RTW – Capítulo 105 – Canción de marcha del ejército

Traductor: Ben.
(4/6)

Eco estaba sentada en el punto más alto del castillo – en el techo de la torre vigía, desde donde era capaz de sobre ver todo el pueblo.

Sólo fue capaz de alcanzar la parte superior gracias a que Relámpago la subió como un paseo a caballito, ahora tenía que quedarse aquí hasta la puesta de sol, sólo entonces la pequeña niña regresaría y la bajaría. Por el momento, Relámpago debería haber estado en su camino hacia la Fortaleza Longsong.

El clima era muy bueno hoy, el sol estaba brillando, y el río en la distancia bajo la luz del sol parecía lustroso, lentamente fluyendo hacia el oeste y dividiendo en dos partes; las hojas verdes en un lado y el paisaje nevado en el otro. Recostada cómodamente bajo el son, sintió que todo su cuerpo era abrazado cálidamente por el sol. Era completamente diferente en su tiempo previo en el extremo sur, donde la abrasadora luz del sol era tan agresivo que fácilmente lastimaba su piel.

Incluso el viento no es el mismo, pensó, durante mi vida ya he sentido seis tipos de vientos. La ligeramente salada brisa de mar en el Puerto de Agua Clara, mientras que en la ciudad del rey sentí el viento de los monzones húmedos y calientes, durante mi viaje a través de las cordilleras impenetrables constantemente fuimos acompañadas por el viento helado del Norte. Y ahora, aquí en el Pueblo Fronterizo, la briza ligera tiene un aroma terroso en él. No importa qué, el viento aquí es puro e independiente.

En la ciudad Ironsand, era tan caluroso que no había viento, o tendríamos una abrumadora tormenta. Entonces el viento se volvía visible y el tormentoso viento se mezclaba con las piedras y gravas, desde lejos parecía como un gigante monstruo negro. Cada vez que el viento venía, tenía que ocultarme dentro de una casa o en cualquier otro lugar el cual no estuviera en la intemperie. No había nada que pudiera detener el viento.

Eco aún quería vomitar. Y tomar venganza cuando pensó acerca de su pasado, eran casi cuatro años desde que abandonó la ciudad Ironsand. Su clan Osha, desafortunadamente, fue derrotada durante una pelea de poder, su padre asesinado por sus enemigos incluso después de que él se rindiera. Eco quien atestiguó todo esto, quiso correr hacia el enemigo y derribarlo ella misma, pero en ese momento había sido tomada por sorpresa desde atrás.

No sabía cuántos miembros de su clan aún seguían con vida después de estos cuatro años.

Antes de que fuera vendida como esclava al Puerto de Agua Clara, escuchó que su clan Osha había violado los acuerdos del Duelo Sagrado, y ahora fueron despreciados por los tres Dioses. Quienes luego los exiliaron hacia el Cabo Sinfín, nunca permitiéndoles regresar a la ciudad Ironsand.

Pero Eco sabía que todo era una conspiración del clan Tibia, ellos habían embarrado aceite negro en sus látigos por lo que siempre que el aceite fuera encendido, incluso el agua era incapaz de apagarlo. Fue este truco el cual tomó con la guardia baja a su hermano – el guerrero más fuerte del clan en el duelo, por lo que fue quemado vivo, llevando al caos en la formación de su equipo.

En el Cabo Sinfín lo único que hay además de arena caliente eran las llamas siempre ardientes de la madre tierra, quien era incluso más maniaca que su hermano el Emperador del Mar. Pronto las personas de su clan se habrían vuelto en huesos; pero al final, su destino como esclava era incluso más miserable.

Cuando Eco despertó su poder – sabía que se había convertido en una bruja. Naturalmente, ella pensó acerca de vengarse, sin embargo al final su habilidad era inútil, ella sólo era capaz de liberar sonido. No importa cuánto le rogara a los dioses, ellos nunca escucharon sus plegarias.

Seis meses después cuando estaba viviendo en el Puerto de Agua Clara, llegó a una conclusión,  la creencia de que eran amados por los tres dioses era en realidad sólo su auto engaño. Bajo la jurisdicción de la Iglesia, todas las brujas eran cazadas dentro de todos los cuatro reinos. Desde ese día en adelante, Eco renunció en su esperanza de venganza.

En este momento, repentinamente una ola de humo se alzó en la distancia. Ella miró hacia la orilla del río Chishui y vio que varias luces de llamas verdes destellaban entre los árboles. El humo negro de los árboles quemándose mezclado junto con el vapor de la nieve derritiéndose formando un penacho de humo en el cielo.

Era la llama verde de Anna.

Cuando ellas llegaron por primera vez al Pueblo Fronterizo, Wendy había informado a las hermanas acerca de Anna y Nana. Cuando Eco oyó acerca de la habilidad de Anna ella sintió mucha envidia.

Anna era capaz de manipular libremente flamas, incluso podía alcanzar temperaturas lo suficientemente calientes para derretir espadas… Si ella tuviera tan poderosa habilidad cuando estaba viviendo en la ciudad Ironsand, la gente del Clan Tibia nunca hubieran sido capaces de lastimarlos.

Eco agitó su cabeza, pensamientos como este eran totalmente innecesarios, muy probablemente su gente ya se convirtió en huesos. Desde que ella seguía con vida ella podía considerarse afortunada. Desde que su alteza real estaba dispuesto a aceptarla, debería terminar las órdenes dadas por su alteza real.

Aclaró su garganta y empezó a tararear la canción de acuerdo a las demandas del príncipe.

Era una canción animada, el príncipe sólo la había tarareado una vez, pero ella recordó completamente la canción.

