RTW – Capítulo 118 – (Persecución Parte 2)

Traductor: Ben.
(11/17)

Incluso a pesar de que Roland había dejado al primer ejército entrenar dos veces al día, él no les había permitido marchar durante la noche.

Era peligroso para cualquier ejército marchar durante la noche, no serían capaces de ver el camino, también había la posibilidad de que pudieran ser atacados por animales salvajes o serpientes, era fácil perderse y si usaban antorchas se volverían un objetivo obvio. Por lo que tuvo que esperar hasta el amanecer del siguiente día antes de permitirle a su ejército marchar, rastreando a las fuerzas del Duque.

Con el fin de garantizar una tranquila sucesión de operaciones, el príncipe decidió seguir al primer ejército al campo de batalla. Por supuesto, en comparación a cabalgar en un camino lleno de baches y obtener un trasero adolorido, eligió tomar un paseo en el “Pequeño Pueblo

Después de medio mes de entrenamiento Hummingbird ahora era capaz de aligerar y transportar cañones de doce libras a una distancia fija. Roland también tomó en cuenta que entre más pesado el objeto más largo sería el proceso de encantamiento por lo que aseguró de que ella iniciara el proceso de transformación al amanecer. También tenía que tener en consideración que el primer cañón tenía que ser encantado por más tiempo, y los cañones restantes serían encantados en una duración decreciente con el fin de asegurar que los cuatro cañones perdieran los encantamientos tan iguales como fuera posible.

Gracias a la habilidad de Hummingbird, “Pequeño Pueblo” ahora era capaz de cargar cuatro cañones en un viaje, así como también los correspondientes miembros de los equipos de artillería. El enorme barco de cemento ahora estaba lleno de gente – además del equipo de artillería y Roland, en el barco también estaban Anna, Nightingale, Nana, Leaves, Eco, Hummingbird y el Lord Pine. Por último, también estaba Wendy, ella era responsable de proveer el impulso y Brian estuvo a cargo de la dirección.

Podría decirse que, con la excepción de Scroll, Soraya, Lily y Mystery Moon, quienes eran brujas que no podían pelear, casi todo el grupo había venido. Originalmente no había necesidad de que Anna se les uniera en el campo de batalla, pero bajo la fuerte voluntad mostrado en sus ojos, Roland no pudo encontrar una razón para dejarla detrás en el Pueblo Fronterizo.

Seis tropas del equipo de artillería del primer ejército estaban bajo el liderazgo de Carter y Hacha de Hierro siguiendo las marcas creadas por Relámpago, quien sola, era responsable de seguir el rastro del enemigo. Este grupo de personas estaba marchando silenciosamente detrás del enemigo, siempre manteniéndose fuera del alcance de los exploradores enemigos. En el momento en que Relámpago se daba cuenta de las actividades de exploración, el ejército inmediatamente detendría su movimiento de avance. A lo largo de su viaje también fueron capaces de capturar un montón de mercenarios dispersos y hombres libres, sin embargo, por el momento no eran capaces de manejar con la rendición del enemigo. Por lo que no tuvieron más opción que desarmarlos, por lo que ahora había otros guardias quienes no pertenecían al equipo artillero siguiendo junto con ellos a lo largo del camino.

Esta era la primera vez para Roland en guiar a su “ejército” en una misión de conquista, él estaba parado en el arco del “Pequeño Pueblo” mientras sentía la brisa de la mañana, mientras al mismo tiempo sintiendo un enorme orgullo de su propio éxito.

“¿De qué te estás riendo?” Anna repentinamente apareció a su lado, y estaba mirando directamente a sus ojos y preguntó.

