RTW – Capítulo 152 – Negociaciones (Parte 2)

Traductor: Lurixer.
(5/11)

En ese momento la lluvia de la ventana ya se había detenido, las nubes se estaban dispersando y el sol ya estaba bajando, tiñendo el cielo de rojo.

Roland abrió la puerta de la habitación del primer piso, viendo a Margaret caminando en círculos delante de la chimenea, que parecía bastante inquieta. Cuando Sean, que había estado de pie al lado de la habitación, vio que el príncipe acababa de entrar en la habitación, levantó la mano hacia su pecho y se inclinó. Margaret, que también había visto entrar al Príncipe, se detuvo y se puso delante de él, preguntando ansiosamente. “Su Alteza, ¿cómo está Relámpago?”

Roland se sobresaltó, había varios tipos de resultados que había imaginado, desde estar tranquilo a enojado y posiblemente actuar con frialdad, pero nunca habría esperado que su primera sentencia sería esta.

“Ella está bien … sólo un poco cansada.”

“¿Es eso así? Eso es bueno.” Margaret parecía aliviada.

“Parece que se preocupa mucho por ella.”

“Ella se ve exactamente igual a su padre, especialmente sus ojos estrechos y su nariz puntiaguda … Pude ver inmediatamente que era la hija de Trueno.”

Luego, con un suspiro, se desabotonó el cuello, bajó la cabeza y se quitó una cadena con un ornamento de oro colgando de su cuello. “Sólo para verificarlo, antes dijo … que tiene la capacidad de juzgar si estoy mintiendo, ¿hablaba de la habilidad de una bruja? Si este fue el caso y quiere que pruebe mi sinceridad, ¿podría por favor dejarla participar en esta conversación? No me gusta la sensación de ser espiada secretamente.”

Puesto en el ornamento de oro, que estaba conectado a la cadena de oro, había una pieza hexaédrica de joyería de color azul claro, que tenía que ser una Piedra de Retribución de Dios de alta calidad.

Roland había estado pensando en lo que debía decir para reducir el resentimiento y las dudas del otro, sin pensar que realmente sería Margaret quien tomara la iniciativa de hacerlo. Para ser honesto, sentía cierta admiración por la mujer de la Gente del Mar. A pesar de estar en una situación tan increíblemente desfavorable, todavía estaba tratando de captar y mantener la posición de liderazgo en su diálogo. Ya fueran sus habilidades de negociación o su estilo de actuación, todo era consistente con la identidad de una comerciante exitosa.

Recibió la Piedra de Retribución de Dios y la puso en una percha junto a la chimenea. Calculando, por la calidad de la piedra, el rango supresivo estimado en el que no se podría usar magia sería de alrededor de un metro. Mirándolo desde los ojos de Nightingale, parecía un agujero negro de alrededor de un metro de grosor. Para evitar el rango efectivo de la Piedra de Retribución de Dios, ella tenía que mantenerse siempre alejada de ella.

“Vamos a la sala de recepción.” Ofreció Roland. Puesto que el otro lado había demostrado su sinceridad, él no debía de actuar tan tacaño. Cuando los dos entraron en la sala de recepción, Nightingale ya había salido de su niebla y estaba sentada al lado de un sofá, con la barbilla apoyada en ambas manos y mostrando deliberadamente una expresión aburrida como si ya hubiera estado esperando allí durante demasiado tiempo.

Cuando se sentaron, Roland introdujo por primera vez a Nightingale: “El nombre de la mujer a mi lado es Nightingale, ella es capaz de juzgar la autenticidad de sus palabras.”

“Hola, Señorita Nightingale.” Dijo Margaret, asintiendo con la cabeza y recibiendo un saludo a cambio.

Roland empezó de inmediato con su primera pregunta, que él más quería saber: “Hasta donde yo sé, los fiordos también están bajo la influencia de la Iglesia.”

“Pero su influencia es mucho más débil que la creencia de los Tres Dioses. En este sentido, la Gente del Mar y los Moradores de la Arena son bastante similares. Ambos adoran el cielo, el mar y la tierra. En cuanto a mí …” Hizo una pausa. “Yo tenía una amiga muy importante y bueno. En medio de un viaje de pesca con mi amiga, sucedió que fuimos inesperadamente golpeados por una tormenta. Luchando por nuestras vidas, nuestro velero fue golpeado por una ola, rompiéndolo en muchas piezas. Durante este desastre, ella se convirtió en una bruja, consiguiendo la capacidad de respirar como un pez. Ella me encontró cuando ya había perdido la conciencia y estaba flotando en el agua, así que fue ella quien me arrastró a la orilla.”

“¿Qué pasó después?”

