ATG – Capítulo 859 – Regreso

(10/10)

La crisis se disipó temporalmente. El precio, sin embargo, fue la vida de tres Grandes Ancianos de la Familia Yun. Toda la Familia Yun estaba llena de gritos tristes, mientras que la Familia Bajo el Cielo y la muchedumbre de practicantes profundos del Demonio Ilusorio también tenían los ojos brumosos… Llevando los venerados estados de los Grandes Ancianos de una Familia Guardiana, no sólo fueron incapaces de morir en cama debido a la vejez, sus muertes fueron tan trágicas, donde incluso sus cadáveres no quedaron atrás.

“¡XuanyuanWenTian!” Yun Qinghong temblaba intensamente, su rostro se había vuelto aún más feroz que el enfurecido Xuanyuan Wentian. Gritó el nombre de Xuanyuan Wentian, pero estas cortas palabras llevaban un resentimiento que podría envolver todo el cielo.

“No te preocupes.” Dijo sinceramente Xuanyuan Wentian. “¡Todos ustedes pronto los seguirán hasta el infierno!”

Un haz de espada negro se elevó desde la Espada del Diablo de la Noche Eterna y bajo la risa salvaje de Xuanyuan Wentian, bombardeó la superficie de la barrera. Un rayo de luz negro cargó hacia el cielo, y sobre la barrera, docenas de finas grietas fueron instantáneamente abiertas.

“Hermanos… ¡Sin importar qué, debemos aferrarnos! Especialmente nuestros hijos e hijas de la Familia Yun… ¡Definitivamente no deben dejar que las muertes de nuestros tres Grandes Ancianos sean en vano!”

Yun Qinghong rugió con voz ronca. Una energía aparentemente salvaje se volvió a derramar en su cuerpo inicialmente medio agotado mientras bombardeaba desesperadamente la barrera. Bajo sus penas y dolor, todos los practicantes profundos del Demonio Ilusorio desataron sus poderes también. Utilizando sus cuerpos cada vez más agotados, liberaron poderes que resistieron a la Espada del Diablo de la Noche Eterna.

Frente a Xuanyuan Wentian, a quien incluso la Pequeña Emperatriz Demonio no pudo derrotar, que ellos pudieran resistir tanto tiempo ya era una hazaña incomparablemente difícil. Sin embargo, Xuanyuan Wentian, quien ahora estaba empuñando la Espada del Diablo de la Noche Eterna, era demasiado aterrador. Las muertes de los tres Grandes Ancianos de la Familia Yun les habían dado la oportunidad de tomar un breve respiro. Frente a una fuerza profunda que superaba con creces su fuerza y poder en un reino inimaginable, se aferraron amargamente a menos de cien respiraciones, pero la barrera que había soportado innumerables tribulaciones volvió a enfrentarse al peligro de romperse.

A medida que la Espada del Diablo de la Noche Eterna continuamente bombardeaba, el número y la longitud de las grietas aumentaron. Su velocidad de restauración estaba muy por detrás de la velocidad de aparición de las grietas. Xuanyuan Wentian miró la barrera que ya había formado grietas en forma de telaraña. No sentía ni un poco de alegría, sino una intensa rabia y humillación.

“¡¡Basuras despreciables!!”

Xuanyuan Wentian cargó en el cielo. Una enorme sombra de demonio apareció en el aire y una espada negra de varios metros de longitud se extendió repentinamente sobre la Espada del Diablo de la Noche Eterna. Luego, portando un aura apocalíptica, perforó directamente hacia la barrera que estaba cerca del colapso.

¡¡Cra!!

La barrera que ya estaba cubierta en daños en primer lugar, una vez más se hizo añicos en varias miles de grietas, pero todavía no se derrumbó por completo; El haz de espada estaba siendo firmemente obstruido. Xuanyuan Wentian miró con los ojos ensanchados. Con un gruñido, el haz de espada negro volvió a crecer explosivamente.

¡¡Crack!!

La punta de la luz de la espada oscura penetró despiadadamente en la barrera. Un oscuro tornado que parecía haber descendido del propio purgatorio, instantáneamente se arremolinó en una gran mitad de la región de formación.

Un gran mar de gritos aterrorizados reverberaba dentro de la barrera. Una gran cantidad de practicantes profundos del Demonio Ilusorio fueron barridos en la oscuridad y casi mil practicantes profundos fueron matados inmediatamente. Sus cuerpos instantáneamente se convirtieron en oscuros huesos marchitos, y en medio de los gritos, aún más practicantes profundos se habían desmayado. Sus vidas y muertes eran inciertas.

