RTW – Capítulo 156 – Organizando el panorama

Traductor: Ben.
(9/11)

Theo subió una pequeña colina, desde aquí podía ver vagamente la orilla del Pueblo Fronterizo y también la figura del castillo del Señor.

Finalmente, estoy de vuelta, pensó, previamente con el fin de alcanzar la Ciudad Plateada había necesitado la mitad de un mes, pero de regreso sólo necesitaron siete días, el mayor tiempo del cual había sido durante el trayecto entre la Ciudad Plateada y la Ciudad Redwater. A pesar que parecía que a Ashes no le importaba, Theo todavía decidió usar escasamente rastros para reducir la posibilidad de ser atrapado por la Iglesia.

Ashes era el nombre que había recibido de su compañera bruja, pero incluso después de todo este tiempo Theo no sabía si este era su nombre real o no. Durante su viaje, ella siempre estaba vestida en túnica negra y una gran espada estaba envuelta en trapos sobre su espalda.

Su largo cabello negro estaba amarrado en una cola simple, colgando hacia su cintura. Ya sea durante la cabalgata o en su viaje en barco, raramente puso su atención en Theo. Ella siempre caminaba sola al frente, teniendo en cuenta el paisaje circundante. Probablemente para ella, este viaje al Pueblo Fronterizo era simplemente un relajado y confortable paseo como una visita turística.

Algunas veces Theo dudaría su propio juicio, ¿ella era realmente un soldado? Fácilmente podría tropezar con la túnica que vestía, mantener tal cabello largo era equivalente a mostrar un montón de aberturas en sus defensas. Más aún, desde el inicio de su viaje Ashes nunca pareció temer darle la espalda a él, la parte de su cuerpo que más vio, siempre fue su espalda.

No creía que una bruja sería capaz de confiar en otras personas rápidamente, sólo dejándole la suposición de que tal vez ella estaba lo suficientemente confiada en sus habilidades, que incluso una Piedra de la Retribución de Dios no sería una amenaza para ella.

Theo rodeo el lado de la colina, pronto encontrando su objetivo, un asta con una bandera roja ondeando en él. Fue hacia el asta y desenterró un bulto fuera del lodo. Doblado dentro de él estaba una bandera azul el cual era usado como reemplazo para la bandera roja. Más tarde, se sentó en el suelo y juntó las manos.

“¿Eso es todo lo que tienes que hacer?” preguntó Ashes.

“Al menos eso fue lo que ellas dijeron,” Theo se limpió el sudor que había aparecido en su frente. “Ve al pie de la colina al lado noreste del pueblo. Ahí tienes que seguir el rastro de piedra hasta que llegues al asta. Cuando llegues al asta, sólo tienes que reemplazar la bandera ondeando con la azul enterrada al lado del asta. Nosotras veremos la bandera y pronto llegaremos a tu localización, así que después de eso sólo necesitarás esperar y llegaremos.”

Ashes asintió y luego empezó a buscar un sitio relativamente limpio para sentarse, ella entonces estiró su mano en la dirección de Theo, “Comida”.

“Uh… ¡Espera un momento!” Theo abrió su saco y tomó un pedazo de carne seca de adentro. Primero lo partió a la mitad y arrojó el pedazo a su boca, mientras arrojó el resto de la carne hacia Ashes.

Theo suspiró cuando vio que la bruja puso la carne en su pequeña boca y empezó a masticar. Quien habría pensado que además de su gran espada, ella no tenía ni una sola moneda de cobre en todo su cuerpo. Incluso a pesar de que estaba completamente sin dinero todavía se atrevió a pavonearse tanto durante su viaje de regreso al Pueblo Fronterizo. Durante todo el camino, todos los alojamientos y comidas habían sido pagados por él. Los cuartos en los hoteles tenían que ser individuales de la mejor calidad, y cuando comieron sólo podía ser carne, comida seca y cosas como comida que se pudiera cargar. Más aún, siempre tenía que comer la primera mitad antes de que ella comiera su parte.

Probablemente con la excepción del tiempo que ella estuviera en el campo, era una persona muy cautelosa. No obstante, ¿no sería el acercamiento más cauteloso preparar su propia comida?

“Siempre quisiste saber a dónde vamos; es hacia el lado opuesto del canal.” Después de tragar la carne, Ashes dijo repentinamente, “No estoy segura si has escuchado rumores de Los Fiordos, pero ahí hay incontables islas. Algunas de ellas tienen ambientes muy peligrosos, así que esas son escasamente pobladas. Nos vamos a asentar en una de esas islas y construir casas en ella pertenecientes sólo para las brujas.”

“…” Theo estaba sorprendido, no importa cuánto tratara de preguntarle antes, ella siempre había estado callada, así que ¿por qué había ella tomado la iniciativa de traer de vuelta el asunto?

“¿Estás sorprendido? ¿Te estás preguntando porque no toqué este asunto antes?”

