ATG – Capítulo 849 – Espíritu Implacable

(6/6)

Xuanyuan Wentian… ¡Definitivamente… no tendrás un buen fin!”

Xiao Yun luchó dolorosamente. Aunque Número Siete Bajo el Cielo estaba a su lado y en su estómago estaba el niño que aún no había nacido, ni siquiera podía estirarse para tocarla.

“¡Realmente… es una lástima que los que están a punto de morir nunca lo vean!”

Incluso el grito de Xuanyuan Wentian permitió que otros sintieran su rabia y su intención de matar. Su principal objetivo para venir aquí hoy era tomar el Espejo de Samsara. Su objetivo secundario era eliminar a la Pequeña Emperatriz Demonio y a Feng Xue’er, dos personas que podrían representar una amenaza para él. No se había sobreestimado a sí mismo, pero había subestimado la fuerza de la Pequeña Emperatriz Demonio, que casi le hizo perder la vida y terminar en un estado excepcionalmente miserable y patético.

A pesar de que había recuperado el control de toda la situación, así como el control sobre las vidas de todos, el miedo y la vergüenza que sufría le hizo sentir mucha más rabia que felicidad.

Xuanyuan Wentian avanzó un paso a la vez, su mirada diabólica se fijó en la Pequeña Emperatriz Demonio. “Pequeña Emperatriz Demonio, usted es mucho más fuerte que esa basura patética del Emperador Demonio. Realmente dio un paso dentro del camino de la divinidad ante este soberano… Sin embargo, después de su muerte, bajo estos cielos, ya no habrá nadie que pueda representar una amenaza para este soberano.”

“¡Este soberano originalmente había querido simplemente paralizarla y dejarla vivir hasta el día en que este soberano descendiese sobre el Reino Demonio Ilusorio y le dejara ver personalmente al Reino Demonio Ilusorio sometiéndose ante los pies de este soberano!”

“Pero ahora… ¡Este soberano quiere que usted muera de inmediato!” Gritó Xuanyuan Wentian. La Espada del Diablo de la Noche Eterna emitió un resplandor negro y penetró directamente hacia la Pequeña Emperatriz Demonio, quien no podía moverse.

Al ser contenida dentro de la Prisión de la Oscuridad, la Pequeña Emperatriz Demonio no podía moverse. Frente a la muerte inminente, ella no habló y sus ojos estaban tan tranquilos como el agua, no había ni un solo signo de miedo. Si uno quería hablar realmente de sus emociones, sólo había odio y un descontento intenso.

“¡Hermana Pequeña Emperatriz Demonio!” Feng Xue’er luchó desesperadamente, pero sólo pudo cerrar los ojos con desesperación.

“¡Deténganlo!” Los ojos de Número Uno Bajo el Cielo estaban inyectados en sangre mientras aullaba tan fuerte que casi arrancó su garganta.

Rippp ——

El aura de la oscuridad rasgó una larga grieta negra en el aire antes de detenerse repentinamente. La mano de Xuanyuan Wentian se cerró lentamente y su rostro permaneció feo. “Tch… Este soberano casi ha olvidado el asunto importante. Antes de entregar el Espejo de Samsara, no puede morir.”

Pequeña Emperatriz Demonio, “…”

“Dígale a este soberano, ¿dónde está el Espejo de Samsara?” Xuanyuan Wentian extendió su mano hacia la Pequeña Emperatriz Demonio y preguntó con una voz inusualmente baja. Aunque todos ellos eran como peces en un tanque para él, no significaba que él sería capaz de encontrar el Espejo de Samsara después de matar a todos. Ni siquiera había visto el verdadero Espejo de Samsara antes, así que no había forma de que pudiera encontrarlo a partir de su aura tampoco.

Los ojos de la Pequeña Emperatriz Demonio estaban helados. “Incluso si nos matas a todos, nunca podrás encontrarlo.”

“Heheheh, ¿es así?” Los labios de Xuanyuan Wentian se curvaron y él sonrió misteriosamente como un diablo. “Eso es genial. Hay tanta gente aquí, si mato a todos al mismo tiempo, sería demasiado aburrido. Ya que usted eligió ser testaruda, vamos a jugar un juego. Este soberano pacientemente le hará la misma pregunta una y otra vez. Usted puede elegir no contestar. ¡Pero… cada vez que usted permanezca obstinada, haré pedazos a una persona de aquí! ¡Le dejaré ver claramente cómo todos mueren sin un cadáver completo debido a su estupidez!”