Esta fuerza aterradora y sin precedentes había dejado a todos los practicantes profundos, que habían presenciado todo lo sucedido, agitados, como si hubieran caído en una cueva de hielo.

“Hahahahaha…” La arrogante risa salvaje de Xuanyuan Wentian vino desde el cielo. “Con semejante basura como ustedes, ¿cómo pueden resistirse a este soberano que ya se ha convertido en un Dios Diablo? Todos ustedes… ¡Váyanse al infierno!!”

A pesar de que todos opusieron resistencia, al final, la barrera de la ciudad todavía fue atravesada. Quizás, en otras pocas respiraciones más, se derrumbaría completamente. Yun Qinghong miró el haz de espada que había atravesado la barrera y no sintió ni un poco de ansiedad o miedo. Con una expresión solemnemente fría, resonó en su corazón un suspiro incomparablemente pesado.

Frente a tal aterrador Xuanyuan Wentian, que ellos fuesen capaces de resistirlo hasta ahora podría ya ser considerado un milagro.

Ahora, realmente habían alcanzado el límite absoluto.

Cada respiración la dedicada a defender con todas sus fuerzas. Como Monarca de nivel cinco, más del setenta por ciento de su fuerza profunda ya se había gastado, y ni hablar de los demás.

Inicialmente, había pensado que confiando en esta formación mítica dejada por el antiguo Emperador Demonio podrían bloquear a Xuanyuan Wentian fuera de la Ciudad Imperial del Demonio Ilusorio. Sin embargo, la fuerza de Xuanyuan Wentian era demasiado aterradora. Incluso después de gastar todas las cartas de triunfo y poderes del Reino Demonio Ilusorio, sólo pudieron resistir hasta ahora.

Patriarca, ¿qué hacemos?” Gritó Yun Waitian mientras jadeaba.

“…” Yun Qinghong respiró ligeramente y poco a poco dijo. “Informen a la gente que está en las otras regiones de la formación, prepárense para luchar.”

La forma en que dijo las tres palabras ‘prepárense para luchar’ sonaba excepcionalmente tranquila e indiferente, sin embargo, cada uno de ellos podía escuchar la determinación de morir llevada dentro.

¡¡Crack!!

Otro crujido de agrietamiento sonó. La grieta más grande hasta ahora apareció en la barrera, mientras el haz de espada negro perforó aún más profundamente. La barrera de protección tembló… Estaba completamente al borde mismo del colapso.

Yun Qinghong retractó su energía en este momento también. Aferrándose a la Espada del Relámpago Súbito en su mano derecha, un relámpago carmesí relampagueó alrededor de la cuchilla de la espada.

Justo en este momento, una luz clara y brillante repentinamente resplandeció desde arriba del cielo oscuro. Todos los presentes instintivamente levantaron la cabeza para mirar… En la dirección norte, un rayo de luz dorada, como un meteoro desde el espacio, cortó las nubes oscuras sobre la Ciudad Imperial del Demonio Ilusorio, y en medio de un largo y penetrante grito, descendió con un golpe.

“¡Esas son… las Llamas del Cuervo Dorado!” Número Uno Bajo el Cielo gritó en agradable sorpresa.

¡¡¡Boom!!!

Como una roca cayendo, las llamas doradas rompieron y sacudieron la tierra en el haz de espada de Xuanyuan Wentian. El haz de espada negro que había penetrado en la barrera de protección fue instantáneamente quemada a pedacitos mientras Xuanyuan Wentian fue empujado hacia atrás también. Dejó escapar un rugido y luego gritó. “¡Ah!¡Pequeña Emperatriz Demonio, finalmente te atreves a mostrarte!”

La barrera escapó de su destino de colapso en el último momento. Bajo la inmensa energía profunda de los practicantes profundos del Demonio Ilusorio, las grietas rápidamente comenzaron a repararse.

Las nubes oscuras en el cielo rápidamente se dispersaron, revelando una pequeña figura que llevaba un vestido de color arco iris. Sus ojos eran como frías estrellas mientras miraban fríamente a Xuanyuan Wentian. En sus manos, un racimo de llamas doradas brillaba intensamente.

