RTW – Capítulo 127 – Wendy

Traductor: Lurixer.
(1/2)

Cuando Roland se quedó dormido, Nightingale salió de la niebla, se acercó a su cama y enderezó suavemente la colcha, cubriendo su brazo expuesto. Luego, por un momento, se quedó en silencio junto a la cama, observando a Roland durmiendo, y luego se deslizó silenciosamente por el suelo, de vuelta a su habitación.

“¿Aún no estás dormida?” Viendo a Wendy sentada en la cama y leyendo, Nightingale estaba un poco sorprendida.

“¡Me temo que harías algo estúpido!” Wendy la fulminó con la mirada. “Su Alteza Real no es un niño, ¿es realmente necesario que cuides de él hasta que quede dormido?”

Su Alteza Real ha enviado gente a otras ciudades para difundir la noticia de que la Asociación de Cooperación de Brujas está aquí, así que tengo que estar a su lado en caso de que alguien que oyó las noticias acerca de las brujas ahora quiera hacerle daño a Su Alteza“.

Nightingale recogió una toalla húmeda y limpió su cara con ella. Continuó abriendo el cinturón rojo alrededor de su cadera, quitándose las bandas de su muñeca de cuero y su armadura, luego finalmente se quitó su ropa blanca. Este vestido era la creación más reciente de Su Alteza, con un abrigo con capucha de color blanco puro ella no reuniría demasiada atención y, por lo tanto, era la ropa adecuada para un asesino, al menos era lo que pensaba.

Nightingale colgó cuidadosamente su ropa, alisando cada pliegue. Después, envolvió su cuerpo atractivo y curvilíneo dentro de un pedazo de muselina fina. En su vientre plano y muslos ni siquiera un solo rastro de grasa podía ser visto.

“No hay posibilidad de que ocurra un accidente.” Dijo Wendy, dejando el libro: “Hay hermanas dentro del castillo y guardias fuera de patrullaje y, además, ¿no pusiste una piedra debajo de la almohada? Nunca puedo entender cómo puedes tocar tal cosa.”

“Bueno, todavía soy responsable de asegurar su seguridad.” Dijo Nightingale mientras se sentaba en el borde de la cama, quitándose las botas y revelando sus piernas jóvenes y esbeltas, luego se recostó y se volvió hacia Wendy.

“¿No escuchaste lo que dije la última vez?” Suspiró Wendy. “Verónica, somos brujas.”

“Lo sé, Wendy.Nightingale asintió con la cabeza. “Sí, somos brujas”. Y Su Alteza Real dijo que se casaría con una bruja – esto salió de su propia boca, y … no fue una mentira.

Por supuesto, esta información no podía ser dicha a la ligera, esto sólo podría ser utilizado como último recurso, por lo que Nightingale no lo revelaría. En su corazón, le pidió perdón a Wendy y luego cambió de tema: “¿Cuál es tu impresión de la iglesia?”

“¿Por qué de repente preguntas eso?” Al oír esta pregunta, Wendy claramente se sobresaltó.

“Cuando estuve con Su Alteza en el castillo de la fortaleza, el Sumo Sacerdote le hizo una visita y se ofreció a apoyarlo en la conquista del trono.”

“¿Cómo respondió?” La voz de Wendy se tensó. “¿O te ordenó que te fueras antes del comienzo de la conversación?”

Nightingale sonrió y sacudió la cabeza, diciendo suavemente. “Él sólo me pidió que evitara el rango de la Piedra de Retribución de Dios, y Su Alteza Real no lo llevaba en él. Wendy, Su Alteza no aceptó la invitación de la iglesia, él rechazó su oferta.”

Esta última se sintió aliviada, entonces dijo con un poco de melancolía: “Desafortunadamente, nuestra ayuda a Su Alteza es limitada, a diferencia de la Iglesia, cuyas fuerzas cubren todo el continente. Si Su Alteza Real hubiese aceptado su oferta, me temo que pronto podría sentarse en el trono…”

“Sólo Dios sabe … Su Alteza dijo que el Sumo Sacerdote sólo hablaba un montón de tonterías, que nadie debía confiar en él.” Interrumpió Nightingale. “Hubo otro asunto importante.”

Sacando las píldoras rojas y negras. “En la niebla, las píldoras tienen el mismo color que la Piedra de Retribución de Dios, esto es inconcebible. Ambas sabemos que las hermanas que fueron descubiertas como brujas se tragarían la Piedra de Retribución de Dios, que no es diferente de cometer suicidio. El Sumo Sacerdote dijo que las píldoras fueron producidas dentro del Salón de Plegarias en la Ciudad Santa, y recuerdo que vivías allí en un monasterio. ¿Alguna vez has oído hablar de tal organización?”

Wendy había ayudado a Nightingale a abandonar la Ciudad Plateada, y durante su carrera, había preparado trampas para los villanos hambrientos de recompensas que los seguían, al mismo tiempo también era una especie de venganza, un método era obligarlos a tragarse sus propias Piedras de Retribución de Dios. Después de que el villano se la tragase, pronto moriría, todo su cuerpo se enrollaría como si estuviera sufriendo de deshidratación, y se vería como un pez expuesto al sol abrasador.