Xuanyuan Wentian… ¡Tú demonio despreciable y vicioso!” Número Uno Bajo el Cielo casi había destrozado sus dientes al apretarlos.

“¡Pequeña Emperatriz Demonio, no digas nada, no tienes que preocuparte por nosotros!” Feng Xue’er seguía luchando furiosamente.

“¡Ridículo!” La Pequeña Emperatriz Demonio miró hacia arriba y se burló fríamente. “Ya que estoy destinada a morir, ¿debo temer todavía sus amenazas de muerte? El Espejo de Samsara es el artefacto sagrado de mi clan. ¡No es algo que un humano patético como usted pueda tocar!”

La mirada de la Pequeña Emperatriz Demonio hizo a Xuanyuan Wentian extremadamente incómodo. Las comisuras de su boca se contrajeron antes de que él comenzara a reír aún más misteriosamente. “¡Muy bien! Muy bien… ¡Sólo es interesante de esta manera! Lo que este soberano tiene ahora es tiempo. Deje que este soberano vea cuánto tiempo puede mantener esto.”

Su mirada ferozmente dejó el cuerpo de la Pequeña Emperatriz Demonio y aterrizó sobre la gente detrás de ella. “Entonces, ¿por dónde voy a empezar?… Heh, un juego debe tener cada vez más dificultad para ser divertido. ¡¡Así que vamos a empezar… desde el más inútil!!”

La mirada de Xuanyuan Wentian se fijó instantáneamente en la persona con la más débil fuerza profunda. Con una risa fría, su palma se cerró y esa persona fue succionada justo delante de él.

Esta persona, que era la más débil en el cultivo profundo entre todos, era…

¡¡Xiao Lingxi!!

Mientras gritaba de pánico, una fuerza irresistiblemente masiva y helada la había empujado hacia el frente de Xuanyuan Wentian. Ella, Cang Yue y Xiao Lie originalmente habían sido protegidos en la parte de atrás. Aunque dado que las cosas se habían desarrollado hasta este punto, todo el mundo ya se había preparado para una muerte segura, nadie podría haber imaginado que la primera persona a la que Xuanyuan Wentian iba a elegir sería Xiao Lingxi.

“¡¡Lingxi!!”

“¡¡Pequeña Tía!!”

“¡¡Noo!!!”

Esta escena provocó que Xiao Lie gritara desesperado. Las lágrimas rodaron por su vieja cara en un instante, lo que hizo que todos mostraran signos de dolor en sus ojos. Sus corazones se sentían rotos también. Sus reacciones provocaron que el brillo oscuro dentro de los ojos de Xuanyuan Wentian se intensificara a medida que la felicidad se elevaba en su corazón… ¡Esta era la escena que él había querido ver más!

“Hahahahaha…” Xuanyuan Wentian no pudo controlarse y rió frenéticamente. Se alegró de no haber matado a todos en la ira antes. De lo contrario, ¿cómo podría disfrutar de una escena de tal satisfacción?

Levantó la palma de su mano que estaba envuelta en un aura oscura y dijo excepcionalmente lento: “Pequeña Emperatriz Demonio, mira cómo se convertirá en trozos sangrientos bajo las manos de este soberano… Hehe, niña, después de ir al infierno, no deberías maldecirme. Porque originalmente podrías haber tenido una muerte rápida. Sin embargo, porque ella insiste en ser terca con este soberano, vas a morir sin un cadáver completo, HAHAHAHA…”

Mientras reía fuertemente, la palma de Xuanyuan Wentian se estrellaba contra la frente de Xiao Lingxi con intensidad.

“¡¡Detente!!”

“¡¡Pequeña Tía!!”

“¡¡¡Ahhh!!!”

La desesperación desgarradora del corazón podía ser sentida por los gritos, pero debido a que sus cuerpos estaban firmemente atrapados dentro de la Prisión de Oscuridad, aparte de gritar, eran completamente incapaces de hacer algo para detenerlo.