Pequeña Emperatriz Demonio… ¡Es la Pequeña Emperatriz Demonio!” Mirando la figura que había aparecido repentinamente en el cielo, gritos estremecedores estallaron desde dentro de la Ciudad Imperial del Demonio Ilusorio. Porque esta persona, era la Pequeña Emperatriz Demonio, con quien habían perdido el contacto durante tres meses completos.

“¡Es la Pequeña Emperatriz Demonio… la Pequeña Emperatriz Demonio ha regresado!” Gritó Xiao Yun emocionado.

En el momento de la desesperación inminente, la Pequeña Emperatriz Demonio había regresado repentinamente. Sin lugar a dudas, trajo mucha emoción y esperanza a todos los habitantes de la Ciudad Imperial del Demonio Ilusorio. La atmósfera solemne y tensa fue hundida bajo gritos de alegría del mundo entero, incluso en la región de formación del norte que se enfrentaba directamente Xuanyuan Wentian. Sin embargo, Yun Qinghong todavía llevaba una expresión pesada.

Porque con tan aterrador Xuanyuan Wentian, era básicamente imposible que la Pequeña Emperatriz Demonio fuera su partido. Además, el lugar en el que se encontraba estaba fuera de la barrera, lo que le hacía imposible confiar en la protección de la barrera.

“Hahahaha.” Mirando a la Pequeña Emperatriz Demonio que había hecho su aparición, Xuanyuan Wentian rió salvajemente. “Este soberano pensó que ya habías huido con tu cola entre las piernas. Parece que todavía tienes un poco de agallas. ¡¿Estás preparada para entregar obedientemente el Espejo de Samsara y luego morir, o quieres que este soberano te convierta personalmente en cenizas negras?!”

“Tch, una basura que incluso dejó atrás su cara y desvergonzadamente robó la fuerza de alguien más se atreve a actuar de manera salvaje y arrogante. ¡Seguro que es risible!”

En medio de la desdeñosa risa ridiculizante, las nubes oscuras detrás de la Pequeña Emperatriz Demonio también fueron rápidamente dispersadas por una flameante luz ardiente. Yun Che y Feng Xue’er salieron de ella lado a lado, llegando junto a la Pequeña Emperatriz Demonio.

Hermano… ¡Hermano Mayor!” Xiao Yun estaba emocionado hasta el punto de saltar hacia arriba.

“¡Che’erChe’er!” Mu Yurou gritó dos veces y estaba cerca de desmayarse por la emoción.

“¡Maestro Asgard!” Las chicas de la Nube Congelada Asgard estaban aún más excitadas que nunca.

Junto a la Pequeña Emperatriz Demonio y Feng Xue’er, Yun Che llevaba una sonrisa ligera con la que no podían estar más familiarizados. Sus ojos eran tan profundos como el abismo, y de la cabeza a los pies, no se veía el menor daño o debilidad.

“¡Hermano Yun, él… parece que se ha recuperado por completo!” Gritó Número Uno Bajo el Cielo.

“¡Pero por supuesto! Ya lo dije… con el poder divino del Dios Divino Cuervo Dorado, el Hermano Mayor definitivamente tendría una recuperación total.” Mientras hablaba Xiao Yun, su nariz no podía dejar de volverse amarga y lágrimas estaban a punto de caer de sus ojos. En estos silenciosos tres meses, pasaba todos los días nervioso.

“¿Yun Che?” Los ojos de Xuanyuan Wentian brillaron con una luz oscura. “¿Todavía estás vivo?”

Yun Che rió fríamente. “Incluso alguien tan desvergonzado como tú todavía está vivo, ¿cómo puedo tener el valor de morir?”

“Heh… Todavía estás vivo.” El rostro de Xuanyuan Wentian reveló una expresión salvaje incomparablemente aterradora. “¡Entonces eso es realmente genial! ¡Por fin puedo devolverte la humillación que he sufrido bajo esa demonia vestida de rojo un millón de veces!”

Aunque ya sabía de la mutación de Xuanyuan Wentian, viendo a ‘Fen Juechen’ delante de él, Yun Che dejó escapar un suspiro en su corazón.

“Aunque realmente no me gusta Fen Juechen.” Dijo ligeramente Yun Che. “¡Un alma sucia como la tuya no es digna de su cuerpo! ¡Esta cara tuya es verdaderamente la mayor humillación para Fen Juechen en toda su vida!”

