RTW – Capítulo 95 – Reunión

Traductor: Ben.
(4/9)

¡Maldición!, ¡maldición! Qué príncipe de mierda, ¿no es él el único que fue arrojado a este desierto por lástima? Pensó ferozmente Cornelius, pero cuando recordó a los dos guardias con las manos en sus espadas quienes estaban caminando detrás de él, tenía que tragarse sus bocados de resentimientos de vuelta a su estómago.

Cuando finalmente estuvo fuera del castillo y vio a los dos guardias alejarse, el Barón se sintió aliviado.

Sacó un pañuelo ya mojado y limpió su frente. Escupió resueltamente su boca llena de saliva. Mientras imaginaba la saliva directamente salpicando en la cara del príncipe. Aun así esto no era suficiente para liberar su ira, así que tuvo que pisotear repetidamente sobre la saliva, hasta que su corazón estuvo conforme.

¿Sólo porque fuiste capaz de bloquear la invasión de las bestias demoniacas, crees que eres capaz de enfrentarte en contra de la Fortaleza Longsong? ¡Simplemente continúa con tu orgullo, después de todo no te queda mucho tiempo de lo que puedas estar orgulloso!

Cornelius pensó que si no hubiera recibido información tan confiable, nunca se hubiera atrevido a regresar al Pueblo Fronterizo tan pronto. En general, la aristocracia siempre regresará incluso después de los civiles. Después de todo, minar y cazar eran trabajo sucio, era tan difícil que los aristócratas nunca los harían.

Su parte sólo era supervisar la producción. Y esperar hasta que hubiera suficiente mineral para que pudiera ser transferido. Y en su tiempo libre irían a las casas de sus cazadores, y preguntar si tenían alguna adecuada piel de alta calidad para comprar.

Pero este año la situación era completamente diferente, Cornelius había oído del director financiero Sir Reynolds que el Duque Ryan estaba listo para expulsar al cuarto príncipe del Pueblo Fronterizo – esto no era una traición hacia el rey de Graycastle, no, en su lugar ellos estaban llevando a cabo una orden de Timothy Wimbledon, el nuevo rey: “Roland Wimbledon no es más el Lord del Pueblo Fronterizo, y si desea que le sea reasignado un nuevo territorio él tiene que regresar primero a la oficina del rey.”

El Duque Ryan había dicho éstas revolucionarias palabras enfrente de Sir Reynolds quien había sido capaz de escalar desde una posición en la alcaldía a la posición de director financiero en unos cortos cinco años. Si no hubiera tenido una lejana relación como parientes,  y si él no le hubiera enviado dos pieles de alta calidad cada año, Cornelius nunca hubiera sido capaz de saber que pasaba en las mentes de la gente a cargo del Occidente.

“Ganar un nuevo territorio después de regresar con el rey” era sólo una declaración vacía, incluso Cornelius lo sabía, que el primer príncipe sin ser capaz de decir nada  había sido enviado a la guillotina. Así que si el cuarto príncipe regresaba, ¿el nuevo rey le mostraría clemencia?

Sin duda alguna, la frontera oeste estaba bajo el mandato del Duque Ryan, la única pregunta era que si esperaría por la orden del rey Timothy o si actuaría sin ella. Sin embargo, cuando el Duque Ryan decidiera actuar, no habría ninguna diferencia entre Roland Wimbledon y un perro vagabundo.

Esta era también la razón por la que Cornelius había corrido hacia el Pueblo Fronterizo, la primera razón era naturalmente conseguir las pieles tan pronto como fuera posible, pero su segunda razón era poner su propia casa en venta. El primer punto creyó que era una inteligente idea, mientras que en los años previos los civiles huían a la Fortaleza Longsong para tomar refugio, su inventario naturalmente estaba vacío, a inicios de año. Pero este año ellos se habían quedado en el Pueblo Fronterizo todo el tiempo, seguramente había algunos bienes que él recibiría, ¿cierto? Así que no solo haría una pequeña fortuna, sino también le podría ofrecer a Reynolds un poco de piedad familiar.

El segundo punto es que Cornelius le había pedido a Reynolds darle un lugar dentro de la alcaldía, a pesar de que era un trabajo ocupado, pero todavía era mejor que vivir en este pobre lugar maldito. Y desde que no necesitaría más su casa, él debería venderlo tan pronto como sea posible. Quien sabe cuándo el Duque Ryan empezaría su ataque, tal vez estos mercenarios revoltosos asaltarían y quemarían su casa, dándole a él una gran pérdida.

Pero nunca imagino que la casa fuera quemada por mercenarios, sino en su lugar removida directamente por el cuarto príncipe. Cuando el Barón pensó una vez más sobre este hecho, rechinó los dientes en ira, era una de mis mejores casas ¡ah! A pesar de que ciento cincuenta monedas de oro eran una exageración, pero tenía al menos un valor de treinta monedas de oro.

Con el fin de conseguir el dinero lo más pronto posible, él incluso había ido al extremo, y de mala gana aceptado veinte monedas de oro, ¡pero luego su alteza incluso lo había tratado de manera tan inconcebible! En lugar de darle sus monedas, incluso fue amenazado por deserción. ¿No sabe él que cada año al inicio de los Meses de los Demonios, todos los nobles evacuaban hacia la Fortaleza Longsong?