La música no era nada nuevo para Eco, como una esclava superior le fue enseñada muchas cosas. Bailes seductivos, y canturreos coquetos son habilidades que tenía que dominar. Pero la música dada por su alteza era completamente diferente… estaba llena de ritmo, lleno de energía poderosa. Especialmente cuando le pidió simular el sonido de una flauta, cada nota era como un ritmo punzante, personas oyendo esto no podían evitar querer bailar.

La dificultad se encontraba en reproducir diversos instrumentos al mismo tiempo, más tarde también había tambores e instrumentos de cuerda que fueron agregados. Así que ella tenía que simular tres diferentes tipos de sonidos al mismo tiempo, los cuales se traslapaban uno sobre otro. Algo como esto era algo que ella nunca había hecho antes. ¡Previamente nunca hubiera creído que la música podía ser reproducida de esta manera!

Al principio, era difícil para ella de asegurarse que los tambores no interrumpiera el ritmo de las flautas, por lo que Roland le dio el consejo de que reprodujera el compás con sus manos o pies, y sólo más tarde empezar a fusionar los dos sonidos juntos.

Después de unos días de práctica, Eco gradualmente dominó este tipo de música.

Después de reproducirlo por varias veces ella estaba lo suficientemente confiada de finalmente agregar los instrumentos de cuerda.

Cuando Eco reprodujo la nueva melodía por primera vez, ella tuvo que cambiar las notas un poco nuevamente – si el sonido de la animada flauta era el torso, los ardientes tambores eran los huesos, y las últimas aparentemente embellecidas cuerdas eran el alma. Ella incrementó el compás, una y otra vez, hasta que los tres instrumentos fueron finalmente integrados, el sonido se estaba volviendo más y más alto hasta que no pudo evitarse a sí misma de cantar –

*

“Mi poder de ataque es mayor que el tuyo, así que yo gano.”

Roland puso su última carta sobre la mesa, y Soraya quién se sentó en su lado opuesto cubrió su rostro y luego dijo en voz baja.

“Una ronda más,” entonces pensó por un momento, y barajeó a través de las cartas. “Permítame tomar sus diez cartas esta vez.”

“Bueno” tosió el príncipe, “ya es tarde, aún tengo varias cosas que hacer, deberías ir con las demás.”

Después de extender los trabajos preparativos de diferentes cartas, la siguiente parte era copiar las cartas ya inventadas. Con la plantilla frente a ella, la velocidad de dibujo de Soraya era comparable a una impresora. Pronto, Roland obtuvo varias copias de las mismas unidades.

Así que naturalmente Soraya se convirtió en el primer oponente.

Después de explicarle las reglas, la primera guerra de cartas empezó. Durante el juego, él rápidamente aprendió que el proceso de pensamiento de las brujas era completamente diferente a la gente ordinaria. Soraya rápidamente encontró la forma correcta de usar las habilidades. Después de jugar varias rondas, Roland todavía era capaz de ganar, pero esto era debido sólo a usar cartas especiales. Cuando Soraya le pidió crear sus propias cartas especiales, él la rechazó vergonzosamente.

“Está bien,” dijo Soraya, entonces tomó las cartas en sus brazos y corrió hacia la dirección de la puerta. En este momento, una alegre melodía vino a través de las ventanas abiertas. Oyendo esto Soraya se detuvo, se dio la vuelta y corrió hacia la ventana dándole un vistazo afuera, “¿Esa es Eco?”

“Bueno, parece que ella lo ha dominado completamente” Roland se recargó en su silla y admiró la familiar música.

El primer ejército del Pueblo Fronterizo pronto entraría a la primera fase de maniobras comprensivas. Comparado con el entrenamiento de disparar mientras se paran en el muro, las maniobras comprensivas serían llevadas a cabo en la intemperie. Al mismo tiempo en que ellos se movieran en el campo, ellos tenían que mantener su formación – siempre formando una línea de tiro.

Con el fin de hacer a los soldados marchar con el mismo paso, él tenía que contar con tambores y eslóganes (NT: frases llamativas). Pero ahora con Eco, él podía simular varios instrumentos al mismo tiempo. Ahora simplemente tenían que aprender inglés, entonces podrían implementar varios famosos sonidos de marcha.

Comparado a simples tambores, las canciones de marcha no sólo controlaría la velocidad de marcha, también estimularía la moral. Por supuesto, la más famosa canción de marcha era “Los granaderos británicos” (NT: nota al final), sin embargo Roland sólo conocía el nombre, pero no conocía la tonada completa.

No obstante esto no representaba un problema para él, siempre y cuando él tuviera la tonada de “Los granaderos británicos”, él siempre podía re arreglar las líneas más tarde.

Durante la “guerra de resistencia”, el sonido podía ser escuchado a través de toda la nación, en el norte y sur del río Yangtzé. Y casi todo mundo estaba familiarizado con su melodía, después de todo, era la famosa “canción de la guerrilla.”

Cuando Soraya giró su cabeza en dirección al príncipe, oyó al príncipe seguir la canción, cantando gentilmente. Cantó en una lengua que ella nunca había escuchado antes, pero aun así, la melodía y la letra se ajustaban juntas perfectamente.

“Todos nosotros somos tiradores de primera”

“Cada bala elimina un enemigo.”

“Somos soldados con alas”

“Sin miedo de montañas altas y aguas profundas.”

“En los bosques densos,”

“Nuestros camaradas establecen sus campamentos.”

“En las montañas altas,”

“Nuestros incontables hermanos están ahí.”

“…”

Notas:

Los granaderos británicos – “British Grenadiers”: https://www.youtube.com/watch?v=fFYORs4p51c

Canción de la guerrilla “Guerrila’s song”: https://www.youtube.com/watch?v=IhZTOmyj89A

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s