RTW – Capítulo 96 – Leaves

Traductor: Ben.
(5/9)

Leaves vio que había gente ocupada por todos lados; nunca había pensado que volvería alguna vez a un pueblo en el mundo secular.

Después de cruzar la frontera del Pueblo Fronterizo, casas de un piso los cuales estaban cubiertos de polvo aparecieron uno después de otro frente a ella. Incluso a pesar de que sólo hace medio año desde que había huido hacia las Cordilleras Impenetrables, aun así sintió como si hubiera pisado dentro de otro mundo.

Los meses de los demonios justo apenas habían llegado a su fin, así que después de pasar el invierno la gente del pueblo estaban escasos de comida y ropa, y la complexión de sus cuerpos debería ser muy mala, al menos esto era lo que Leaves recordaba cuando tuvo que cruzar los barrios bajos de Ciudad Plateada en su viaje hacia el Occidente – en todos lados donde gente moría de frío o de hambre. Y si estaban vivos aún caminaban como si ya fueran cadáveres. Con una mirada vacía y con un lento e inestable movimiento.

Pero aquí, la mayoría de la gente que vio estaba llena de vida, algunos estaban secando peces en las entradas de sus casas; algunos habían trepado encima de sus techos para reparar tejados dañados; otros hombres jóvenes estaban cargando azadones y martillos. Sonreían y hablaban uno al otro mientras caminaban al norte del pueblo. Para prevenir que otras personas intentaran hablarle, Leaves puso su capucha, tan bajo como fuera posible.

El castillo se posicionaba en un área muy impactante, estaba colocado en la esquina suroeste sobre una ladera. No había plantas alrededor de ella, así que si quería colarse al castillo iba a ser muy difícil. Esconderse a sí misma dentro del tronco de un árbol estaría bien, pero dejarlo pararse y caminar sería exagerado.

Para una bruja, ella realmente no era muy buena en ocultar su cuerpo. Así que después de considerar cuidadosamente sus opciones, Leaves pensó que más aún de esconderse, quería caminar abiertamente al castillo.

Si Nightingale no le mintió, entonces incluso si entraba a través de la puerta principal no enfrentaría ningún problema.

Y en caso de que Nightingale la había engañado, engañado a la Asociación de Cooperación de Brujas, estaba confiada lo suficiente que sería capaz de huir de los dos guardias de la entrada.

Por supuesto, también estaba el peor de los casos, que Nightingale había traicionado a todas y no había ninguna bruja trabajando para el príncipe. Si ese era el caso ella con toda probabilidad moriría. Como una bruja de combate superior, muy pocas personas serían capaces de escapar si Nightingale quería matarlas, probablemente era incluso más fuerte que Cara. Si se enfrentaran entre ellas, era incierto quien ganaría.

Leaves ya se había preparado para el peor escenario. Si no era capaz de volver, Scroll tomaría la posición de Mentora y liderar a las últimas hermanas hacia su futuro – no importa donde se halle su destino, no importa en qué lugar terminaran, nadie sabía la respuesta.

Lentamente caminó hacia la ladera, acercándose a la entrada del castillo. Y pronto fue notada por los guardias, quienes pusieron sus manos sobre sus espadas, y uno declaró en voz alta: “¡Este es el palacio del príncipe, no es un lugar para ti, deberías volver rápidamente!” Pausó, y luego agregó, “Si hay algo importante que tengas que declarar, ve derecho a la izquierda y luego sigue la calle hasta que llegues a la alcaldía, ahí hay personas que te recibirán.”

Leaves tomó un respiro profundo, entonces se quitó su capucha. Sin sorprenderse, vio una cara de sorpresa en sus caras. Cuando vio que el lado opuesto había recuperado sus sentidos, ella dijo sin rodeos: “Soy una bruja.”

En el momento en que dijo la oración, ella casi esperó que la otra parte sacara sus espadas. Aun así los dos guardias simplemente se quedaron viendo el uno al otro, no había ningún hombre común que pudiera ocultar sus sentimientos de odio cuando oyeron que ella era una bruja, pero sus caras sólo mostraron curiosidad. Uno de ellos incluso preguntó con interés, “¿Eres una bruja? ¿Qué habilidad tienes?”

Oyendo su respuesta el corazón de Leaves empezó a latir más rápido, casi era incapaz de mantener su emoción de explotar. Mientras trataba de mantener su voz calmada dijo: “Quiero ver a Nightingale, Anna o Nana también estaría bien.

En la historia de Nightingale, las brujas eran visitantes frecuentes del castillo. El príncipe no restringía su libertad, sólo actuando como su guardián, incluso permitiéndoles ir y venir como les plazca… Pero si la historia de Nightingale no era verdad, los guardias seguramente nunca habían oído sus nombres.

Un guardia volteó hacia su compañero, el guardia que anteriormente había hablado en voz alta, palmeó su hombro y dijo. “La mantendrás aquí, voy a informarle a su alteza real.”

