RTW – Capítulo 103 – Las familias Honeysuckle y Elk (Parte 2)

Traductor: Ben.
(2/6)

“¿Qué sucedió?” Petrov fue a través de la multitud y preguntó.

“Señor Hull, ellos estaban hablando acerca del Lord del Pueblo Fronterizo,” respondió alguien que había visto la cresta de Honeysuckle en su pecho. “¡él ha confiscado todas las pertenencias de nuestra gente de la Fortaleza Longsong!”

“Puedes llamarme Petrov. Cuéntame acerca de la situación,” ordenó Petrov.

“Permítame explicárselo a usted señor Petrov,” dijo Simón mientras empujaba entre la multitud, revelando una sonrisa placentera. “Así es como es. Nosotros servimos al Duque con nuestras vidas, así que viví en el Pueblo Fronterizo donde era responsable de administrar las minas. Cada invierno tomaremos a los residentes del pueblo junto con nosotros de regreso hacia la Fortaleza Longsong, donde somos capaces de protegerlos de los ataques de las bestias demoníacas. Pero este año, después del final de los meses de los demonios, cuando uno de mis colegas, Cornelius Fletcher regresó al Pueblo Fronterizo, el Lord le dijo que su casa había sido demolida por la gente del pueblo y que ¡él no recibiría ninguna compensación por ella!”

‘”Si no admites que la casa no te pertenecía te pondré en prisión por deserción, donde esperarás por el día en que serás colgado’” dijo, copiando exactamente las palabras del cuarto príncipe, “Señor tiene que entender, lo que él llamó deserción, es el procedimiento que hemos usado por más de cientos de años.”

Petrov no pudo evitar imaginarse la apariencia del joven en su mente. A pesar que para el mundo entero el príncipe era extremadamente insoportable, pero comparado con su experiencia personal de sus dos reuniones, Roland Wimbledon no era un pelele. También, su método de manejar el crimen de deserción dio en el clavo, sin embargo, el otro lado no trató de pensar a través del asunto y sólo estaba buscando una razón – pero el príncipe nunca pensó en convencer al grupo de personas con la razón.

Él ya había roto relaciones con la Fortaleza Longsong desde hace tiempo, pensó Petrov. O, cuando pensó más allá en de eso, ¿cómo podía ser que el príncipe nunca supiera que la nobleza buscaría refugio en la Fortaleza Longsong? Obviamente, eso no es posible. Él sabía claramente, aun así forzó un cargo criminal sobre ellos, forzando al otro lado a tomar una decisión. Pero al final, todavía permitió a la contraparte regresar a la Fortaleza Longsong para reportar tal acto barbárico, al final, ¿qué es lo que quiere lograr el príncipe?

“Sin embargo aún es el Lord del Pueblo Fronterizo,” dijo el hombre quien previamente se había reído, “Como el lord, tiene el poder de dictar las reglas dentro de su territorio.”

“¡El Pueblo Fronterizo todavía está bajo la jurisdicción del territorio Oeste!” replicó Simón infelizmente con una voz fría, “¿Cuestionas la autoridad del Duque Ryan? Como Duque, es su trabajo de supervisar la mina, y encargó a los nobles hacerlo en su nombre. Pero ahora Roland había tomado todas las casas de la nobleza para él, el cual es ponerse a sí mismo en contra de las seis familias, el Duque Ryan nunca se mantendrá a un lado sólo para ver mientras hace lo que le plazca.”

“Estás hablando del hombre quien colgó a Dimitry Hill?” Petrov no se dio cuenta cuando llegó René, “Mi padre ha estado furioso.”

“Joven Lord” dijo Simón hablándole con un saludo, “es exactamente ese hombre, y ahora se está comportando incluso más descabelladamente. Me temo que sólo el Duque Ryan puede detener al príncipe, y espero que usted transmitirá este asunto al Duque.”

“No se preocupe, incluso con o sin este asunto, el Duque Ryan ya está preparado para jugar sus cartas.” René no parecía estar preocupado ni un poco acerca del futuro, “Es exactamente por este asunto que he regresado, es sólo que en este momento mi hermano mayor todavía está en la ciudad del rey estableciendo su nombre bajo un contrato comercial, así que por el momento sólo yo puedo dirigir a la familia Elk.”

“¿De verdad? Eso es genial,” dijo Simón alegremente.

Petrov frunció, él mismo sabía que desde el momento en que vino a ofrecer la oferta comercial y el príncipe eligió quedarse para el invierno en el Pueblo Fronterizo, tal día llegaría tarde o temprano. Pero nunca había esperado que su propio amigo pelearía en esta batalla. Sin importar los ojos encendidos, jaló a René a su lado, tratando de desalentarlo: “No deberías ir a la batalla, es un príncipe con el que estás peleando.”

“Sé que es un príncipe, el príncipe de la montaña,” René palmeó los hombros de Petrov, “Descansa tranquilo, el Duque Ryan no lastimará al príncipe, tal vez justo como en el pasado él se rendirá cuando encuentre resistencia. Incluso si quiere resistir, siempre y cuando lancemos un ataque en nuestros caballos, esos campesinos y mineros se dispersarán. El cuarto príncipe nunca ha blandido una espada o una lanza, creo que incluso no será capaz de cortar un pelo.”