“¡No, es el mayor honor en toda su vida!” La cara de Xuanyuan Wentian se retorció, mientras él lentamente levantaba la Espada del Diablo de la Noche Eterna. “¡Yun Che, incluso en tus sueños, definitivamente ni siquiera puedes imaginar cuán fuerte se ha convertido este soberano ahora! ¡Incluso este soberano no podía creer que yo podría ser realmente tan poderoso!”

“Porque este es el físico de un Dios Diablo, el poder de un Dios Diablo. Los mortales nunca podrán entender tal poder en toda su vida. ¡Sin embargo, por buena suerte, llegaste para saborear el miedo y la muerte que brindara!”

“¡Especialmente tú, Yun Che! ¡Este soberano te otorgará una muerte que te hará hundirte en un miedo interminable incluso después de cientos y miles de reencarnaciones!”

Hermano Mayor Yun, él… se ha vuelto realmente aterrador.” Feng Xue’er sujetó firmemente las mangas de Yun Che.

“El grado de fuerza de su aura casi se ha duplicado desde la última vez que intercambiamos golpes.” Los ojos de la Pequeña Emperatriz Demonio estaban llenos de odio penetrante, pero su rostro blanco lechoso aún mostraba una completa calma. “Pero, con la forma en que estaba tratando de derribar la barrera de protección de una manera tan contundente, ha gastado un poco de energía. Con los poderes de nosotros tres, la victoria no es imposible. Xue’er, esta Emperatriz necesita tomar prestada tu fuerza.”

“¡Mn!” Feng Xue’er asintió con firmeza.

“Hablar más es innecesario.” La Pequeña Emperatriz Demonio levantó su mano. La imagen dorada y ardiente del Cuervo Dorado apareció de su cuerpo mientras que ella aumentaba la energía de la Llama del Cuervo Dorado a los límites absolutos desde el mismo comienzo. “Xuanyuan Wentian… ¡¡Muere!!”

La Pequeña Emperatriz Demonio empujó su pequeña mano y el área circundante de cincuenta kilómetros instantáneamente se tornó de un color dorado escarlata. Aunque había una barrera extremadamente fuerte aislándolos, los practicantes profundos del Demonio Ilusorio todavía sintieron una onda de calor extremadamente abrasadora soplando hacia ellos, haciéndolos condensar su energía para defenderse en una manera agitada.

“¡¿Qué debemos hacer?! Che’erChe’er todavía está afuera.” Mu Yurou sujetó firmemente al brazo de Yun Qinghong, estaba ansiosa hasta el punto de estar indefensa.

Su resistencia anterior amargamente les había permitido presenciar la terrible fuerza comparable al Dios Diablo de las leyendas que Xuanyuan Wentian poseía. No sólo estaban Yun Che y la Pequeña Emperatriz Demonio fuera de la barrera, sino que estaban enfrentando a Xuanyuan Wentian de frente. Sentía que todo su corazón estaba suspendido sobre una montaña de cuchillas.

“…” Yun Qinghong no habló. Sus dos puños estaban firmemente apretados.

“El aura del Hermano Yun…” Número Uno Bajo el Cielo miró escépticamente a Yun Che en el cielo y su expresión cambió repentinamente mientras exclamaba. “Reino Profundo Tirano… ¡¿Nivel Seis?!”

“¿Qué?” Xiao Yun fue lanzado en estado de shock. “¿Estás hablando del… Hermano Mayor?”

“Eso es correcto. Su aura profunda ya está en el sexto nivel del Reino Profundo Tirano.” Gran Ambición Bajo el Cielo suspiró de asombro. “Realmente es una aptitud asombrosa. Nunca esperé que en un solo año, él realmente ganara un aumento tan grande de poder.”

“No.” Número Uno Bajo el Cielo sacudió la cabeza. “Hace tres meses, cuando el Hermano Yun estaba gravemente herido, su fuerza profunda estaba simplemente en los niveles intermedios del Reino Profundo Emperador. Esta vez… No sólo se ha recuperado de sus heridas, sino que su fuerza profunda … ¡¡En realidad ha subido directamente por todo un enorme reino!!”

“¿Podría ser que la razón por la que se quedó en el Valle de la Llama de Relámpago del Cuervo Dorado durante los últimos tres meses fue porque estaba entrenando bajo la dirección divina del Espíritu Divino de Cuervo Dorado?”