Con los ojos abiertos, la palma de Xuanyuan Wentian cayó sobre la cabeza de Xiao Lingxi. Sólo podían cerrar los ojos con dolor, mientras parecía que había sangre helada fluyendo desde sus destrozadas almas …

“¡¡¡Ahhhh… Ahhhhhhhh!!!”

¡¡Hubo un grito ensordecedor y miserable, pero… no fueron los gritos de Xiao Lingxi! Sino que obviamente fue…

¡¿La voz de Xuanyuan Wentian?!

Xiao Lingxi, que mantenía los ojos cerrados, podía sentir la inminente muerte acercándose… Sin embargo, después de eso, no sintió ningún dolor. Era como si el aura de la muerte se hubiera desvanecido. Junto a sus oídos, podía oír gritos miserables que no debían estar presentes. Ella abrió los ojos en confusión…

La palma de Xuanyuan Wentian seguía sobre su cabeza con los dedos completamente extendidos. Sin embargo, el aura de oscuridad que provenía de ella parecía haber desaparecido. Su otra mano estaba agarrando firmemente su propia cabeza mientras su rostro y su cuerpo parecían contorsionarse. Estaba incluso dejando salir gritos extremadamente miserables como si estuviera sufriendo de un dolor intenso.

Todo el mundo abrió los ojos y se sorprendió al ver a Xuanyuan Wentian que había sufrido repentinamente un cambio tan extraño. Sin embargo, nadie sabía lo que había sucedido.

“Im… Imposible… Ugh… Ahhhh… ¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhh!”

Xuanyuan Wentian sentía como si su propia alma estuviera siendo atravesada por miles y miles de cuchillos. Los dedos de la mano que sostenían su cabeza se retorcieron hasta que se rompieron y casi penetraron en su cráneo.

“Im… Imposible…” Él gritó dolorosamente. “Yo claramente… Tenía… Ya… Ughhhhhhh…”

“¿Qué pasó?” Xiao Yun murmuró en estado de shock.

“¿Podría ser… el contragolpe de su energía?” Número Uno Bajo el Cielo murmuró antes de negarlo inmediatamente. “Eso no está bien… Esto no parece un contragolpe de energía en absoluto…”

¡Thump!

“Ahh… Ahhhhhh… Ahhh…” En un corto instante, Xuanyuan Wentian se arrodilló en el suelo. Su cuerpo se contorsionó intensamente de dolor y las articulaciones de sus manos estaban tan blancas como el hueso. Parecía como si estuviera sufriendo la tortura más cruel del mundo.

Xiao Lingxi, que era la más cercana a él, estaba tan asustada que su pequeña cara se tornó pálida… Y en ese momento, Xuanyuan Wentian, quien luchaba dolosamente parecía haber pensado de repente en algo y sus ojos casi completamente blancos de la tortura, repentinamente miraron firmemente a Xiao Lingxi. “Eres… Tú… ¡Eres tú! ¡Te… Mataré!”

Levantó la mano derecha y se lanzó agresivamente hacia Xiao Lingxi.

“¡¡Ahhhh!!”

“¡¡Ughhhaaahhhhhhhhhhhhhh!!”

Con dos gritos miserables, uno que vino de Xiao Lingxi, una vez más asustada, mientras que el otro grito más intenso provenía de Xuanyuan Wentian. Originalmente, se estaba lanzando hacia Xiao Lingxi pero había caído al suelo en un instante. Sus manos se aferraban a su cabeza firmemente y rodaba continuamente en el suelo como si fuera un lobo que tenía la pierna rota y estaba completamente asustado. No podía levantarse y lanzaba gritos que eran cada vez más miserables, como si estuviera atrapado en las mayores profundidades del infierno.

Una y otra vez, rozando contra las puertas de la muerte, pero sin saber por completo qué estaba pasando, la pequeña cara de Xiao Lingxi carecía completamente de cualquier toque de color. Ella quería encogerse de nuevo por el miedo y su corazón casi saltaba de su boca.

“¿Que esta… pasando? ¿Podría el cielo estar dando un juicio?” Xiao Yun y los demás estaban completamente aturdidos.

“Ughaahhhhhhh… Ahhhhhhhh… Ahhh…”

Xuanyuan Wentian rodó por el suelo y luchó continuamente. Sin embargo, sus gritos miserables comenzaron a ser menos frecuentes. Repentinamente, una voz sonó junto a las orejas de Xiao Lingxi.

