ATG – Capítulo 847 – Llamas Calamitosas que Engullen el Cielo

(4/6)

¡Poom!

Un dominio de fuego de color dorado ardía a medida que se extendía, una penetrante luz dorada floreció en este mundo de tinieblas.

Bajo el pleno poder de las Llamas del Cuervo Dorado de la Pequeña Emperatriz Demonio, el dominio se extendería instantáneamente y cubriría un radio de cincuenta kilómetros alrededor de ella. Pero en este mundo oscuro, el mar de fuego de color dorado sólo se extendió unos cuantos kilómetros antes de detenerse. Incluso la deslumbrante luz del fuego había empezado a oscurecerse.

Gradualmente, el dominio de fuego que acababa de abrirse empezó a encogerse. Era como si el poder de la Llama del Cuervo Dorado que la Pequeña Emperatriz Demonio había liberado con todas sus fuerzas estuviera siendo devorado por una boca gigantesca e invisible. A pesar de que estaba usando todas sus fuerzas, no fue capaz de romper los grilletes impuestos a ella por este mundo de oscuridad mientras capas de llamas comenzaban a extinguirse.

Más de diez respiraciones más tarde, su dominio de fuego se había reducido a sólo medio kilómetro de ancho y todavía se encogía bajo esta presión extremadamente aterradora.

El rostro de la Pequeña Emperatriz Demonio era inexpresivo y la helada luz en sus ojos estaba atada con una oscura pesadez. En medio del silencio mortal, el sudor caía por su cuerpo como una lluvia.

Comprendía claramente que, si no lograba escapar o romper este dominio oscuro, una vez que sus llamas fuesen completamente consumidas y extinguidas, desaparecería eternamente en esta oscuridad ilimitada.

Pero después de que Xuanyuan Wentian hubiera sacado su Espada del Diablo, su ya aterradora energía profunda de la oscuridad había aumentado a casi el doble de su fuerza anterior. Dentro de su dominio oscuro, su poder había sido suprimido hasta el punto de que apenas podía reunir fuerzas para dar vuelta a la situación.

La luz de las Llamas del Cuervo Dorado se hizo cada vez más tenue a medida que la oscuridad ilimitada y el siniestro frio la asaltaban por todos lados. Era como si un dios diablo estuviera tratando de tragarla completamente a ella y sus llamas. Una agitación extrema se batió incesantemente en su corazón y en su alma. Incluso después de haberla suprimido forzosamente, ésta volvió rugiendo a la vida incluso con mayor intensidad.

La Pequeña Emperatriz Demonio cerró los ojos una vez más mientras dejaba de respirar por un momento. Definitivamente no permitiría que su propia alma se derrumbara antes de que su fuerza lo hiciera. Poco a poco, la marca del Cuervo Dorado en su frente se volvió más oscura, mientras que el dominio de fuego fue suprimido hasta el punto en que apenas tenía trescientos metros de ancho.

Su cuerpo todavía estaba bañado en aquel fuego dorado, pero el dolor continuaba destellando a través de su rostro grave y solemne.

“Qué magnificas llamas, son tan deslumbrantes que inspiran odio en mí.”

La voz sombría y siniestra de Xuanyuan Wentian resonó desde dentro de la oscuridad: “Este es el dominio demoníaco de este soberano y su nombre es Noche Eterna Oscura. Puede devorar todo en este mundo, sin importar si está vivo o muerto, e incluso consumirá completamente cosas como el espacio y la luz. ¡Concentra y reúne el límite de la fuerza actual de este soberano y no hay persona o poder en este mundo que pueda resistirlo! ¡Eso, por supuesto, la incluye usted! Sin embargo, pensar que podría durar tanto tiempo, esto es algo que realmente ha tomado a este soberano por sorpresa.”

“A pesar de su visión, estar luchando en vano para resistir mientras que gradualmente se hunde en el abismo de la oscuridad es algo que realmente calienta el corazón de este soberano y complace mis ojos. ¡Este soberano está muy ansioso de experimentar la alegría de sostener el Espejo de Samsara en mis propias manos! ¡¡Así que usted, es mi última barrera para ese objetivo, desaparece por completo en este infierno de muerte que este soberano ha elaborado personalmente para usted!!”

Dentro de la oscuridad, una espada de energía oscura cortó a través de la oscuridad cuando de repente llegó en frente de la Pequeña Emperatriz Demonio.

Dentro del dominio oscuro, la percepción espiritual de la Pequeña Emperatriz Demonio había sido suprimida, así que, para su alarma, ella sólo había descubierto esta espada de energía oscura cuando entró en contacto con el borde de su dominio de fuego.

Cuando la espada de energía oscura entró en contacto con el dominio de fuego, sólo encontró una instancia de resistencia antes de cortar limpiamente a través de las llamas doradas. Dejó un rastro de energía oscura en su estela cuando disparó hacia el pecho de la Pequeña Emperatriz Demonio.

