Invincible – Capítulo 98 – Alas de Demonio

(1/2)

Al entrar en el salón principal, sus padres, Huang Peng y Su Yan, estaban allí. Aparte de los dos, en el salón principal estaba sentada una joven que llevaba un largo vestido verde pastel. La joven tenía una piel blanca y cremosa, suaves labios de flor de cerezo y ojos brillantes que mantenían un rastro de malicia y maldad, y tenía dos diminutos hoyuelos en sus mejillas, semejantes a una inmaculada hada inmortal en el reino mortal.

Esta era Li Lu.

Cuatro años habían pasado y Li Lu tenía quince años. Probando lo que Su Yan había dicho hace años, Li Lu creció para ser una mujer hermosa, y ahora, cada vez que Li Lu salía, era suficiente para aturdir toda la calle.

La actual Academia de la Estrella Cósmica tenía tres grandes bellezas, y Li Lu era una de ellas.

“¡Xiaolong!”

Al ver a Huang Xiaolong volver, las tres personas en el salón principal sonrieron y gritaron de placer, mientras que Li Lu directamente se levantó y corrió hacia Huang Xiaolong.

Sin embargo, a menos de un metro antes de llegar a Huang Xiaolong y abrazarlo como solía hacer, se detuvo abruptamente; Un rubor rosado se arrastró por su rostro y su actitud se volvió tímida. El largo vestido verde pastel que llevaba mostraba su diminuta cintura y dos picos orgullosos, pintando un bonito cuadro que complementaba su mirada tímida.

Viendo sus acciones, Huang Xiaolong se rió. “He oído de Huang Min que has estado aquí por cinco días.”

Li Lu asintió tímidamente con la cabeza.

“Está bien, no te quedes aquí y hablemos, volvamos al salón principal.” Su Yan se burló y se rió, “Los dos todavía tienen muchas oportunidades para charlar.”

Huang Xiaolong todavía estaba bien, pero cuando Li Lu escuchó eso, se volvió aún más roja.

En estos cuatro años, la fuerza de Huang Peng y Su Yan había crecido en gran medida.

Huang Peng era ahora un Guerrero en el pico de la etapa tardía del Séptimo Orden mientras que Su Yan acababa de avanzar al Séptimo Orden. Estos años, ambos habían estado cultivando usando las Perlas del Dragón de Fuego que Huang Xiaolong les dio, y después de someterse al efecto de limpieza de la médula debido a las Perlas del Dragón de Fuego, ambos parecían más jóvenes cada día.

Su aspecto inicial de cuarenta y tantos se convirtió en treinta y tantos. Si Su Yan estaba junto a Li Lu, la gente seguramente pensaría que eran hermanas.

De vuelta al salón principal, todos se sentaron.

“Xiaolong, esta vez que regresaste, no te apresures en salir tan rápido.” Después de tomar asiento, Su Yan se rió y dijo: “Este año Li Lu se quedará aquí y celebrará el Año Nuevo con nosotros.”

“¿No regresaras al Condado Canglan?” Huang Xiaolong estaba un poco sorprendido, miró a Li Lu y le preguntó.

Li Lu se sintió avergonzado de que Huang Xiaolong se concentrara en ella, y ella asintió con la cabeza, en voz baja diciendo: “Ya le dije a mi padre y abuelo que no volveré este año. Me quedaré aquí para el Año Nuevo.”

“¡Ah bueno, si la Hermana Li Lu se queda aquí para el Año Nuevo, será aún más animado!” Huang Min aplaudió con las manos en deleite, “¡Espera otros dos años, y cuando la Hermana Li Lu se case, pasará cada Año Nuevo aquí!”

¿Casar? En el momento en que se pronunciaron estas palabras, la delicada cara de Li Lu se tornó roja más rápido que cocinar una langosta.

Huang Xiaolong abrió los ojos y dirigió una severa mirada a Huang Min, pero ella actuó como si no hubiera visto la reacción de Huang Xiaolong y continuó sonriendo complacientemente.

“Xiaolong, tu hermana menor tiene razón.” En este momento, Su Yan rápidamente siguió: “En mi opinión, en otros dos años debes casarte con la señorita Li Lu. ¡Te digo que ah, quiero a la Señorita Li Lu como nuera, y unos años después, quiero tener a mis nietos!”

¿Nietos?

El sudor frío apareció en la frente de Huang Xiaolong, qué es esto y aquello.

El rostro de Li Lu era básicamente rojo brillante en este punto y no había ningún mal genio debido a la vergüenza. En cambio, en sus claros ojos brillantes, había felicidad mientras miraba a Huang Xiaolong.

En cambio, fue Huang Xiaolong quien se sintió incómodo en este momento, y dirigió una mirada suplicante hacia su padre Huang Peng, pero Huang Peng sólo se encogió de hombros indicando que no tenía maneras de hacerlo.

De hecho, en este Mundo Espíritu Marcial, casarse en la adolescencia no era algo fuera de lo común; Dos años después, Huang Xiaolong y Li Li tendrían diecisiete años.

