ATG – Capítulo 851 – Destruido

(2/10)

“¿Este es ese pequeño mundo que creó el Espíritu Divino del Cuervo Dorado?” Preguntó Feng Xue’er. Había oído a Yun Che hablar del Valle de la Llama de Relámpago del Cuervo Dorado antes, pero su verdadera apariencia todavía superaba ampliamente lo que ella había imaginado.

“Mnnnn.” Respondió en afirmación la Pequeña Emperatriz Demonio, con las cejas fríamente levantadas. Esto se debía a que podía percibir con claridad que el aura de fuego en el Valle de la Llama de Relámpago del Cuervo Dorado era mucho más débil de lo que había sido la última vez que habían estado aquí.

Después de pasar por innumerables mares de fuego, una montaña que parecía una muralla finalmente apareció. Frente a la montaña, una formación profunda que ardía con llamas doradas estaba girando lentamente en su lugar.

“¡Ahí está!”

Aterrizaron frente a la formación profunda de fuego, la Pequeña Emperatriz Demonio soltó suavemente el brazo de apoyo de Feng Xue’er antes de arrodillarse lentamente en el suelo.

“El duodécimo emperador de la Familia Imperial del Demonio Ilusorio, el undécimo sucesor de la Línea de Sangre del Cuervo Dorado, Huan Caiyi, ruega ver al Dios Divino del Cuervo Dorado.”

Feng Xue’er también se arrodilló apresuradamente mientras sostenía a Yun Che en sus brazos. Frente a la única esperanza que tenían de salvar a Yun Che, no dudaría en lo más mínimo, incluso si se le exigiera adoptar la baja postura de una humilde hormiga.

La voz de la Pequeña Emperatriz Demonio fue rápidamente absorbida por el sonido de las llamas rugientes que resonaron en el Valle de la Llama de Relámpago del Cuervo Dorado. Pero incluso después de esperar mucho tiempo, no recibieron ninguna respuesta.

El desconcierto y la inquietud brotaron en el corazón de la Pequeña Emperatriz Demonio. Este era el mundo independiente que el Espíritu Divino del Cuervo Dorado había creado, por lo que su percepción espiritual debería cubrir cada rincón de este mundo. Cualquier cosa que sucediera en este lugar no podría escapar de su percepción espiritual. Debería haber sentido sus presencias desde el momento en que habían entrado en el Valle de la Llama de Relámpago del Cuervo Dorado.

Especialmente desde que había expresado tal consideración para Yun Che la última vez…

Entonces, ¿por qué no había hecho una aparición y venido a recibirlos?

“La Familia Imperial del Demonio Ilusorio de Huan Caiyi pide ver al Dios Divino del Cuervo Dorado.”

La Pequeña Emperatriz Demonio gritó de nuevo, pero aún no recibió la respuesta del Espíritu Divino del Cuervo Dorado, incluso después de mucho tiempo.

Pequeña Emperatriz Demonio, el Espíritu Divino del Cuervo Dorado… ¿No está presente en este lugar?” Preguntó Feng Xue’er con voz preocupada.

Justo cuando su voz cesó, la voz de una niña estridente y que sacudía el alma sonó bruscamente desde todos los rincones del lugar: “Huan Caiyi, ¿por qué de repente vienes a este lugar y perturbas el sueño de este noble?”

Esta voz era aún más intensa y violenta que la lava y también contenía una furia hirviente.

“¡Ah!” Gritó Feng Xue’er alarmada. La Pequeña Emperatriz Demonio alzó la cabeza y miró hacia arriba mientras hablaba con un tono muy respetuoso y reverencial: “Por molestar inadvertidamente el sueño del Dios Divino del Cuervo Dorado, Huan Caiyi está dispuesta a aceptar todo castigo. Pero… Yun Che ha sufrido fuertes lesiones y se tambalea al borde de la muerte. El único en el mundo que puede salvarlo ahora es el Dios Divino del Cuervo Dorado, así que le ruego que presente su cuerpo dorado y salve su vida. Huan Caiyi está dispuesta a pagar cualquier precio. Incluso si quiere mi vida a cambio, estoy dispuesta a darla.”

La boca de Feng Xue’er se abrió y ella miró atónita a la Pequeña Emperatriz Demonio. La Pequeña Emperatriz Demonio había pronunciado las palabras ‘incluso si quiere mi vida a cambio, estoy dispuesta darla’ de una manera tan tranquila y práctica.