No, yo estaba preocupado de que tú serías lastimado por él… Pero era incapaz de decirlo, él sabía que los otros nunca le creerían, porque incluso para el mismo aún era difícil de creer. El príncipe sólo puede contar en campesinos y mineros, mientras el Duque puede contar con caballeros. No sé por qué, pero mi corazón se vuelve intranquilo cuando pienso acerca de esto.

“Amo Petrov, su padre lo ha llamado, él tiene algo que discutir con usted.” Un mayordomo de cabello blanco repentinamente corrió al lado de Petrov y habló a su oído.

“Entiendo” asintió Petrov, y después de una despedida temprana a René, tomó una carroza de regreso hacia la casa de la familia Honeysuckle con su mayordomo.

“Padre,” él entró al estudio y vio a su padre Shalafi Hull escribiendo algo sobre la mesa.

Cuando escuchó la voz de Petrov, el Conde no pausó su escritura, “Tienes que sumar el número de personas y sus ingresos dentro de nuestro dominio y entregar el resumen a mí, luego entonces dispondré de los soldados para la expedición de primavera. El Duque Ryan ya ha enviado el llamado a las armas, cuando la nieve se derrita, nosotros y las otras cinco familias tenemos que proveerle con caballeros y mercenarios, los cuales entonces marcharán en contra del Pueblo Fronterizo.”

“¿Cuánto tenemos que proveer?”

El Conde bajó la pluma y alzó su cabeza, “¿Qué sucedió? Hasta ahora nunca te había importado este tipo de problemas.” Alcanzó al lado de la mesa y abrió una carta, “Tenemos que enviar al menos veinticinco caballeros, junto con sus correspondientes escuderos y caballos. También para los mercenarios, ellos deben estar completamente equipados, y finalmente  tenemos que enviar cien personas libres o sirvientes, quienes tienen que estar equipados con armas simples.

Petrov sumó las tropas dentro de su mente, si sumo todos los soldados proveídos por las cinco familias proveeremos más de mil soldados. Juntos con las tropas propias del duque, sumarán una fuerza capaz de arrasar cualquier poder en el territorio Oeste. Incluso si la Fortaleza Longsong no enviara sus tropas defensivas, esta fuerza no es algo que el Pueblo Fronterizo pueda resistir. Después de todo el Pueblo Fronterizo sólo cuenta con dos mil habitantes.

“Padre, ¿puedes por favor mantenerte alejado del campo de batalla?” preguntó Petrov dudoso.

“¿Qué es lo que quieres decir hijo?” preguntó extrañado el conde.

“Estoy preocupado por tu seguridad.”

Su alteza real sólo tiene algunos caballeros y menos de cincuenta guardias. ¡Nuestros números son diez veces más grandes que los suyos!”

Teóricamente, éste era el aso, pero su padre nunca había visto al príncipe antes, pero Petrov lo hizo. “Pero… Padre, todos dijeron, que el muro hecho de lodo colapsará pronto, sin embargo el príncipe dirigió la construcción y aún se mantiene. También dijeron, que el Pueblo Fronterizo usando sólo mineros y campesinos como soldados, no podían detener a las bestias demoniacas. Su alteza real no sólo ha hecho esto, incluso fue capaz de defender su pueblo hasta el final de Los Meses de los Demonios, y durante los meses enteros, nadie huyó del Pueblo Fronterizo.” Entre más decía más inquieto se volvió su corazón, “Ahora, una vez más, todo mundo piensa que el Duque Ryan derrotará a Roland Wimbledon, atropellando al príncipe como si estuviera aplastando alguna hormiga. Padre, ¿estás seguro que será tan fácil como crees?”

“¡Es suficiente!” Shalafi golpeó su puño sobre la mesa. Agitó su cabeza y se puso de pie, entonces fue hacia la pared – la pared en la cual los retratos de sus antecesores colgaban. “Siempre preferiste ser un hombre de negocios, comprar y vender bienes que montar a caballo e ir a la guerra,  esto está bien para mí. Pero ser un comerciante no es igual a ser un cobarde. Esos comerciantes quienes cruzaron los océanos fueron amenazados a muerte todos los días” resaltó, apuntando a la pared. “Mira esos retratos, tu abuelo, el abuelo de tu abuelo, ellos se apoyaron en sus arcos o sus espadas y se defendieron en contra de las bestias demoniacas, ladrones y bandidos. Me decepcionas, ¡tener tanto miedo de pelear!”

No, padre. Petrov bajó su cabeza, ya no motivado a discutir, pero dentro de su corazón pensó, estás hablando del abuelo y el padre del abuelo pero si miras más de cerca a esos poderosos rostros, y luego le das un vistazo a tu cinturón flojo y tu desbordante barbilla. Padre, ¿realmente crees que eres capaz de usar un arco?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s