Era imposible que Número Uno Bajo el Cielo no estuviera agitado. Como un Overlord de nivel ocho, un Overlord de nivel seis estaba todavía por debajo de él. Sin embargo, él sabía sin lugar a dudas que la fuerza de Yun Che básicamente no podía ser estimada usando los niveles convencionales de fuerza profunda. ¡Cuando su fuerza profunda estaba en los niveles intermedios del Reino Profundo Emperador, ya podía derrotar a Fen Juechen, quien estaba en las etapas intermedias del Reino Profundo Soberano!

Ahora que había hecho una reaparición, su fuerza profunda había milagrosamente alcanzado el sexto nivel del Reino Profundo Tirano… ¡¿Qué tan poderosa sería su fuerza real ahora?!

¡¡Boom!!

Los sonidos de llamas explosivas sacudieron intensamente el espacio dentro de un radio de cincuenta kilómetros. Especialmente justo delante de Xuanyuan Wentian; El espacio ya se había distorsionado en un remolino irregular por el abrasador calor de las Llamas del Cuervo Dorado. Aunque este fue su primer ataque, ya estaba desatando su poder hasta los límites máximos sin retener nada.

¡Porque delante de ella estaba Xuanyuan Wentian!

No sólo eran las llamas más fuertes de la Pequeña Emperatriz Demonio, también eran llamas en el pico de este plano. Frente a llamas como esta, Xuanyuan Wentian, no dio la menor señal de retirada. En su lugar, se rió en silencio y tomó las llamas con un golpe de su espada.

En medio de la explosión sonora, un rugido hundido se mezcló dentro, como si fuera el lamento de un fantasma maligno. Las Llamas del Cuervo Dorado que llevaban el poder de los mismos cielos ardientes, se dispersaron de una sola colisión y salpicaron los alrededores. Unas cuantas chispas de llamas se dispersaron y aterrizaron en su cuerpo, sin embargo, fueron inmediatamente extinguidas por el aura oscura. Xuanyuan Wentian rió en voz alta. “Pequeña Emperatriz Demonio, hace tres meses, si no hubiera confiado en el poder de la Espada del Diablo, este soberano no sería realmente tu partido. ¡¡Sin embargo, si este soberano quiere matarte ahora, es básicamente una hazaña fácil!!”

Xuanyuan Wentian cruzó instantáneamente una distancia de tres kilómetros y apuñaló su espada hacia la Pequeña Emperatriz Demonio. El sonido de una espada cortando el aire debería haber sido un chirrido estridente, pero la Espada del Diablo empuñada por Xuanyuan Wentian produjo un sonido explosivo incomparablemente sombrío que haría que el pelo de cualquier persona se pusiera de punta. Además, en el mismo instante, el aura oscura en el espacio circundante se derramó intensamente, suprimiendo la luz de las Llamas del Cuervo Dorado en un abrir y cerrar de ojos.

¡¡Screee!!

Con un largo grito, la imagen resplandeciente de un Cuervo Dorado atravesó los cielos y voló directamente hacia Xuanyuan Wentian, chocando intensamente con la negra Espada del Diablo en un instante.

El espacio se desgarró ferozmente y los gritos de la imagen ardiente del Cuervo Dorado comenzaron a distorsionarse también. El estancamiento entre las llamas y la Espada del Diablo sólo había durado un breve momento cuando la imagen ardiente del Cuervo Dorado emitió un grito miserable. Luchó furiosamente, pero la mitad de su cuerpo fue inmediatamente envuelto por la neblina negra.

“¿Ves esto? ¡Este es el poder actual de este soberano!” Xuanyuan Wentian se echó a reír con arrogancia, rayas de color rojo sangre llenaron ligeramente su rostro, haciendo que su rostro pareciera extremadamente feroz y aterrador.

“¡¡Muere!!” Rugió Xuanyuan Wentian, suprimiendo la imagen ardiente del Cuervo Dorado aún más intensamente que antes, causando que se derrumbara en cualquier momento. Justo en ese momento, un fuego rojo escarlata volvió a chocar desde su derecha.

Xuanyuan Wentian tenía una mirada de desdén y ni siquiera se molestó en verlo. Pero, cuando las llamas se acercaron a su cuerpo, repentinamente fue conmocionado, mientras se apresuraba a retraer la Espada del Diablo de la Noche Eterna. Entonces, con un grito explosivo como un trueno, sacó la espada y se enfrentó a las dos llamas divinas.

¡¡Boom!!

Como si las rocas hubiesen caído al suelo, la superficie del suelo se hundió profundamente. Dentro de las llamas envolventes del cielo, Xuanyuan Wentian fue empujado instantáneamente a tres mil kilómetros de distancia. Agarrando la Espada del Diablo en su mano, miró profundamente a Feng Xue’er con ojos llenos de escepticismo y amenaza.