“Eh…” Roland rápidamente dejó a un lado su sonrisa, “Nada”

“¿de verdad?” ella sacó un pañuelo y se lo dio, “Tienes saliva en la cara”

“…” Roland tuvo el repentino impulso de saltar al agua, “Gracias”

Cuando Relámpago reportó sobre el campamento enemigo, el sol ya se había ocultado. De acuerdo a la información que ella había reunido durante su investigación, aparentemente el enemigo mostró señales de alejarse de una pesada derrota lo cual resultó en la caída de su moral hasta el punto más bajo. Cuando establecieron su campamento al anochecer y enviaron sus caballeros a explorar, no pudieron terminar su investigación y regresaron al campamento, llenos de miedo de no encontrar el camino de regreso en la oscuridad.

Las tropas de Roland estaban estacionadas en la orilla, a dos kilómetros de distancia del ejército del Duque.

A lo largo del camino, no se encontraron con ningún enemigo, así que el plan de erradicar al enemigo ya estaba a mitad de ser un éxito.

Ahora sólo tenía que esperar hasta la primera luz del siguiente día, y luego mientras el enemigo todavía estaba en la fase de preparación su asedio podría empezar.

Esta era la primera vez para Roland en pasar la noche en campo abierto, y estaba más inclinado a dormir en el “Pequeño Pueblo” que encontrarse todos los reptiles los cuales correrían a través del campamento. Los cañones estacionados en el barco y el inventario en el almacén habían sido vaciados y llevados al campamento para que el “Pequeño Pueblo” se volviera la residencia temporal del príncipe. Además de Roland, las otras brujas también se quedaron a bordo en la noche. El suelo fue cubierto con colchones, y todo mundo estaba recostado hombro con hombro.

Roland quería mostrar modestia, pero al final, las brujas estaban mucho menos preocupadas acerca de este asunto que él. Con la excepción de Anna, todas ellas habían enfrentado un montón de dificultades durante sus vidas, huyendo de un lugar a otro, por lo que dormir al aire libre se había vuelto común para ellas. Pronto, todas fueron capaces de dormir, sólo Roland y Anna tenían dificultades para conciliar el sueño. El anterior estaba tan acostumbrado las camas suaves, que tuvo algunas dificultades para adaptarse a la dureza de la superficie de la cubierta, mientras la última no sabía que debería pensar, terminó simplemente dándose la vuelta hacia un lado y mirando a Roland. No obstante, cuando Roland giró su cabeza, Anna cerraría rápidamente sus ojos, pretendiendo estar dormida, pero bajo la luz de la luna, Roland aún podía ver sus pestañas ligeramente nerviosas. Si no temiera que las otras brujas se despertarían por el ruido, Roland realmente quería pinchar la punta de la nariz de Anna, forzándola a abrir los ojos y luego después sostenerla en sus brazos.

De esta forma, ambos fueron incapaces de dormir por un buen rato.

Cuando el cielo aún no estaba iluminado, Roland empezó su plan de rodear el campamento enemigo: dividió su ejército de doscientos setenta en dos equipos, cada uno de los grupos sería apoyado por dos cañones. Uno de los equipos fue enviado a la orilla del campamento del Duque, alrededor de un kilómetro más delante de la ruta del Duque. Relámpago aún era responsable de monitorear los movimientos del Duque, pero además de esto, cuando los cañones estuvieron en posición, la pequeña niña también tenía la instrucción de informar a Roland. En el momento en que recibiera la señal, enviaría a Carter junto con el resto del primer ejército para empezar a atormentar el campamento del Duque.

Para evitar que el barco de cemento se desviara de la ruta correcta, Nightingale avanzaría en su niebla, Después de todo, su visión en blanco y negro también podía ser usado como visión nocturna, así que, con sus instrucciones, Brian fue capaz de maniobrar la nave como si todavía estuviera en medio del día.

Este proceso había sido practicado repetidamente, y ahora todos eran capaces de hacer su parte incluso con los ojos cerrados. Wendy estuvo a cargo una vez más de impulsar las velas, con su esfuerzo era casi como si el “Pequeño Pueblo” se había vuelto altamente ambicioso. Meramente en una hora todas las tropas habían sido colocadas en sus posiciones y Hacha de Hierro había tomado el comando del equipo de intercepción. Viendo esto, Relámpago voló sobre el equipo de Carter, y les mostró una bandera amarilla.