Espera un minuto… Cornelius repentinamente fue más despacio, parece que hay algo mal. A pesar de que él había oído previamente del mal carácter del cuarto príncipe, el príncipe siempre estaba actuando sin pensar, incluso maliciosamente molestó a la esposa de Barón Simón inmediatamente después de que había llegado al Pueblo Fronterizo. Después se había vuelto una burla privada por un largo rato. Pero hoy, la impresión que recibió del príncipe no concordó con la que él conocía. El príncipe nunca se había molestado ni tampoco actuó vergonzosamente, en su lugar era el mismo Cornelius quien había mostrado un mal carácter y se comportó completamente sin orden ni sentido. Durante toda la discusión, el otro lado había hablado constantemente en el mismo tono.

Así que ¿porque se había asustado tanto, incluso haber obedientemente renunciado a su propia casa? ¿Si él hubiera dicho que la casa era de su propiedad, el príncipe realmente lo hubiera matado, o no?

Cierto… Cornelius no podía evitar a sí mismo de estremecerse, sudor en su frente estaba contrayéndose. Ahora, en retrospectiva, cuando se había enfrentado al príncipe, había tenido la ilusión de que en su lugar estaba hablando con el Duque Ryan.

El Barón agitó su cabeza fuertemente, tratando de buscar entre esta memoria desagradable al final de su mente. De cualquier modo, el cuarto príncipe sólo estará orgulloso por algunos días más. Pronto el Duque Ryan traerá de regreso al Pueblo Fronterizo bajo su mandato, y entonces su alteza Roland Wimbledon también será escoltado de regreso a Graycastle, tendré una buena carcajada de él entonces. Tal vez esas veinte monedas de oro estaban perdidas, pero al final el Duque Ryan aún buscará venganza por mí.

Deteniendo sus pensamientos aquí, finalmente fue capaz de relajarse de nuevo. Desde que había recibido algunas pieles de alta calidad, y ya no necesitaba más vender su casa, ahora simplemente podía navegar de regreso a la Fortaleza Longsong. Entregar el mensaje a “Los miembros de la aristocracia que tuvieran el mismo malentendido” simplemente tiene que ser un gran acto. Cuando regrese a la Fortaleza Longsong, tengo que imitarlo tan bien como sea posible, para que todos sepan lo presumido que se ve.

Cuando finalmente abandonó el área del castillo, caminando por la calle hacia el puerto, Cornelius pasó una mujer quien estaba usando una capucha.

Originalmente, no había nada extraño sobre ello, después de todo la gente del pueblo iban yendo y viniendo todo el tiempo, pero la mujer estaba toda cubierta. Tal vez era una joven dama o alguna mujer de clase alta, en su camino a ver al príncipe. Pero cuando una ráfaga de viento alzó la esquina de su capucha, Cornelius sintió su corazón saltar, y no pudo retomar su respiración.

Dios, así es como una mujer se debería ver, con un raro y largo cabello verde, incluso simplemente revelando parte de su rostro por un momento, era suficiente para quedar aturdido. Incluso si el rey de Graycastle hiciera el llamado por las princesas de otras aristocracias él no vería a nadie como ella, así que ¿cómo es posible que alguien tan hermosa esté en el Pueblo Fronterizo? Él se dio la vuelta, queriendo alcanzarla, ver qué es lo que haría, sólo para descubrir que ella estaba caminando recto en la dirección del castillo.

¿Es este el tipo de mujer al cual el príncipe tiene acceso? El Barón vaciló por un momento más, pero al final se rindió. Él sólo no quería tener nada que ver con el cuarto príncipe, tal persona malvada debería ser dejado para que el Duque Ryan se encargue, aún tengo que regresar a la Fortaleza Longsong.

Al llegar al muelle, abordó su propia barca de un mástil. El barquero tiró la vela, y el barco rápidamente dejó el muelle, navegando en la dirección a la Fortaleza Longsong.

En su camino de regreso, mientras estaba sentado al sol, Cornelius vio todo un espectáculo.

Cerca de cinco millas lejos del Pueblo Fronterizo en un campo de nieve, un numeroso grupo de personas entró en su campo de visión – todos ellos estaban usando la misma armadura de cuero café, y una larga pica en sus espaldas. Formando una larga línea, lentamente marcharon a través de la nieve. A pesar de que él estaba separado de ellos por un pequeño bosque por lo que no pudo ver todo claramente, aún estaba seguro de que había al menos cien personas.

¿Esos son… los campesinos que usó el cuarto príncipe para confrontar a las bestias demoniacas?

En los primeros meses del año, cuando la nieve aún cubría los caminos, era absolutamente difícil caminar en la nieve, Cornelius no pudo incluso imaginarlo. Pero el grupo de personas aún se estaban moviendo por el camino, e incluso parecía como si la nieve era de al menos de un pie de profundidad, esto no era un asunto pequeño…

Él quería reír ante la ridícula vista, sólo para descubrir que no era capaz de hacerlo. Una sensación de duda se alzó inconscientemente en su corazón, los caballeros bajo el comando del Duque Ryan, ¿también serán capaces de hacer esto?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s