“Esa chica vestida de rojo… ¿Es la Feng Xue’er de la que hablaron ustedes?” Yun Qinghong dijo aturdido.

“¡Eso es correcto! Ella es la Hermana Menor Xue’er.” Xiao Yun asintió.

“Ella es realmente…” Yun Qinghong respiró hondo. “¡¡Su aura, realmente no es más débil que la de la Pequeña Emperatriz Demonio!!”

“… ¡¿Haah?!” Xiao Yun se quedó en blanco por un momento y luego su mandíbula casi cayó al suelo de asombro.

“Esto… es simplemente increíble.” Número Uno Bajo el Cielo, que era consciente de la fuerza anterior de Feng Xue’er también fue asombrado. Feng Xue’er era definitivamente alguien que tenía la aptitud más aterradora que había visto en su vida. A la edad de veinte años, ella ya era una Monarca de nivel ocho. Sin importa si estaba en el Continente Profundo Cielo o en el Reino Demonio Ilusorio, era inaudito desde el inicio de los tiempos.

Pero un Monarca de nivel ocho y la Pequeña Emperatriz Demonio que tenía un poder cercano al de un dios, era todavía una diferencia incomparablemente grande.

Sin embargo, después de sólo tres meses de desaparición, no sólo la fuerza de Yun Che se había elevado de manera explosiva, ¡¿La fuerza de Feng Xue’er había alcanzado un reino comparable a la Pequeña Emperatriz Demonio?!

¡Él era simplemente incapaz de imaginar lo que realmente había ocurrido en los tres meses que estuvieron en el Valle de la Llama de Relámpago del Cuervo Dorado!

Feng Xue’er, infaliblemente le diste a este soberano una sorpresa considerablemente agradable.” Dijo Xuanyuan Wentian con sinceridad. “En sólo tres meses, el pequeño ave Fénix ha crecido hasta tal punto. ¡Pero por desgracia… todavía eres demasiado suave!”

Hace tres meses, la fuerza de Xuanyuan Wentian podría fácilmente suprimir a Feng Xue’er.

¡Pero la amenaza de las Llamas del Fénix que Feng Xue’er le estrelló anteriormente no eran en realidad más ligeras que las Llamas del Cuervo Dorado de la Pequeña Emperatriz Demonio!

¡Y sólo habían transcurrido tres meses!

El cambio de Feng Xue’er había sacudido su corazón. Al mismo tiempo, la intensidad de su intento de matar hacia Feng Xue’er había crecido varias veces.

Feng Xue’er se quedó en silencio junto a la Pequeña Emperatriz Demonio con una delgada capa de llamas rojas escarlatas envueltas alrededor de su cuerpo. En su delicado rostro con belleza de ensueño, un leve grado de ternura y duda se había desvanecido. Lo que los reemplazó fue la extraordinaria aptitud y grandeza de una doncella celestial… Así como un poder muy débil que era suficiente para sacudir el alma.

“Las Llamas del Fénix son las llamas divinas de un espíritu divino, llevo el regalo del Dios Fénix y nunca las he usado para eliminar a un solo ser vivo.” Dijo Feng Xue’er a la ligera.

“¡Pero por ti, definitivamente no me contendré!”

Feng Xue’er ligeramente volteó su palma y el baile de las Llamas del Fénix comenzaron a llenar el cielo. Las llamas doradas que podían incendiar el cielo también ardían dentro de la mano de la Pequeña Emperatriz Demonio. Dos grupos de llamas divinas se estrellaron al mismo tiempo y chocaron entre sí. Sin embargo, no se destruyeron mutuamente. En vez de eso, se mezclaron sin el menor rechazo, formando una enorme serpiente ardiente de varias decenas de ancho. Se deslizaron hacia Xuanyuan Wentian, y por todas partes, el espacio se desgarró ardientemente.

Hace tres meses, las dos personas eran meras desconocidas. Sin embargo, en estos tres meses, residieron en el mismo lugar y no se separaron ni por un momento. Sutilmente, las energías de estas dos personas ya podían fusionarse fácilmente. ¡Aunque el Fénix y el Cuervo Dorado se discriminaban entre sí, las Llamas del Fénix y del Cuervo Dorado eran llamas divinas del mismo atributo y plano!

One response to “ATG – Capítulo 859 – Regreso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s