En este punto, las primeras luces de un nuevo día podían ser vistos.

Y ahora el plan de rodeo y aniquilación había entrado en su parte final.

Desde que el equipo de Carter sólo era responsable de proteger los dos cañones no necesitaban moverse hacia adelante, por lo que Eco fue asignada a trabajar bajo el mando de Hacha de Hierro. Cuando el equipo de Carter alcanzó el campamento ellos rápidamente movieron los cañones en posición y los apuntaron directamente hacia el campamento enemigo – en este momento la mayoría de los enemigos todavía estaban durmiendo.

Con el típico sonido rugiente de los cañones, proyectiles sólidos chocaron en el campamento enemigo. Esto despertó a los caballeros y a los mercenarios quienes salieron corriendo de sus tiendas, pero ya estaban siendo esperados por el equipo de Carter, quienes estaban todos en silencio parados en formación. Con la experiencia de la derrota del día previo, nadie se atrevió a retar esta aparentemente delgada línea de defensa, ellos sólo se juntaron y trataron de huir hacia el este.

Directamente hacia los brazos del ya esperando Hacha de Hierro.

 

Cuando el enemigo apareció en su campo de visión, la fase final del momento de la aniquilación del Duque había sido puesta en marcha.

Eco empezó a cantar su música, y bajo el sonido de sus tambores, y las dos líneas ordenadamente arregladas empezaros su movimiento adelante hacia el enemigo – con el fin de poner un poco de presión sobre el Duque, Hacha de Hierro había tomado la iniciativa de atacar e interceptar al Duque. Si simplemente se quedaban en su lugar previo, el enemigo muy probablemente golpearía a sus caballos, los evitarían y luego huirían hacia el bosque.

El Duque Ryan había caído en desesperación, era incapaz de entender cómo los otros fueron capaces de alcanzarlos e incluso adelantárseles a ellos.

¿Debería simplemente confesar mi error y rendirme? Imaginó lo que haría Roland Wimbledon a un Duque que se atrevió a alzar su espada y atacar a un miembro de la familia real. Lo aprisionaría, lo enviaría al exilio, pero más probablemente simplemente lo enviaría directamente a la guillotina. No importa qué, el futuro de la Fortaleza Longsong ciertamente no tenía nada que ver con él.

Viendo como el enemigo se había acercado paso a paso, así como también cómo de vez en vez el sonido rugiente y el fuego rojo de esta temible arma nuevamente esparciría el terror dentro de sus hombres, supo que si no escapaba en este momento, nunca más tendía la posibilidad de escapar. Solo tenía treinta hombres restantes, así que realmente esta era su última oportunidad.

“¡Ellos no pueden detenernos!” gritó el Duque, “¡siempre y cuando crucemos el camino, no serán capaces de seguirnos el paso, después de todo, sólo tienen dos piernas, más aún sólo estamos a medio día de distancia de la Fortaleza!”

Entonces el Duque empezó a empujar su montura hacia adelante, desafortunadamente, no todos tenían tal espíritu desesperado al igual que él. Al final, excepto por sus guardias personales, sólo algunas personas acompañaron su asalto.

La música se detuvo.

El otro lado se detuvo al mismo tiempo, así como también parados en una línea ordenada como un muro.

Él vio entonces cómo el otro lado empezó a levantar sus extrañas estacas.

Cuando sólo había alrededor de cien pasos restantes entre el Duque y el muro humano, pudo oír un sonido de disparo siguiendo uno después de otro. Entonces sintió un dolor punzante en su pecho y abdomen como si fuera golpeado por un martillo de guerra. Luego vino una sensación de parálisis y desamparo. Su cuerpo empezó a caer de espaldas, finalmente cayendo de su caballo.

Mientras caía, abrió su boca tratando de decir algo, pero ningún sonido claro salió, sólo fue capaz de toser un par de veces, entonces un olor dulce entró en su nariz, y su garganta fue bloqueada por un líquido pegajoso. La oscuridad empezó a rodearlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s