Puede haber parecido fría hasta el punto de que parecía que no tenía emociones, pero los sentimientos de la Pequeña Emperatriz Demonio hacia Yun Che no perdían ante nadie más en este mundo… Incluso como la noble y suprema monarca que gobernaba todo el Reino Demonio Ilusorio, la Pequeña Emperatriz Demonio consideraba a Yun Che más importante que su propia vida.

“¿Él? ¿Fuertemente lesionado y al borde de la muerte? Hahahaha…”

El Espíritu Divino del Cuervo Dorado no se materializó y las palabras de la Pequeña Emperatriz Demonio sólo provocaron una sonora carcajada de desdén: “¡Idiota! Yun Che posee la sangre del Dios Dragón y tiene la protección del poder del Dios de la Ira. Así que no importa cuán pesadas sean sus lesiones, incluso si está en su último aliento, siempre y cuando no esté muerto, definitivamente se recuperará. ¿Pero las dos quieren que este noble lo salve? ¡Eso es simplemente ridículo!”

“No, no es el caso esta vez.” Dijo la Pequeña Emperatriz Demonio en voz alta. “No fue cualquier poder el cual le hizo daño esta vez. Ya ha estado tambaleándose al borde de la vida y la muerte durante diez días enteros. Sólo se ha despertado una vez durante estos últimos diez días y podría morir en cualquier momento. En este mundo, es verdaderamente solo usted quien puede salvarlo ahora.”

“… ¿Diez días?” La voz del Espíritu Divino del Cuervo Dorado estaba claramente llena de sospecha. Debido a que Yun Che tenía el cuerpo del Dios Dragón y los poderes del Dios de la Ira, así que en este plano, no debería haber ningún poder que lo haga estar a la puerta de la muerte durante diez días sin ningún signo de recuperación.

¡Clang!

En ese momento, un par de ojos dorados escarlata se abrieron repentinamente en el opaco cielo dorado, mientras los abrasadores rayos de luz que parecían fuego descendían de lo alto. Parecía como si un sol ardiente hubiera aumentado en el Valle de la Llama de Relámpago del Cuervo Dorado mientras el lugar se volvía aún más brillante y más caliente.

El Espíritu del Cuervo Dorado finalmente apareció y la Pequeña Emperatriz Demonio se inclinó profundamente en su presencia. Feng Xue’er también se apresuró a arrodillarse, pero después de eso colocó suavemente a Yun Che frente a su cuerpo mientras suplicaba. “Gran y magnánimo Espíritu Divino del Cuervo Dorado, le ruego que definitivamente salve al Gran Hermano Yun. Yo, Feng Xue’er, estoy dispuesta a usar todo lo que tengo y todo lo que soy para pagar este favor.”

La luz emitida por esos ojos rojo escarlata cayó por primera vez sobre el cuerpo de Feng Xue’er, la cual permaneció en ella durante mucho tiempo… Debido a que su cuerpo estaba liberando un aura de Fénix que era demasiado densa, densa hasta el punto en que era anormal.

Pero no le preguntó nada. En cambio, esos ojos dorados barrieron a la Pequeña Emperatriz Demonio antes de detenerse allí por un corto momento. Después de eso, el Espíritu del Cuervo Dorado le preguntó en una voz severa. “¿Realmente encendiste tu sangre de origen? Hmph, dado el poder que este noble te ha otorgado, pensar que en realidad hay alguien en este plano que te pueda empujar hasta ese punto.”

“Aunque Caiyi fue forzada a encender su sangre de origen, mi cuerpo no fue dañado. Me recuperaré dentro de un mes. Le ruego al Dios Divino del Cuervo Dorado que definitivamente salve a Yun Che.” La Pequeña Emperatriz Demonio suplico una vez más.

Frente al Espíritu del Cuervo Dorado, cada palabra que decía era sobre salvar la vida de Yun Che.

“¡Hmph, entonces deja que este noble vea qué tipo de lesión puede hacerle una persona a quien posee el cuerpo del Dios Dragón y los poderes del Dios de la Ira, permanecer inconsciente durante diez días!”

Un haz de luz dorada cayó del cielo antes de transformarse en capas de débiles llamas que cubrieron el cuerpo de Yun Che.

En un solo instante, todas las llamas que acababan de tocar el cuerpo de Yun Che saltaron ferozmente antes de dispersarse como relámpagos intermitentes. Los ojos dorados que colgaban en el aire también soltaron una extraña luz cuando el Espíritu del Cuervo Dorado dijo: “Esto es…”

El tono del Espíritu del Cuervo Dorado sufrió un feroz cambio: “¿Por qué salió lastimado por este tipo de poder? ¿Qué fue lo que todos ustedes encontraron?”