La atmósfera incómoda en el salón principal no duró mucho tiempo cuando Huang Xiaohai corrió desde fuera cuando vio a Huang Xiaolong presente y gritó en voz alta: “¡Hermano mayor! ¡Hermano mayor!”

Los gritos de Huang Xiaohai rompieron la incómoda atmósfera.

Huang Xiaohai volvió y comenzó a decir que había una competencia en la plataforma marcial en el lado sur de la ciudad y que era muy animado y que quería ir con Huang Xiaolong.

Así, Huang Xiaolong lo usó como una excusa y huyó del salón principal.

…………

Profundamente en la noche, el silencio estaba alrededor.

La luz de la luna estiró la sombra de Huang Xiaolong en el suelo.

De pie en el medio de su patio, la pierna izquierda de Huang Xiaolong dio un paso hacia la izquierda, y él bajó su cuerpo en una posición de cuclillas mientras la parte superior de su cuerpo estaba recta hacia arriba; Ambas manos en su cintura y sus brazos inferiores estaban equilibradas como si estuvieran sujetando objetos pesados. Ajustando su respiración mientras que la energía espiritual se reunía alrededor de él.

Cuatro años y la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico de Huang Xiaolong había roto a través de la Sexta Etapa – Garra que Acuchilla como Alas; La séptima etapa – Nueve Fantasmas que Lanzan Sables; Y finalmente había llegado a la Octava Etapa, los Tres Diagramas sobre el Terreno. Ahora, él estaba apuntando a romper a través de la novena etapa pronto: el Dragón Azur Extendiendo sus Garras.

Las nieblas blancas salían de las fosas nasales de Huang Xiaolong, mientras que al mismo tiempo, una nube de niebla blanca giraba sobre su cabeza, parecía surrealista.

En la Tierra, dijeron que un experto en fuerza interna al ajustar sus respiraciones tendría tres flores floreciendo por encima de sus cabezas, al igual que Huang Xiaolong ahora.

La noche poco a poco dio paso al amanecer.

Cuando salió el sol de la mañana, Huang Xiaolong finalmente se detuvo.

Después de que él se detuvo, Huang Xiaolong saltó en el aire y llamó los Sables de Asura. Con una ondulación, incontables haces de espada se vieron como un mar de rayos. Al mismo tiempo, el cuerpo de Huang Xiaolong estaba dando volteretas en el aire mientras el relámpago se extendía, parecido a un dragón nadando en el vasto mar, y el aura opresiva cubría las cuatro esquinas.

Cuatro años … no sólo Huang Xiaolong había practicado la Ira del Rey del Inframundo hasta la terminación mayor, sino que el cuarto movimiento, Estado del Relámpago Abundante, había logrado una terminación menor.

El movimiento que Huang Xiaolong había mostrado en este momento era el Estado del Relámpago Abundante.

Este cuarto movimiento en la terminación mayor parecía como si el ataque se transformase en innumerables rayos, que poseen el poder de destruir el cielo y la tierra.

Huang Xiaolong giró en el cielo y después de una docena de respiraciones o menos, aterrizó ligeramente en el suelo.

Cuando Huang Xiaolong comenzó a aprender este movimiento, sólo podía permanecer en el aire durante cuatro respiraciones.

Con este ataque de Estado del Relámpago Abundante, el giro que hizo en el aire no fueron algunos saltos mortales simples, ya que siguió una determinada regla que lo hizo mucho más difícil.

Huang Xiaolong no volvió a mostrar el mismo movimiento, sino que circuló las Tácticas de Asura y todo su cuerpo fue envuelto en una luz oscura, y un aura asesina se extendió mientras su pelo se volvía blanco y desafiaba la gravedad. ¡En este momento, desde la espalda de Huang Xiaolong realmente crecieron un par de alas de color negro oscuro!

Después de cuatro años, las Tácticas de Asura de Huang Xiaolong habían alcanzado el cuarto nivel y podrían transformarse en el físico de Asura. El par de alas negras detrás de él eran las alas del demonio que crecieron después de la transformación.

Extendiéndose hacia fuera, las alas podrían ampliarse hasta seis metros hacia fuera en cada lado; Con un aleteo, Huang Xiaolong voló hacia arriba, alcanzando la velocidad media de Guerrero en la etapa intermedia del Noveno Orden.

La velocidad de Huang Xiaolong había estado siempre en el lado más rápido, y con las alas del demonio, él podría alcanzar una velocidad no menor que la de un Guerrero en la etapa intermedia del Noveno Orden.

Huang Xiaolong dio algunas vueltas alrededor del pequeño patio: un segundo estaba en una esquina y al instante siguiente estaba arriba en el aire. Las alas del demonio junto con su capacidad de la Sombra Fantasmal permitieron que Huang Xiaolong alcanzara una velocidad aterrorizante.

Momentos después, Huang Xiaolong terminó su práctica y salió de su físico Asura.

“Mañana es la competencia anual”, dijo Huang Xiaolong.

Después de haber avanzado a la Clase del Segundo Año, a pesar de que fue el ganador en la competencia de la clase, nunca había ganado la categoría de año. Pero, a partir de este día, gobernaría el Segundo Año.

One thought on “Invincible – Capítulo 98 – Alas de Demonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s