“Nunca oí hablar de algo así.” Wendy, cerró los ojos y comenzó a decir lentamente: “Desde el primer momento que recuerdo, he vivido en un monasterio en la Antigua Ciudad Santa, rodeada de altos muros, sin vista del cielo más allá. Todo nos fue enseñado con hospitalidad por las monjas, cosas como la lectura y la escritura o la comprensión de los mapas. Todavía recuerdo el nombre de mi maestra, Faria. Una vez nos dio un libro para leer, fue la introducción especial sobre la Antigua Ciudad Santa. Había iglesias en la ciudad, monasterios, bibliotecas, salas conmemorativas y paredes heroicas, pero nunca he oído hablar de un Salón de Plegarias en la ciudad. Viví en el monasterio por más de 10 años, hasta que ocurrió el accidente… ”

Wendy ya había mencionado previamente a Nightingale que el monasterio fue un día atacado por una bruja y muchas personas también murieron durante ese ataque. Aprovechando todo el caos, Wendy pudo salir del monasterio: “Tampoco sé qué bruja tuvo tanto valor como para atreverse a desafiar a la iglesia por sí sola, pero al menos te salvó”.

“No, Verónica, ella provenía de dentro de la iglesia.” Señaló Wendy con la cabeza. “Ella era como yo, miembro del monasterio.”

“¿Qué quieres decir?”

“Las niñas que vivían en el monasterio podían dividirse en tres grupos, un grupo formado por personas como yo, que se quedaron desde temprana edad en el monasterio, sin saber sus propios orígenes; Otras eran huérfanas que vivían en la calle y fueron adoptadas por la iglesia local y luego enviadas al monasterio; Y el último grupo consistía en niñas vendidas a la iglesia por sus propios padres. Estábamos todos separados por edad y colocadas en diferentes barrios, e incluso la enseñanza no era la misma. Desde temprana edad aprendimos a reconocer las palabras, de diez a catorce años estudiamos villancicos y después de los catorce años fuimos educadas en la etiqueta. Las clases tempranas fueron llamadas las clases de alfabetización por las monjas, y las clases más viejas fueron llamadas la clase del coro y la clase de la ceremonia. Una vez que nos volvíamos adultas, seríamos enviadas lejos del monasterio.”

Esta fue la primera vez que Nightingale escuchó a Wendy hablar de esto. Antes, Wendy nunca había explicado su experiencia durante su vida en el monasterio.

“Durante los primeros años, a menudo podía escuchar a otras chicas gritando durante la noche – los gritos salieron de la dirección de las clases de coro y ceremonias. No entendí lo que estaba pasando hasta que tuve edad suficiente para entrar en las clases de coro. Entonces me enteré de que durante las noches los rangos más altos de la iglesia visitaban el dormitorio, siempre arrastrando a unas cuantas chicas de sus camas, y sólo al amanecer del día siguiente las devolverían. Pero a veces … no todas las chicas volvían de nuevo.”

Nightingale apretó los labios, por supuesto, claramente sabía lo que Wendy quería decir.

“Este tipo de cosas sucedería una o dos veces al mes, con frecuencia incluso dos días sucesivos. Entonces fue el día que fui seleccionada. Fue Faria quien me sacó de la habitación, susurrando todo el tiempo en mi oído que yo debía soportarlo, todo se pondría bien. Me arrastraron hasta la esquina del jardín, donde se construyó una habitación a medio metro. La habitación estaba iluminada, a un lado podía ver cómo las hembras de la clase de ceremonias estaban siendo torturadas, había de cuatro a cinco hombres…” Su voz se estremeció levemente. “Cuando se acercaron a mí, una de las mujeres repentinamente estalló de sus grilletes, agarrando al hombre más cercano a ella, lo agarró por el cuello y lo mató como si fuera un pollo, torciendo su cuello fácilmente.”

“Ella … ¿había despertado?”

“No lo sé.” Wendy sacudió la cabeza. “Esos hombres se habían quitado la ropa, pero todavía llevaban la Piedra de Retribución de Dios alrededor de sus cuellos, pero ella todavía era capaz de matar uno tras otro. Uno de ellos vio que ella parecía querer despellejarlo vivo, desgarrando una cojera tras otra, mientras él aún vivía. Las últimas palabras que dijo antes de su muerte fueron … ‘un extraordinario’. Los gritos de los hombres alertaron a los guardias y a Faria que estaba fuera de la habitación. Inmediatamente abrieron la puerta de hierro y entraron corriendo, pero la escena delante de ellos los arraigó en el acto, mientras que la otra mujer corrió directamente en su dirección.”

“¿Era una bruja?” Preguntó Nightingale emocionado. “¿Los guardias tampoco eran oponentes para ella?”

“La diferencia era simplemente demasiado grande. Más tarde supe que esos guardias pertenecían al Ejército de Jueces. Uno de ellos sopló su silbato mientras el otro sacó su espada. Sin embargo, cuando el primero dejó de sonar su silbato, ella ya había dado un paso delante de él y había penetrado en su pecho con su brazo. Frente a ella, sus armaduras no eran más que una delgada hoja de papel.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s