La Pequeña Emperatriz Demonio volteó su cuerpo hacia un lado con gran velocidad mientras el aura de la muerte la rozaba inmediatamente. En casi el mismo instante decenas de espadas de energía oscura volaron hacia ella desde todas las direcciones. El sonido del espacio siendo desgarrado a su paso sonaba muy parecido a los lamentos y aullidos de demonios y fantasmas.

¡A pesar de que Xuanyuan Wentian ahora poseía superficialmente un cuerpo diabólico y las artes del diablo, su propia alma y sus poderes originales no habían sido dañados en el proceso, por lo que él era todavía el hombre que fue reconocido por el Continente Profundo Cielo como el espadachín número uno!

Cada espada de energía que provenía de Xuanyuan Wentian estaba reforzada por el poder del Tomo del Diablo Ilusorio de la Noche Eterna y cada ataque estaba siendo lanzado dentro de su dominio, así que cada espada de energía era más que suficiente para enviar a la Pequeña Emperatriz Demonio al abismo de la muerte.

En cambio, la Pequeña Emperatriz Demonio estaba utilizando casi todo su poder para controlar con fuerza su dominio de fuego. Si no, ella sería completamente tragada por la oscuridad. Al mismo tiempo, su percepción espiritual y sus movimientos fueron muy inhibidos. ¡Así que para la Pequeña Emperatriz Demonio, que ya estaba al borde del colapso, estas espadas de energía eran prácticamente las guadañas que blandía el dios de la muerte!

¡¡Boom!!

Las Llamas del Cuervo Dorado se agitaron violentamente mientras que todas las espadas de energía fueron empujadas con fuerza en el dominio de fuego de la Pequeña Emperatriz Demonio. Sin embargo, no sólo estas espadas de energía no fueron destruidas y devoradas inmediatamente por las Llamas del Cuervo Dorado, sino que incluso comenzaron a dispararse salvajemente dentro de los confines del dominio de fuego, causando que el dominio de fuego que ya estaba colapsando fuese perforado con innumerables rasgones.

El dominio de fuego se retorció y distorsionó antes de encogerse rápidamente otra vez. La mayor parte de las espadas de energía oscura habían sido quemadas por las Llamas del Cuervo Dorado, pero las otras siete espadas de energía perforaron todo el dominio, dirigiéndose al cuerpo de la Pequeña Emperatriz Demonio.

¡¡BANG BANG BANG BANG BANG BANG BANG!!

Siete luces negras explotaron en el pecho y la espalda de la Pequeña Emperatriz Demonio. Su visión se volvió oscura mientras su cuerpo se tambaleaba ferozmente, pero ella obstinadamente se negó a soltar un solo sonido. Un riachuelo escarlata de sangre goteaba lentamente por la comisura de su boca, deslizándose por su garganta y manchando esas impecables prendas de color arco iris.

“Hahahaha…” Xuanyuan Wentian soltó una risa salvaje. “¡Qué fresca es esa sangre! ¡Esta es la noble y digna sangre del Cuervo Dorado, huh! Tch… ¡Este soberano es la única persona en este mundo que puede hacerte sangrar y también soy la única persona que puede… no, yo soy la persona que está a punto de destruirte inmediatamente!”

“Este es sólo el comienzo, deja a este soberano ver cuánto tiempo más puede seguir luchando.”

A cientos de kilómetros de distancia, las llamas escarlatas del Fénix disiparon la espantosa oscuridad. Pero el rostro de todo el mundo se había tornado de un color blanco pálido. Porque incluso la más débil de las muchachas de la Nube Congelada Asgard podía claramente sentir que el aura de la Pequeña Emperatriz Demonio había desaparecido casi por completo. Todo el sur estaba cubierto de una negra oscuridad, era como si hubiera sido engullido por un infinito e interminable agujero negro y los últimos vestigios de luz habían desaparecido hacía mucho tiempo.

“No.… Esto no es posible… Esto no puede ser real… ¡No hay forma de que la Pequeña Emperatriz Demonio pueda ser derrotada!” Número Uno Bajo el Cielo gritó mientras todo su cuerpo temblaba. Su rostro era de un blanco mortal y estaba a punto de salir de control. Repentinamente, soltó un fuerte rugido y comenzó a salir de la barrera. “¡No! Voy a ir a ayudar a la Pequeña Emperatriz Demonio… Como el Joven Patriarca de una de las Familias Guardianes, cómo puedo… cómo puedo ver a la Pequeña Emperatriz Demonio…”

“¡Incluso si no puedo salvar a Pequeña Emperatriz Demonio, usaré este cuerpo inútil que es tan bueno como basura para acompañarla en la muerte!”