Ashes empezó a explicar seriamente. “Había la posibilidad de que fueras un mentiroso, quien pretendería estar dormido per en la noche en su lugar correría a la Iglesia. Pero ahora las chicas ya deberían estar a medio camino de su objetivo; ellas ya deberían haber entrado al ferry mercante hacia Los Fiordos. Así que incluso si les cuentas ahora, la Iglesia será incapaz de detenerlas. También, vine aquí para tomar conmigo a las otras brujas de La Asociación de Cooperación de Brujas. Así que tarde o temprano las noticias habrán alcanzado tus oídos, por lo tanto seguir escondiéndolo se ha vuelto insignificante.”

“Incluso a pesar de que ya te he traído al Pueblo Fronterizo, aún no puedes descartar la posibilidad que sea un mentiroso.”

“Sí, eso es verdad,” dijo Ashes, haciendo hincapié en cada palabra, “Pero al final, si somos incapaces de encontrar a otra bruja, tú morirás aquí, junto con todos los demás quien esté tratando de lastimarnos a nosotras las brujas.”

“Está bien,” Theo tomó un respiro profundo. “¿Puedo hacerte otras preguntas?”

Ashes pensó por un momento, “Seguro, pero no puedo garantizar que responderé.”

“¿Vienes del Reino de Graycastle? Nunca antes había visto unos ojos como los tuyos.” Él decidió empezar a preguntar acerca de su origen primero. Esto no debería ser ningún tipo de información sensible y al mismo tiempo reduciría la cautela dentro del corazón de ella.

“Nací en el Reino del Invierno eterno, sin embargo esto no tiene nada que ver con el color de mis ojos. En el momento en que me convertí en una bruja, mis ojos se convirtieron en este par que ves ahora.”

“¿Reino del Invierno eterno? Ese es un largo camino entre tu reino y el Reino de Graycastle. Incluso hay dos otros reinos entre ellos, así que ¿Cómo llegaste a Ciudad Plateada?”

“Cuando era niña fui vendida a la Iglesia, y luego…” pausó. “He estado vagando desde el monasterio en la Antigua Ciudad Santa todo el camino hacia el Reino de Graycastle. Hasta que la conocí, finalmente terminando mi vida errante.”

“¿Ella?” preguntó Theo curiosamente.

Tilly Wimbledon,” respondió Ashes, repentinamente mostrando una cálida expresión en su rostro. “Ella me acogió”

El corazón del guardia latió más rápido, cuando la había escuchado mencionar el nombre Tilly, nunca había pensado de que se tratara de tan famosa persona. Pero ahora con el nombre de familia Wimbledon atado a ella, el significado se volvió completamente diferente. Tilly Wimbledon era la hermana de Roland Wimbledon, la quinta princesa del Reino de Graycastle. Así que, cuando le hizo la siguiente pregunta, su voz tembló. “Ella, ¿Es ella tu líder?”

“¿Líder?” Ashes asintió. “Para mí, ella es mucho más; ella es la persona más importante para mí… alguien que nadie más puede reemplazar nunca.”

Cuando la noche cayó, ambos encendieron una fogata.

Ashes tomó su espada, sacándolo un poco de su vaina, mostrando que el borde del arma era cerca de la anchura de su cintura y también de que estaba cubierta con varias marcas de choques previos. La grisácea espada no tenía ningún filo que podía ser visto usualmente en otras espadas, y solamente su peso era suficiente para aplastar a cualquier persona. Para la mayoría de la gente levantar esta espada sería ya una tarea imposible, pero en sus manos, parecía ser sólo tan pesada como una espada ligera.

¿A cuántos herreros ella había robado, con el fin de reunir el material suficiente para forjar una espada como esa?, ah, pensó Theo, si el príncipe y sus brujas se demoran mucho más, es enteramente posible que me convertiré en la siguiente víctima de esa espada.

“Escuché que el Señor del Pueblo Fronterizo también es un… Wimbledon,” él decidió encontrar algo de qué hablar. De otra forma, el tiempo de espera pareciera ser especialmente largo de soportar para él.

Roland Wimbledon,” murmuró ella, “Lo he visto antes.”

“¿Qué?” Theo abrió su boca.

“Fui acogida por Tilly y empecé a trabajar como su guardia en el palacio. Así que naturalmente hubo la oportunidad de conocer a varios de sus hermanos y hermana.” Ashes parecía tener ya buena comprensión acerca del cuarto príncipe. “Incompetente, arrogante, sin ningún conocimiento ni habilidades. Era difícil creer que era el hermano de Tilly. También… En algunas áreas su coraje no era tan pequeño.”

Al final de su oración, su tono se volvió frío.

Theo no pudo evitar estremecerse. Él había escuchado varios rumores del previo comportamiento del príncipe. Por ejemplo, siempre alardearía, también le gustaba usar planes astutos y cosas como molestar a las sirvientas de los demás. A pesar de que nunca había usado violencia y o amenazas hacia la otra parte, todavía era difícil evitar a una persona en su posición. Seguramente, él no había…

En este momento, Ashes repentinamente se puso de pie, mirando hacia la dirección del camino, “Alguien ha venido, y son más de uno.”

Theo siguió su mirada y lentamente también pudo ver los bordes de las figuras apareciendo gradualmente desde la oscuridad de la noche. La que tomó la iniciativa era la bruja personalmente responsable por la seguridad de Su Alteza Real, Nightingale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s