“Poco después de haberme despertado, se fue … quizás más que el deseo de estar conmigo, estaba más ansiosa por volver al mar.” Dijo Margaret con pesar. “Desde entonces nunca más la he vuelto a ver. La gente dice a menudo que ella aparecería durante días brumosos, levantando su cuerpo fuera del agua y guiando los barcos de pesca con su canto. Guiándolos con éxito alrededor de las rocas. Sin importar qué, mi amiga nunca podría ser mala, ni la sierva del Diablo.”

Roland asintió con la cabeza, las brujas que habían despertado su poder eran previamente gente ordinaria, y en los casos donde la gente ya conocía a las brujas antes de su despertar y tenía profundo contacto y comprensión de ellas, su impresión sería difícil de cambiar solamente por la unilateral retórica de la Iglesia.

“Pareces saber mucho sobre el poder de las brujas. Sólo con una frase, pudiste adivinar que tenía más de una bruja.”

“Honestamente, debido a la relación con mi amigo de la infancia y socio, me interesé por las brujas. Incluso había pensado en la posibilidad de acoger a esas extrañas mujeres.”

Margaret sonrió. “Desafortunadamente, la Ciudad Rey es completamente diferente al Pueblo Fronterizo, al final, tuve que renunciar a esa idea porque el riesgo era demasiado grande. Al ver que Relámpago fue directamente a sus brazos, parece que es muy cercana a usted, además de que es una bruja … Así que pensé que usted podría ser igual que yo, alguien que no odia a las brujas. Como un Señor, ocultar algunas brujas no debería ser una tarea difícil para usted, especialmente aquí en la frontera. Pero todavía tiene que ser muy cuidadoso, si es encontrado por la Iglesia, sería difícil para usted salvarlas.”

Hablando de ello, hasta ahora Nightingale todavía no encontraba ninguna señal de que ella hubiera mentido. Con esto ya había rechazado la posibilidad de que Margaret informara a la Iglesia. Roland finalmente llegó a una conclusión en su corazón, así que con un tono un ligeramente elogioso, dijo: “Parece que yo fui un poco hipersensible, espero que no le importe”.

“No, Su Alteza, después de todo, también fue por Relámpago y la seguridad de las otras mujeres …” Margaret agitó la mano con desprecio. “Al contrario, si no le importara, entonces sería una persona irresponsable.”

“¿Está familiarizada con Trueno?” Preguntó Roland. “Su cariño por Relámpago es mucho mayor que la preocupación de la gente común por los niños heroicos.”

Frente a tal pregunta, Margaret vaciló un instante. Roland había dicho que, si no quería responder a una pregunta, debía actuar como si nunca hubiera preguntado, pero finalmente empezó a hablar lentamente: “A decir verdad, después, cuando dejé el pueblo pesquero, me uní a una de las expediciones del Señor Trueno, junto con ellos exploré el mar durante mucho tiempo. Como joven y nueva integrante del equipo, el Señor Trueno y su esposa me cuidaron mucho. El día en que nació Relámpago, yo también estaba allí.”

“¿Nació a bordo?”

“Sí, durante una tormenta. Fuera de la cabina, los truenos retumbaban y los relámpagos iluminaban continuamente el cielo. Sin embargo, poco después de su nacimiento, la esposa del Señor Trueno murió a causa de una infección, y yo … actué como su media madre. Pero no podía darle leche materna, solía masticar avena de trigo y la mezclaba con huevos de pescado y harina, alimentándola lentamente.” La voz de Margaret se volvió muy suave. “Aunque el Señor Trueno estaba incomparablemente triste, él todavía tenía que comandar la flota, puesto que sin él como la espina dorsal, la tripulación se derrumbaría rápidamente después de solamente algunos meses. Durante ese tiempo, me quedé en la cabina, observando cómo Relámpago crecía lentamente. Hasta que el Señor Trueno encontró las Islas de las Sombras. Después del descubrimiento volvimos a la Bahía de la Luna Creciente y la expedición terminó. No mucho después, salí del Fiordo y me establecí en el Reino de Graycastle.”

“Así que fue así.” Dijo Roland en su corazón, no es de extrañar que al oír el nombre de Trueno, su reacción fuera tan intensa. En cuanto a por qué Margaret había decidido no seguir a Trueno en sus aventuras, podía adivinar aproximadamente una o dos razones. Aun así, parecía ser el comienzo de una historia de amor, no significaba que el final sería uno, sólo uno tenía la esperanza.

Tal coincidencia, volver a encontrarse después de cruzar muchos ríos y caminar por caminos ventosos de montaña … Ahora que ya tenían una relación tan estrecha, ¿no era posible obtener un descuento aún mayor para comprar y vender? Tosió dos veces. “Señorita Margaret, ya que podemos ser considerados como conocidos, sobre este trato…”

Su Alteza, eso simplemente no va a suceder.” Margaret se rió. “Un trato es un trato. Este es el principio eterno de un empresario.”

One response to “RTW – Capítulo 152 – Negociaciones (Parte 2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s