“No sabemos tampoco.” Dijo Feng Xue’er mientras sacudía la cabeza. “En ese momento, yo estaba al lado del Gran Hermano Yun, pero ni siquiera vi quién lo lastimo. Ni siquiera pude sentir un solo rastro de alguna energía extraña y anormal a su alrededor. El Gran Hermano repentinamente… se convirtió en esto.”

“…” El Espíritu del Cuervo Dorado se calló repentinamente y no habló durante mucho tiempo.

El aura en el Valle de la Llama de Relámpago del Cuervo Dorado también se volvió repentinamente sofocante.

El silencio del Cuervo Dorado provocó una gran sensación de inquietud en los corazones de la Pequeña Emperatriz Demoníaca y Feng Xue’er. Feng Xue’er fue finalmente incapaz de soportar esta aura sofocante. Ella alzó su delicada cabeza y habló con una voz suplicante: “Usted es el gran y magnánimo Espíritu Divino del Cuervo Dorado, así que definitivamente tiene un método para salvarlo. Le ruego que conceda su gran misericordia sobre nosotros, no importa qué…”

“No hay necesidad de hablar más.”

El Espíritu de Cuervo Dorado habló repentinamente, interrumpiendo las palabras de Feng Xue’er. Continuó con una voz fría. “¿Alguna de ustedes sabe exactamente por qué tipo de poder fue lastimado?”

“…” Tanto la Pequeña Emperatriz Demonio como Feng Xue’er sacudieron la cabeza al mismo tiempo.

“La persona que lo lastimo usó el poder de la Diosa de la Estrella del Veneno Celestial.” La voz del Espíritu del Cuervo Dorado fue como un fuego furioso. “Sin embargo, en este plano, no debería haber nadie que haya oído hablar del nombre Diosa de la Estrella del Veneno Celestial”.

“Entonces… ¿Cómo podemos salvarlo exactamente?” Quién era la Diosa de la Estrella del Veneno Celestial y por qué esa persona quería matar a Yun Che no era su principal preocupación en este momento. Lo único que querían saber era cómo rescatar a Yun Che.

“¿Salvarlo?” El Espíritu del Cuervo Dorado dijo con un fuerte resoplido: “Ni siquiera sabes qué clase de existencia es la Diosa de la Estrella del Veneno Celestial, así que es natural que ninguna de ustedes pueda imaginar lo aterrador que es. ¡Este es un poder divino incomparablemente fuerte y es mucho más malicioso que fuerte, alcanzando el pináculo de la malicia!”

“El poder que ha dañado a Yun Che es suficiente para reducir a cualquier otro ser vivo en este plano a polvo. Pero Yun Che posee la médula del Dios Dragón y sus huesos son tan fuertes y resistentes como el acero estelar, por lo que no se desintegró completamente.”

“El poder de la Diosa de la Estrella del Veneno Celestial también contiene definitivamente un veneno despiadado. La única razón por la que Yun Che no fue envenenado instantáneamente por este veneno virulento fue porque él tiene la Perla del Veneno Celestial en su persona.”

“Después de que el poder de la Diosa de la Estrella del Veneno Celestial ha dañado a alguien, la energía persistente que queda tras el ataque no se disipa. En su lugar, se hundirá en el cuerpo como un gusano e incluso si la persona no muere inmediatamente, continuará rasgando el alma y devorando la vida de esa persona. Sólo un poder al mismo nivel podría forzar su disipación. Esta es también la razón por la que Yun Che aún no ha recuperado su fuerza ni se ha recuperado de sus heridas. Pero al final, él todavía tiene la protección que le otorga el cuerpo del Dios Dragón y el poder del Dios de la Ira, por eso es que ha soportado con fuerza hasta ahora sin sucumbir a la muerte.”

“El hecho de que pueda sobrevivir forzosamente bajo la influencia del poder de la Diosa de la Estrella del Veneno Celestial es un milagro en sí mismo. ¡Si el mismo poder hubiese sido infligido a cualquiera de ustedes, las dos ya habrían muerto diez mil veces! ¡Pero a pesar de que aún vive, son sólo los últimos jadeos de un moribundo! ¡Y si realmente quieren salvarlo… eso no es más que el pensamiento de un tonto!”