Las pupilas de los ojos de Número Uno Bajo el Cielo se abrieron de par en par mientras avanzaba con un fuerte rugido. Xiao Yun no intentó detenerlo y en su lugar gritó con los dientes apretados, “¡Bien! ¡Iré contigo!”

“Esperen un momento!” Feng Xue’er empujó su brazo hacia fuera y una barrera invisible de energía bloqueó el movimiento de Número Uno Bajo el Cielo y de Xiao Yun al mismo tiempo. Miró hacia el norte mientras decía con voz suave: “Ambos quédense aquí y protejan a todos. Voy a ayudar a la Hermana Pequeña Emperatriz Demonio.”

Feng Xue’er no esperó a que alguno de los dos respondiera. La luz del fuego de su cuerpo brilló al salir de la barrera y voló hacia la oscuridad ilimitada que estaba en el sur. Pero antes de que hubiera volado muy lejos, se detuvo bruscamente mientras sus sombríos ojos brillaban de alegría: “Esta… ¡Esta es la Pequeña Emperatriz Demonio!”

Podía percibir claramente que el aura del Cuervo Dorado que se había quedado completamente inmóvil en esa oscuridad de repente comenzó a revivir, aumentar, y llegar a ser incomparablemente fuerte y feroz…

¡¡Era más fuerte de lo que había sido durante cualquier instancia anterior!!

El oscuro espacio circundante comenzó a palpitar locamente como si innumerables fantasmas malignos estuvieran riendo apasionadamente. Era también como si innumerables espadas de energía oscura estuvieran unidas. La Pequeña Emperatriz Demonio abrió los ojos. Las llamas doradas que ardían en sus pupilas eran ahora excepcionalmente opacas y su dominio de fuego, que estaba tambaleándose al borde del colapso, había sido suprimido a tal punto que podía ver realmente sus bordes.

Xuanyuan Wentian…” La voz baja y pesada de la Pequeña Emperatriz Demonio resonó en este mundo oscuro. “¡Esta emperatriz jura… que incluso si me quemo a cenizas este mismo día, todavía aplastaré tus huesos y los incineraré!!”

“¡Hahahahaha!” Xuanyuan Wentian soltó una gran risa burlona. Estaba claro que él consideraba las palabras de la Pequeña Emperatriz Demonio como una broma sin sentido. Pero antes de que sus palabras burlonas pudieran incluso salir de sus labios, su tono sufrió un cambio abrupto pero sutil. “¿Hmmm?”

Una gran nube de niebla de sangre fue rociada desde los labios de la Pequeña Emperatriz Demonio. En una fracción de segundo, un racimo de llamas se encendió de repente y una luz de fuego extremadamente deslumbrante instantáneamente perforó a través de casi cincuenta kilómetros de espacio en este mundo de oscuridad. Esta luz hizo que los ojos de Xuanyuan Wentian se estrechasen hasta el tamaño de puntas de agujas y no pudiese abrirlos.

“¿¡Que es esto!?”

Las puras llamas doradas del Cuervo Dorado se quemaron en silencio a lo largo del cuerpo de la Pequeña Emperatriz Demonio. El fuego no se extendió, pero la luz dorada que irradiaba hacia afuera atravesó fácilmente la oscuridad de este mundo oscuro, brillando hasta sus extremos. En un abrir y cerrar de ojos, este mundo de tinieblas que se asemejaba al caos primordial había sido atravesado por innumerables y deslumbrantes rayos de luz, quedando completamente llenos de agujeros.

“Tú…” Xuanyuan Wentian estiró una mano para cubrir sus ojos y por un momento, no se atrevió a mirar directamente en la dirección donde la luz del fuego irradiaba. ¡Este era el dominio oscuro que le pertenecía, pero ahora parecía que un sol había nacido de repente en medio!

Había solamente una fina capa de llamas doradas que ardían en el cuerpo de la Pequeña Emperatriz Demonio, pero la luz dorada que liberaba podía perforar todo el dominio oscuro. El cuerpo de la Pequeña Emperatriz Demonio había sido envuelto por la luz del fuego y la oscuridad circundante había sido completamente disipada mientras evitaba que creciera más y más grande a su alrededor.

No podía ver su expresión ni la mirada en sus ojos. En medio de la deslumbrante luz dorada, levantó lentamente sus dos manos. Las llamas de color dorado de su cuerpo siguieron su movimiento cuando empezaron a reunirse en sus dos manos, condensándose en una espada flameante de cinco pies de largo.

Era sólo una llama que se extendía por cinco pies y era similar a la luz emitida por una luciérnaga en este dominio oscuro y sofocante que había engullido cientos de kilómetros de espacio. Frente a esta profunda oscuridad, se podría haber dicho que era minúscula e insignificante. En cambio, era como una aguja envenenada que se había apuñalado en el corazón de Xuanyuan Wentian, lo que le hizo soltar un aullido de dolor.