Leaves lo vio caminar a través de la entrada, pronto desapareciendo en la dirección del jardín.

Mientras esperaba por lo que pasaría ahora, pensó acerca de las probabilidades. Al final, ¿Nightingale la saludaría como una hermana, o estaban los guardias rodeándola en este momento, o sería ella atacada por una navaja fuera de la sombra?

Se encontró a sí misma en una extraña contradicción, obviamente, quería creer en Nightingale, pero entre más se acercaba a la respuesta, más temía del pensamiento de ser decepcionada. ¿Tal vez Nightingale era un agente secreto? Los nombres de Anna y Nana no fueron inventados por ella ¿cierto?

O…

Para ella, ¡el tiempo nunca había pasado tan lento como en este momento! Cada latido era como cientos de años para ella; para ella fue un tiempo muy largo el que tuvo que esperar hasta que su destino fuera decidido.

Al final, no supo qué tan largo o corto fue el momento que tuvo que esperar hasta que escuchó la voz de Nightingale – como en un trance, ella era incapaz de hacer nada, sólo preguntándose a sí misma si había escuchado bien.

Una figura familiar emergió de la entrada, brincando y llegando al lado de Leaves casi al mismo tiempo que su voz. Al siguiente momento ella estaba envuelta en un cálido abrazo.

“¡Leaves, bienvenida a casa!”

*

“Este es mi uniforme de repuesto, puedes usarlo por el momento,” dijo Nightingale  quien buscó entre su armario. “Éste es el abrigo, zapatos… bueno, aquí también está una bata de noche y una bata de baño.”

“Por qué estás tan apurada,” Wendy agitó su cabeza con una sonrisa en su rostro. “Sólo tienes que esperar hasta que su alteza se levante, entonces ella recibirá todo.”

Viendo cuan ocupada estaba Nightingale por ayudarla, los ojos de Leaves se alegraron. Tomó un respiro profundo, tratando de suprimir sus lágrimas.

Desde el principio Nightingale nunca les había mentido, realmente existía un príncipe quien trataba a las brujas amablemente.

“¿Quieres tomar un baño primero?” preguntó Nightingale y puso una toalla y una bata de baño justo a su lado. “Por el momento su alteza está tomando una siesta, cuando finalmente se levante él alegremente te recibirá. Cierto, ¿fueron capaces de encontrar la Montaña Sagrada? ¿Cómo les fue a ti y a las otras hermanas?”

Cuando esta oración fue dicha, la línea de visión de Leaves se volvió borrosa repentinamente, incapaz de soportarlo por más tiempo, envolvió sus brazos alrededor de Nightingale, lanzando el largo dolor suprimido dentro de su corazón.

Después de haber llorado por mucho tiempo el pecho de Nightingale se había vuelto húmedo por las lágrimas, pero al menos Leaves fue finalmente capaz de calmarse.

Entonces empezó a contarles lo que pasó desde su última reunión. Contándoles de todo el sufrimiento que tuvieron que soportar. Cuando llegó al punto donde sus hermanas fueron enterradas en el desierto, sintió cómo Nightingale tomó su mano y lo apretó.

Cuando la historia de Leaves llegó al final, la mirada de Wendy se volvió muy pesada, “ nunca hubiera esperado que Cara llevaría a la Asociación de Cooperación de Brujas a su final… de las cuarenta y dos hermanas sólo siete personas… fue también mi responsabilidad inevitable si no me hubiera mantenido firme al lado de Nightingale…”

“No fue tu culpa” dijo Nightingale tristemente. “Nadie puede predecir el futuro; ahora la parte importante es decidir qué hacer después.” Miró hacía Leaves, “Dijiste que habían otras seis hermanas que sobrevivieron, ¿dónde están ellas ahora?”

“Ellas están en la entrada del cañón esperando un mensaje de mi parte. Previamente hicimos una cita, si soy incapaz de regresar, Scroll las liderará lejos de aquí, tal vez al extremo sur, tal vez incluso cruzando el océano…”

“Entonces tendremos que ir al cañón para traerlas,” dijo Nightingale emocionada. “Me iré ahora. Wendy se quedará aquí y cuidará de ti.”

“Espera un minuto, ¿qué harás si no te creen? Leaves tendrá que ir contigo, simplemente llama a Relámpago para que te siga. En este momento ella debería estar entrenando para su vuelo hacia la Fortaleza Longsong. Toma algunos caballos contigo, de esta manera, nuestras hermanas pueden cabalgar la última parte de su camino.” Urgió cuidadosamente Wendy.

“Pero su alteza… ¿no está él aun durmiendo?” Leaves quedó atónita, “¿No necesitas tener primero su aprobación?”

“Descansa tranquila,” dijo Nightingale tranquilizadoramente, “Si su alteza supiera de esto, me temo que se volvería loco de esperar.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s