Las cuatro palabras ‘pensamiento de un tonto’ parecían hacer que un cubo de agua fría se derramara sobre sus cabezas. Las lágrimas de Feng Xue’er comenzaron inmediatamente a salir. Ella trató de contener sus lágrimas mientras hablaba. “Espíritu Divino del Cuervo Dorado… ¿Es verdad que ni siquiera… puede pensar en algo?”

“El talento innato de Yun Che es especial y único y no sólo es él quien heredó la línea de sangre de este noble, él es también en quien este noble ha puesto todas sus esperanzas. Si pudiese salvarlo, este noble no escatimaría esfuerzos. Pero incluso si el poder de este noble fuese cientos de veces lo que es ahora, estaría lejos de ser comparado con el de la Diosa de la Estrella del Veneno Celestial, quien le hizo daño.”

“Sería fácil que este noble lo despertara temporalmente, pero aunque gastara toda mi fuerza y esfuerzo, sería imposible para mí salvarlo.”

Aunque la voz del Espíritu de Cuervo Dorado seguía siendo tan ardiente y explosiva como el fuego, ahora estaba atada con profunda sombría e impotencia.

Feng Xue’er inmediatamente cayó al suelo, abrazando a Yun Che mientras sollozaba y lloraba. Su último rayo de esperanza había sido despiadadamente destruido. Si incluso el Espíritu del Cuervo Dorado no podía salvar a Yun Che, entonces realmente no existía ningún método en este mundo que pudiera salvarlo…

“Hablando de eso, originalmente había alguien que podía salvarlo, pero desde que apareció la Diosa de la Estrella del Veneno Celestial, entonces es natural que esta persona definitivamente no pueda continuar en este lugar.” Dijo el Espíritu del Cuervo Dorado. La voz y el brillo en sus ojos se habían apagado por varios grados.

La persona a la que se refería era naturalmente Jazmín. Pero ahora mismo, ya no podía sentir la presencia del alma de Jazmín en el cuerpo de Yun Che. En el instante siguiente, dedujo que la búsqueda de la Diosa de la Estrella de la Matanza Celestial era la única razón por la que la Diosa de la Estrella del Veneno Celestial aparecería en este mundo. Era también por esta razón que ella haría un movimiento para matar a Yun Che.

Feng Xue’er sabía que la persona de la cual el Espíritu del Cuervo Dorado estaba hablando era de esa terriblemente poderosa muchacha de vestido rojo. Pero… ella ya se había ido y ella jamás podría volver. Aunque Feng Xue’er quisiera ir a buscarla, no podría encontrarla.

“Deberían irse.” Dijo el Espíritu del Cuervo Dorado con una voz sombría. “Está muerto y eso es realmente lamentable. Pero tal es el destino. Debido a su tenacidad, todavía debe poder luchar durante otros diez días… En esta vida, ya ha experimentado la buena fortuna que una persona normal no sería capaz de esperar en diez vidas. A pesar de que nació con un desafortunado destino, se podría decir que no ha vivido su vida en vano.”

La Pequeña Emperatriz Demonio se puso de pie, con los ojos sombríos y sin vida. Ella dijo melancólicamente. “Xue’er, vayámonos. No ha visto a su padre ni a su madre… desde hace mucho tiempo.”

La mente de Feng Xue’er era una franja de blanco grisáceo, su visión completamente borrosa por sus lágrimas. Ella abrazó suavemente a Yun Che mientras se apartaba de un modo desorientado, pero ni siquiera sabía a qué dirección se dirigía.

“¡¡Esperen un momento!!”

La voz del Espíritu de Cuervo Dorado repentinamente resonó en el aire como un trueno inesperado, deteniendo los pasos de Feng Xue’er y de la Pequeña Emperatriz Demonio.

Dos luces doradas cayeron sobre el cuerpo de Feng Xue’er mientras el Espíritu del Cuervo Dorado la miraba fijamente. La luz que sus ojos dorados estaba liberando en este momento era mucho más espesa e intensa de lo que había sido en cualquier otro momento.

“¿Espíritu Divino del Cuervo Dorado?” Feng Xue’er murmuró sin vida.

Feng Xue’er, respóndele una pregunta para este noble.” La voz apagada del Espíritu del Cuervo Dorado recuperó repentinamente la explosividad de un volcán. “¿Sigues siendo virgen?”

3 respuestas a “ATG – Capítulo 851 – Destruido

  1. QUE TAL PREGUNTA!!!! HAHAHAHAHHAHA no mames, que tal Divino Fenix y esa wea, preguntando así nomás… eres virgen? xD Se pasó de vergas!!! De seguro que lo salvan con su Yin Vital o una wea así xD
    PD: Se agadece el cap!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s