“AAAAAHHHHHH… Usted… ¿Qué hizo usted?”

La Pequeña Emperatriz Demonio no respondió o tal vez no pudo responder. Todo su poder estaba enfocado en la espada de llamas. Después de eso, ella lentamente cortó hacia el mundo oscuro delante de ella…

¡Esta era una ‘Aniquilación Dorada’ que tenía reunida toda su voluntad y poder, y que era el último pináculo de todas las Llamas del Cuervo Dorado que nunca se había mostrado en la historia de diez mil años de la Familia Imperial del Demonio Ilusorio!

BOOOOOOM

Una cicatriz dorada que ni siquiera tenía tres metros de longitud estaba impresa en el centro de este mundo oscuro. En el instante siguiente, se expandió rápidamente y en un abrir y cerrar de ojos se había extendido a través de la totalidad de este mundo oscuro.

De donde Feng Xue’er y los otros estaban de pie, parecía como si una luz de color dorado que era tan deslumbrante como la luz del sol había cortado ese incomparablemente gigantesco mundo oscuro en dos.

“Ella quemó su propia sangre de origen del Cuervo Dorado… ¡Date prisa y sal de aquí!” Un rugido aterrorizado y confuso resonó desde la Espada del Diablo en la mano de Xuanyuan Wentian.

Rrrmb Rrmb Rrrmb…

La Región de Nieve del Hielo Extremo estaba temblando mientras que el dominio oscuro que había sido cortado por la mitad comenzó a hundirse y colapsar en sí mismo. La densa oscuridad que había salido de control comenzó a difundirse locamente en todas direcciones, pero fue consumida inmediatamente por las llamas de color dorado que se elevaron hacia los cielos.

“¡¡UUUUUUWAAAAAAAHHHHHH!!”

Xuanyuan Wentian ahora se volteó y enfocó todo su poder hacia la defensa, pero el feroz contragolpe generado por el derrumbamiento del dominio de la Noche Eterna Oscura le hizo sentir como si hubiera sido sumergido en el infierno. Acababa de obtener su energía profunda de la oscuridad, por lo que estaba lejos de tener un perfecto control sobre ella. Bajo la reacción violenta del colapso de su dominio, había perdido el control sobre prácticamente toda su energía profunda de la oscuridad. Se enfureció y se estremeció por dentro de su cuerpo, y externamente, había sido completamente tragado por las Llamas del Cuervo Dorado que cubrían el cielo, haciendo que su ya carbonizado y quemado cuerpo se incendiara nuevamente.

El aura de la oscuridad se alejaba rápidamente a medida que las llamas crecían cada vez más feroces. Todo el cielo había sido completamente teñido de oro. Toda la nieve y el hielo en la Región de Nieve del Hielo Extremo se habían derretido completamente e incluso Feng Xue’er, que estaba a cientos de kilómetros de distancia y poseía el poder de las Llamas de Fénix, fue golpeada tan bruscamente que no pudo acercarse. Sólo pudo abrir de nuevo la barrera de llamas con todas sus fuerzas para proteger a la gente detrás de ella.

Rrrmb Rrmb Rrrmb…

Las llamas se agitaban mientras las olas de calor llenaban el cielo, la nieve y el hielo en la Región de Nieve del Hielo Extremo que se había acumulado durante innumerables siglos se habían derretido casi completamente en la nada. Las nubes ya no flotaban en el cielo y el viento helado se había convertido en el viento más abrasador de las calamidades.

Lo que había desaparecido al mismo tiempo eran los lamentos miserables de Xuanyuan Wentian… Y el aura de oscuridad que había irradiado de él.

La Pequeña Emperatriz Demonio mantuvo la postura donde ambas manos habían caído mientras se encontraba en silencio en el centro del mar de llamas doradas. Podía sentir que además de las llamas, todo lo demás había desaparecido por completo… El dominio oscuro había desaparecido y el aura de Xuanyuan Wentian también había desaparecido por completo.

Todo se había quemado hasta su nada original.

Las manos de la Pequeña Emperatriz Demonio bajaron lentamente y sus ojos se cerraron. Su cuerpo diminuto, delicado y frágil también comenzó a caer en silencio desde el cielo.

Al caer, las llamas que llenaban el cielo también disminuyeron rápidamente y se extinguieron silenciosamente…

One response to “ATG – Capítulo 847 – Llamas Calamitosas que Engullen el Cielo

  1. no.. No…. NO…. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡NOOOOOOOOO!!!!!!!!! MI CHAPARRITAAAAAAA!!! NO TE MUERAAAAAAAS!!! >:’v Que se muera el prota, NO TÚ CHAPARRAAAAA!!! TT-TT
    Pd: Pudrete Lurixer por este cap :,’C ia no te quiero >;’v Malo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s