Lingxi… Vete… De prisa…”

Esta voz era excepcionalmente débil y ronca e incluso parecía estar en un dolor extremo.

Esta voz indistinta que no podía ser reconocida, hizo que Xiao Lingxi sintiera que fue golpeada por un rayo. Una figura pasó instantáneamente por su mente.

Hermano Mayor Fen…” Xiao Lingxi murmuró subconscientemente antes de que su cuerpo entero se estremeciera intensamente y ella gritara agitada. “¡Hermano Mayor Fen! ¡¿Eres tú?!… ¡¿Eres tú?!”

El grito de Xiao Lingxi era como una espada que perforaba fatalmente el alma de Xuanyuan Wentian, causando que su cuerpo se convulsionara intensamente. Rodó sobre el suelo aún más fuertemente y sus gritos sonaron aún más dolorosos. Las manchas que su cuerpo dejaba al rodar por el suelo eran debido a su escandaloso sudor.

“¡¿Fen JueChen?!” Xiao Yun y Número Uno Bajo el Cielo no podían creerles a sus propios oídos y Número Uno Bajo el Cielo incluso pronunció en estado de shock: “¿Podría ser… que el alma de Feng Juechen no fue completamente erradicada por Xuanyuan Wentian?”

“Date prisa y vete…” La voz ronca fue aún más débil y sonó más quejumbrosa.

Después de que Xuanyuan Wentian perdiese el control de su cuerpo, su alma estaba en un dolor extremo y la fuerza de la Prisión de la Oscuridad comenzó a disminuir. Feng Xue’er en apuros sintió como si la energía profunda que la estaba suprimiendo se hubiera reducido mucho. Repentinamente, elevó su energía y siguiendo un fuerte grito de Fénix, el aura oscura que la rodeaba instantáneamente se disipó y las feroces Llamas del Fénix ardieron.

Feng Xue’er, que había recuperado su libertad, aumentó su energía profunda inmediatamente y se llevó a Xiao Lingxi a la parte de atrás antes de disparar una Flecha de Fénix hacia Xuanyuan Wentian.

¡¡Boom!!

Xuanyuan Wentian aulló miserablemente cuando fue enviado a volar por las Llamas del Fénix. Incapaz de reunir cualquier energía profunda para defenderse, su cuerpo fue absorbido inmediatamente por las Llamas del Fénix y quemado ferozmente. Feng Xue’er se precipitó hacia adelante con rapidez, evocando toda la energía de la Llama del Fénix dentro de su cuerpo y disparando varios golpes de Llamas de Fénix que Queman los Cielos en Xuanyuan Wentian.

¡Esta fue la primera vez en su vida que no se contuvo ni un poco y sin piedad quemó todas sus Llamas del Fénix!

En un abrir y cerrar de ojos, los cielos fueron iluminados por las llamas y la zona donde Xuanyuan Wentian estaba se convirtió en un mar de Llamas del Fénix. Sin embargo, los ataques de Feng Xue’er no se detuvieron. Un enorme Loto Demoniaco de la Estrella Abrazadora descendió del cielo y floreció sin piedad en el mar de llamas.

¡¡Boom!!

Un rayo de luz negra repentinamente destelló desde el centro del mar de llamas y destruyó con fuerza el Loto Demoniaco de la Estrella Abrazadora. Desde la abertura que se había desgarrado dentro del mar de llamas, la Espada del Diablo del Pecado Celestial se precipitó hacia el cielo. En la espada estaba Xuanyuan Wentian, quien parecía estar al borde de la muerte. Después de eso, la Espada del Diablo destelló con una luz negra y salió disparada hacia el sur.

“Eventualmente… Un día… Este soberano…. ¡¡Los enviara a todos ustedes al infierno!!”

La voz débil de Xuanyuan Wentian, que estaba llena de odio, resonó desde lejos. Justo cuando Feng Xue’er estaba a punto de perseguirlo, ella se desmayó. Su cuerpo colapsó y casi se derrumbó al suelo.

Después de liberarse de la Prisión de la Oscuridad y atacar sin restricciones, empeoró las lesiones internas que había sufrido anteriormente. A juzgar por su estado actual, perseguir a Xuanyuan Wentian, quien se había escapado en la Espada del Diablo del Pecado Celestial, era casi imposible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s