviera medio muerto, y aunque el duque se quejó con el rey, el asunto fue dejado sin resolver.

Esta vez, el herido fue el nieto más preciado de Yang Dong, Yang An. ¡Esta vez Yang Dong venía, probablemente…!

¡Finalmente llegó!

La expresión de Fei Hou se volvió fría; Se había estado preparando para la llegada de Yang Dong los dos últimos días.

“¡Joven Señor!” Fei Hou se volteó para mirar a Huang Xiaolong.

“¡Vamos a verlo!” Dijo Huang Xiaolong y se puso de pie. Fei Rong, Fei Ming y los Patriarcas se pusieron de pie, siguiendo a Huang Xiaolong y a Fei Hou fuera del salón principal. Al llegar a la entrada principal, lo que les daba la bienvenida era un terreno lleno de guardias heridos de la Mansión Fei, y frente a la entrada, algunos guardias de la Mansión Fei estaban luchando contra los guardias de la Mansión Yang con el qi de batalla entrecruzándose en el aire.

Yang Dong, Yang Zheng y los expertos de la Mansión Yang estaban observando a un lado.

Ambos extremos de las calles estaban llenos de gente.

En el momento en que Fei Hou salió, la mirada de Yang Dong cayó sobre su cuerpo, y chispas de fuego se encendieron cuando los ojos de Fei Hou y Yang Dong chocaron. Después de un momento, Yang Dong cambió su mirada a Huang Xiaolong. Sus ojos brillaban como cuchillas afiladas, y la intención de matar explotó.

Cuando Fei Hou, Huang Xiaolong, y el resto salieron, los guardias de ambos lados se detuvieron y se retiraron a un lado. Entonces, Yang Dong y Yang Zheng salieron al frente.

“Mocoso, ¿eres el bribón de apellido Huang?” Yang Dong fijó una mirada fría en Huang Xiaolong. “No me importa cuál sea tu identidad; Ya que heriste a mi nieto, debes pagar un precio. Mi demanda no es irrazonable; Siempre que estés dispuesto a cortar tus dos brazos, puedo ahorrarte la vida.” Entonces, Yang Dong miró a Fei Hou: “¡De lo contrario, no sólo morirás hoy, sino que toda la Mansión Fei será enterrada junto a ti!”

2 thoughts on “Invincible – Capítulo 112 – ¡La Llegada de la Familia Yang!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s